jueves, 7 de octubre de 2010

Esas cosas que parece que solo me pasan a mi....


.... que a mi me parecen lo más normal del mundo, pero como cada vez que lo cuento mis amigos se parten de la risa y me dicen que es increible, he acabado deduciendo que tan normal no es. De hecho, en el post de ayer lo comentaba: "algo me tenía que pasar"... y es que yo no puedo tener épocas tranquilas, cada X meses (si hay suerte y no son cada menos) me tiene que pasar algo que revoluciona mi vida.
En esta ocasión, todo el mundo me dice que es algo muy normal, pero curiosamente a esas mismas personas no les ha pasado... En fin.
Ayer por la tarde fui a colocar el paquete de sal que había comprado en el armario que tengo encima de la vitrocerámica y el extractor (es uno de esos con baldas muy estrechas). Como sigo con mi faringitis, al ir a colocarlo estornudé, con la mala fortuna de que le dí un manotazo al azucarero y este fue a caer encima de la vitro. El resultado del golpe: el de la foto que precede al post. Mi cara al ver el agujero era un cuadro, me quedé en shock. Además me saltó un cristal a la muñeca que no me la abrió de milagro. Mi primer acto reflejo, llamar a Señora Madre, que no se como me escucharía la voz por teléfono que colgó a la amiga con la que estaba hablando por el fijo para que le contara que barbaridad me había pasado esta vez. La pobre intentó consolarme:
- "Hija, que eso le pasa a todo el mundo"
- "Mamá, en tus casi 51 años, cuantas vitros has roto tu?"
- "........ vale, ninguna, pero pasa"
Por supuesto la super cena que había planeado para esa noche quedó en nada, me tuve que contentar con un vaso de leche con galletas.
Y esta mañana, a rizar el rizo: Para empezar, mi casa es de alquiler con opción a compra, así que tenía que informar a la promotora, me tienen que autorizar el cambio de vitro, etc. Para seguir, mi vitro es un conjunto par, es decir, los encendedores están en el horno. Y para terminar, el modelo de vitro que tengo ya no se fabrica (tiene narices, mi casa apenas tiene 2 años).
Con mi faringitis a cuestas me he ido con Señora Madre a buscar una vitro nueva (Santa Señora Madre, si no es por ella estoy sin vitro hasta que me salgan canas). Pensaba que sería facil y que podría elegir: mi gozo en un pozo. En Miró no hay placas polivalentes, en Media Markt tampoco las trabajan y en Carrefour, idem de lo mismo. Además, me dicen que si quiero una placa independiente, tengo que llamar a un electricista para que me corte las conexiones del horno y me ponga un enchufe (Gracias a Dios que tengo un amigo electricista que con toda la resignación del mundo me salva de mi ineptitud eléctrica, Santo Ángel y Santa Cris, que haría yo sin vosotros!). En el Corte Inglés ya me desespero, me informan que si quiero solo la placa del conjunto par, que se la pida directamente a la marca. A estas alturas, me estaba arrepintiendo de no haberme abierto las venas la noche anterior con el cristal roto....
Cuando llamo a la marca, se parten de la risa: Que me vale cualquier placa polivalente de sus 2 marcas asociadas, que las puedo comprar en cualquier sitio y que si la tienda no la tiene, que la pidan como todo hijo de vecino. Y el operador me da un consejo muy sabio: "Vete a una tienda de tu barrio, que se van a preocupar por vender mucho mas que una gran superficie" Es decir, 5 horas, 6 llamadas y muchos kilómetros después acabo en la tienda de electrodomésticos de enfrente de mi casa, esa que tienes tan vista que ni piensas en ella. Y al fin a las 18h (casi 24h después de cargarme la placa) consigo encargar una vitro que vale para mi cocina, y me la traen e instalan ellos. Es decir, que ni necesito un electricista, ni comprar el conjunto entero con horno incluido (que también me lo dijeron), ni pedirlo a la marca, ni nada.... La bromita son 280€ (de nuevo subvencionado por Santa Madre S.A), y seguramente no llegue hasta el Lunes, pero va a ser la excusa perfecta para reclamar todas las comidas / cenas que varios amigos me deben desde hace tiempo y para que Santa Madre de nuevo aparezca con sus santos tuppers. Nunca hay mal que por bien no venga!
MORALEJA: Viva el pequeño comercio, hay que apoyarlo, que por desgracia está desapareciendo. El encanto de una librería de barrio no se puede comparar con la sección de libros de El Corte Inglés, y la sabiduría de alguien que lleva 20 años vendiendo electrodomésticos no tiene precio.

3 comentarios:

  1. No sólo es que no sea normal la cadena de... "acontecimientos", es que es para hacer un corto. De verdad que tenemos imán especial para estas cosas... Pero, ¿y lo aburrida que sería la vida? ;)

    ResponderEliminar
  2. Más aburrida, pero mucho más barata! Con lo que me ahorraría en placas rotas, ruedas pinchada(lo de la ley de murphy en las cenas caseras lo dejo para otro post) y accidentes varios habríamos hecho cosas muy divertidas y seguro que menos estresantes....

    ResponderEliminar
  3. Ahora que lo pienso, es verdad, ni tirando cafeteras, ni tarros, ni el gato XDD sobre mi vitro he conseguido romperla, lo tuyo es todo un arte XDDD.

    ResponderEliminar