martes, 24 de febrero de 2015

Nonabox de enero

Si, todavía voy por enero, menudo desastre. Entre polémicas varias y un problemilla casero que estamos intentando solventar, me he dejado el cerebro en alguna esquina y no doy con él. En fin, que vamos con la cajita Nonabox de enero. Este mes me ha gustado mucho, pero hay 4 productos que van a mi lista de favoritos. 



Colonia Denenes:  

Ya me vino una vez y me gustó, pero luego he optado por otras. En cualquier caso, para un viaje o para llevarla encima tiene un tamaño muy práctico. 

Naobay - Crema hidratante: 


Además de encantarme el envase, me gusta la idea. Es una crema hidratante para bebés, con ingredientes naturales y ecológicos. Se absorbe fácilmente y tiene buen olor. Yo sigo buscando la crema hidratante ideal para PF, así que me ha venido genial para poder probar. 

Funky Giraffe - Quitababas: 


A finales de enero andaba yo desesperada buscando quitababas con botón para PF (los de velcro se los arranca). No encontré ninguno (al menos que no tuviera ya), así que me empecé a desesperar y a recordar que en la caja de diciembre venían unos muy chulos que por desgracia a mi no me habían llegado. Justo al día siguiente llegó la caja a casa con el quitababas, que bien! No tuve suerte el mes anterior, pero este si. Me encantan, los diseños son geniales, el material es super suave, tienen buen tamaño.... y se cierran con botón. Un 10 para Funky Giraffe. 

Lilipinso - Casitas de papel para la pared:


Siento la foto destrozada, pero estaba pegando saltos con el babero y cuando me quise dar cuenta PF ya lo había enganchado. Son unas casitas de papel que se pegan en la pared montando una miniciudad. Prometo que queda bastante más aparente que en esta foto, de hecho es una buena idea decorativa... excepto si tus hijos y tus perros comen papel. Esperaremos a que crezca. 

Guía del niño - Anuario 2015: 


El año pasado me hinché a recibir anuarios pero este.. ni en la feria, ni en la caja... y a mi me hacía ilusión cotillear las novedades de este año... Así que me alegró verlo en la caja, tuve mi sesión de marujeo particular. Que no seré de ir de compras, pero me gusta leer lo que hay en el mercado. 

Kiokids - Mordedor: 


Está abierto porque no me dio tiempo ni a sacar la foto. En ese momento estábamos con la lucha del 5º y 6º diente, así que imaginad lo bien que nos vino. Me gusta mucho, tiene diferentes texturas y se sujeta guay. PF está deacuerdo conmigo, os lo aseguro. 

Y esto es todo por este mes. Dentro de nada traigo la de febrero, que está al caer. Y entre tanto, os recuerdo que podéis suscribiros a Nonabox con un 10% de descuento pinchando aquí y usando el código NUBEAZUL.  

miércoles, 18 de febrero de 2015

La secta me pone


Siento el retraso, pero es que he estado muy ocupada. Desde que salió esa obra de arte literario llamada "Informe Doula", no he parado ni un solo minuto. Tenía que contactar con mi doula urgentemente, porque necesitaba descubrir donde estaba exactamente mi placenta, y que tipo de ritual sectario íbamos a hacer con ella. Que claro, con todo el rollo del postparto no me había dado tiempo a pensar en ello, y no voy a ser yo quien haga las cosas a medias. Por otro lado, he estado buscando otro trabajo, a ser posible uno que me haga rica rápidamente, porque he descubierto que, en vista de que las Doulas cobran 1200 euros, yo le debo un pastón. Agradezco muchísimo al consejo general de enfemería que me haya avisado de esta enorme deuda que tengo. 

Que joe, para una vez que contacto con una secta, quiero hacer las cosas bien. Quiero mi ritual sectario, quiero que me digan lo que tengo que hacer y que me den indicaciones sobre mi parto, quiero que me obliguen a comerme la placenta, y después de esto quiero mi carnet de "soy una loca que puse en peligro la vida de mi hijo". Supongo que para completar el pack tendría que haber parido en el pinar de mi casa, y haber dejado a mi marido bien lejos. Para la siguiente me lo apunto. Es que no puede ser, yo intentando tener un parto en condiciones y resulta que lo hice todo al revés. 

