miércoles, 27 de octubre de 2010

Primer día en la UMA

Hoy he empezado mi nuevo tratamiento para la Psoriasis. Como ya conté en otro post, mi tratamiento con Metrotrexato falló e iba a empezar con la terapia biológica, concretamente con Remicade. Y la verdad es que ha sido mucho más cómodo y rápido de lo que esperaba.
No tenía ni idea de como iba a ser porque no me habían contado mucho, solo que serían varias horas y que tendría cama o butaca. Así que todo ha sido una sorpresa para bien:

He llegado a las 15:30h, y como no sabía si podía llevar acompañante, me he ido sola con 2 libros para pasar la tarde. Según he dado mi nombre, primera sopresa: Yo esperaba una habitación con butacas y resulta que no, que me daban una habitación con cama. Es un hospital público, así que obviamente las habitaciones son compartidas, pero no sé si es que somos pocos pacientes o que me ha tocado el día tranquilo, el caso es que yo estaba sola.

Las enfermeras han sido muy agradables: En primer lugar me han dicho que me habían dado la cama de la puerta, pero que como estaba sola podía usar la cama de la ventana si quería porque a lo mejor me gustaba más. Cuando les he dicho que era la primera vez que venía me han explicado todo: Donde estaba la habitación, qué tenía que venir el médico a verme para definir la dosis, que me iban a hacer un análisis y que luego tardaría unas 2 horas en salir.

Así que me he metido en la habitación y me he sentado en una butaca en la ventana, porque eso de entrar en un hospital y meterte en una cama en vaqueros cuando te sientes totalmente sana es un poco raro....

Al rato ha llegado el médico, me ha hecho preguntas, me ha explicado los efectos secundarios (Gracias!) y me ha vuelto a hacer fotos de las uñas enfermas. La enfermera me ha tomado la tensión, las pulsaciones y la temperatura (37º, se lo han pensado un poco antes de ponerme la medicación porque por lo visto era un poco alta) y me ha llevado a pesar. Al cabo de media hora ya ha venido a ponerme la vía, segunda sorpresa: Me ha dejado elegir brazo para que estuviera cómoda (se agradece). Me ha hecho algo de daño al pinchar, y la vía me ha estado molestando un poco, pero nada que no fuera soportable. Más sorpresas, me han traido merienda! Estaba muerta de hambre, así que la alegría al ver la bandeja ha sido tremenda. Además no se que pasa con las galletas que ponen en los hospitales que están buenísimas! Por último, la enfermera se ha quedado charlando conmigo un rato, contándome cosas de sus hijos y su vida, muy simpática.

Y por lo demás, he leido un rato, he dormido otro y al despertarme ya he tenido que llamar a mi madre para que viniera a por mi porque casi no quedaba suero por pasar. En cuanto la maquina del suero ha pitado han venido a quitarme todo, he esperado otro rato al médico que me ha dado las citas siguientes, y a casa!

Al salir me he empezado a marear un poco: pensaba que era por el coche, pero al llegar a casa no se me pasaba, así que he pensado que sería por el hambre, porque en ese momento me podría haber comido una vaca entera. De hecho, he pedido cena al chino porque tenía un antojo tremendo. Pero después de cenar vuelvo a estar un poco mareada, no se porqué. A lo mejor solo es cansancio, porque aunque he estado tumbada y durmiendo, he salido como si me hubieran pegado una paliza.

La verdad, ha sido un gusto: He tenido cama para descansar y dormir, y la enfermera, la auxiliar y el médico han sido muy amables. Parece una tontería, pero que el médico te explique todo, que las enfermeras charlen contigo y te informen, que llamen a los pacientes por su nombre como si les conocieran de toda la vida y que cuando te vayas te pregunten que como estás y cuando vuelves, te hace olvidar el engorro que supone tener que ir al hospital a hacer estas cosas. De todos mis ingresos, este ha sido en el que mejor me han tratado.

De hecho, hasta tengo ganas de volver dentro de 2 semanas!

sábado, 23 de octubre de 2010

Cosas varias: Cuanto antes lo digo antes pasa y el Sindrome de Shrek

Este post se lo dedico a Cris, que sé que le encantan lo que ella llama mis "aventuras de soltera". Nena, así lo lees y no te tengo que llamar para contártelo, que sé que odias el teléfono. :-)

Yo no se para qué abro la boca.... Ayer mismo hablé de las preguntas que me hace la gente sobre mis uñas, y la semana pasada Cris nombró el Síndrome de Shrek, reclamando que hablara de él (Ella lo llamó Sindrome de la Ciénga, tiene su explicación, pero el nombre correcto es Sindrome de Shrek). Pues antes lo digo y antes me pasa.... Me explico:

Lo primero aclaro un par de cosas
- Trabajo organizando conciertos
- La jornada de un concierto es mas lárga de lo que parece ( de 5 de la tarde a 1 de la mañana aprox.) y acabas agotado
- NUNCA jamas me dedico al ligue un día de concierto. Y menos con grupos o músicos que haya conocido ese día. Yo voy con buen rollo, hablo con todo el mundo y soy simpática, pero no me dedico a ligar, porque estoy trabajando y no quiero que nadie se confunda.

Ayer tuve concierto, y al terminar (1 y media de la madrugada aprox) nos trasladamos a otro bar cercano. Yo, que ayer era la reina de las  ojeras y ya estaba en "Modo arrastre", cogí un taburete y me senté en la esquina de la barra, un poco apartada de donde estaba todo el mundo porque no quería agobios. Y un amigo de mi jefe, conocido mio, se sentó a mi lado a charlar porque el también quería estar tranquilo. Este chico es miembro reciente de un grupo muy conocido en España y el primero con el que comprobé que el fenómeno de las groupies sigue existiendo. Esto último le elimina totalmente de la lista de posibles ligues, pese a que es un chico encantador y con muy buena conversación.
Total, que nos ponemos a hablar sobre un amigo suyo que andaba por ahi intentando ligar con un grupo de chicas, con muy poco éxito. Y voy yo, y la lío:

Yo: Me parece increible, aqui todos ligais de concierto menos yo! (PARA QUE HABLARÉ!! SI ENCIMA YO NO QUIERO LIGAR EN CONCIERTOS, DE HECHO NO SE SI QUIERO LIGAR!!!)
El: Pues será porque no quieres (... alucino!)
Yo: (Pues si, es verdad que no quiero, pero no puedo decirlo porque en este berenjenal me acabo de meter yo solita y encima voy a quedar como una prepotente) Sonrisa de póquer y explicación de que efectivamente estoy currando, no tengo tiempo, no es momento etc.
Viene mi jefe y nos ponemos a charlar los 3 sobre un cartel promocional que tenía que mandarle esa noche. Le comento que lo voy a hacer de madrugada porque me voy a levantar a las 6:30 de la mañana para ver la F1 y que lo voy a hacer mientras tanto. Empiezan las risas sobre lo loca que estoy por levantarme a esas horas.
El: Pues tia, te puedes venir a dormir a casa, que yo también madrguo mucho (de nuevo, sin comentarios...)
Yo: No puedo, tengo a la perra sola en casa (Bendita perra que siempre me salva de estos marrones).
Sigue una conversación sobre las horas que lleva la perra sola en casa, porqué no puede seguir sola más tiempo, y lo molesto que le parece a él tener que hacerse cargo de un perro a esas horas.
El: Pues nada, a lo mejor es mejor ir a tu casa....
Y aqui me vendo, me vendo por completo...Vivo en Pozuelo, y muchos amigos mios e incluso ex-novios se quejaron en su momento de que está muy lejos de Madrid. Yo siempre me dedico a explicar que no, que a mi casa se llega en nada y que no está nada lejos, etc. Pero en este punto, no me queda mas remedio que traicionar a mi querido pueblo
Yo: Buf, tio, es que yo vivo muy lejos, vivo en Pozuelo
El: Ostras tia, tienes razón, eso está muy lejos (gracias a dios ha reaccionado como todo el mundo...)

