viernes, 26 de noviembre de 2010

Historias de la ciénaga: Porqué no hago cenas en casa


Revisando comentarios antiguos, he visto que quedé en contar un día el motivo por el que no hago cenas en casa. Y como hoy el tema viene un poco al caso, pues me pongo a ello.

La razón por la que me niego a volver a organizar una cena en casa no es ni por la cantidad de trabajo, ni por fregar platos (que además no puedo, y para eso tengo un benidto fregaplatos) ni por nada parecido. La razón es simple: MURPHY ES UN CAPULLO INOPORTUNO Y ENCIMA ME ODIA. Y para demostrarlo, pasemos a los hechos:

1º Cena/fiesta en mi casa -  Nochevieja año 2008-2009: Pillé anginas el día antes. Para más inri me dió una jaqueca tremenda justo después de las Uvas. Me pasé media noche durmiendo en el sofá mientras mi ex y mis amigos disfrutaban de la noche.

2º Cena/fiesta en mi casa - Nochevieja año 2009 - 2010: El 29 de diciembre a las 7 de la tarde me llamó mi jefe para decirme que me había quedado sin cliente y por tanto estaba despedida. Encima la empresa estaba en quiebra y me dejaron una deuda que todavía estoy pendiente de cobrar. El 30 de diciembre a las 7 de la tarde me llamaron para confirmarme que mi abuelo había muerto ese mediodía. Pasé la noche en el tanatorio, casi pasamos también la Nochevieja porque por temas de horarios en un principio le enterraban el día 1. Al final le enterraron el 31 de Diciembre, por lo que mi madre tuvo que hacerme la compra de la noche porque yo me tenía que ir al entierro y me cerraban el super. Aqui acuñamos la frase "El 2010 terminará mejor que el 2009 porque peor es imposible"

3º Cena en casa - Febrero 2010, mi fiesta de cumpleaños: Me levanté de la siesta con tiempo suficiente como para preparar mi pastel de cumpleaños, limpiar la casa, ducharme y vestirme. La idea era preparar el pastel, limpiar la casa mientras que el pastel estuviera en el horno y luego empezar con las labores de ducha y vestuario. Además, una amiga que vive cerca y que estaba de mudanza ese día iba a venir a casa cuando acabara para ayudarme a hacer sandwiches y terminar de preparar las cosas. Según meto el pastel en el horno y cierro la puerta (es decir, justo en el momento en el que ya no puedo salir de casa hasta que el pastel esté listo) suena mi móvil: La susodicha amiga me llama llorosa diciendo: "Tiaaaaaaaa, la grua se ha llevado mi cocheeeeeeeeeeee!!! Por favor llévame al depósito a recogerlo!" Negocio con ella que iré en 45 min., en cuanto saque el pastel del horno, y mientras terminaría de limpiar la casa. Hice la limpieza mas rápida de la historia, y cuando terminé y me tenía que marchar (porque si no no nos daba tiempo a ir al depósito antes de que llegaran los invitados) obviamente el pastel no estaba hecho todavía. No me quedó mas remedio que sacarlo del horno a medio hacer, así que desde luego no fué el mejor pastel de mi vida... Según volvimos del deposito, en el momento en el que estaba aparcando mi coche, llaman los primeros invitados diciendo que porqué narices no contesto al telefonillo. Obviamente no había nada preparado, me tuvieron que ayudar hasta a sacar a la perra y bajar la basura. Y yo me quedé sin ducha y me vestí como buenamente pude (menos mal que ibamos todos con vaqueros y pintas, ya se sabe, entre amigos hay confianza...)

4º Cena en casa - Mayo 2010, celebración por los 2 años de mi casa (vamos, excusa barata para quedar a cenar): Esa misma mañana pinché una rueda de mi coche. Recorrí 20km con la rueda pinchada, así que obviamente la destrocé. Mientras que esperaba en el taller (que por cierto está en medio de la Nada) el destino decidió que era un buen momento para que cayera el diluvio universal. Conseguí hacer la compra por los pelos. Y para mas Inri, eramos 4 personas para cenar y a mi no se me había ocurrido recordar que mi mesa de comedor solo tiene 3 sillas. Por cierto, la bromita de la rueda me salió por unos 120€....