Lo siento de veras, porque yo siempre fui con la mejor de las intenciones. Yo pensé que elegir a una persona experimentada y profesional para acompañarme EMOCIONALMENTE en mi parto era una buena idea, pero resulta que eso lo tendría que hacer la matrona. Culpa mía, que la subestimé. Supongo que entre ponerme el monitor, llenar la bañera, observar como transcurría mi parto, estar pendiente de posibles señales de alerta, además de atender a otras parturientas o hacer lo que tuviera que hacer, también tendría que haber estado disponible para escuchar mis penas, mirarme a los ojos y darme ánimos, ofrecerme agua, darme la mano, y recordarme todo los que habíamos hablado en los últimos meses. Ah no, que la conocí ese mismo día. Mi no entender, pero en cualquier caso, lo siento. Siento no haber contado con que probablemente tenía 4 brazos y el don de la teletransportación. 

También pensé que era una buena idea no dejar a mi marido solo. Yo le imaginaba rodeado de gente que habla un idioma que él no conoce, sin posibilidad de entender lo que estaba sucediendo a no ser que yo me pusiera a traducir, o que tuviera la suerte de que alguien más hablara inglés y se tomara el tiempo de contarle las cosas, y me daba penilla el pobre. Que también es su hijo, y yo quería que disfrutara del parto en la medida de lo posible. Pero ahora resulta que no le dejé ejercer su papel. También debe ser que mi doula le debió drogar con alguna pócima de bruja, porque él mismo dijo al poco de terminar que el siguiente parto sin duda también contaríamos con ella. Pobrecito, que mala mujer soy. 

También he descubierto que debería haber sido una buena chica y debería haber parido bien tumbadita, porque las posturas que te sugiere una doula pueden causar hipoxia. Pero si no recuerdo mal, lo que causa hipoxia es precisamente la litotimia. Y si sigo haciendo memoria, también recuerdo que me puse como buenamente me pidió el cuerpo. Supongo que para quién elaboró este informe una postura causa hipoxia en el mismo momento que la recomienda una doula. Creo que estoy empezando a entrar en bucle. 

En fin, que como podéis comprobar, he aprendido un montón de cosas. Así que tengo un mensaje de agradecimiento para aquellas matronas que han elaborado este informe. (Ojo, matronas del mundo, no os emocionéis, esto no es para todas vosotras. Es solo para aquellas que apoyan el informe, no vaya a ser que os subáis todas al carro)

Señoras, ustedes a mi no me tocan ni con un palo de hacer selfies, y a mi hijo ya ni hablamos. Primero, porque han demostrado tener muy poquita capacidad de comprensión lectora, además de desconocer lo que supone documentarse. Por tanto, entiendo que a ustedes lo de reciclarse solo les suena a lo de separar los envases en el cubo amarillo. También les recomiendo muy encarecidamente revisar el diccionario y comprender la diferencia entre ATENDER un parto y ACOMPAÑAR EMOCIONALMENTE un parto. Porque creo que no han entendido que las doulas NO ATIENDEN PARTOS.


Extraído de la web de Adriana Doula. La frase en rojo es bastante clara, a no ser que se ignore deliberadamente. 

También les pido, por el bien de las mujeres, que dejen de tratarnos como si fuéramos idiotas, y nos dejen elegir como y con quien queremos parir. Que nosotras si leemos, y si nos informamos, y sabemos que tipo de formación tiene una doula y cual es su cometido. Si decidimos contratarlas y pagarlas es nuestro problema, que a ver si ahora vamos a tener que pedir permiso para gastarnos nuestro dinero. No necesitamos que vengan a salvarnos de las doulas. Más bien necesitamos que empiecen a moverse contra el intrusismo de verdad, y es el que ejercen los ginecólogos atendiendo partos normales. Porque eso si que es competencia suya, pero supongo que queda mejor acusar a las doulas de canibalismo que a los ginecólogos de intrusismo y de ejercer violencia obstétrica. Ah no, perdón, que eso no existe y es un invento de las doulas y sus madres sectarias. Lo que hay que oir. 

En fin, que lo siento. Que yo fui abducida por la secta. Voy a ir a darme 100 latigazos para castigarme por mi atrevimiento, a la vez que me arranco los ojos por la cantidad de tonterías que he tenido que leer. Todo ello, después de comerme un trocito de placenta, por supuesto. Si quieren un poco, invito a una ronda en mi casa. Que aproveche.

