miércoles, 20 de julio de 2011

7º sesión en la UMA


Si alguien encuentra algún rastro de psoriasis en mis uñas, que levante la mano. Nadie, verdad? Así me gusta!

Ayer tuve mi 7º sesión de UMA y es muy probable que sea la última. El médico (no recuerdo su nombre, pero es el rápido, cuando me toca con él siempre salgo antes. Y encima es encantador, vamos, que lo tiene todo) opina que ya se me puede dar el alta, así que de aquí a septiembre tendré una cita con mi médico (me llamarán, tiene las citas cerradas porque está de vacaciones) y me dirá si me dan ya el alta o me dan la última sesión. 

La verdad es que en el fondo me da un poco de pena. Todo el mundo piensa que es un engorro eso de ir al hospital, pero yo voy feliz y contenta, todo el mundo es TAN majo... Si me dan el alta, tengo que ir algún día a hacer una visita. 

Por lo demás, la sesión se me pasó muy rápido, porque surgió una complicación en el trabajo y me pasé la tarde a base de mails y whatsapp intentando aclarar el tema. El pobre anónimo (me volvió a acompañar, éste chico es un santo) se tuvo que aburrir como una ostra... La verdad es que era una estampa, ahí en la cama con la vía enganchada y contestando el mail cual trabajadora compulsiva. Si es que no falla! Cada vez que voy a la UMA pasa algo que me complica el día... Ay, que malo es el primo de Murphy!

En fin, que vamos a lo importante de la sesión. Lo normal es que lo importante fuera mi más que posible alta, pero no. Lo más importante de la sesión ya os lo adelanté aquí. Mi querida Angelines está de vacaciones (merecidísimas, por cierto) y mi pobre brazo agujereado iba a caer en manos de un nuevo enfermero, que encima quería salir en mi blog. La tarde pintaba curiosa.

Nuestro protagonista del día se llama Álvaro y la verdad es que es un chico muy simpático. Angelines le dejó el listón muy alto (ya sabéis que yo la adoro) pero desde luego aprobó con nota:
En primer lugar PINCHA COMO DIOS. Toda esa gente que le tiene miedo a los pinchazos, debería pasar por sus manos, impresionante! No me hizo nada de daño, incluso al cambiar los tubos, que es algo que generalmente si me suele molestar.

Por otro lado, me salvó la merienda. Creo que alguna vez he comentado que en el hospital ponen unas galletas riquísimas para merendar, pero las sirven con café, y yo no bebo café, así que acabo bebiendo de mi botellita de agua, que no es precisamente lo más común en una merienda. El caso es que ayer llevé unos trocitos de tarta de queso hecha por mi madre, uno para anónimo, uno para Álvaro y otro para mi. Yo ya me veía merendando la tarta de queso y las galletas con su correspondiente agua cuando nuestro querido enfermero apareció con un zumo de manzana para mi. Os aseguro que si en ese momento le hubiera podido poner un monumento en plena Castellana, lo hubiera hecho. Con lo que me gusta a mi el zumo de manzana!

Para no darle la matricula de honor, diré que hoy no tengo moratón, pero si algo más de marca que otras veces. Alguna pega tenía que sacar, que si no luego se lo cree. Además, tengo que decir que como nuestra Angelines no hay nadie, que yo la quiero mucho!!!

Pues esa fue la tarde en la UMA, como podéis ver amena y agradable como siempre. Lo dicho, que si al final ha sido la última, incluso me va a dar pena... Me estaré volviendo loca?

-----------------------------------------------------------------------

Por cierto, voy corta de búsquedas para la sección de San Google de los viernes, así que si alguien se anima a mandarme alguna, las agradezco. :-)

11 comentarios:

  1. que bien se te ven las manos ya!!!
    lo de encontrar enfermeros que pinchen bien...tienes suerte porque yo aun no he encontrado ninguno...si vieras los escarnios que me hacen...y cuando estas embarazada los analisis son constantes asi que yo siempre iba con moratones!! despues de probar con un brazo, con el otro, luego con el primero...acababan cogiendome la vena del dorso de la mano!!! siempre bromeaban diciendo que me habia dejado las venas en casa!! y yo pensando "no mis venas estan aqui!!!tu sí que te has dejado los ojos en casa..."