Y a partir de ahí, se cerró el chiringuito. TENGO PÁNICO a repetir, porque si la cosa se queda en estress como las primeras veces, pues vale. Pero si tiene consecuencias tan caras como en la última, yo paso, me sale más a cuenta invitarles a comer fuera de casa.

Todo esto viene a cuento porque la semana que viene estreno sofá y he invitado a mis amigos a venir a probarlo, eso si, SIN CENA, y de uno en uno, que está visto que en cuanto junto a más de 3 personas, Murphy se siente solo y decide venir a hacerme una visita.

De regalo, dejo dos cositas: Como foto del post, mi nuevo sofá. Y como despedida, iba a poner un video de mi ex cantando una canción que habla precisamente sobre Murphy. La cuestión es que acabo de descubrir que debe ser una de las pocas canciones que no hemos grabado en video. Yo la tengo, pero es una premaqueta, y aunque suena muy bien no la puedo subir porque no es la versión que se ha grabado en el disco... Total, que no la puedo poner. Pero para no quedarme con las ganas, pongo un video - resumen del concierto que dieron el sábado pasado, por 3 motivos:

1º Porque me da la gana
2º Porque me lo pasé como dios en el concierto
3º Porque conozco al fotógrafo que hizo las fotos que aparecen en el video. Es un gran fotógrafo y mejor persona, así que aunque no os guste la canción o no os apetezca escuchar a mi ex pegar berridos, espero que disfruteis con las imágenes.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Mis 2 amores de 4 patas

Ya he insinuado por ahi que en último mes he tenido mucho lio. Hay muchas novedades en mi vida que pretendo ir contando poco a poco, pero según se vayan confirmando o asentando. Hoy empiezo con la primera:

Esas 2 cosas preciosas son mis perros. El bichillo negro que mira a la cámara con cara de curiosidad es Bas, mi primera perra. Llegó a mi casa con 3 meses, así que lleva toda la vida conmigo. Y sin duda, es mi más fiel compañera. Desde pequeña quise tener un perro, pero ella no llegó a casa hasta que yo no tuve unos 14 años, así que imaginaros la sorpresa y la emoción cuando mi madre la trajo a casa: Recuerdo que me llamó para que le ayudara a sacar la compra del coche, y cuando abrí la puerta de atrás ahi estaba ella, mirándome con esos ojitos curiosos que tiene, casi oculta entre las bolsas y la oscuridad del garaje. La cogí en brazos y me la llevé a casa, las bolsas de la compra quedaron olvidadas en el coche. A los 2 años tuvo una hernia de disco grave, casi hubo que sacrificarla porque el daño en la espalda era muy grande. Finalmente se la pudo operar, y tras muchos años de recuperación la perra volvió a "caminar". Tiene secuelas, pero es una perra feliz, que le encanta subirse al sofá conmigo y reclamar mi atención poniendo la pata encima del teclado del ordenador (no es lista ni nada la tia). Es toda una superviviente, ha pasado varias enfermedades y de todas ha salido airosa, el veterinario siempre dice que es impresionante las ganas de vivir que tiene y lo luchadora que es. Me encanta escucharla roncar a mi lado, y muchas veces cuando salgo los fines de semana estoy deseando llegar a casa para abrazarla y que me de calorcito. No puedo negarlo, es la niña de mis ojos y no podría estar sin ella. Por cierto, ya es una venerable anciana, cumplió 12 años el pasado Septiembre.

Y esa cosa enorme con cara de resignado es la novedad de la casa: Se llama Oso y se le estiman unos 13 años. Era un perro abandonado en un polígono que gracias a dios fue a parar a las manos de PROA. Yo tenía dudas sobre tener 2 perros en casa, pero cuando vi su foto no me pude resistir. Ahora lleva 3 semanas en casa y estoy encantada. Es todo un santo, tranquilo, educado y cariñoso. Y poco a poco nos vamos haciendo cada día más amigos, yo le adoro y el poco a poco se va haciendo a mi. Ayer le dió un ataque de mimos brutal en el cual yo tenía que estar siempre en su campo de visión, y la verdad es que me hizo mucha ilusión que me buscara. También está enfermo, tiene artrosis y un tumor, pero no tiene sintomas, es un perro muy alegre e incluso vivaz. De hecho, el lunes le llevé al veterinario y cualquiera diría que está enfermo, menuda la que montó!!! Sujetarle fue como luchar contra un jugador de Rugby, que fuerza tiene el tio!