PD: Y ahora hablando en serio, aquí podéis leer la entrevista que me hicieron ayer en Bebés y Más hablando sobre la experiencia con mi doula. 

viernes, 13 de febrero de 2015

De libros, fundamentalistas y complejos de culpa


Imagen de Madres vs, Opinólogos (Anaberta Pérez) 

Me estaba conteniendo, juro que me estaba conteniendo. Que intento reírme, tomarme las cosas con humor, no juzgar a nadie, no meterme en polémicas. Pero es que esto ya me supera. Tengo poca tolerancia hacia las estupideces, hacia las excusas vacías y sobre todo hacia el falso victimismo. Que somos adultas, por dios. 

Creo que no hay ser humano sobre la faz de la tierra que no se haya enterado de la publicación de ese famoso libro antilactancia (paso ni de poner el título, ni el nombre del médico, ni nada similar. Quien no sepa de que hablo, Facebook y la blogosfera están hasta arriba de post sobre el tema) en el que cierto señor que nos acusa básicamente de ser unas acosadoras de bebés que queremos desnutrirlos para que acaben ingresados y con problemas psiquiátricos. Digo señor, porque una persona tan mentalmente enferma que dice que las madres seguimos amamantando porque nos excita sexualmente y luego hace extrañas insinuaciones sobre el colecho... pues que queréis que os diga, que encima sea médico me resulta la mar de preocupante. 

A mi lo de este libro no me fastidia porque me haga dudar de mi decisiones, ni porque me sorprenda que un pediatra pueda pasarse las recomendaciones oficiales por el forro de una manera tan pública, ni mucho menos porque defienda una postura contraria a la mía. A mi lo que realmente me jode, es que cuando escuche chorradas sobre la lactancia, encima tendré que oír que "lo he leído en tal libro/lo dice tal pediatra"

Vamos a dejar algo muy claro: A mi me parece genial que cualquier madre de biberón. Sea por el motivo que sea. Porque tuvo dificultades y decidió pasarse a la lactancia artificial, porque al volver al trabajo le fue más cómodo, o porque simplemente no le dio la gana amamantar ni un solo día. Todas las opciones me parecen perfectas, no creo que esas mujeres sean ni unas desinformadas, ni solo busquen su comodidad, ni nada similar. Al revés, creo que si consideramos que amamantar forma parte de la vida sexual de la mujer, ésta tiene derecho a tomar la decisión que considere, libremente y sin recibir críticas. Faltaría más que en un tema semejante una mujer tenga que hacer algo que no quiere o con lo que no se siente a gusto. Lo único que me da muchísima pena son aquellas mujeres que tienen dificultades, buscan asesoramiento médico y se encuentran con consejos erróneos que acaban destruyendo su lactancia. Me parece muy injusto.

Pero lo que más me cabrea es la justificación absurda. Y tras la publicación del libro parece que se ha abierto la veda. Señoras, seamos serias.

Desde él "las recomendaciones de la OMS no están escritas en piedra" (no, solo llevan ahí unos 30 años, y coinciden con las de la AEP, con la evidencia científica, con la evolución humana...) hasta "ya saben estas listas más que un pediatra" (no entro porque da para otro post), pasando por una lista más que típica, pero que en ocasiones me sorprende por su originalidad.

Gracias a Killer Mother (una maravilla de blog con el que me lo paso genial) me llega este artículo de El País. El articulo mola mucho, pero es leer los comentarios y se te cae el alma a los pies.

Que si últimamente hay "presión" para amamantar. Si queremos llamar presión a toneladas de evidencia científica, además de el hecho de que la humanidad sea más antigua que Nestlé, vale, aceptamos barco, existe mucha presión. Pero claro, eso es malo, porque hay pobres mujeres que "no tienen leche". Teniendo en cuenta que la hipogalactia real es muy rara, y que suele estar relacionada con cirugías de mamas, hipotiroidísmo o síndrome de ovarios poliquísticos, si de verdad hay tantas mujeres que no tienen leche, yo me preocuparía por la salud general de la población femenina. (Mirad si será rara la hipogalactia, que el diccionario del ordenador no me reconoce la palabra...) Pero claro, ellas eran un caso extraño porque sus matronas y pediatras eran "prolactancia". Pues siento ser una aguafiestas, pero ser prolactancia no es decir "a mi me parece estupenda la lactancia materna". Es más bien no enchufar un biberón a la primera de cambio, sobre todo sin haber revisado agarre, postura y frenillo antes, y sobre todo, utilizar formas más lógicas (me niego a decir alternativas, lo alternativo debería ser el biberón) de suplementar, como el dedo - jeringa, por ejemplo. La responsabilidad del fracaso en ese caso es del personal sanitario, que debería estar formado. Pero que la madre lo justifique diciendo que si hubiera insistido con la lactancia su bebé hubiera acabado deshidratado, y que las locas de la teta queremos anteponer nuestros deseos a los beneficios de la lactancia artificial, es no querer reconocer que no recibió el asesoramiento adecuado, además de culparnos a nosotras de un fracaso que no es nuestro, y que seguramente con una personal con la formación adecuada si se hubiera podido solucionar. Luego están las que dicen que dieron artificial por rebeldía ante las fundamentalistas. Esto por lo menos no es autojustificación, es simplemente estupidez.

