martes, 20 de diciembre de 2011

Cosas que me tocan las narices de la Navidad (EDITADO)


Y llegó el Oogie Boogie. Éstos días, en los cuales la blogosfera se ha convertido en un lugar lleno de espíritu navideño, decoraciones varias, regalos, planes, amor, paz y unicornios, yo vengo a tocar las narices poner la nota discordante. 

Que si, que a mi me gusta la Navidad, me encanta. Me encanta ese ambientillo que se crea el 24 y el 25 (recuerdo que yo no celebro Reyes, y luego pasa lo que pasa), me encantan las decoraciones, ver a los niños ilusionados, las galletas de Navidad. Me encantan las luces y comer castañas en el centro. Me encanta comerme las uvas en Nochevieja, y que mis primas me cuenten que lo han conseguido sin atragantarse. Pero en general, hay cosas que me tocan la moral. 

1º Tocamiento de narices: Las aglomeraciones de gente

Me sobran hasta puntos insospechados. De hecho, he bajado 2 veces al centro en diciembre, una para el II Congreso de Taradas, otra para trabajar. La del congreso no fue tan grave porque con las taradas todo me cae bien, pero la del curro me puso de una leche monumental. Ninguna de las 2 veces he tenido paciencia para pararme a comer castañas. Estoy indignada. 

2º Tocamiento de narices: Regalar por regalar

Y no voy a entrar en el tópico del consumismo y los niños de África, porque aunque es absolutamente real y como para pensárselo un rato, creo que ya nos lo sabemos todos. Voy a entrar en la manía familiar (y si no es solo de mi familia, por favor, informadme please) de que hay que regalar por un determinado importe. Como ejemplo, conversación con mi abuela de hace un par de años:

Oma: Que quieres por navidad?
Drew: Un libro
Oma: Pero si eso es muy poco! No quieres ropa? Necesitas unos zapatos
Drew: Ya, pero es que yo quiero un libro. 

Soy de opinión que las cosas útiles ya me las compro yo, si alguien me quiere regalar algo, que busque algo que me guste. Ejemplo nº2:

Mi tío saca 2 paquetes envueltos, nos los tiende a mi madre y a mi y nos dice "coged el que queráis". Dentro, 2 libros escritos por 2 autoras españolas. Que si, que nos encanta leer a las 2 y eran 2 novelas buenísimas, pero mi madre es más de novela de intriga y yo en ese momento estaba enganchadísima a un par de colecciones de novela gótica. En fin, que para que pensar, no?

Si de verdad hay ganas de gastar dinero, Cáritas hace todos los años una recogida de comida que luego se repartirá entre la gente sin hogar, para que ellos también puedan celebrar éstas fechas. Yo he participado varios años y os animo encarecidamente a hacerlo. 

3º Tocamiento de narices: Regalar animales

Creo que es otra obviedad, pero por mi que no quede. UN SER VIVO NI SE COMPRA NI SE REGALA. Las perreras están hasta arriba de animales que necesitan un hogar, y en Enero estarán llenas de cachorros que habrán sido tirados (literalmente) a la calle, cuando el niño de turno se haya cansado del juguete nuevo, y ese juguete haya roto un mueble o 2. Ésta época de fiestas y alegría es para muchos una fiesta llena de tristeza por cada animal abandonado o que muere en la calle por la irresponsabilidad del ser humano. Y también de agobio y trabajo, el que supone encontrar una ubicación para cada animalillo que sale de la calle. Queréis ver lo que pasa con un animal abandonado? Mirad a mi pequeña Rei, recién llegada a casa después de acabar en la calle poco después de Navidad. Si os parece un cachorro muy tierno, yo veo a una enana con mucho miedo.


4º Tocamiento de narices: Los petardos

No tienen ni puñetera gracia. Hacen ruido, son molestos y sobre todo son PELIGROSOS. Los daños que puede causar un petardo son inmensos, y no os voy a poner fotos porque me censurarían el blog por gore. Pero volviendo al tema animal, los petardos causan desorientación, estrés, pánico... Hasta el punto de que algunos animales pueden salir corriendo y acabar atropellados. Por favor, pensad en el tremendo pavor que podéis causar y absteneros de tirarlos. La Nochevieja pasada algún niñato tiró un petardo justo cuando yo estaba con Oso en la calle. El perro sufrió un ataque de pánico que le duró más de 2 horas, hasta que le dí una pastilla tranquilizante, y durante cerca de un mes, no se atrevía a salir a la calle de noche. De verdad vale la pena tirar petardos, sabiendo lo que pueden llegar a hacer? Yo éste año, pese a que la Mamá de Lady Marian me ha invitado a pasarme por su casa, me quedaré en la mía cuidando de Oso y acordándome de la madre de todo aquel que se divierta con semejante estupidez. 