En cuanto a la foto, esa manta enorme es la cama de Oso y la pequeña azul es la de Bas. El porqué del intercambio de camas que han hecho los perros es algo que desconozco, pero me hace mucha gracia, porque aunque Bas esté en el sofá o en otro sitio, Oso se sigue metiendo en la cama de ella, aunque apenas cabe. Por lo demás no se llevan muy bien, tampoco mal, pero directamente se ignoran. Supongo que con el tiempo, el roce hará el cariño.

Desde aqui, quiero animar a todo el mundo a adoptar animales. En PROA tienen perros y gatos maravillosos que llevan años esperando que alguien se fije en ellos y se los lleve a casa. Y la cara de agradecimiento de estos animales ante cualquier gesto de cariño es impresionante. Además, un piso pequeño no es impedimiento para tener un perro grande, yo tengo 2, mi piso apenas llega a los 60m2, y puedo asegurar que ambos son muy felices. Desde luego están mejor aqui que en la calle o en una perrera. Y por último, no solo hay que tener en cuenta a los cachorros, estos pequeños ancianos son perros muy traquilos, que ya están educados y que dan mucha menos "guerra" que un cachorrín. Y tras su paso por la calle, o tras haber sido maltratados (en muchos casos de forma espantosa), agradecen infinitamente una mano amiga. Así que todo aquel que haya pensado en algún momento tener un perro o un gato, os animo a echarle un vistazo a las protectoras de animales, están todas saturadas y necesitan muchísima ayuda para que estas maravillas como mi Oso puedan tener una casa.

martes, 23 de noviembre de 2010

El instinto maternal 2ª parte

Para quien dice que el reloj biológico es una tontería y una invención: Con todos mis respetos, y una m&%)!!... Reconozco que es dificil de entender, eso de que de repente el cuerpo te pida tener un hijo y se convierta en lo único en lo que puedes pensar. Pero pasa, y según como te pase, se sufre bastante.

Cuando dejé a mi ultimo novio, uno de los motivos fué que sabía que la relación no iba a avanzar, o al menos no en el ritmo que yo quería (llevabamos 2 años y vivir juntos era algo que ni se planteaba. Y el ya andaba por los 31...) En ese momento yo no pensaba en tener hijos, no me lo pedía el cuerpo. Pero si había vivido una experiencia algo extraña unos meses antes: Al recetarme un medicamento, mi primera dermatóloga me advirtió que bajo ningún concepto podia quedarme embarazada porque el medicamento causaba malformaciones. Y justo, la siguiente regla se retrasó. Yo nunca jamas he tenido un retraso, de hecho, al revés, siempre me bajaba antes de tiempo. Y encima estaba usando el anillo vaginal, así que no entendía absolutamente nada. Obviamente se me pasó la idea por la cabeza, pero sabía de antemano y que si estaba embarazada, no era un embarazo viable por el medicamento que estaba tomando. Cual fue mi sensación? Una tristeza enorme, sobre todo porque sentía que si hubiera tenido que abortar, la decísión no la había tomado yo. Al final la regla bajó, y se quedó en un susto.

El siguiente aviso vino leyendo sobre la Psoriasis: Un artículo hablaba de un medicamento que se usaba en casos como el mio, pero que impedía tener hijos durante el tratamiento + los 2 años posteriores al tratamiento. Lo primero que pensé fue: Ni de coña. Prefería cualquier cosa, incluso no curarme, antes que eso.

Al final no fue así, y empecé con el Metrotrxato. Este medicamento si que es incompatible con el embarazo, porque precisamente actúa bloqueando la producción de ácido fólico. Y en ese momento fue cuando el puñetero reloj biológico hizo su aparición. No podía pensar en otra cosa, me pasaba las noches leyendo sobre niños, partos, educación y todo lo que encontrara. Y lo peor era que no lo podía compartir con nadie, porque todo el mundo me tomaba por loca. Me he aburrido de escuchar "Solo tienes 26 años, tienes todo el tiempo del mundo", "Anda que son ganas de complicarte la vida con un hijo" y sobre todo "Tu te has vuelto loca".

