sábado, 29 de enero de 2011

Egipto: Esto no hay quien lo pare!!!


Egipto es un país que siempre me ha fascinado. Desde pequeña me encantaban las pirámdides, las momias, los misterios, las tumbas... Vamos, que no os imaginais lo feliz que fuí el dia que me regalaron un "Arqueologicnova".

Hace 10 años, por casualidades de la vida, me hice amiga de un egipcio, residente en El Cairo. Y a través de él he conocido un poco del Egipto moderno y de su gente. Cuanto más conozco, más me fascina, hasta el punto de que había pensado seriamente irme allí a trabajar. La idea no se me ha ido de la cabeza todavía.

Otra de las cosas que no sabéis de mi es que aunque no ejerzca de periodista, la "vena periodística" no se me ha pasado. Cuando suceden grandes eventos (desde una boda real hasta el atentado del 11-S pasando por Olimpiadas, etc.) me pego a la tele y a Internet y necesito saberlo TODO. Es una sensación extraña, en la que la adrenalina te corre por las venas y sientes que no puedes estar en el sofá viendo una peli mientras fuera ocurre un hecho que seguramente pasará a la historia. Para que os hagais una idea, me tragué 29 de los 33 rescates de los mineros chilenos: Me conecté a la televisión chilena en el 4º rescate, no me separé del ordenador en todo el día y no me fuí a dormir hasta que no estuvo el último minero fuera. Reconozco que lloré con cada abrazo de los mineros a sus familias.

Por estas 2 cosas, lo que está sucediendo en Egipto me afecta, me interesa, me revuelve, me indigna y me alegra. Y necesito desesperadamente plasmar aqui un grito de ánimo a ese pueblo egipcio que lleva días luchando en las calles:

Cuando al fin habeis reunido valor para salir a la calle a pedir lo que quereis, os han cortado Internet, os han dejado sin teléfono, os han intentado reducir con mangueras de agua, pelotas de goma, gases lacrimógenos (caducados, por cierto, y por tanto más perjudiciales) e incluso fuego real. Han intentado dejaros solos, aislaros, confundiros... Pero no os habeis dejado. Y nosotros tampoco les hemos dejado. Si en algún momento pensabais que estabais solos, no ha sido así. Porque todo el mundo ha estado con vosotros.

Espero que cuando todo esto termine, al fin Egipto sea un país democrático. Un pais en el que la televisión no os diga otra vez que las masas de gente en la calle estaban ahí para apoyar a Mubarak (toma ya!). Espero que sepais que mucha gente pasó la noche entre Twitter y Al Jazzera TV, dos de los sitios que mejor han informado sobre todo lo que estaba sucediendo en vuestro país. Al Jazzera emite desde Doha 24h ininterrumpidas de información en inglés con imágenes en directo de lo que está sucediendo. Twitter es un hervidero, es imposible seguir los Topic #egypt, #mubarak o #jan25 porque entran más de 20 tweets por minuto. Cuando los has leído, tienes otros 60 esperando. Todo el mundo se esfuerza en informar desde el sitio, recomendar a otros a quien seguir para estar informado y traducir la información al idioma de su país.

Cuando Mubarak salió ayer a hacer declaraciones, las reacciones fueron instantaneas. Los más indignados gritaban ESO NO ES DEMOCRACIA. Algún irónico hizo famosa la siguiente frase "Para demostrar que no soy un dictador, yo mismo nombraré un nuevo gobierno mañana". Yo, sorprendida e indignada, me preguntaba que fuma este hombre por las mañanas...  Y entre todo esto, esperábamos vuestra reacción, esperábamos que siguierais luchando. Y así fue, tuvisteis fuerzas, tuvisteis valentía y seguisteis en pie. Mientras muchos nos ibamos a dormir con la mente en vuestras calles, vosotros os dejabais la piel y la garganta buscando libertad.