5º Tocamiento de narices: Los borrachos

Sobre todo esos que salen el 1 de Enero en el Telediario, después de haberse bebido hasta el cubo de fregar.  No os dais cuenta de que dais vergüenza ajena? Repetid conmigo: Una copita de champagne, si. Un par de copas, vale. Beberse todo el bar, no. Y conducir después, MUCHO MENOS. 

6º Tocamiento de narices: Las luces 

Me ENCANTAN. De hecho, me flipa conducir por Madrid viendo lucecitas (sin atascos, please). Pero molan a partir del puente de diciembre. En noviembre son una mierda. 

En fin, que no me quiero poner en modo Scrooge, porque también me toca las narices la gente que se pasa las fiestas hablando de la falsedad de éstas fiestas, bla, bla, bla. Coñe, un poco más de alegría, que solo es una vez al año!!!  

Y una vez habiendo ejercitado mi derecho a la protesta y el pataleo, prometo hacer acto de redención poniendo la decoración navideña. Y vosotr@s, hay algo que no os guste de éstas fechas?

PD: Yo pido a #PapaConcilia que Conciliación Real Ya siga adelante con sus magnífica lucha y mucho ánimo para todas esas mujeres que se están partiendo los cuernos para poder crias a sus hij@s.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

EDITADO:

Gracias a Mis Mellis, que me lo ha recordado en su comentario. Porque lo mejor de la historia es que yo realmente venía a hablar de ésto, que es lo que me lleva teniendo cabreada medio fin de semana, y con tanto tocamiento de narices, se me había olvidado.

7º Tocamiento de narices: La comida
Que si, que en éstas épocas se comen cosas muy ricas, que no comemos en otras épocas, etc, etc y bla bla bla. Pero de verdad, no es necesario comer hasta tal punto que tengas que renovar el armario porque no cabes en tu ropa.
Pero lo que realmente me cabrea de la comida de Navidad es que al parecer, también hay que comer cosas porque si. Vamos al lío: No como huevo desde que tengo uso de razón y soy bastante especialita con la carne. De hecho, prácticamente solo como Pollo y Ternera. Hay animales que no como por convicciones morales (como el conejo, o el pato, y eso que el pato me encanta), otros porque no me gustan (el cordero) y otros porque debido a la psoriasis, el médico recomienda que me abstenga (como el cerdo).

Drew: Oma, que hay de cena éste año?
Oma: Asado de cerdo
Drew: Genial, gracias. 

Que no es que mi abuela me quiera tocar las narices, es que se decide por consenso familiar, y al parecer al consenso le importa un comino lo que yo coma o deje de comer. Y de hecho, en condiciones normales me daría exactamente igual, porque a mi con los entrantes me vale. Hasta el año pasado, donde por algún tipo de asociación estelar el 80% de los entrantes tenían o Bacon o huevo hilado. Mi abuela, para compensar, me guarda más croquetas que al resto y me pone cerca el cuenco de aceitunas, así que supongo que el que no se consuela es porque no quiere...

22 comentarios:

  1. Mu buena tú protesta...
    Bss wapísima y ánimo que aún keda lo más gordo del meollo jijiji

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con todas y cada una de las cosas que has dicho... no me gusta nada la navidad.
    Algo que me irrita es el tema regalos... mi madre me da una superpropina para que gaste en lo que quiera (idea genial donde las haya), mi hermana me compra algo que siempre me sorprende porque es algo que me gusta y que me da pena gastar dinero en ello... pero mi familia política se empeña en regalarme: bolsos que solo le gustan a mi suegra y que ni son de mi estilo ni podría ponerme sin pasar verguenza ajena, como uno rosa de terciopelo, tengo varios sin extrenar.
    Colonias, tengo la misma por triplicado cuando ellos saben que tengo alergia y que solo uso perfumes porque una es así de pija.
    Ropa estilo hippi cuando yo soy de arreglarme y de ir estilo "voy divina de la muerte" y así podría seguir...
    Este año me da miedo el alubión de juguetes inútiles para los niños.
    Algo que no has comentado sobre la navidad es la dichosa manía que tiene todo el mundo de zampar como si el mañana se fuera a acabar... en fin...

    ResponderEliminar
  3. Virgini@: Gracias, me harán falta!

    Mis melliz: Gracias por recordármelo, porque realmente el post viene inspirado por mi cabreo por la comida, así que lo he editado. Lo de tu familia política no tiene nombre... En fin, paciencia y a disfrutar con Repollete y Princesita, que seguro que se lo pasan guay. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, es que coincido en todas contigo!!!!!!
    En lo de los petardos, además, es que me he sentido súper reflejada! Porque yo soy como Oso y me cago de miedo cuando oigo esas cosas atronadoras! Los odio!
    Y lo de los regalos... yo pienso en la persona destinataria, y me jode que el resto del mundo no lo haga!!!!! Pero en general... y a pesar de que no soy muy fanS de la Navidad, este año, por Criatura, me he propuesto disfrutarlas a tope!
    Besos.