Pues no, ni creo que sea demasiado joven, ni me he vuelto loca. Tengo 26 años, cerca de cumplir 27. Cuando mi madre tenía 27, yo ya tenía 3 años. No soy ni la primera ni la unica que quiere tener hijos con esta edad, de hecho, tengo compañeras de colegio que ya los tienen (una incluso tiene 2). Que me voy a complicar la vida? Es mi vida y me la complico como me da la gana. Y sinceramente, cuando todo tu cuerpo está chillando literalmente por tener un hijo, cuando pasas noches llorando porque sabes que de momento no puedes tenerlo y es algo que ocupa un gran porcentaje de tu mente, creo que no es complicarte la vida, si tanto lo pienso será por algo.

Mucha gente me ha tachado de inconsciente: Inconsciente sería si no hubiera tenido en cuenta mis tratamientos para esperar. Inconsciente sería si lo tuviera ahora, cuando no me lo puedo permitir de ninguna manera. Pero creo que no es en absoluto inconsciente tratar de mejorar mi poder adquisitivo y mi salud para conseguir algo que quiero.

No se que pasará al final, ni cuando llegará. Pero si tengo claro que es mi camino. Ahora mismo tengo mil proyectos en mente, con los que obviamente pretendo mejorar mi calidad de vida y ser más feliz. Pero la gran motivación es que consiguiendo mis objetivos, algún dia podré tener lo que tanto quiero: Un hijo.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Agradecimientos varios

Entre estres y estres y a estas horas intempestivas, voy a intentar sacar un ratito para dar las gracias. Ya lo dije una vez, pero estoy feliz con mi terapia biológica para la psoriasis. El pasado día 11 tuve mi segunda sesión y pude confirmar la buena impresión que me llevé en mi primera visita. Además.... MIS UÑAS YA ESTÁN MEJORANDO!!!! La piel de debajo de la uña empieza a estar limpia y eso es el principio de la recuperación. Vamos, que estoy hiper contenta.
Pero acabo de leer un post en El Blog de la Dra. Jomeini que me ha calado. Habla de los recortes que están sufirendo en la sanidad pública. Y como yo sigo mi tratamiento en el Hospital de la Princesa, que también es público, quiero dejar aqui lo que pienso:

1º GRACIAS a la Sanidad Pública por cubrirme el tratamiento: Como ya dije, es mi última opción, y el seguro privado no me lo cubre por ser demasiado caro. Debe ser que poder usar las manos de forma normal no es importante...

2º GRACIAS a los médicos que me tratan: Por informarme de todo, por no enfadarse por mis despistes (desde aqui prometo que no volveré a olvidarme de los volantes de los análisis ni de pesarme antes de ir al hospital) y por tomarme en serio. Hablando con una de las doctoras, le conté alguna de las burradas que me dice la gente cuando me ve las manos. Su respuesta: "Que te lo cambien 24h, a ver si les hace tanta gracia". Es el comentario más comprensivo que me han dicho desde que estoy como estoy.

3º GRACIAS a la estupenda enfermerma que está con nosotros: Por ser tan simpática, tan agradable, porque se queda un ratito charlando contigo aunque esté cansada y deseando tomarse un café. Las tardes con ella se pasan más rápido. Y sobre todo... Pincha fenomenal!!!!

4º GRACIAS a todo el personal de la planta: Porque la merienda siempre sienta mejor cuando te la traen con una sonrisa. De hecho hasta me parece increible que traigan merienda! Y por cierto, las galletas están buenísimas.

Lo dicho, que estoy feliz. Que como ya he dicho más veces, es que no solo estás a gusto, es que encima te curas. Vamos, que no se puede pedir más.

Y por último, gracias a todos los médicos, enfermeras y personal sanitario que estudiais tantos años y dedicais tanto esfuerzo a nuestro bien. Hoy, y todos los días, os lo habeis ganado.

jueves, 11 de noviembre de 2010

El instinto maternal 1ª parte



Nunca me gustaron los niños. Apenas he jugado con muñecas (yo era más de Mi pequeño Pony) y eso de jugar a mamás y papás me suena a chino. Tampoco tengo hermanos pequeños, y mi primera prima nació teniendo yo 11 años, así que hubo pocos niños pequeños en mi entorno. De hecho, hasta los 18 años siempre que me preguntaban yo contestaba que no pensaba tener hijos. A partir de ahí empecé a cambiar de opinión, pero era más un "creo que no me va a quedar más remedio" que algo que realmente pensara.