Antes teníais mi cariño, hoy además teneis mi admiración y mi más absoluto respeto. En primer lugar, porque habeís tenido los cojones (con perdón) y el valor de hacer lo que aqui no nos atrevemos: Salir a la calle y gritar que ya basta. Y esto lo habeis hecho dando una lección de humanidad, con la comunidad cristiana protegiendo a la musulmana durante sus rezos. O dándo imágenes como esta:



Hoy es un nuevo día de lucha, en el que por suerte se va recuperando poco a poco Internet y el teléfono. Estais más cansados, teneis heridos que curar y muertos que llorar. Pero no perdais las fuerzas, seguid luchando porque vuestra Tahrir Square se gane el nombre de verdad. No lo olvideis: ESTO NO HAY QUIEN LO PARE!!!

10 comentarios:

  1. Un post muy bueno e inspirador. Ojalá en España la gente saliese a la calle a luchar por sus derechos, en lugar de dejarse manipular y permitir que el conformismo les apelmace.

    Espero que recibas pronto noticias de tu amigo y que tengas un buen día.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jasón, no he expresado todo lo que quería, demasiadas cosas que decir, pero me alegro de que llegue el mensaje.

    Y si, ojalá en España tuvieramos el mismo valor que esta gente a la que muchas veces hemos tachado de "tercermundistas". A mi cada vez me alucina más que nos quedemos sentados en el sofá viéndolas venir.

    Saludos y gracias!

    PD: Me alegra mucho verte por aqui

    ResponderEliminar
  3. Si bueno, aquí la gente está "contenta" con que seamos el país más rico de África como dice Jose A. Perez y se justifican con el "tampoco estamos tan mal, podríamos estar peor, tampoco es que podamos hacer nada..." etc.

    Además, aquí al que lucha y se opone encima se le mira mal y se le tacha de alborotador, violento y demás... básicamente con el argumento de "yo estoy peor que tu y me aguanto, por qué tu no haces lo mismo?"
    Nada más hay que ver lo que pasó con el tema de los controladores o ahora con Egipto (en mucha menor medida por suerte). Esta viñeta lo ilustra bastante bien:
    http://flapa.tumblr.com/photo/1280/2992395165/1/tumblr_lfrydbIb0v1qbogk6

    Bueno, que me enrrollo de más, buenas tardes y me alegro de que te alegres :)

    ResponderEliminar
  4. Pues lo has clavado con la viñeta. Con lo de los controladores ya sabes lo que pienso, nos dejamos engañar y encima nos alegramos de la precariedad laboral... es que yo no se en que estamos pensando.
    En cualquier caso, me quiero quedar con lo bonito. Que no podemos hacer nada? Pues nos están dando una lección de las buenas...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. En España, para solucionar todos y cada uno de los problemas de los que la gente se queja diariamente en bares y otros lugares solo hace falta una cosa muy simple, y al mismo tiempo, muy complicada: un cambio de actitud.

    No sirve de nada seguir quejandose diaramente de nuestros políticos mientras se sigue votando a los mismos y discutiendo cual de ellos es menos inútil; mientras en las urnas se perpetua este turnismo cada vez más parecido al de la Restauración. No sirve de nada que todo el mundo se queje de lo mucho que cobra su jefe, de las precarias condiciones laborales a las que le somete a cambio de un sueldo casi inexistente mientras, como dice Nach, la masa anónima se traga su orgullo para después cobrar la nómina... Y así un largo etcétera.

    Solo haría falta un cambio de actitud social para salir del pozo... pero la inmensa mayoría no quiere dar el paso, están demasiado cómodos tumbados en el sofá, asustados de lo que les podría pasar si se enfrentasen a las injusticias que diaramente les maltratan...

    Pronto en los libros de texto cambiarán la definición de democracia de "el poder está en el pueblo" a "el poder está en los mercados" ese bonito eufemismo televisivo para refererirse a los empresarios cada día más ricos.

