lunes, 18 de octubre de 2010

Mi generación me da vergüenza: El Alcohol



Vergüenza ajena es lo que siento cuando veo a mi generación retratada en los medios de comunicación. Y esta vez no es manipulación, es que cuando salgo a la calle veo exactamente lo mismo. Esto lo escribo cabreada porque en Antena 3 estoy viendo un debate sobre el botellón y me están dando los 7 males, cuanto argumento absurdo, cuanta tontería y cuanta falta de respeto.

Voy a reconocerlo en público: Tengo 26 años Y NO BEBO ALCOHOL. Y no es una forma de hablar, no bebo ni una gota. Ahora mismo lo tengo totalmente vetado por la medicación, cuando podía beber de vez en cuando caía una copa de vino en una cena. Pero cuando el médico me prohibíó beber tuvo el mismo efecto que si le dices a un no fumador que no fume, me dió exactamente igual. Y no, no soy una monja, ni del Opus ni nada parecido. Me lo paso genial por las noches y salgo hasta las 6, 7 y 8 de la mañana a base de Coca Colas. No tengo superpoderes, es perfectamente posible.

La cuestión es que la gente me mira mal cuando digo esto. Las reacciones suelen ser las siguientes:

- Pero no bebes nunca?: Pues mira, puede que brinde en nochevieja y me tome un vino en una cena, pero no se lo que es estar borracha desde hace años y desde luego no voy haciendo eses por la calle.
- Pero eres capaz de salir y no beber? Pues obviamente, tengo 26 años y parte de mi trabajo es organizar conciertos, por tanto salgo y mucho. Y seguramente aguante más que tu, más que nada porque yo no acabo vomitando por las esquinas.
- Pero eso es porque llevas coche no? Es tan dificil de entender que no bebo PORQUE NO ME DA LA GANA?????

Lo peor es una reacción que se da de vez en cuando una vez que he pasado por el cuestionario del susodicho: "Venga tia, tómate una copa conmigo/comparte el mini conmigo" NO, NO Y NO. Y me he llegado a tirar 15 minutos rechazando la copa de las narices. Y lo malo es que hasta que no digo que no puedo por el tema de las medicinas, no me dejan en paz. Es decir, que si es por prescrpción médica, si vale, pero si no bebo porque no quiero, eso no es aceptable. Pues me toca la moral tener que decir que no bebo porque no puedo, cuando no lo hago porque no me da la gana.

Respeto mucho a la gente que sale y se toma una copa, faltaría mas. Me parece estupendo y es legal, así que no hay nada que discutir. Lo que no respeto en absoluto es a la gente que que se pone hasta las orejas de alcohol y luego no puede ni andar. No entiendo que la finalidad de un fin de semana sea pillarse la borrachera del año, que cuanto más bebas más molas. No aguanto a los que no coordinan, a los que acaban vomitando en una esquina y a los que me balbucean al oido. Y sobre todo, no consiento que la excusa a un mal comportamiento sea: "Perdónale, es que va borracho" Pues no, no le perdono, porque yo no bebo y no tengo porqué aguantar las tonterías de nadie, quien no sepa beber que no lo haga.

Lo peor es que en mi opinión ya llegamos a terminos de adicción. Tengo grabada a fuego una conversación con una antigua amiga:
- Tia, no tengo dinero para salir
- Yo salgo con 10€ y aguanto toda la noche (2 coca-colas a 3€ + tabaco... me salen las cuentas. Y si, bebo despacio).
- Ya tia, pero es que yo si no bebo no me divierto
¿¿¿¿??? Perdona? Y luego la rara soy yo? TU TIENES UN PROBLEMA.

Incluso en el médico no me creen. Cuando me dijeron que no podía beber, mi madre le contestó que no pasaba nada, que yo no bebía. La mirada del médico a mi madre decía claramente: "Señora, que engañada le tiene su hija"... Sin comentarios.

Creo firmemente en que se puede ser joven y tener valores, que no tiene porqué ir unido a la falta de respeto. Yo cuando voy por la calle de noche no voy pegando gritos porque entiendo que hay vecinos que duermen y que hay que respetar su descanso. De hecho, me enorgullezco de organizar conciertos en un bar que tiene mucho cuidado de no molestar en ese sentido: Tiene doble puerta, y hasta que no se cierra una el personal de seguridad no te deja abrir la otra para salir, porque si no sale mucho ruido. Y si hablas en la calle, vienen a pedirte que por favor bajes la voz para no molestar, como te lo digan 2 veces te "invitan amablemente" a irte a charlar a otro sitio. Bajo la música del coche cuando conduzco de noche por cuidad. No tiro papeles a la calle, y cuando participio en un botellón (sin beber) tiro mis cosas y las de los demás a una papelera (No, no pienso que ensuciar las calles sea una forma de fomentar el empleo, como acabo de escuchar de boca de un veinteañero por la tele). No voy por la vida pensando que soy el centro del universo, esto es una comunidad y hay que respetar a los demás, supongo que igual que te gustaría que te respetaran a ti.