En ese momento llegan miembros de uno de los grupos que habían tocado esa noche, y me pongo a hablar con el chico que había venido a vender las camisetas de la banda. Y de repente me salta:
Vendedor de camisetas: Tía, yo se qué no tenemos confianza, pero... te puedo hacer una pregunta?
Yo:  (Miedo me da, pero como me pregunte por las uñas me descojono) Dime...
V.C: Que te pasa en las uñas?
....... ME PARTO
Y aqui comienza una lección teórica (a las 2 y media de la mañana en un garito heavy) sobre la psoriasis en las uñas, porque resulta que el las tiene igual que yo, pero el dermátologo le había dicho que si no tenía placas en el cuerpo, no era nada (No lo entiendo, pero yo no soy médico). Total, que llegamos al punto del rechazo de la gente:
Yo: Yo entiendo que a la gente le de cosa verme las manos...
V.C: No creo que a nadie que te haya visto de frente le puedas producir rechazo solo por lo de las manos (Seguido de una mirada muy obvia...)
Ay la leche, donde me escondo yo ahora!!!??? Agradezco el piropo, sonrió, doy largas, vuelvo al otro frente con el chico anterior. La sensación de Flash Back por haber escrito esa misma mañana sobre las preguntas de la gente y las uñas es demasiado para mi, y no pienso seguirle el rollo.
Mi jefe decide que nos vamos y me recuerda que le tengo que llevar a su casa porque no tiene coche. Y el chico de antes me salta:
El: Bueno, entonces te espero?
Y yo pienso: "Vamos a ver, estoy rota, estoy deseando llegar a casa para darle mimos al perro, irme a dormir, tumbarme en diagonal en mi cama y descansar un par de horas para levantarme a ver la F1 y hacer el cartel. No me apetece aguantar a nadie y mucho menos en mi santuario de paz y tranquilidad que es mi casa."
TENEMOS UNA RECAIDA OFICIAL EN EL SINDROME DE SHREK
- No, estoy agotada
- Ok, dame tu teléfono y te llamo otro día (que remedio, eres amigo de mi jefe y lo normal es que ya lo tuvieras, además tu compañero de piso también lo tiene, así que de esta no me libro... Ya veré como te doy largas)

Y esto, más o menos, es el Sindorme de Sherk. Cuando empecé a vivir sola noté que sentía cierto rechazo a las visitas, sobre todo cuando era gente con la que no tenía mucha confianza (vamos, excepto mi madre y mis amigas del alma, todo el mundo). Me repateaba que me tocaran y movieran las cosas, que me dejaran todo por medio, que dejaran vasos en sitios donde la perra los podía tirar (mi perra se mete entre la mesa y el sofá con la misma delicadeza que un elefante y ya ha tirado un par de cosas al mover la mesa para pasar. Si, la empuja con el cuerpo hasta que tiene espacio suficiente), que ensuciaran lo que yo acababa de limpiar. Y el caso es que a varios amigos mios que vivían solos les pasaba lo mismo: Todos nos teníamos que reprimir para no gritarle a los invitados "No muevas ese cenicero de ahí!!!!". Era absurdo y lo sabíamos, pero era lo que sentíamos y no lo podíamos remediar. En plan de coña decíamos que parecíamos Shrek en la primera pelí, cuando vivía solo en su ciénaga y no quería visitas de nadie. Así que lo bautizamos Síndrome de Shrek, y mi casa, cariñosamente, quedó bautizada como "La Ciénaga" (y que nadie piense que era por la limpieza).

Como comenté, yo pensaba que el Sindrome estaba superado, porque ahora me encanta que venga gente a verme, pero está visto que en el tema de rollos nocturnos la cosa no está tan clara. Así que me voy a poner a limpiar la casa, para que mi Ciénaga lo siga siendo solo por el Síndrome y me pueda cabrear cuando mis visitas me ensucien.

viernes, 22 de octubre de 2010

Psoriasis 2º parte: Hablando claro, es un coñazo...

Hace no mucho leí que "las personas con psoriasis son más propensas a sufrir depresión, ansiedad y pensar en el suicidio que quienes no tienen esa enfermedad de la piel". De hecho, también he visto por ahi que estamos más o menos al mismo nivel que las personas que sufren enfermedades mortales.Yo no llego a tanto, pero es cierto que he pasado momentos malos.
Cuando me dijeron lo que tenía, en un primer momento sentí alivio. Alivio porque al fin tenía algo con que defenderme. Cuando la gente me preguntaba que qué me pasaba en las manos, yo no tenía con qué contestar, y las miradas de la gente eran tela. Cuando al fin pude decir "Pues mira, es Psoriasis y me pasa esto, esto y esto" la cosa cambió. Poder ponerle nombre me hacía sentirme mejor y la gente entendía que eso era más que tener una uña (en ese momento) fea. Además, ya podía contestar que NO ES CONTAGIOSO, es genético y con cierto componente hereditario (aproximadamente el 30% de los casos).
Sé prefectamente que lo primero que siente la gente cuando ve mis manos es asco y curiosidad. Y entiendo que la gente quiera saber que eso no se contagia por contacto. De hecho, yo que nunca he tenido herpes en los labios como muchas de mis compañeras de colegio, siempre me andaba con ojo de no compartir nada para no pillarlo. Lo dicho, lo entiendo. Y también se que yo lo llevo mejor que mucha gente. Recuerdo un día hablando con un profesor mio en la universidad, me preguntó (era cuando estaba fastidiada con las pastillas y salí de clase porque me encontraba mal) y le conté. Resulta que el también tenía psoriasis, en este caso en los codos, me enséñó una placa de impresión. Y me contó que no se trataba, que le daban corticoides y le sentaban fatal, y que en verano iba con manga larga para que la gente no preguntara. Sinceramente, flipé. Que un profesor de universidad, 40 y pico años, serio a morir, de los que vienen a clase con traje, me cuente que en verano va con manga larga para que la gente no pregunte ME ALUCINA. Cuanto tendrá que haber sufrido ese hombre para llegar a ese punto?
A mi no me molesta que me pregunten, pero también hay maneras y maneras. Hace un par de días en un concierto, un bajista de uno de mis grupos (el chaval es mas heavy que una lluvia de hachas, por cierto, a ver si vamos rompiendo estereotipos) me dijo: "Tia, perdona que te lo diga pero es que me llevo fijando desde que te he visto. Te puedo preguntar que te pasa en las manos?" Con esa educación yo contesto a lo que haga falta. En cambio, otros directamente me han soltado: "Joe, como tienes las manos" o lo mejor: "A ver si dejamos de mordernos las uñas".... GENIAL.
Antes de tener esto, yo tenía unas manos muy bonitas. Tengo los dedos largos y finos (aunque en la foto no lo parezca) y tenía unas uñas blancas y duras, de las que cuesta romper. No me he mordido las uñas en mi vida. De hecho, Santa Madre siempre decía que ella pensaba que tenía unas manos largas y bonitas hasta que nací yo. Hala mamá, ya he conseguido quitarte el complejo.
Obviamente, no me gusta verme así, a veces mi confianza flaquea y en alguna ocasión he deseado tener unos guantes a mano (curiosamente en Agosto, cuando no me los puedo poner). Pero lo que más me REPATEA son las cosas que no puedo hacer. Porque aunque no lo parezca, tener las uñas así te inhabilita para hacer cosas.
Por ejemplo, no puedo abrir latas: Ni de atún, ni de maiz, ni de coca cola, ni ninguna que se le parezca. Las abro con un cuchillo. Si salgo a un bar y me ponen la Coca Cola en lata, tengo que pedir que me la abran (la primera vez que me pasó fue en una reunión de trabajo, fui MUY FELIZ...)
La leche que compro lleva un plástico debajo del tapón que hay que rasgar porque no hay cristo que lo despegue. Antes lo abría con mis super uñas duras, ahora, con un cuchillo. Si meto la mano en el bolso inevitablemente me clavo o las llaves, o el peine o lo que pille, y eso duele mogollón. (Las uñas están levantadas de la piel, no hago más comentarios porque supongo que os lo imaginais).
Hace un mes me pasé cortándome una de las uñas enfermas y la dejé muy a ras, apenas me podía duchar porque el contacto con el agua era muy desagradable. Y lavarse el pelo solo con la izquierda no era opción.
Tampoco puedo tocar la guitarra, justo ahora que lo quería retomar. De pequeña estudié 5 años en el conservatorio y quería volver a pillar práctica, pero ahora es imposible. Si me engancho con todo lo que pillo, con las cuerdas ya ni os cuento.
Y por último, el dolor. En primer lugar, las uñas al despegarse poco a poco de la piel, DUELEN. Sobre todo es una sensación de presión muy desagradable. Cuando se despegan los bordes, quema mucho, y en invierno con el frio ya es insoportable. Y luego vienen los golpes, te das con todo. Y los golpes duelen más que en una uña normal, podría explicarlo diciendo que es como darse constantemente en una costra.
Estas cosas se llevan, pero CANSA. Yo no me deprimo, pero siento hastío de vez en cuando, me harto, estoy cansada, no quiero estar así. Y no le veo fin. Llevo tantos años así que ya he asumido que nunca tendré unas manos normales. En el fondo tengo esperanza, pero cuando vuelva a ver mis manos sanas no me lo voy a creer, es que ni me acuerdo de como eran.
Por último, lo que más me duele, y nunca he hablado de ello, es el tema de la herencia. Yo lo he heredado de mi abuelo y mi bisabuelo (no emparentados entre si). Y puedo transmitirlo. Me duele mucho pensar que mis hijos o mis nietos (si salta de nuevo una generación como ha pasado en mi caso) puedan tenerlo también. Y sobre todo, que lo tengan en otros sitios como la cara o las piernas y no lo lleven tan bien. En cierto modo, me siento culpable de poder transmitirles esta putada (porque no tiene otro nombre) a mis hijos. Por eso rezo para que los tratamientos evolucionen, para que no sigamos siendo enfermos de segunda, como parece que somos a veces. No lo quiero para mi, lo quiero para ellos y para mis primos, que de momento no lo tienen, pero todavía son pequeños (somos 6, yo soy la mayor y la siguiente a mi tiene 15 años, generalmente sale con la mayoría de edad, así que los otros 5 todavía pueden desarolllarla).
Hala, ya he soltado el rollo. Con esto solo quiero pedir COMPRENSIÓN para todos aquellos que tenemos esta enfermedad.