La verdad es que no es que no me gustasen, es que me sentía indefensa e inutil con ellos, sobre todo cuando todavía no hablaban. No sabía como comportarme, como cogerles, como jugar con ellos, que decirles... Cuando nacieron mis primos (me llevo 11 años con K., 13 con C. y 15 años con M. son 2 niñas y un niño) cuidé de ellos desde que que nacieron y claro que les quería, pero el no saber como comportarme me producía tanta ansiedad que intentaba no jugar con ellos. Sobre todo el hecho de que no hablaran me daba mucho miedo, porque no conseguía identificar sus enfados, cuando lloraban por hambre, cuando por sueño... Y sobre todo me sentía observada por los adultos, que esperaban de mi un comportamiento que para mi era extraño: Por ejemplo, yo siempre he hablado a los niños pequeños como adultos. Es decir, explicando las cosas de forma simple y demás, pero en definitiva como adultos. Un día, fui a coger a C. del carrito, y en plan de broma le dije "Que pasa contigo, pequeña?" Alguien, no recuerdo bien, enseguida me dijo: "Menudas preguntas absurdas que le haces a la niña, a quien se le ocurre decirle a una niña de 9 meses que pasa contigo" Joe, obviamente no esperaba que la niña me contestara, pero creo que las eternas monerías de "aba aba" tampoco son mucho más inteligentes....
A lo mejor también podían ser celos, porque dejé de ser la pequeña de la familia entera, pero según fueron creciendo los niños, y yo por tanto también, empecé a quererles y comprenderles cada día más.

Con 18 la cosa ya era algo diferente. Los niños ya tenían una edad , me podía comunicar con ellos y me sentía más a gusto. Por esa época nació también mi prima G. y cuando me dijeron que iba a ser su madrina pegué saltos de alegría. Decidí que iba a tener un contacto más cercano con ella, conocerla desde pequeña y procurar no sentirme tan perdida. Y efectivamente se convirtió en la niña de mis ojos, siempre me he sentido a gusto con ella, y eso que nació algo prematura y era muy pequeñita. Ahora es una niña encantadora, lista y responsable. Pero el cambio brutal fue cuando nació su hermano S. Yo tenía 20 años, y cuando fuimos a verle al hospital y le cogí en brazos, el mundo se paró. Me enamoré de ese niño en el primer instante en el que le ví, recuerdo que en ese momento la gente me hablaba y yo ni escuchaba, solo podía mirarle. Puedo asegurar que es la sensación más alucinante que he vivido nunca, y eso que solo era mi primo. Como sería entonces cuando es tu hijo?? De hecho, puedo asegurar que 6 años después sigo enamorada del chaval, a todos los quiero mucho y su hermana es especial por ser mi ahijada, pero lo de ese niño es amor irracional puro y duro.
Por último, con 21 años me fui a vivir con mi tia y mis 3 primos los mayores durante 6 meses. Les llevaba al cole, les recogía, les ayudaba con los deberes, jugaba con ellos.... Empecé a entenderles, a ver la vida desde su punto de vista y me di cuenta de que recordaba muy bien mi infancia, que era facil ponerme en su lugar y comprender sus problemas, que no era tan dramatico como yo pensaba.

De todas formas, una cosa era mirarlos y cuidarlos de vez en cuando y otra muy diferente tenerlos yo. Me seguía viendo inutil, no me veía en ese papel... Recordaba a mis amigas en el colegio, que siempre hablaban de los hijos que iban a tener y yo las miraba con cara de poker. Estaba convencida de que yo había nacido sin instinto maternal y que nunca aparecería. Que equivocada estaba....

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Hoy el mundo es un poco más bonito....

Tengo esto un poco abandonado porque mi vida ultimamente es un caos y no tengo tiempo ni de respirar. Pero hoy estoy feliz y no quería dejar pasar la oportunidad de dejarlo escrito.