En fin, que no lo entiendo. Creo que los jóvenes nos hacemos un flaco favor a nosotros mismos dándo esta imágen, luego nos quejamos de que nos tratan como niños, que nadie nos toma en serio y que nos cuesta horrores conseguir un trabajo. Pues que quereis que os diga: NOS LO HEMOS GANADO.

5 comentarios:

  1. Ya sabes que yo sí bebo, normalmente, con moderación (aunque alguna vez se me va de las manos). Y estoy de acuerdo contigo en cada punto y en cada coma. Es una lástima. Somos una generación de alcohólicos. Por otra parte... no voy a hacer más comentarios de la conversación que relatas. No por nada, pero es que me parece muy heavy de que nos quejemos de que falta dinero para salir cuando hay personas que no lo tienen para COMER. Ah, por no mencionar de que seguramente esa conversación fuese a final de mes (no lo recuerdo) y ya se habría gastado entre 40 y 50 euros noche, dos noches (mínimo) por semana.

    En fin, que efectivamente, tenemos un problema serio con el alcohol. Y que sepas, que no quiero oirte decir que no bebes por la medicación. Di, simplemente, que no te sale de las narices y punto. Sólo faltaba...

    ResponderEliminar
  2. Vale tia, pero a ti cuantas veces se te va de las manos? Una al año? Pues hija, como si se te va 3, pero es que tu sabes que hay una cosa que se llama medida, y que hay que tenerla. Además, yo te he visto en la radio decir que ya no bebías más, que estabas muy borracha, y ni hacías eses, ni balbuceabas ni nada parecido (burradas decíamos muchas, pero para eso no hacía falta alcohol, jejej). Y a mi no me parece fuerte que se tenga esa conversación cuando hay otra gente que no tiene ni para comer, es que esta misma persona a veces se veía en esa situación. Como bien sabes cobraba bastante más que yo y vivía mucho peor, adivina donde estaba la diferencia....

    ResponderEliminar
  3. Cada uno debería de ser libre para beber o no beber. Vaya obviedad, pero tu artículo es la prueba de que la masa amorfa del borreguismo, nos arrastra y nos provoca malestar. Malestar por decir NO.
    No obstante, me parece que cada uno puede hacer con su cuerpo lo que quiera, y entiendo el recelo del médico... no te conocía en absoluto, y habrá visto miles de casos. Es triste, (muy triste) pero compensible.

    Tú has hablado de alcohol, y podrías haber hablado de cosas peores... (es un pensamiento muy común) pero es que resulta que el otro día hablando con un psicólogo profesional me dijo que abandonar el alcohol es una de las cosas más difíciles que se puede hacer, (Más que la coca!) y yo, me lo creo. Me habló del delirium tremens!!
    http://es.wikipedia.org/wiki/Del%C3%ADrium_tr%C3%A9mens

    Por cierto, yo no suelo beber, pero alguna copilla cae de pascuas a ramos. No soy abstemia pero cada vez me produce menos placer y me parece peor excusa lo de que "sin beber no me divierto o no me deshinibo"

    ResponderEliminar
  4. Gema, el problema no solo es el malestar de decir no, es que automáticamente quedas catalogada como "chica seria e inaccesible", pero eso es para otro post....
    Y en cuanto a lo de una copa de vez en cuando, es que es normal, yo tb me las tomo cuando puedo de vez en cuando(copas no, pero vino si), pero es que parece que hemos olvidado la diferencia entre beber por placer y beber por emborracharse. Yo, si me bebo una copa de vino blanco o de lambrusco es porque me gusta y lo disfruto, y el puntillo que le sigue es una consecuencia que hay que controlar. Pero hoy en día se bebe rápido y mal, y el unico objetivo es pillarse el pedo del año. O si no cuantas veces hemos oido la frase esa de "esto sabe a rallos"?

    ResponderEliminar
  5. La gente es muy pesada...

    Yo las pocas veces que salgo, si que tomo alguna copa, pero me parece genial que quien esté a mi lado no la tome.

    De hecho, lo que es problematico de verdad es que el que esa a tu lado se ponga como una cuba y termines la noche aguantando sus vomitonas.

    ResponderEliminar