lunes, 18 de octubre de 2010

Mi generación me da vergüenza: El Alcohol



Vergüenza ajena es lo que siento cuando veo a mi generación retratada en los medios de comunicación. Y esta vez no es manipulación, es que cuando salgo a la calle veo exactamente lo mismo. Esto lo escribo cabreada porque en Antena 3 estoy viendo un debate sobre el botellón y me están dando los 7 males, cuanto argumento absurdo, cuanta tontería y cuanta falta de respeto.

Voy a reconocerlo en público: Tengo 26 años Y NO BEBO ALCOHOL. Y no es una forma de hablar, no bebo ni una gota. Ahora mismo lo tengo totalmente vetado por la medicación, cuando podía beber de vez en cuando caía una copa de vino en una cena. Pero cuando el médico me prohibíó beber tuvo el mismo efecto que si le dices a un no fumador que no fume, me dió exactamente igual. Y no, no soy una monja, ni del Opus ni nada parecido. Me lo paso genial por las noches y salgo hasta las 6, 7 y 8 de la mañana a base de Coca Colas. No tengo superpoderes, es perfectamente posible.

La cuestión es que la gente me mira mal cuando digo esto. Las reacciones suelen ser las siguientes:

- Pero no bebes nunca?: Pues mira, puede que brinde en nochevieja y me tome un vino en una cena, pero no se lo que es estar borracha desde hace años y desde luego no voy haciendo eses por la calle.
- Pero eres capaz de salir y no beber? Pues obviamente, tengo 26 años y parte de mi trabajo es organizar conciertos, por tanto salgo y mucho. Y seguramente aguante más que tu, más que nada porque yo no acabo vomitando por las esquinas.
- Pero eso es porque llevas coche no? Es tan dificil de entender que no bebo PORQUE NO ME DA LA GANA?????

Lo peor es una reacción que se da de vez en cuando una vez que he pasado por el cuestionario del susodicho: "Venga tia, tómate una copa conmigo/comparte el mini conmigo" NO, NO Y NO. Y me he llegado a tirar 15 minutos rechazando la copa de las narices. Y lo malo es que hasta que no digo que no puedo por el tema de las medicinas, no me dejan en paz. Es decir, que si es por prescrpción médica, si vale, pero si no bebo porque no quiero, eso no es aceptable. Pues me toca la moral tener que decir que no bebo porque no puedo, cuando no lo hago porque no me da la gana.

Respeto mucho a la gente que sale y se toma una copa, faltaría mas. Me parece estupendo y es legal, así que no hay nada que discutir. Lo que no respeto en absoluto es a la gente que que se pone hasta las orejas de alcohol y luego no puede ni andar. No entiendo que la finalidad de un fin de semana sea pillarse la borrachera del año, que cuanto más bebas más molas. No aguanto a los que no coordinan, a los que acaban vomitando en una esquina y a los que me balbucean al oido. Y sobre todo, no consiento que la excusa a un mal comportamiento sea: "Perdónale, es que va borracho" Pues no, no le perdono, porque yo no bebo y no tengo porqué aguantar las tonterías de nadie, quien no sepa beber que no lo haga.

Lo peor es que en mi opinión ya llegamos a terminos de adicción. Tengo grabada a fuego una conversación con una antigua amiga:
- Tia, no tengo dinero para salir
- Yo salgo con 10€ y aguanto toda la noche (2 coca-colas a 3€ + tabaco... me salen las cuentas. Y si, bebo despacio).
- Ya tia, pero es que yo si no bebo no me divierto
¿¿¿¿??? Perdona? Y luego la rara soy yo? TU TIENES UN PROBLEMA.

Incluso en el médico no me creen. Cuando me dijeron que no podía beber, mi madre le contestó que no pasaba nada, que yo no bebía. La mirada del médico a mi madre decía claramente: "Señora, que engañada le tiene su hija"... Sin comentarios.

Creo firmemente en que se puede ser joven y tener valores, que no tiene porqué ir unido a la falta de respeto. Yo cuando voy por la calle de noche no voy pegando gritos porque entiendo que hay vecinos que duermen y que hay que respetar su descanso. De hecho, me enorgullezco de organizar conciertos en un bar que tiene mucho cuidado de no molestar en ese sentido: Tiene doble puerta, y hasta que no se cierra una el personal de seguridad no te deja abrir la otra para salir, porque si no sale mucho ruido. Y si hablas en la calle, vienen a pedirte que por favor bajes la voz para no molestar, como te lo digan 2 veces te "invitan amablemente" a irte a charlar a otro sitio. Bajo la música del coche cuando conduzco de noche por cuidad. No tiro papeles a la calle, y cuando participio en un botellón (sin beber) tiro mis cosas y las de los demás a una papelera (No, no pienso que ensuciar las calles sea una forma de fomentar el empleo, como acabo de escuchar de boca de un veinteañero por la tele). No voy por la vida pensando que soy el centro del universo, esto es una comunidad y hay que respetar a los demás, supongo que igual que te gustaría que te respetaran a ti.

En fin, que no lo entiendo. Creo que los jóvenes nos hacemos un flaco favor a nosotros mismos dándo esta imágen, luego nos quejamos de que nos tratan como niños, que nadie nos toma en serio y que nos cuesta horrores conseguir un trabajo. Pues que quereis que os diga: NOS LO HEMOS GANADO.

domingo, 17 de octubre de 2010

Mi primer premio! (Editado)


Lo primero, dar unas ENORMES GRACIAS a Ana, de Creciendo con David por darme este premio. Ana fue mi primera seguidora, de las primeras (y casi únicas) en comentar y para mi es todo un orgullo que una persona a la que he leído durante tantos meses de forma anónima se haya acordado de mi. Es toda una motivación para seguir con este blog.

Y ahora pasamos al test.

1. ¿Porqué creaste el blog? Llevaba muchos meses leyendo varios blogs de forma anónima, siendo toda una adicta en muchos casos. Y veía que escribir a mucha gente le servía de desahogo. Pensé que escribir sobre mi vida de soltera me serviría para aclararme a mi misma. 

2. ¿Qué tipo de blogs sigues? Casi todos son sobre maternidad, descubiertos durante mis meses de enfermedad, que fué mas o menos cuando apareció mi instinto maternal por primera vez en mi vida. También sobre medicina, porque como veo más médicos de los que me gustaría, me gusta cotillearos, jeje.

