miércoles, 15 de diciembre de 2010

Me llaman mala persona...



.... y para que negarlo, es que lo soy. Y me alegro de serlo, porque parece que en esta busqueda al fin voy encontrando algo... A MI.

Vamos por partes que si no me lío y acabo contando lo que no es. He dicho varias veces que Murphy es un cabrón y me odia, verdad? Pues esta vez ha vuelto a hacer aparición. Pero no le voy a echar las culpas a Murphy, que esta vez me quiero llevar el mérito yo solita.

Después del momento rebote del otro día, decidí directamente no comerme la cabeza y hacer lo que me viniera en gana. Más o menos por las mismas fechas aparece por el horizonte un chaval muy majete, bastante tímido, pero que estaba jugando sus cartas con inteligencia. Me echaba para atrás la timidez evidente del pobre chaval, pero pensé que sería uno de esos chicos reservados que luego se sueltan y son hombres estupendos. Suena bien verdad? Eso pensaba yo...

Antes de continuar, hago un pequeño repaso: En otro post yo ya dije que el chico que busco tiene que venir criado de casa, que yo paso de hacer de canguro. Y esto no lo he contado, pero lo hago ahora: me echa mucho para atrás salir con hombres menores que yo. Dicho esto, ésta es una de esas veces que no se para que hablo, que no se si el destino, el mundo, Murphy o quien coño sea se está riendo de mi, porque esto es de traca: Resulta que la timidez del chaval no era una pose, es que era 4 años menor que yo y carecía absolutamente de ningún tipo de experiencia en relaciones con mujeres (y cuando digo absolutamente me refiero a eso, nada, niente, nichts, null, nothing....) Pero claro, de esto me enteré al día siguiente, y porque me dio por preguntar... la verdad es que el tio también me podría haber avisado, no?

Total, que después de llevar meses quejándome de que los hombres huyen de las relaciones como del ácido sulfúrico, me toca uno que se piensa que solo por liarnos 2 noches ya vamos a estar juntos toda la vida. Y lo siento, soy una mala persona y lo se, pero le tuve que dejar. Y además le tuve que dejar mintiendo, porque claro, si le digo todo esto le hundo en la miseria. Opté por adoptar el papel de esquizofrénica paranoide que tiene un pánico total a tener cualquier tipo de contacto con cualquier hombre por lo mucho que me han traumatizado mis parejas anteriores (vale, hay algo de verdad, pero lo exageré mogollón). Me salió tan bien que el pobre acabó recomendándome que visitara un psicólogo.

Por un lado, se que soy mala, el pobre chico no se lo merecía. Por otro lado, repito, no se si el mundo se rie de mi. Pero al Sr. Murphy o al del destino o a quien narices corresponda le voy a mandar un mensajito desde aqui: USTED SABE LO QUE ES EL PUNTO MEDIO??? Pues eso...

La cuestión es que me siento fenomenal, que es el verdadero motivo por el que soy una mala persona. Sobre todo porque poco a poco me voy reconociendo más. Yo solo me conozco en 2 estados: Con pareja o hasta el moño de los hombres. Volver al estado "hasta el moño de los hombres, no quiero ni que me toqueis con un palo y si lo haceis me voy a convertir en la reencaranción de Cruella" me resulta mucho más familiar y sobre todo mucho más divertido. Así que lo siento por lo pobres chavales que se crucen por mi camino, porque la Drew torturada de los post anteriores se ha quedado en la esquina de algún bar. Como dijo mi querido Nach en su día... HE VUELTO!

PD: Se que hay gente que tiene acceso a este blog y conoce a la persona de la que estoy hablando. Llamadme mala si quereis, odiadme o retiradme la palabra, pero sobre todo, no se lo conteis. Os aseguro que no le vais a hacer ningún favor.

2 comentarios:

  1. Chica ¿Qué quieres que te diga?
    Mala no me pareces, me parece normal... Y además te estás "reencontrado" ¡¡Haces bien!! "Devuelve la pelota..." Pero al hacerlo deberías también de pensar que si hay alguién con quién debas hacerlo y ser mala de verdad ¡¡es con ellos!! Los "inocentes" no tienen culpa...

    Pero estoy de tu lado, yo he hecho y probabblemente vuelva a hacer "esto mismo". ¡¡Disfruta!!

    ResponderEliminar
  2. La situación te aseguro que fue total y absolutamente surrealista... Yo no quería hacerle daño, pero en serio que era un berenjenal en el que yo no pintaba absolutamente nada...

    No es mi estilo, pero bueno, pasó y punto... Tampoco me voy a estar disculpando toda la vida por un rollo de una noche.

    ResponderEliminar