    Por cierto, el enfermero estara contento!! ya ha salido en tu blog jajaja
    Que suerte contar con gente agradable en esos momentos...
    a mi tambien me gusta mucho el zumo de manzana...todo un detalle el de Alvaro.

    ojala tuviese busquedas raras de mi blog jajaja...pero son muy normales...no dan ni para una frase graciosa pero espero que alguien te mande las suyas porque quiero mi seccion de los viernes pa reirme un buen rato y empezar bien el finde!!

    muchos besos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Que contentísima estoy!! Guapa, que ya tienes unas uñas perfectas y preciosas ¿no te hace ilusión?
    No me digas que has desarrollado "el sindrome del enfermero majo" jajajaja Que delicia de chico por favor y con zumo de manzana incluido, me encanta el zumo de manzana jajaja

    Voy a ver que pillo de mis busquedas para enviartelas a ver a ver... Un besazo guapa ¡¡Menuda manicura!! jeje ;-)

    ResponderEliminar
  3. Vaya suerte de enfermero! Estará contento Alvaro, que ya ha salido en tu blog!
    Pero vaya, que te de pena dejar el hospital, con lo que yo los detesto!
    Una suerte lo de los pinchazos, a mi me sale moratón sí o sí.
    Las uñas preciosas, enhorabuena!
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Pues enhorabuena por haber encontrado a Alvaro. Ejem... ¿cuantos años tiene? ja, ja, ja!
    Y Anonimo, un santo.
    Reviso las fuentes de tráfico y te lo mando por mail a ver si salvamos tu entrada de mañana ;)

    ResponderEliminar
  5. Ni rastro de psoriasis!!
    Que alegria encontrarte gente tan maja, no?? Yo la verdad es que ultimamente estoy teniendo suerte con los medicos de la peque, pero tambien me he encontrado de todo!!!
    No te puedo ayudar con las busquedas de google, en mi blog son de lo mas sosas!!

    ResponderEliminar
  6. Que bien!! felicidades
    super agradables en el hospital, eso ayuda un monton..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Covadonga: Pues yo he encontrado unos cuantos. El que me pinchaba antes de ir al hospital era estupendo, y en el hospital, que decir! Y si, espero que esté contento, que yo he cumplido mi parte!

    Mary: Claro que me hace ilusión! No veas lo que estoy disfrutando de las sandalias este verano! Oye, y ese síndrome como es?

    Trax: Lo del moratón tiene solución. Según Angelines te tienes que apretar el algodón 3 minutos, sin soltar. Según Álvaro son 5. Elige la que quieras, pero a mi me funciona!

    MdP: Con las búsquedas de todas puede salir una entrada tremenda! Gracias maja :-)

    Gema: Es un gustazo, porque si no fuera así seguramente no iría al hospital con tanta alegría, y eso sería ya lo que me faltaba... Que bien que tu también tengas suerte con eso!

    Rachel: Gracias! La verdad es que si, si no menudo engorro!

    ResponderEliminar
  8. Vaya manos tienes¡ Perfectas ;D¡
    Que bien que acabes por un lado, pero por otro que penita.
    Que buena gente lo que has coincidido.
    Besos¡

    ResponderEliminar
  9. Toma yaaaa!!!!....que alegría!!!....aunque te de un poco de morriña dejar de ir...es una buena noticia!!!!

    Por fin hemos conocido al enfermero que quería salir en el blog,jajajajjaa......álvaro....y estaba fresco??...jajajja, nena, que una nunca sabe donde puede encontrar el amor!!

    Besosssss

    ResponderEliminar
  10. GUay!! De alta...!! Es una gran notcia aunque te de pena dejar a Angelines y ahora a álvaro...Me parto con Jeza "¿está freso? jajaja
    Y yo pregunto ¿cómo está anónimo? Que de ese solo le conocemos cómo escribe....(me ha salido la vena cotilla)
    Confieso que me apunté a lo de SAn Google y que no tengo ni puñetera idea de cómo se mira eso :D

    ResponderEliminar
  11. Annie74: Gracias maja! Pues si, la verdad es que he tenido mucha suerte, por una vez! Besos!

    Jeza Bel: Nena, esas cosas se preguntan por mail, que luego aparece por aquí el enfermero y yo soy una chica discreta! :-)

    Porfinyomisma: Jeza es todo lo lista que yo no soy, jeje. Lo de anónimo, idem, pregúntale a MdP, que le conoce. :-) Y ya tienes en tu correo el PDF donde lo explico. Besos!

    ResponderEliminar