3. ¿Tienes alguna marca preferida de maquillaje? Por mi enfermedad no puedo usar maquillaje. Sombras y eso si, pero me da exactamente igual.

4. ¿Y de ropa? No, pero suelo comprar en la cadena Inditex y en Pimkie porque es donde encuentro lo que me gusta.

5. ¿Cuál es tu producto de maquillaje imprescindible? El lápiz de ojos negro
6. ¿Tu color favorito? Para mi casa, el rojo y toda la gama (granates, morados). Para vestir, el negro.

7. ¿Tu perfume? El que Santa Madre me regale cada par de años, ella elige y siempre acierta. Ahora toca Ryoko, en la línea de Flowers by Kenzo.

8. ¿La película que más te ha gustado? Buf, varias. Por dar una por género (más o menos) Erin Brockovich, La saga de X- Men, Espera al último baile....

9. ¿Qué países te gustaría conocer y porqué? Para conocer, Egipto, porque me encanta su cultura. Para vivir, si alguna día me pierdo me encontrareis en Nueva Zelanda, porque allí la gente vive mucho más relajada.

Y ahora paso a nominar: (creo que son 10). Seguro que me repito con alguno, pero como es el primero, me hace ilusión:
- A Lis, de La tonterida de la semana porque así puedo volver a decirle eso de: "Lis, queremos más tonteridas!"
- A la Dra. Jomeini por El blog de la Doctora Jomeini porque me lo leí entero cuando trabajaba en una empresa en la que nunca tenía nada que hacer. Sin su blog esas mañanas hubieran sido mortales, me encantó! Nunca he puesto ningún comentario, pero me encanta
- A la Doctora Amalia Arce por Diario de una mamá pediatra porque me encanta su humanidad. También soy lectora anónima.
- A Mamá en Alemania por Una mamá española en Alemania porque me encanta como escribe, porque me río mucho con sus anécdotas y porque me ayuda a recordar cosas de la otra madre patria que tenía olvidadas. Aunque no siempre sean para bien!
- A Madre y Más por MadreYMás porque siempre la leo (de nuevo anónimamente) y porque le deseo mucha suerte en su nueva aventura.
- A Papá Lobo por Historias de Papa Lobo porque su manera de contar las cosas es genial.
- A Su, por El Rincón de Su porque me parto de la risa leyéndola, ha sido un nuevo gran descubrimiento.
- A Drama Mama por Como no ser una drama mamá porque es divertidisima, y porque volver a leer todos esos consejos que nos han dado nuestras madres es genial. Además, la sección "cuando utilizarlos" es de gran ayuda! Tienes toda la razón!
- A Anna de História Clínica para desearle suerte en su MIR y porque su blog además de gustarme, me parece muy profesional.
- Y por último, a Jose Manuel de Welcome to my Nightmare porque me debe una comida en el Vips y así se la reclamo.
He dejado varios fuera porque ya lo habían recibido por triplicado. Esto por supuesto va sin compromiso, pero quería nombraros a todos y, aunque en muchos casos soy lectora anónima, deciros que me encantais y que os he leido de cabo a rabo.
Saludos!
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Ay la leche que me he olvidado de mi madre!!!!! De verdad, menuda mala hija que soy... Pues nada, ahi va:

- Mención especial para Santa Madre (alias Reincidente) por su blog Bali Reincidentes : porque es toda una experta en Bali, porque hace unas fotos que son una pasada, y porque es mi madre y punto. A ver si le vuelves a dar caña al blog!




viernes, 15 de octubre de 2010

Nena, nunca te líes con un músico

Esa frase me la dice mi jefe (músico, por cierto) hasta la saciedad. La cuestión es que trabajo con músicos, mis mejores amigos son músicos y cuando salgo lo hago o por trabajo, o lo hago rodeada de músicos.... Así que no se como narices hacerle caso, pese a que sé que es un buen consejo. Salir con un músico es complicado, y no toda mujer lo soporta. De hecho siempre comentamos que hay 2 tipos de novias/esposas: las que lo entienden y lo llevan bien, y las que no lo hacen (también llamadas novias/esposas tocanarices). Como yo he pasado por todos los instrumentos posibles, voy a dejar una pequeña lista de consejos, para que la pobre incauta que se encuentre con uno de estos especímenes pueda salir corriendo antes de involucrarse demasiado. Si no, no digas que no te he avisado!
NOTA: Todo lo que cuento aqui es porque me ha pasado, o lo he visto con mis propios ojos. Por eso, mi lista queda reducida a mi ámbito de experiencia, los músicos que se dedican al rock y al heavy metal. Además, según el nivel de profesionalidad del músico, algunas desventajas se eliminan pero aparecen otras. Seguramente cuando conociste a tu posible pareja, ya era músico, asi que como mínimo te va a tocar tragar con una de las cosas que cuente aqui. Por tu bien, espero que no sean todas y que te lo tomes con el mismo sentido del humor con el que yo lo estoy escribiendo.

1. Los gastos: Ser músico es caro, muy caro. Además de los instrumentos, tienes que sumarle local de ensayo y en algunos casos clases. Además, los discos de hoy en día se autoproducen, y cuestan una pasta (súmale promo, merchandising, etc.) Con los conciertos se gana poco, y de las ventas de discos mejor ni hablamos. Si en general se cubre lo gastado, puedes ser MUY FELIZ. En niveles superiores los ingresos aumentan, pero seguramente tu amorcito querrá mejor equipo, mejores salas etc = más gasto.
2. El manager: (Recuerdo que yo soy una de ellas) El manager (si lo tienen) puede llegar a ser tu peor enemigo. Al manager le importa 2 pepinos que ese fin de semana sea tu aniversario, tu cumpleaños, o lo que sea. Si hay un festivalazo y el grupo de tu novio es uno de los afortunados que va a tocar, es lo que hay. Y si tu novio decide no tocar por ti, te aseguro que tanto el manager como el resto de la banda TE VAN A ODIAR DE POR VIDA.
3. El ensayo es sagrado: Da igual que tu tengas 40 de fiebre, una cita con el médico o se te haya roto el coche. Si hay ensayo, el mundo exterior se para. Si le tienes que llamar por teléfono porque la casa se cae, seguramente no oiga el móvil, eso si no lo ha apagado. Y si se pierde un ensayo por algo que tenga que ver contigo y no sea de vida o muerte (y esto es textual) automáticamente pasarás a ser catalogada como novia tocanarices. CONSEJO: Los días y horarios de ensayo son una variable importante. Si la banda de tu chico ensaya solo entre semana, es un buen partido. Los ensayos en fin de semana son mucho más largos, porque se suele aprovechar para estar mas tiempo o para tomar algo después. Y si decides ir, llevate un libro: Un ensayo no es un concierto, la primera vez te hará gracia pero si vas más veces te querrás morir. Lo mejor que puedes hacer? Hazte amiga de otra de las novias e iros juntas al bar de enfrente.
4. Las groupies: Se dice y se comenta que ya no existen, que eso acabó en los 90. ES MENTIRA, yo las conozco, aunque es cierto que gracias a Dios van quedando menos Son especímenes que quieren tirarse a un componente de un grupo (preferiblemente famoso) solo porque toca en el grupo X, todo lo demás le da igual. Se las suele reconocer por su nivel de "pavismo" o lagarterismo", no son nada disimuladas. CONSEJO: No vale la pena ni enfrentarse, ni poner mala cara. Pasa olimpicamente, si tu chico tiene dos dedos de frente, esa tia le da tanta grima como a ti. Será amable un rato porque estas chicas compran discos y merchandising, y ponerse borde con ellas les acaba dando mala fama. Tomátelo con humor y obsérvalas desde la barra, verlas en acción es todo un espéctaculo y te puedes echar unas risas a su costa.