El lunes fue un día malo, muy malo: Tuve problemas en ambos trabajos (en uno un problema muy chungo y en el otro una decepción bastante gorda porque un tema que me hacía mucha ilusión finalmente no va a salir, o al menos como pretendíamos), tenía planes que al final se fastidiaron y venía de pasar un fin de semana muy complicado. Además, llevaba días recordando un comentario que hice en Nochevieja del 2009 y que me estaba repateando las entrañas: Como tuve un fin de año espantoso por circunstancias personales y laborales, acuñé la frase "2010 terminará mejor que 2009, porque peor es imposible" Y el otro día me di cuenta de que iba a terminar 2010 más o menos en las mismas circunstancias que 2009.. Resumiendo, que el lunes estaba a puntito de perder el optimismo.
Total, que cuando me llamó mi jefe para contarme lo del proyecto fallido ya entré en el círculo de "todo es una mierda, todo me sale mal, etc etc etc" De hecho, mi jefe estaba casi igual que yo. Y de repente, no se porqué, le dije: "Mira Pepe, hoy es el día en el que todo sale mal. Pero mañana todo irá mejor, mañana será el día donde todo empezará a remontar y todo estó se va a solucionar. Mañana es el día de la remontada" Mi jefe me contestó que tenía toda la razón, y no se porqué me lo dijo en serio (se suele reir de mi cuando hablo de esa manera).

Total, que dicho y hecho. En primer lugar, he tenido visita de mi amiga Ana esta mañana, que siempre me hace ilusión, sobre todo por empezar el día de una forma diferente y más si es con Ana, que siempre está contenta. Mientas llegaba Ana, he estado hablando por teléfono con mi amiga Paula, que también es genial y siempre me alegra hablar con ella. Después de la siesta he quedado para cenar con mi madre, que me ha preparado uno de mis platos favoritos. Y mientras me preparaba para bajar con mi madre, 2 amigos mios me han dado 2 grandes noticias: Uno al fin ha encontrado trabajo, y aunque es temporal está muy contento y sobre todo más optimista, que le hacía falta. Y otra... digamos que va a cumplir sueños que creo que no sabía ni que tenía. Total, que el día ha terminado de una forma inmejorable.
Por mi parte, no he solucionado ninguno de mis problemas, no me ha tocado la lotería, mi vida sigue siendo la misma, con los mismos problemas, y encima he pillado anginas. Pero soy inmesamente más feliz que ayer por la noche. Feliz porque veo que las cosas se empiezan a mover, porque mis amigos con su compañia, sus palabras y sus novedades han cambiado mi dia y sobre todo mi forma de ver las cosas. De nuevo estoy segura de que pase lo que pase todo saldrá bien, que no hay mal que por bien no venga y que quien la sigue la consigue.
Por mi parte he decidido lanzarme en una nueva aventura empresarial que estoy segura va a funcionar muy bien. Quiero cambiar los aspectos de mi vida que no me gustan, y ahora es el momento de lanzarse y arriesgarse. Estoy convencida de que ahora llega mi momento. Y si sale mal, no importa, porque, con los amigos que tengo, EL MUNDO ES Y SIEMPRE SERÁ UN LUGAR MARAVILLOSO.

martes, 2 de noviembre de 2010

Quien le da más vueltas a las cosas?