Señores, el día que salí del hospital, el asiento del coche de PF iba mirando al frente. Y el otro día, estando sentada con el en el sofá, se me escurrió y se cayó al suelo. La culpa no es ni del coche, ni de la silla, ni del fabricante por no poner un aviso más grande, ni de mi pantalón por tener un material escurridizo, ni de Ikea por venderme el sofá. La culpa es mía, y como adulta de casi 31 años que soy, la asumo como tal. Si somos mayorcitas para tener hijos, también lo somos para informarnos, para leer, para tomar decisiones y para asumirlas como tal. Ya basta de echar balones fuera.

Sabéis cual es el problema de todo esto? Que cuando vemos a una mujer con un problema real, en vez de aconsejarla con cariño y con ganas de ayudar, nos tenemos que andar con pies de plomo o incluso callar, arriesgando que esta mujer acabe en manos de un pediatra "pseudoprolactancia" o peor, con el librito del señor este. Y eso si que destruye lactancias.

Y con esto, les deseo a todos un feliz fin de semana. 

miércoles, 11 de febrero de 2015

9 meses


Hoy a las 13:27 PF cumple 9 meses. El mismo tiempo dentro que fuera... 

Oficialmente se me acabó la exterogestación del enano. Ese tiempo en el que el bebé necesita mantener unas condiciones lo más parecidas posibles al útero materno llega a su fin en tiempo, aunque en la práctica fue hace ya una temporada. Se supone que la exterogestación termina más o menos con el gateo y eso en nuestro caso fue con 6 meses y medio. 

Pero nosotros hemos cerrado nuestro vínculo particular de otra forma. Entre el horrible estrés de mi inexistente cuarentena y el hecho de tener un bebé decidido a curiosear y moverse por el mundo mucho antes de lo que le tocaba, pese a adorarnos mutuamente y necesitarnos todavía más, PF y yo teníamos muy pocos momentos de conexión, de miradas, de juegos y de besos. Quitando la teta (que a partir de los 4-5 meses son tomas exprés a no ser que duerma) y los momentos de porteo, casi no teníamos momentos para nosotros, porque el mundo es mucho más interesante que los brazos de mamá. 

Los 8 meses trajeron la crisis de apego, y PF empezó a dar señales de querer estar más conmigo. A día de hoy tengo un niño lapa, un niño que me sigue a todas partes, que llora si le dejo en el suelo (antes le faltaba tirarse de cabeza), que viene gateando y gritando cuando llego a casa de trabajar. Que puede estar un buen rato tumbado conmigo en el sofá disfrutando de mimos y cosquillas. Que recibe besos y los da a su manera. Que se apoya sobre mi, que me mira con adoración... y que hace escasos 2 días me llamó mamá. Hemos completado nuestro vínculo, se ha cerrado el círculo, todo encaja, todo fluye. Y yo soy feliz, muy feliz con mi niño que adora estar en brazos. Que viva el apego seguro, que viva la teta, que viva el porteo. Que feliz nos hacen esas 3 cosas tan simples y tan complejas de entender para una sociedad que sigue empeñada en que los bebés sean adultos en miniatura. 

Esta vez no tengo ni idea de lo que pesa ni lo que mide, pero mañana me enteraré. Justo el día que publiqué el post de los 8 meses le salió el 6º diente, la paleta que le faltaba. A día de hoy, si te muerde te hace muucho daño, doy fe. Sigue perfeccionando sus habilidades, ahora ya camina lateralmente apoyado en la mesa o en el sofá. Ha aprendido a abrir cajones y puertas y tengo la casa llena de cinta de carrocero. 