Ahora pasemos a las ventajas y desventajas por instrumentos:
1º Cantantes: (En estos tengo todo un master!) DESVENTAJAS:
- Si de verdad esperas que en casa te cante canciones románticas al oído, estás muy equivocada. Como mucho, hará escalas para prácticar y son un coñazo. Y si se les pide que canten en una fiesta SIEMPRE contestarán "es que estoy malo".
- Tienen cierta tendencia a calentar la voz en el peor momento, como un domingo cuando te acabas de levantar después de una noche de fiesta y solo quieres silencio. O mejor: Tu vas esquivando el tráfico de la Castellana, haciendo tu contrareloj particular porque tu chico, que va sentado a tu lado, llega tarde a su concierto. De repente, el decide ponerse a calentar la voz (es decir, a pegar berridos) sin avisarte y sin bajar la ventanilla: Tu te acabas de quedar sorda y, o tienes muchos reflejos y sangre fría, o espero por tu bien que tengas un buen seguro....
- No se te ocurra canturrear en casa, en el coche, o en otro concierto. Si tu chico tiene nociones técnicas, te pasarás el día escuchando "eso no se hace así".
- Si tu chico es de los que se cuidan la voz, preparate a llenar la casa de humidificadores y olvídate del aire acondicionado. Los días previos a un concierto tienen que dormir muchas horas y algunos evitan los sitios con humo, así que nada de salir de cañas.
- Tienen cierta tendencia ser ególatras. Son los frontman de la banda, los que acaparan la atención durante la mayoría del concierto y LES ENCANTA. De todos los que conozco, solo una (si, una chica) no cumple con éste último punto.
VENTAJAS:
- Suelen tener poco equipo, para practicar en casa llevan el instrumento incorporado así que no te la llenarán de trastos.
- Verles encima de un escenario es UNA PASADA (esto con todos, pero con los cantantes más)

2º Guitarristas: DESVENTAJAS
- Generalmente (pero no siempre) son los que más horas se tiran con el instrumento encima.
- El tópico de "musico independediente, torturado e inconformista" se suele cumplir con los guitarristas
- No les vale con una guitarra, mínimo necesitan 2 (el día que solo llevan una a un concierto es, inevitablemente, el día que se les rompe una cuerda en directo) Alguno que conozco tiene hasta 8, y eso sin contar amplificadores, cabezales etc. Mucha pasta y mucho que cargar. Cuenta con una habitación solo para sus trastos (esto tb vale para el resto menos para los cantantes).
- Tienen las manos destrozadas.
VENTAJAS:
- Son geniales para amenizar fiestas, no se hacen de rogar como los cantantes.
- Suelen tener unos brazos estupendos

3º Bajistas: DESVENTAJAS
- En cuanto al equipo y número de bajos, son igualitos a los guitarristas
- En un concierto, nunca se les oye o no destacan. Los guitarristas, baterías o teclistas suelen tener su momento "solo", en el caso del bajista es más raro y solo los muy frikies saben apreciarlo.
- El bajo no es un instrumento melódico, oirles practicar en casa puede ser MUY cansino y de nuevo, casi nadie lo valora.
VENTAJAS:
- Le preguntaré a mi amiga P., que está casada con uno, porque a mi no se me ocurre ninguna. He de decir que su marido es un buen amigo y un hombre encantador, pero seguro que ya lo era antes de ser bajista. Mi jefe (bajista, como no) también es encantador... Aceptamos bajista como persona encantadora?
- Ah! Lo de los brazos de los guitarristas también se puede aplicar a los bajistas.

4º Baterías: DESVENTAJAS:
- El instrumento ocupa LO QUE NO ESTÁ ESCRITO
- Del ruido, mejor no hablamos (Solución: Que se compre una batería electrónica y se ponga cascos, pero volvemos al tema espacio y dinero). Si solo tienen una normal, generalmente está en el local, por lo que para practicar se tienen que marchar de casa.
- Se dedican a hacer ritmos CONSTANTEMENTE: o con el pie en el suelo, o con las manos encima de la mesa. Doy fe de que a los 10 minutos le quieres tirar por la ventana.
VENTAJAS:
- Tocar la batería es un gran ejercicio físico, tienen una resistencia, sobre todo en las piernas, que es una pasada. Necesitais más explicaciones? :-)

5º Teclistas: DESVENTAJAS
- Suelen ser algo serios, sobre todo en cuanto a ensayar con su instrumento se refiere.
- Un buen teclista ha estudiado muchos años, y se ha esforzado mucho para tocar como toca. Por tanto, están muy demandados. Y ELLOS LO SABEN.

VENTAJAS:
- Unas manos ideales para hacer masajes

Y por último, la erótica del escenario:
Generalmente, cuando le veas encima de un escenario con 100, 200, 500 o incluso 15.000 personas aplaudiendo, todo esto se te olvidará, sobre todo por la cara de felicidad de tu chico. Pero en el manual de novia de músico pone muy clarito que solo puedes aplaudir, gritar y cantar DURANTE el concierto. Después tienes que aguantar todas las felicitaciones con cara de indiferencia, no vaya a ser que se le suba a la cabeza. Y por cierto, dejale disfrutar del post concierto solo, no te pegues como una lapa. Es su momento y se lo ha ganado.

Hala, que nadie diga que yo no he avisado! Siento el tostón, pero no me quería dejar nada fuera!

jueves, 14 de octubre de 2010

Aprendiendo a ser soltera

Lo principal para solucionar un problema es saber que lo tienes, y yo tenía muy claro que tenía varios. Así que como Jack el Destripador, decidí ir por partes:
1º Tenía que aprender a estar sola: Eso implicaba pasar un sábado por la noche en mi casa sin querer tirarme por la ventana. Si podía contar con mis amigos (todos emparejados, por cierto), mejor que mejor. Pero no podía depender de ellos. En cuanto descubrí el placer de poder alquilar la peli mala que me diera la gana y el de dormir en diagonal en mi cama de 1,60, este punto fue relativamente fácil. Me costó unos meses, pero al final lo conseguí. El problema fué que me gustó Y MUCHO.
2º Volver a conocerme: Tras el maldito "Efecto perro" ya no sabía ni quien era. Se juntó con que me tiré 3 meses enferma en casa, por lo que tuve muchas horas para hacer exámen de conciencia, recuperar antíguos hábitos y ver que quería recuperar de la antigua yo y que quería mantener de la nueva. El resultado ME ENCANTA. (Si, un poco de autoestima, al fin!)
3º Si quería un proyecto de vida, tenía que empezar a ser exigente y no empezar relaciones con hombres que sabía que no me iban a acompañar en ese proyecto. Así que no me iba a conformar más, sabía que tipo de hombre quería y pensaba esperar a que apareciese. Y debido a esto, tuve que escuchar la siguiente SARTA DE CHORRADAS:
- "Lo que tu quieres no existe": Genial. Esa confianza en el género masculino es lo más. Además, lo que quiero yo coincide en gran medida con el hombre perfecto de cualquier chica.... es una crítica velada a tu novio? (Si, me lo dijo una amiga con pareja)
- "Cuando vaya pasando el tiempo, irás bajando el listón": ¿¿¿¿???? Que pasa, que se supone que me voy a ir desesperando con el tiempo y conformarme con lo primero que pille? Prefiero ser una soltera de 60 años que viva en el campo rodeada de perros antes de conformarme con un hombre que no me haga feliz. (Por cierto, las ventajas de un perro sobre un novio las dejo, que están muy leídas ya)
- "Tu lo que buscas es un marido": Pues mira, no. De momento busco un hombre que me guste, con eso me vale. Si luego resulta que es mutuo, y pasa la prueba de las primeras cañas, primeras cenas, y todas las "primeras" que tocan se convertirá en un novio. Y si con suerte sigue funcionando, será un marido. No pretendo que venga con anillo incorporado, gracias.
- "Es que tu pretendes que de primeras aparezca el hombre perfecto": Hombre, no se si tiene que aparecer de segundas. Yo no busco un tio para cambiarlo y moldearlo a mi antojo, si quiero arcilla me apunto a un taller. Además, no busco al hombre perfecto, busco un hombre perfecto PARA MI.
.... Y la lista continúa en muchas variantes. Cada una me indigna más.
El problema de la historia viene cuando según fue pasando el tiempo fui mejorando en el propósito nº1, mientras que intentando poner en práctica el punto nº3 descubrí cuanto había empeorado el mercado en los últimos 5 años. Consecuencia: ME ENCANTABA ESTAR SOLA. Solo pensar en compartir mi vida con otra persona me agobiaba tanto que sentía como si me estuvieran estrangulando. Además, empecé a trabajar en la música, trabajo que tiene unos horarios y unas características que no te hacen ser precisamente la pareja ideal de nadie que no sea otro músico (las ventajas y desventajas de liarse con un músico lo dejamos para otro día).Vamos, que la cosa estaba chunga. Y para rematar la jugada, desarrollé una extraña capacidad para ir ciega por la vida. Es decir, no veía a los hombres, literalmente no me fijaba, y cuando los veía lo unico que despertaban en mi era la más absoluta de las indiferencias. Suena cursi, pero de verdad llegué a pensar que mi corazón y mis hormonas se habían quedado congeladas, porque era como si no tuviera ninguna de las 2 cosas. Tengo que reconocer que también me gustaba mucho esta situación por otro motivo: Me di cuenta de que por primera vez en mi vida no sufría. O si lo hacía, pero por cosas que estaba en mi mano solucionar o no, pero no por otra persona. Mis problemas, alegrías y disgustos eran míos y solo míos, y mi día solo dependía de con que pie me levantara yo, no con que pie se levantara el de al lado. Resumiendo, que como dice mi querido Nach (ahora os lo presento): "Antes que sentir dolor, mejor no sentir nada"
Pero hace un par de meses que me he dado cuenta de que esto de no sentir también es tremendamente aburrido. Además, parece que me empiezo a descongelar, porque en el último mes he he sorprendido a mi misma preguntando eso de: "oye, y ese quien es?" Aleluya! Mis hormonas se reactivan!
Conclusión: "Que el núnca se va para siempre, que el amor camina libre como el alma de la gente, que no siente de añoranzas ni lamentos, que solo vuelve cuando siente que llegó el momento" Y creo (o más bien espero) que el mío llegue pronto. Porque al fin he comprendido que: SIN AMOR NO HAY FUTURO.
Con esto os presento oficialmente a Nach, para mi un genio: Aqui teneis la canción completa:



