miércoles, 10 de noviembre de 2010

Hoy el mundo es un poco más bonito....

Tengo esto un poco abandonado porque mi vida ultimamente es un caos y no tengo tiempo ni de respirar. Pero hoy estoy feliz y no quería dejar pasar la oportunidad de dejarlo escrito.

El lunes fue un día malo, muy malo: Tuve problemas en ambos trabajos (en uno un problema muy chungo y en el otro una decepción bastante gorda porque un tema que me hacía mucha ilusión finalmente no va a salir, o al menos como pretendíamos), tenía planes que al final se fastidiaron y venía de pasar un fin de semana muy complicado. Además, llevaba días recordando un comentario que hice en Nochevieja del 2009 y que me estaba repateando las entrañas: Como tuve un fin de año espantoso por circunstancias personales y laborales, acuñé la frase "2010 terminará mejor que 2009, porque peor es imposible" Y el otro día me di cuenta de que iba a terminar 2010 más o menos en las mismas circunstancias que 2009.. Resumiendo, que el lunes estaba a puntito de perder el optimismo.
Total, que cuando me llamó mi jefe para contarme lo del proyecto fallido ya entré en el círculo de "todo es una mierda, todo me sale mal, etc etc etc" De hecho, mi jefe estaba casi igual que yo. Y de repente, no se porqué, le dije: "Mira Pepe, hoy es el día en el que todo sale mal. Pero mañana todo irá mejor, mañana será el día donde todo empezará a remontar y todo estó se va a solucionar. Mañana es el día de la remontada" Mi jefe me contestó que tenía toda la razón, y no se porqué me lo dijo en serio (se suele reir de mi cuando hablo de esa manera).

Total, que dicho y hecho. En primer lugar, he tenido visita de mi amiga Ana esta mañana, que siempre me hace ilusión, sobre todo por empezar el día de una forma diferente y más si es con Ana, que siempre está contenta. Mientas llegaba Ana, he estado hablando por teléfono con mi amiga Paula, que también es genial y siempre me alegra hablar con ella. Después de la siesta he quedado para cenar con mi madre, que me ha preparado uno de mis platos favoritos. Y mientras me preparaba para bajar con mi madre, 2 amigos mios me han dado 2 grandes noticias: Uno al fin ha encontrado trabajo, y aunque es temporal está muy contento y sobre todo más optimista, que le hacía falta. Y otra... digamos que va a cumplir sueños que creo que no sabía ni que tenía. Total, que el día ha terminado de una forma inmejorable.
Por mi parte, no he solucionado ninguno de mis problemas, no me ha tocado la lotería, mi vida sigue siendo la misma, con los mismos problemas, y encima he pillado anginas. Pero soy inmesamente más feliz que ayer por la noche. Feliz porque veo que las cosas se empiezan a mover, porque mis amigos con su compañia, sus palabras y sus novedades han cambiado mi dia y sobre todo mi forma de ver las cosas. De nuevo estoy segura de que pase lo que pase todo saldrá bien, que no hay mal que por bien no venga y que quien la sigue la consigue.
Por mi parte he decidido lanzarme en una nueva aventura empresarial que estoy segura va a funcionar muy bien. Quiero cambiar los aspectos de mi vida que no me gustan, y ahora es el momento de lanzarse y arriesgarse. Estoy convencida de que ahora llega mi momento. Y si sale mal, no importa, porque, con los amigos que tengo, EL MUNDO ES Y SIEMPRE SERÁ UN LUGAR MARAVILLOSO.

6 comentarios:

  1. Eres un cielín. Tú sí que nos alegras la existencia baby! Ojalá todos tus días fuesen como el martes, porque te lo mereces. Curranta!

    ResponderEliminar
  2. Gracias amore! Y si os alegro la existencia es porque vosotros me dais motivos, porque yo no sería la misma si no hubierais aparecido en mi vida. Te quiero nena!

    ResponderEliminar
  3. Y nosotros a ti, amorcete! Tengo unas ganas de verte... ^o^

    ResponderEliminar
  4. Drew me encanta tu optimismo.
    Que bien me vendría a mí ahora un poquito del... ¡¡Esyoy un poco depre!! :-(

    ResponderEliminar
  5. Esyoy?? ¡¡Madre mía!! ¡¡Ya no sé ni escribir...!! jajaja

    ResponderEliminar