Los 8 meses trajeron también la crisis de sueño. Despertares continuos quejándose, casi llorando, buscándome desesperado. Muchos besos, muchos abrazos, mucha teta, y muchas noches cogidos de la mano después podemos decir que casi duerme del tirón. Pero a nuestro lado, siempre a nuestro lado. 

Mi vida, mi pequeño... 9 meses dentro, 9 meses fuera... y una vida entera para disfrutarte. Te me haces mayor muy rápido, pero no cambiaría ni un segundo de esta vida a 120 por hora que has decidido llevar. Te quiero, te quiero con locura. Felices 9 meses. 

jueves, 5 de febrero de 2015

Cosas chulas que usamos en casa: La silla del coche

Ya sabéis que yo, durante el embarazo, fui de compras más bien casi nada. Ni búsqueda de carrito, ni de cuna megachachi... nada, modo anticonsumista ON. Estuvo bien, me ahorré mucho dinero y mucho estrés (no estaba yo en condiciones de dar vueltas por ninguna tienda) pero hay una cosa en la que si debería haberme esforzado un poco más, y es la silla del coche. 

En un principio, al tener el trío y poder usa el maxicosi en el coche, pues me quedé contenta con eso. Fui tan sumamente cafre, que ni lo instalé con antelación, ni me preocupé por saber como funcionaba. De hecho, los primeros días lo tuvimos mal instalado, fatal por nuestra parte. 

El maxicosi, ya bien instalado, nos fue bastante bien hasta los 3 meses. A partir de ahí, coincidiendo con la vuelta de las vacaciones de verano, empezamos a no sentirnos seguros con él. PF lloraba desconsolado, en mi opinión porque no estaba cómodo, y para mi gusto los tirantes no le sujetaban lo suficiente. .Así que a principios de septiembre decidí que era hora de empezar a buscar una silla. Justo en ese momento leí un post de Mama contra corriente en la que hablaba del tema, y recomendaba una tienda, TodoneneS, casualmente cerca de mi casa. Fuimos, preguntamos, pero salimos sin las ideas claras y no muy contentos con el trato. Así lo expresé en un comentario en el post y recibimos una explicación bastante coherente por parte de la responsable de la tienda, cosa que yo agradezco infinitamente, porque prefiero una explicación por pequeña que sea antes que una disculpa vacía. En cualquier caso, en ese momento heredamos un grupo 0+ de Bebeconfort de segunda mano, que si bien no era la la leche, era mejor que el maxi cosi. Duró apenas 3 meses y estirando mucho, es tremendamente estrecho y PF se agobiaba muchísimo dentro. Lo de coger el coche estaba siendo una auténtica pesadilla, así que después de un viaje particularmente horrible durante el cual lloró desconsolado, decidí que se acabó, y que ya era hora de comprarle algo en condiciones, que tan agobiado no podía ir. Al día siguiente nos plantamos de nuevo en TodoneneS.

Nos atendieron 2 personas, una de ellas la misma que la última vez. Nuestra intención era encontrar una silla que nos durara a contramarcha el máximo tiempo posible, y obviamente, que fuera cómoda. Su primera recomendación si no recuerdo mal fue una Axkid, pero la dificultad a la hora de montarla y desmontarla nos hizo descartarla porque cabía la posibilidad de tener que cambiarla de coche alguna vez. Teniendo en cuenta esa necesidad, es decir, que fuera también de montaje fácil, nos recomendaron la Kipplan Kiss 2.


Nos la explicaron, la probamos, la vimos en el coche, la volvimos a probar... y sin ninguna duda nos la llevamos. 

La Kipplan Kiss 2 es un grupo 0/1 a contramarcha, es decir, que le durará hasta aproximadamente los 4 años (al ritmo que va PF ya será menos) siempre mirando hacia atrás. Tiene un sistema de retención muy bueno, no le cuelgan los tirantes y queda perfectamente ajustado, es fácil de montar y sobre todo, es amplia y cómoda. La pieza azul que veis en la foto son reductores, que poco a poco y según el niño crece se pueden ir quitando para que vaya a gusto. Además, el asiento tiene 3 posiciones, de tal manera que PF puede ir recostado cuando se duerme (sin llevar la cabeza colgando) y más recto (como a él le gusta) cuando va despierto. 