miércoles, 13 de octubre de 2010

Quiero querer.... o no. 2º parte

La mayoría de edad llegó y con ella los cambios. Con el tiempo había pegado el estirón, había adelgazado y me había estilizado. Además bailaba, jugaba al volley y montaba a caballo, por lo que estaba en forma.
Aqui llegaron ya los primeros novios "de verdad" (la relación con mi ex alemán acababa de termina y ya solo le quedó un breve reencuentro a los 20 años), y los primeros rollos breves. El problema era que yo seguía en mi linea de "hagoloquemedalaganaynoledoyexplicacionesanadie", y me liaba con quien me daba la gana y cuando me daba la gana. Consecuencia: Me pillé una fama de "pilingui" (por ser fina) que daba miedo, de hecho llegué a recibir amenazas por la calle y en el busca (si, tuve una infancia sin móvil, pero como nunca paraba en casa Santa Madre me puso un busca para localizarme). Y dolía, dolía mucho, porque nadie entendía que yo no hacía daño a nadie. Cuando tenía pareja era fiel, aunque es cierto que alguna vez cometí el error de irme con otro antes de dejarlo. Y cuando no la tenía, pues era libre para compartir mi tiempo como y con quien yo quisiera. Además, no se trataba de que usara a los chicos como si fueran de usar y tirar, realmente estaba buscando alguien con quien quedarme, pero no lo encontraba. A algunos no me valía la pena ni volver a llamarles, otros a los 2 días ya me habían aburrido.
 A los 19 me compré mi coche y empecé a salir hasta las mil de la noche 4 días por semana, (antes no podía porque llegar a mi casa en transporte público es complicado), huyendo de una situación familiar en casa muy complicada. Me pasaba el día fuera rodeada de gente porque era mejor que estar dentro.
Tras 2 años de locura y fiesta me enamoré hasta las orejas de un compañero de trabajo 12 años mayor que yo, yo tenía 21 y el 33. La relación duró apenas un año, pero fué muy intensa: Durante los 3 primeros meses fui "la otra" (sin comentarios...) y cuando al fin dejó a su pareja, prácticamente nos fuimos a vivir juntos. Además empecé a vivir la vida su ritmo, las fiestas y los bares dejaron paso a teatros, cenas y veladas en casa. La relación se acabó, y aunque pasé unos días malos, me recuperé rápido, sobre todo porque echaba de menos vivir una vida más acorde a mi edad y sin los dramas que le rodeaban.
Y a partir de ahi, prácticamente juntaba una relación tras otra: A las 3 semanas, conocí a mi siguiente pareja, J., con la que estuve casi 2 años. Y a los 10 días de dejarlo conocí a mi ultimo novio, N., que en buena hora entró en mi vida.
Al principio todo sobre ruedas, pero entre su ex, con la que tenía asuntos sin resolver, y los problemas con sus amigos, algunos de los cuales no me dieron precisamente un cálido recibimiento, la relación empezó a ser un tormeto. Intentamos vivir juntos, al mes se fue de casa. Lo dejamos y me arrepentí, lo que me costó 6 meses luchando para volver con el, mientras que el tenía la cabeza en volver con su otra ex o no (de nuevo, compitiendo contra otra mujer, lo odio). Y al final volvimos, pero la brecha entre los 2 ya era demasiado grande y justo antes de nuestro 2º aniversario lo dejamos. Entre otras cosas, yo empezaba a desear una vida estable, que viviera conmigo y casarnos y tener hijos en un futuro. Pero sabía de sobra que el no me iba a seguir en ese camino, el solo quería fiesta, fiesta y más fiesta, y por supuesto solo, porque debido a mi problema con sus amigos me prohibió (si, como suena) salir con el si sus amigos estaban presentes.
Así que en junio de 2009 me encontré sola por primera vez en mas de 5 años. Y de repente, oh, sopresa: A mi, la independiente y la que siempre hacía lo que quería, SE ME HABÍA OLVIDADO CÓMO ESTAR SOLA. Parafraseando el libro "Comer, rezar, amar", yo era como un perro: Dicen que los perros se parecen a sus dueños: yo me parecía a mis novios, mi personalidad quedaba totalmente anulada por el camino. Esto sumado a que lo que realmente quería era establizar mi vida junto a alguien, y que mi, hasta ese momento inexistente, instinto maternal apareció con una fuerza brutal.... digamos que tenía un problema y gordo.
Ese día empezó mi búsqueda.

