miércoles, 23 de febrero de 2011

Murphy, con la ayuda de Rei, ha vuelto!


No ha sido para tanto, pero casi...

Hace tiempo os conté que tenía 2 perros, verdad? Pues ahora, y durante una temporada, son 3...

La nueva integrante (temporal) de la manada es una cachorrita de 3 meses, muy guapa y muy mona ella. Lleva en casa cerca de un mes, desde que la recogí del albergue porque ya no había más sitio ni más casas para acoger a todos los cachorros que habían aparecido durante las navidades. Si pensabais que eso de que en navidades se regalan cachorros que al poco tiempo se abandonan era mentira, os aseguro que no lo es. El primero de ésta oleada apareció debajo de un coche dentro de una caja de cartón. Hay que ser CABRÓN.

Pues eso, que nuestra nueva intergrante temporal es muy buena ella, pero no deja de ser un cachorro. Y encima la pobre lleva un mes encerrada en casa a la espera de que termine la cuarentena obligatoria de las vacunas (Ya solo quedan 6 días, aleluya!). Ayer por la noche, mientras yo recogía dios sabe qué en el baño, ella estaba jugando con un peluche en el salón. Se metió tanto en el papel que le dió lo que yo llamo "El tabardillo": Se puso a correr como una loca por todo el salón, subíendose encima del sofá.... y de la mesa del comedor.

Cuales son las 2 cosas que una chica puede tener encima del comedor de su casa? Un vaso de agua... y su portátil. Y si sumamos cachorra jugando + agua + portátil = DESASTRE TOTAL. No quedó como el de arriba, pero casi.

El portátil acabó empapado y el teclado ha muerto. Si, lo podría reparar, pero tiene ya 5 años y problemas de ventilación, ya le tuve que cambiar el disco duro una vez porque los fríe por las altas temperaturas que coge. Además, programas como el Photohop o el Quark (totalmente imprescindibles para mi trabajo) ya eran demasiado para el pobre vejestorio.

Y desde donde está escribiendo ésta pesada entonces? Pues desde mi nuevo superportátil que me he comprado ésta mañana. No, no me sobra la pasta (señores, trabajo en la música y encima en el rock, eso es sinónimo de pobreza absoluta!), es que FAMILIA S.A sabe que sin portatil no puedo trabajar y me lo han adelantado ellos. Ahora se lo devolveré en cómodos plazos sin intereses, jeje.

La verdad es que estoy alucinando con mi nuevo cacharro (que no cachorro, aunque esa también me tiene alucinada). Que no se cuelge cada 2 por 3, poder escribir en Twitter como una persona normal, y no como si fuera tartamuda, y poder abrir el Facebook a la vez eran cosas totalmente desconocidas para mí hasta ahora. Además es rojo, a juego con mi casa, jejje.

Así que nada, que no hay mal que por bien no venga! Pero por favor, señor Murphy, ya ha hecho usted aparición. Ahora váyase usted a dar una vuelta por otro sitio, vale? Yo mientras tanto disfrutaré de mi nueva vida 2.0 sin lentitudes!

PD: Faltan 6 días para mi cumpleaños

7 comentarios:

  1. Pues esta vez te ha hecho un favor... Joer con la enana. ¡Es un terremoto!

    ResponderEliminar
  2. Jajja, en mi cumple lo veis. Por cierto, se mantiente la fecha.

    ResponderEliminar
  3. Pues esta vez vijila que la perrita no lo vuelva a dar una ducha.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Por cierto Drew eso de compartir el novio y la amistad me gusto. Bueno, te doy la razon en que se pasa mal pero te acabas acostumbrando (o casi) a esta puñetera y sobretodo "afeante" enfermedad.
    Un saludos

    ResponderEliminar
  5. Luis, te aseguro que la perra no se vuelve a quedar sola con el portátil ni loca...

    Lo malo de la psoriasis es eso, que te acostumbras. Yo no me acordaba de lo que era tener las manos normales. Cuando termine de curarme voy a flipar!

    ResponderEliminar
  6. Como dicen: no hay mal que por bien no venga! Portátil nuevo! Y ahora se prudente y no dejes que la cachorrita hagas de las suyas!

    ResponderEliminar
  7. Madre de mellizos: Por si acaso he asegurado el portátil... Y como digo, la perra viene conmigo cada vez que salgo de casa, si pudiera hasta me la llevaba a trabajar :-)

    ResponderEliminar