    ResponderEliminar
  6. Yo soy de la opinión y la repito allá donde voy, que la diferencia entre lo de Egipto/Túnez y lo que podemos/debemos hacer en España son radicalmente distintas. Es cierto que necesitamos un cambio de actitud, pero aquí tenemos mecanismos muy sencillos para restarle poder a las empresas y bancos a los que se lo hemos dado.

    Cositas como cancelar nuestras tarjetas de débito/crédito, pedir créditos a bancos/cajas solo en último caso y por el mínimo dinero, gastar lo justo y necesario, adoptar como costumbre diaria el reciclado, el respeto al medioambiente y no comprar a empresas que incumplan estos y otros preceptos, como no comprar a empresas que se hayan ido de España con un ERE de por medio ( es muy fácil hacer y tener una lista ). Comprar coches fabricados en España. Volver a tener los pueblos en mente como lugar cuasi-habitual de residencia, mas barato y mejor calidad de vida que en una gran ciudad.

    Son solo ejemplos. Hay un porrón. Sigue así reina!!!

    ResponderEliminar
  7. @El Tio Pol:

    Hombre, tienes razón en que desde luego aquí no sería necesaria una revuelta como las de Egipto/Túnez para obrar el cambio, pero no lo estoy tanto en que sea tan sencillo como propones.

    Por un lado sería tremendamente dificil concienciar a la población de que realizara todos esos pequeños gestos. La actitud mundial actual es mirar la recompensa a corto plazo, y especialmente en España, donde se enseña en la picardía y la desconfianza; decirle a alguien compra este producto que, aunque más caro, está fabricado aquí y va a repercutir en mejorar la economía y por lo tanto en ti mismo, es como decirle a una persona cualquiera que rechace trabajar horas extra sin renumeración, la gran mayoría no lo hará y te pondrán como excusa, es que si yo no lo hago lo hará cualquier otro y me echarán...

    Además tenemos el problema del actual gobierno (o futuro, que ya sabemos quien será y no habrá gran diferencia) que, dado el caso que expones, correría raudo a rescatar a esas empresas con nuestro dinero. Ya ocurrió con los bancos, a los que se les prestó (el uso de este verbo me encantó, una gran broma) una cantidad enorme de dinero que ahora está siendo recortada de medidas sociales por todas partes...

    Es decir, mientras el gobierno en el poder, sea un títere de los "mercados" y no un títere del pueblo como debería ser, las pequeñas acciones diarias del ciudadano será más bien inútiles. Otro gran ejemplo de ello es la polémica ley antidescargas, el canon, etc y la postura de los dos partidos mayoritarios frente a ellas...

    Un saludo y disculpas por los ladrillos de texto :)

    ResponderEliminar
  8. Por desgracia tengo que coincidir con Jasón en el tema de la inutilidad, más que nada porque yo practico todo aquello que dice Tio Pol y no veo que cambie nada. Es decir, no uso la tarjeta de crédito a no ser que sea una emergencia brutal (como cuando partí los frenos de mi coche), no he pedido un crédito en mi vida, no soy en absoluto consumista (mi mayor capricho en el último año ha sido la "redecoración" de mi salón y 2 DVD´s. Coste total: menos de 70€), reciclo, cuido del medio ambiente y vivo en un "pueblo". De que sirve? De absolutamente nada...
    No nos creemos que el poder está en el pueblo, no se si por desconfianza o porque es mucho más fácil estar tumbado en el sofá quejándose de lo mal que va todo.
    Estoy de acuerdo con vosotros en que no hace falta algo como lo de Egipto, pero joe, es que no sabemos ni hacer una hueñga general en condiciones...

    ResponderEliminar
  9. Quien te lo iba a decir cuando escribiste este post eh Drew. Como te dije email me estoy leyendo tol blog...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, no lo dudes... que lejano queda. Si me hubieran dicho como iba a terminar la historia no me lo hubiera querido creer, ni para lo bueno ni para lo malo. Pero también es cierto que la revolución se ve diferente desde aquí.

      Besos!

      Revisaré el mail :-)

      Eliminar