martes, 12 de octubre de 2010

Quiero querer.... o no. 1º parte

Llevo un par de días dándole vueltas a como escribir sobre el verdadero motivo de este blog: Mí busqueda de un futuro con amor y lo dificil que me parece. Despué de un año dándole vueltas espero que ponerlo por escrito me ayude a enterarme de una vez de lo que quiero.
De pequeña era una niña rara: Lígeramente gordita, muy tímida, con muchos complejos y muy acostumbrada a estar sola. No tengo hermanos, y fui la primera hija, la primera nieta y la primera sobrina hasta los 11 años. Aprendí a leer sola a los 5 años y desde ese momento mi fiel compañero siempre fue un libro, leía todo lo que pillaba y me podía tirar horas enfrascada. Y cuando no eran los libros era la música, desde los 3 o 4 años podía estar horas sola metída en mi habitación escuchando una canción tras otra mientras inventaba historias. Podría decirse que tenía muchísima imaginación, y muchos de mis juegos ocurrían en mi mente.
Todo esto implica que no era precisamente una niña popular, ni con muchas amigas. Y menos en una clase con mayoría de chicos (en 1º de EGB eramos 5 chicas por unos 18 chicos) y con 5 compañeras que eran totalmente lo contrario a mi, altas, guapas, extrovertidas, y muy deportistas. Digamos que yo era el patito feo, el objeto de burlas, la niña a la que pegan en el patio del colegio. Y todo fue igual hasta la preadolescencia, todas las chicas eran populares, le gustaban a los chicos, y yo era la que tenía que correr por el patio socorriendo los ataques de nervios de mis amigas cuando recibían un regalo en San Valentín (por si alguien tiene dudas, a partir de entonces me negué a celebrar San Valentín y no he cambiado de idea hasta hoy, de hecho, por mi borraría el día del calendario). Todo esto se junta con que no tenía ninguna amiga íntima, o al menos de forma durardera. Yo siempre era una más de la pandilla, mientras que las demás siempre tenían a su íntima de la que eran inseparables. Por supuesto también tenía un talento, escribía realmente bien para mi edad, pero eso solo me hacía popular ante mi profe de Lengua. Resumiendo, sentía que no pertenecía a ningún sitio. De todas formas no sufría demasiado, era una persona bastante independiente y seguía divirtíendome mucho sola.
A los 11 años murió mi padre. Lo pasé fatal, fue una muerte repentina e inesperada, mi y shock fue tal que me negué a hablar del tema. Apenas después de darme la noticia me cerré en banda, no quería aceptarlo, no quería sufrir, y por tanto, opté por hacer como si no hubiera pasado: puse mi mejor sonrisa, le dije a todo el que me preguntaba que estaba bien, como si me estuvieran preguntando por el cole, y no volví a hablar de él. Al cabo de un año creo que me empecé a dar cuenta de lo que había pasado, pero no podía romper mi mutismo autoimpuesto y mi dolor se transformó en mala leche: Me convertí en una borde de libro, antipática y enfadada. Mis pocos amigos del cole no entendían nada y me dejaron de lado, hasta que mi tutora, que se dió cuenta de lo que pasaba, les pidió que por favor fueran amables conmigo, que yo lo estaba pasando mal y que me dieran una oportunidad.
A los 14 años cambié de colegio y me eché mi primer novio. Seguí sin ser la más popular del reino, pero estaba algo más comoda. Y debe ser que algo cambio, porque las reacciones que suscitaba eran algo diferentes. Como dijo un amigo mío: "O te adoran, o te odian, pero no dejas indiferente a nadie" Supongo que mi independencia se radicalizó, hacía lo que me daba la gana, no daba explicaciones a nadie y encima siempre había sido un poco marisabidilla (supongo que producto de tanto libro, porque encima yo no leía libros infantiles, le robaba las revistas y los libros a mi madre. Vamos, que con 9 años me leía el Cosmopolitan de arriba a abajo).
Pero mi escudo de independiente tenía agujeritos: En el fondo mis complejos y mis inseguridades seguían ahi. Yo quería que me quisieran, quería una amiga íntima, quería un novio que me cogiera de la mano (si, vale, tenerlo lo tenía y le adoraba, pero es que vivía en Alemania.... Que duró hasta casi los 20 años? Vale, pero se pasa fatal), quería que mi familia no me viera como un bicho raro, quería destacar en algo. Quería aceptación.
De todas formas, no tuve una infancia triste. Hice mogollón de cosas, jugaba al volley, montaba a caballo, patinaba sobre hielo, leía libros, di clases de guitarra, fui Scout, pasaba los veranos en Alemania... Me divertía un montón y aprendí muchas cosas que luego me han sido últiles. Podríamos decir que fui una niña feliz, independiente, un poco rebelde, muy curiosa y activa, pero con una inseguridad y un deseo de cariño que a día de hoy parece que sigo arrastrando.
(Continuará)
----------------------------------------------------------------------------------------------------
PD: Quiero dejar una anécdota que me contó Santa Madre hace un par de semanas y que me hizo mucha gracia. Expresa muy bien la niña pasota que era.
Cuando tenía unos 2 años, aunque mi madre me dijera que no hiciera algo, yo pasaba olímpicamente de ella. Para que la hiciera caso, mi madre me amenazaba con "ponerme cara de perro" (ha intentado recordar como era la famosa cara, pero ya no le sale, jeje). Las conversaciones durante unos meses fueron más o menos así:
-"Niña, no hagas esto, o te pongo cara de perro!" (Seguida de lo que podríamos llamar la "mueca materna pre-cara de perro")
- "No, mami, no me pongas cara de perro!" (Drew con 2 años haciendo pucheritos)
Hasta que de repente un buen día pasaron a ser así:
- "No hagas esto, o te pongo cara de perro!" (Seguida de la "mueca materna pre-cara de perro")
- " Pues vale" (Drew se da la vuelta y se va a hacer aquello que se supone que no debe....)

domingo, 10 de octubre de 2010

La Lasaña asesina

Atención, encuesta:
Cuanta gente se ha quemado la garganta (y repito, la garganta, no la boca) con una lasaña?

YO SI

Y por cierto.... duele mogollón!

viernes, 8 de octubre de 2010

Adios, Steve Lee

Esta noche tengo concierto y aprovecharemos para hacerle un pequeño homenaje al GRANDE que nos ha dejado esta semana.
Steve Lee, vocalista de Gotthard falleció el pasado día 5 de Octubre en un accidente de tráfico absurdo (todos lo son, pero este tiene una carga de mala suerte que asusta) a los 47 años.
Con esto no solo se pierde a un gran artista y una gran voz, seguramente sea el fin de uno de los mejores grupos que he escuchado nunca. Gotthard fue uno de los primeros grupos que descubrí de la mano de Cristina cuando comenzamos nuestro programa de radio, y ese "Domino Effect" nunca más se fue de mi cabeza.
Quería insertar 2 videos como muestra, pero NO SE HACERLO! A ver si lo descubro y los pongo...
Mi más sentido pésame a la familia y a la banda.

jueves, 7 de octubre de 2010

Esas cosas que parece que solo me pasan a mi....


.... que a mi me parecen lo más normal del mundo, pero como cada vez que lo cuento mis amigos se parten de la risa y me dicen que es increible, he acabado deduciendo que tan normal no es. De hecho, en el post de ayer lo comentaba: "algo me tenía que pasar"... y es que yo no puedo tener épocas tranquilas, cada X meses (si hay suerte y no son cada menos) me tiene que pasar algo que revoluciona mi vida.
En esta ocasión, todo el mundo me dice que es algo muy normal, pero curiosamente a esas mismas personas no les ha pasado... En fin.
Ayer por la tarde fui a colocar el paquete de sal que había comprado en el armario que tengo encima de la vitrocerámica y el extractor (es uno de esos con baldas muy estrechas). Como sigo con mi faringitis, al ir a colocarlo estornudé, con la mala fortuna de que le dí un manotazo al azucarero y este fue a caer encima de la vitro. El resultado del golpe: el de la foto que precede al post. Mi cara al ver el agujero era un cuadro, me quedé en shock. Además me saltó un cristal a la muñeca que no me la abrió de milagro. Mi primer acto reflejo, llamar a Señora Madre, que no se como me escucharía la voz por teléfono que colgó a la amiga con la que estaba hablando por el fijo para que le contara que barbaridad me había pasado esta vez. La pobre intentó consolarme:
- "Hija, que eso le pasa a todo el mundo"
- "Mamá, en tus casi 51 años, cuantas vitros has roto tu?"
- "........ vale, ninguna, pero pasa"
Por supuesto la super cena que había planeado para esa noche quedó en nada, me tuve que contentar con un vaso de leche con galletas.
Y esta mañana, a rizar el rizo: Para empezar, mi casa es de alquiler con opción a compra, así que tenía que informar a la promotora, me tienen que autorizar el cambio de vitro, etc. Para seguir, mi vitro es un conjunto par, es decir, los encendedores están en el horno. Y para terminar, el modelo de vitro que tengo ya no se fabrica (tiene narices, mi casa apenas tiene 2 años).
Con mi faringitis a cuestas me he ido con Señora Madre a buscar una vitro nueva (Santa Señora Madre, si no es por ella estoy sin vitro hasta que me salgan canas). Pensaba que sería facil y que podría elegir: mi gozo en un pozo. En Miró no hay placas polivalentes, en Media Markt tampoco las trabajan y en Carrefour, idem de lo mismo. Además, me dicen que si quiero una placa independiente, tengo que llamar a un electricista para que me corte las conexiones del horno y me ponga un enchufe (Gracias a Dios que tengo un amigo electricista que con toda la resignación del mundo me salva de mi ineptitud eléctrica, Santo Ángel y Santa Cris, que haría yo sin vosotros!). En el Corte Inglés ya me desespero, me informan que si quiero solo la placa del conjunto par, que se la pida directamente a la marca. A estas alturas, me estaba arrepintiendo de no haberme abierto las venas la noche anterior con el cristal roto....
Cuando llamo a la marca, se parten de la risa: Que me vale cualquier placa polivalente de sus 2 marcas asociadas, que las puedo comprar en cualquier sitio y que si la tienda no la tiene, que la pidan como todo hijo de vecino. Y el operador me da un consejo muy sabio: "Vete a una tienda de tu barrio, que se van a preocupar por vender mucho mas que una gran superficie" Es decir, 5 horas, 6 llamadas y muchos kilómetros después acabo en la tienda de electrodomésticos de enfrente de mi casa, esa que tienes tan vista que ni piensas en ella. Y al fin a las 18h (casi 24h después de cargarme la placa) consigo encargar una vitro que vale para mi cocina, y me la traen e instalan ellos. Es decir, que ni necesito un electricista, ni comprar el conjunto entero con horno incluido (que también me lo dijeron), ni pedirlo a la marca, ni nada.... La bromita son 280€ (de nuevo subvencionado por Santa Madre S.A), y seguramente no llegue hasta el Lunes, pero va a ser la excusa perfecta para reclamar todas las comidas / cenas que varios amigos me deben desde hace tiempo y para que Santa Madre de nuevo aparezca con sus santos tuppers. Nunca hay mal que por bien no venga!
MORALEJA: Viva el pequeño comercio, hay que apoyarlo, que por desgracia está desapareciendo. El encanto de una librería de barrio no se puede comparar con la sección de libros de El Corte Inglés, y la sabiduría de alguien que lleva 20 años vendiendo electrodomésticos no tiene precio.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Psoriasis 1º parte: Mi tratamiento