Con esto ya sin duda cumplía nuestros requisitos, a contramarcha, segura y cómoda. Pero además, para nosotros tiene una gran ventaja y es que la pieza del asiento se puede separar de la estructura, de tal manera que si el niño se queda dormido no es necesario que le saques de la silla, puedes subir a casa con la pieza (tiene incluso ruedas y un asa para llevarlo en plan cesta de la compra, pero eso ya me parece demasiado). Para un niño como PF, que se despierta si le mueves, nos viene de lujo porque nos ha salvado ya de algún problema. 

No voy a mentir, PF sigue llorando en la silla de vez en cuando. No le gusta ir atado y de vez en cuando se desespera y protesta, pero los viajes en coche ya no son ni de lejos la pesadilla que eran antes. Va mucho más tranquilo, más cómodo, si se duerme yo no voy preocupada porque lleve la cabeza colgando, y además yo llevo mejor eso de conducir sola porque le hemos puesto también un espejo para que poder verle. 

En cuanto al trato en TodoneneS, pues sin duda son grandes expertos en sistemas de retención infantil. En nuestro caso nos aconsejaron muy bien, se nota que saben mucho del tema, y para nuestras necesidades no tengo duda de que nos vendieron el producto que más nos convenía. Además nos explicaron perfectamente el uso de la silla, nos animaron a tocar, probar y preguntar todo lo que quisimos, y nos dejaron la silla montada para marcharnos. Es justo rectificar, y pese a la primera experiencia no tan buena, tengo que reconocer que la segunda fue excelente. Y sin duda, el día que toque pasar al grupo 2, volveremos al mismo sitio. 

Y vosotros, que tipo de silla usáis? Le dais importancia al hecho de que vayan a contramarcha? Cuales son vuestros trucos para que no lloren en el coche?

martes, 3 de febrero de 2015

El gen de los purés



Jazz intentando robar el pan de PF por poder mental

Es una escena de hace ya varios años, pero la recuerdo como si fuera ayer. Yo y mis mini yos escribió un post en el que contaba algo sobre purés. Yo le comenté que no era nada de purés y que no me creía que cuando tuviera un hijo de repente me saliera ese gen que me hiciera preparar sabrosísimas papillas con una olla que ni siquiera se usar. Ella me aseguró que no me preocupara, que ese gen haría aparición. 

Se equivocó. Sigo sin gen. 

Creo que en nuestro caso, el BLW (Baby Led Weaning) no ha sido una opción, ha sido una necesidad. Benditas blogueras que me lo descubrieron, bendito Facebook que me hizo llegar a los primeros grupos sobre el tema, y benditas casualidades que provocaron que acabara creando mi propio grupo con otras 2 administradoras que son geniales. He aprendido un montón de todas ellas. 

En nuestro caso particular, PF comenzó la alimentación complementaria (AC) unos 10 días de cumplir los 6 meses. En ese momento ya se sentaba solo desde hacía tiempo (requisito indispensable para empezar la AC, sea cual sea), y lloraba de frustración porque no le dábamos de nuestro plato. Lo primero que probó fue un trozo de pan. 

A partir de ahí fuimos introduciendo poco a poco, cada 2 o 3 días, un alimento nuevo. Primero la patata (hervida la aborrece, si tiene más sustancia mola), la zanahoria (le flipa), luego el pollo, la ternera, el tomate, la naranja...  Hasta llegar al punto actual, en el que ya puede comer casi todo lo que comemos nosotros, adaptado para el (es decir, sin sal y sin azúcar). Nos falta el pescado, que con las fiestas y el viaje no tuvimos una buena oportunidad de introducirlo con seguridad, pero el Bacalao si lo ha probado. 

Ventajas del asunto:

1. Se ahorra en pienso. Mis perros se están poniendo ciegos con la comida que PF tira al suelo (creo que para hacer BLW es indispensable tener mascota). 

2. Se ahorra en cremas. PF se hace unas cremas faciales caseras estupendas, principalmente de tomate y naranja. Algo bueno tendrán, porque llora desconsolado cuando le intentamos limpiar. Eso, o a mi hijo definitivamente le están criando los lobos. 

3. Se ahorra en tronas. La trona más adecuada para el BLW es la del IKEA, que vale 18 euros. Es solo de plástico y se puede limpiar hasta en la ducha. Más que necesario en estos casos. 

4. Risas aseguradas. Ver a tu mico de 8 meses zamparse un plátano literalmente a mordiscos es una de las cosas más alucinantes que he visto en la vida. Cuando eso evoluciona hasta el punto de que se toma el ibuprofeno para la otitis casi por si mismo, ya ruedas por el suelo. 