Llevo una semana desaparecida porque SantaMadre estaba de mudanza y obviamente me tocaba ejercer de SantaHija (y ya de paso rescatar algunas cosas que mi madre iba a tirar y que yo quería para mi casa... Han sido tantas que ahora Mi Casa parece La Casa de Otro...)
Entre tanto, sigo con mi debate mental sobre el mundo de la soltería. Y quiero compartir otra de mis teorías, que ya avancé una vez aquí y que quiero desarrollar.
Se trata sobre la supuesta comedura de tarro que tenemos aquellas personas que buscamos una relación. Estoy hasta el MOÑO de oir eso de "no pienses tanto y déjate llevar". Pero vamos a ver, soy yo la que piensa tanto, o son aquellos que huyen del compromiso como si fuera veneno?
Como expliqué en el otro post, yo no voy buscando marido. Busco alguien que me guste, y luego ya se verá. Si funciona, pues perfecto, y si no, pues mala suerte. Pero lo que no hago es liarme con nadie que:
1º Vea que no tiene NADA que ver conmigo y que nuestras ideas y forma de ver la vida son totalmente contrarias.
2º Con el que se le ve a la legua que va de "cazador" y que lo que busca es la presa de esa noche.
Porqué? Porque me parece una pérdida de tiempo y sobre todo de esfuerzo. No es que no entienda el sexo sin "amor", que lo entiendo, pero es que no me interesa. No soy una monja, pero vamos a ser sinceros: la primera vez que te acuestas con una persona, esa noche generalmente no va a pasar a los anales de la historia como "El mejor sexo de mi vida". Por tanto, para dedicarme a pasar noches de "azul, voy a pintar el techo de azul", casi mejor que me quedo viendo una peli, y así al menos desayuno sola al día siguiente.
Lo dicho, mi idea es conocer a alguien, volver a verle, ver que surge, y si surge algo, ir viendo que pasa en el futuro...es decir, dejarme llevar. No veo en que paso de todo esto me estoy comiendo la cabeza.

Pasemos ahora a los que huyen del compromiso:

Por lo que he podido comprobar hasta ahora, los que huyen del compromiso lo hacen porque quieren ser libres. Bonita palabra, "Libertad". Que yo sepa, el DRAE todavía no acepta "Relación Sentimental" como antónimo de Libertad. Entonces porqué el DRASL (Diccionario de la Real Academia de Solteros Libres) si?
Yo creo que nos ven como las esposas medievales de los cuentos, esas con los rulos y la cuchara de madera persiguiendo al marido y dicíendole que donde ha estado, que si huele a cerveza y que se queja porque pasa mucho tiempo con sus amigotes. Vamos a ver señores, la Edad Media ya pasó, y si no, consulten sus libros de historia. Las mujeres de hoy en día ya tenemos bastante con currar, tener vida social y cuidar de nuestros futuros hijos como para hacer de madres vuestras. Se supone que teneis una edad y que venís criaditos de casa. Amor, comprensión, cuidado y apoyo, si. Hacer de canguro, pues va a ser que no.

He intentado ponerme en el lugar de un soltero de oro de estos, y creo que su cabeza debe funcionar más o menos así:
"Buf, esta tía quiere pillarme. Y eso supone que no voy a poder salir con mis colegas, ni jugar a la consola. Además va a protestar porque tengo que ensayar con mi grupo (recuerdo, músicos en mi entorno) y en los conciertos se me va a pegar como una lapa. Casi mejor que me acuesto con ella y luego no la vuelvo a llamar, no vaya a ser que se piense otra cosa y quiera ser mi novia pasado mañana, que ya sabemos como son y enseguida quieren compartir piso, casarse y esas cosas. Buf, no, casi que paso, que yo quiero salir con mis colegas..."
QUIEN SE ESTÁ COMIENDO LA CABEZA AQUI!!!????

Y desde este humilde blog, quiero dejar un mensaje muy claro a esos supersolteros:
Chavales, os estais colando de lado a lado. No dudo que existan mujeres que os quieran pillar, que protesten porque sales con los colegas y que les toque la moral que ensayeis con vuestro grupo. No lo niego, porque las conozco. Pero os voy a contar un secreto: CADA TIA ES UN MUNDO. No, no somos todas iguales, y nos cabrea que lo digais, al igual que os cabrea a vosotros cuando lo decimos nosotras. A algunas de nosotras nos mola la marcha y los conciertos tanto o más que a vosotros, nos molan las consolas y también nos gusta salir solas o estar con nuestras amigas. Y eso no es incompatible con querer compartir tu vida con alguien, que la vida es muy amplia. Hay días para estar en pareja y días para estar solo, si quieres, hay tiempo para todo. Y por cierto, que sepais que no, no os queremos pillar, no sois un trofeo de caza. Si queremos conoceros a lo mejor es porque nos pareceis interesantes y pensamos que valeis la pena, pero vosotros os lo perdeis. Así que por favor, antes de juzgarnos, MOLESTAROS EN CONOCERNOS. Luego ya, si eso, opinais. Y por último, dejad de darle tantas vueltas a las cosas, que os va a dar dolor de cabeza....