Tenía pensada una entrada muy profunda sobre mi búsqueda de algo que no se que es, mis expectativas, mis sueños... Pero como llevo desde el viernes con una faringitis de caballo y me pone de muy mal humor, he decidio empezar contando el rollo de la psoriasis, que me apetece quejarme un rato sobre mi patata de salud.
Lo dicho, tengo psoriasis en las uñas. Y si, SOLO la tengo en las uñas (cuando me pongo muy mal me salen brotes en la cabeza, pero son pequeños y se curan enseguida, además no se ven), y no, NO tengo artritis psoríasica (está relacionada con la psoriasis en las uñas). Esto me lo preguntan los médicos alucinados cada vez que me ven, por lo visto soy un caso bastante raro.
Empecé con el primer brote a los 18 años, pero como solo lo tenía en una uña del pie y en otra de la mano (los 2 pulgares del lado derecho) digamos que lo dejé pasar. Además mi madre y mi abuela tenían cosas parecidas, y como ellas usaban unos líquidos, pues los compartíamos y listo (mal hecho, lo se).
A los 23 años se me empieza a multiplicar por varias uñas mas a una velocidad de vértigo, por lo que mi madre se harta y me arrastra al dermatologo, que no tardó ni 5 minutos en decirme que yo lo que tenía era psoriasis (la verdad es que mis manos son de libro). Y ahí empezó mi andadura como cliente preferente de la farmacia de mi barrio: Las cremas y los líquidos cuestan una pasta y yo necesitaba 3 o 4 diferentes, que por supuesto hay que reponer cada poco tiempo...
Al cabo de los meses y tras comprobar que meter las manos en agua hubiera sido más barato, porque en cuanto a efectos no hubiera habido diferencia, mi madre encuentra rebuscando por Internet al que voy a llamar "El superdermatólogo", especializado en mi tema y que de momento es el único que me ha ayudado. Además es un amor de hombre.
Allá por agosto del año pasado, el superdermatólogo me ve por primera vez y me avisa: Que lo mío tiene que pasar al siguiente nivel, tratamiento con pastillas y que lo voy a pasar mal. (Le agradecí la sinceridad, pero anda que se andó con rodeos, menuda depre que me pillé yo esa tarde) Tras pasar los análisis correspondientes, en octubre del año pasado empiezo un tratamiento con Metrotrexato, que no solo mantuvo mi titulo de cliente preferente de la farmacia, si no que me adjudicó otro titulo: Cliente preferente del centro de análisis de mi pueblo (requiere controles por análisis de sangre cada 3 meses como máximo) Lo primero que pensé cuando leí el prospecto fue "que guay, tengo la única enfermedad no mortal de las que requieren este medicamento". Para que os hagais una idea, sirve para el cancer del pulmon, un tipo de linfoma, la leucemia y un par de cosas más. Empecé a tratarme un jueves por la mañana, 3h después empezaron las primeras nauseas, el viernes por la noche lloraba en mi sofá como una magdalena de lo mal que me encontraba. Y así estuve 3 meses, hasta que los malditos efectos secundarios (además de las nauseas, cansancio y caida leve del pelo) no desaparecieron, pero al menos se hicieron soportables. Esto se junta con que me tiré 6 semanas para curarme una gripe/anginas (es que la muy ca.... mutaba cada semana) que no había manera de quitar, porque la medicación también reduce las defensas.
La cuestión es que el maldito metrotrexato acabó funcionando bastante bien y yo ilusionada pensaba que iba a volver a tener manos de persona normal. De hecho, se me curó oficialmente una uña y todo (no os imaginais la que lié, se la enseñaba a todo el mundo como si fuera una niña pequeña: "mira, se ma ha curado una uña!"). Pero obviamente algo tenía que pasar y en julio tuve un nuevo brote de la enfermedad que me dejó las uñas peor de lo que estaban antes de empezar a tratarme: Las que ya tenía y se estaban recuperando volvieron a su punto original y me salieron 3 nuevas, lo que se traduce en que de 10 uñas en las manos, 8 están enfermas. El superdermatologo gracias a dios tenía una última carta guardada en la manga y decidió empezar a tratarme con la llamada terapia biológica, que son unos nuevos sueros que se están usando para varias enfermedades de este tipo. En mi casa lo llamamos el "medicamento supermegatunning". Y nada, tras todo el papeleo empiezo a tratarme el próximo 26 de octubre, ayer me llamaron para darme la cita. Este tratamiento se aplica en el hospital, en unidades similares a las que se usan para la diálisis o la quimio. Vamos, por lo visto hay butacas, camas, teles... Tengo que pasar ahí unas 4h por la tarde, así que lo he bautizado las "tardes zen", porque aprovechando que no puedo hacer nada me voy a dedicar a leer, descansar y relajarme, suena bien eh?
Ya os iré contando si funciona o no funciona, de momento no me quiero extender más en este post, ya hablaré más adelante de las consecuencias físicas y psicológicas que ha tenido está enfermedad para mi, que da para otra Biblia....
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
PD: La mano de la foto es mi mano mala, sé que no se ve muy bien, pero quería tenerla para poder comparar. Cuando se me empezaron a curar las uñas con el Metrotrexato yo no me daba cuenta porque al verme las manos a diario no notaba la diferencia. Mi madre siempre comentaba que era una pena no haber hecho fotos para poder comparar el antes y el después. El otro día en el hospital me hicieron un book de las manos, pero como supongo que no me dejarán verlas, me hecho yo un par para mí, a ver si en unos meses puedo poner otras donde se vea lo mucho que he mejorado.

martes, 5 de octubre de 2010

Hola!


Tengo el blog recien creado y lo primero que pienso es que quien me manda a mi escribir un blog... Supongo que es parte de la colección de locuras que llevo haciendo en el último año y que por lo visto voy a seguir haciendo, mientras que busco algo que sigo sin saber que es.
Supongo que lo primero es presentarme: Soy Drew, 26 años, residente a las afueras de Madrid (no me atrevo a llamarlo pueblo). Me queda una asignatura para terminar periodismo (llevo 9 años con ello, pero eso ya lo contaré), algo de lo que por lo visto nunca ejerceré. Trabajo escribiendo textos para Web y en una agencia de management musical, que es la ilusión de mi vida. Soltera desde hace más de un año, romántica empedernida y por lo visto muy clásica en cuanto a lo que a relaciones se refiere. Sueño con formar una familia y tener hijos, pero parece ser que eso en mi generación no está muy bien visto. Y por último, tengo una psoriasis galopante en las uñas que se dedica a amargarme la vida.
Y resumiendo esa soy yo. Pretendo desahogarme aqui contando mis aventuras en los conciertos, mis decepciones amorosas, mis torturas médicas y mis reflexiones sobre porqué siento que no pertenezco a ningún sitio. A ver si así me aclaro y encuentro lo que busco, aunque a veces ni siquiera se lo que es.