5. Te obliga a ser creativo. Nunca pensé que acabaría aprendiendo a hacer palitos de ternera con zanahoria y calabacín, ni comprándome un chisme para hacer verduras al vapor. 

6. Usas tus poderes mentales de adivinación. Gracias a un enano que no sabe hablar, pero tiene clarísimo lo que quiere comer o no. Esta misma mañana le hemos preparado tostadas con tomate y aceite. Al suelo, y de ahí al estómago de los perros. Es que lo que el quería era una mandarina, que ha devorado en 30 segundos. 

7. Hasta el adulto come más sano. Cuando te acostumbras a comer sin sal y sin azúcar, y leyendo los ingredientes de todo, te das cuenta de la cantidad de Mie·$%% que nos metemos. 

8. El peque podrá comer contigo en cualquier sitio... siempre y cuando tu paciencia lo aguante. 

En fin, que creo que tanto PF estamos contentos de que el gen no hiciera aparición. Yo, porque no hago purés, y el porque se lo pasa como un enano. Que viva el BLW!!!!

viernes, 30 de enero de 2015

8 meses


Este mes, entre navidades varias y viajecito egipcio si que me ha pasado volando. Y PF no ha cambiado mucho, o ha cambiado un montón, según se mire. 

El último hito de PF había sido ponerse de pie sujetándose a los muebles. Eso, a día de hoy ya lo tenemos controlado. De hecho, ya sirve cualquier cosa: muebles, pomos de los cajones... Con su consiguiente descubrimiento de que esas cosas tan guays se abren y tienen más cosas guays dentro. Tengo el mueble del salón lleno de cinta de carrocero para evitar que abra las puertas.

Lo que yo llevaba mal era que generalmente lo de ponerse de pie acababa en caída y por tanto en lloro inconsolable. En este mes ya ha aprendido a ponerse de cuclillas y volver a sentarse en el suelo, e incluso ponerse en cuclillas y volver a levantarse. Se sujeta solo con una manita, generalmente para conseguir mantener el equilibrio. Mi familia ya va haciendo apuestas sobre cuando empezará a andar.

Gatear gatea ya a la velocidad del rayo. Antes podía dejarle en un sitio y sabía que 20 segundos después seguiría exactamente en el mismo lugar. Ahora ya no, quitas la vista 10 segundos y ya está encima del perro, o comiéndose la correa, o cazando la escoba, o... dejad volar vuestra imaginación, seguro que os hacéis a la idea.

Otra de sus habilidades nuevas es que hace la pinza. No me preguntéis cuando ha empezado, ni como, ni como ha ido evolucionando, porque simplemente un día vi que la hacía. También creo que definitivamente reconoce su nombre (entre los 2000 motes que tiene) y entiende bastante bien lo que le decimos (o eso creo yo)

Siguiendo la tradición, en el vuelo de vuelta de Cairo a Madrid le salió el 5º diente, esta vez al fin la paleta que faltaba. La de al lado está a puntito de romper, así que los mordiscos del enano con 5 dientes en su haber, os podéis imaginar lo agradables que son. Por suerte, poco a poco, va controlando.

Esta vez, como el día 11 estábamos en Cairo, no pudimos pesarle como corresponde. Un par de días después, cuando se puso malo, le pesó un pediatra allí y se supone que el enano está en aproximadamente 9,900kg. También le midió, pero no nos dio el dato.

La verdad es que crecer, lo que se dice crecer en peso y talla no ha crecido mucho. Pero en un mes, no se si será por ponerse de pie, o por el pelo que le crece, o porque toca... pero la gente dice que se ha hecho mayor. Yo, cuando le veo intentar mantener el equilibrio, tan tieso, tan concentrado... por primera vez le veo pequeño. Una personita pequeña a puntito de ponerse a andar. No me lo puedo creer. Si nació ayer!

La famosa crisis de los 8 meses la llevamos bien, gracias. A mi me encanta que muestre ganas de estar con su madre, aunque sigue siendo el mismo niño sociable y ligón que se dedica a sonreir y hacer caras a cualquier ser de género femenino que se encuentre. Entre eso, y que no para quieto nunca jamás de los jamases, a mi me vuelve loca, pero lo que es aburrirme, no me aburro. De hecho, es un niño divertidísimo.

Y no sigo, porque apenas en nada me toca post de los 9 meses y ese creo que si que va a ser lacrimógeno...

Feliz finde!