    Por cierto... qué guay lo del cantante y la entrevista... espero que, al menos, fuera famoso... jajajaja!

    ResponderEliminar
  5. Jo tía, qué fuerte!!! Hay cosas con las que estoy contigo, pero otras que no, que es sacarle punta.

    Que hay cosas que no nos gustan, pues sí, pero de lo que se trata es de disfrutar lo máximo posible, ya sea yendo a casa de una amiga, en casa con el perro o comiendo palomitas con la familia.
    Venga Drew, un poquito de por favor, que el sábado es nochebuena!!! Jajajajaja

    ResponderEliminar
  6. Muy apropiadas muchas cosas. En muchas coincido.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  7. jajajaja.....yo no he vuelto a subir al centro y no creo que lo haga ya,jajajajajjaa.....lo de las castañas fue una putada, yo me hubiera unido a tí, me chiflan y todavía no me he comprado ningún cucurucho!!!!

    Lo de los regalos es verdad, pero bueno, este año todos son para vega....¿sabes qué? que no los va a hacer ni puñetero caso, ella prefiere una cuchara, un hule, un mando de tv, un cable o unas llaves de casa :-D

    Lo de los animales, a mí me pone de muy mala ostia :-S.....Rei ganará enseguida mucha seguridad al estar contigo!!!!!

    Puffff los petardos en todos los sentido, la gente petarda, aquí incluyo los borrachos sin conocimiento, y los petardos ruidosos, que no entiendo la utilidad de los mismos, y nunca lo entenderé!!!!

    Las luces, pues a partir del 15 de diciembre me parece bien, pero el 15 de noviembre me parece un gasto inútil!!

    Y, la comida, yo de verdad que acabo rodando todos los años, qué gordura!!!!!!!!......Por cierto, a mí nunca me han gustados los huevos, fritos nunca los comía, rellenos si.....pero no me hacía especial ilusión, pues a raíz de estar embarazada me apetecía comer huevos fritos, y ahora si los como, bueno en realidad mojo la yema y lo demás se lo doy al churri,jajajajjaja

    Besotessssss

    ResponderEliminar
  8. Me acabo de enterar de que Rei es hembra, pensaba que los tres eran machos. Santos capullos los que la echaron a la calle. Aunque bueno, a mi Ferny lo echaron a la basura con menos de un mes y salvajemente torturado, así que sé de sobra que gente miserable abunda en este mundo.
    De los petardos y demás... uff... Cos se ponía a morir y Ramón también lo pasa fatal. ¿Cómo le pueden gustar a alguien? Es un ruido muy molesto.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo, UN ANIMAL NO SE REGALA, debe haber un consenso familiar que decida irrevocablemente adoptar una mascota para cuidarla y quererla por el resto de su vida y viven muchos AÑOS!, no unos meses! Una mascota no es un juguete!
    También de acuerdo con los petardos, este verano por poco pierdo a mi perrita por culpa de uno de ellos!

    ResponderEliminar
  10. Jajaj, te ha quedado un poco en plan refunfuñón!
    Pero estoy en casi todo de acuerdo contigo.
    Especialmente y sobre todas las cosas, sobre el tema de los animalitos. Por favor!! que no son de peluche!!
    Se me ha partido el alma a ver la carita de Rei. Mi gordita lo pasa fatal también con los petardos, se esconde debajo de la mesa y sale pasado mucho rato.
    Las aglomeraciones se sufren cuando vivís en la gran ciudad, aquí no es ni parecido!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  11. Sister! Jajajaja! La verdad es que sí, la Navidad tiene su cara B, pero anda que no nos lo pasamos bien en el fondo, jajajaja!
    Absolutamente de acuerdo (como no) en lo de NO REGALAR ANIMALES. En este país tenemos una conciencia animal que es una pena...
    Besotes navideños!

    ResponderEliminar
  12. Voy a tener que hacer acto de contrición...¡a mi me gusta regalar por regalar, y si son cosas prácticas mejor! (animales no, y eso que mi sobri lleva ya un par de años que pide como regalo "seres vivos, algo que se pueda cuidar" solución: le regalamos plantas, que cumplen los dos requisitos. Los animales no son juguetes.) En todo lo demás, bastante de acuerdo!

    ResponderEliminar
  13. Estoy completamente de acuerdo contigo en el tema de los animales.
    En general, creo que la gente los compra (o, en el mejor de los casos, los adopta) "a la ligera". El otro día estuve en un "Jardiland"; delante de mí, una pareja compró una "carolina" (una cacatúa pequeña muy común; yo convivo con tres de ellas que son como si fueran mis hijas...). Me tomé la libertad de hablarles un poco de este tipo de pájaro (ví que no tenían ni idea de lo que se estaban llevando a casa...); ellos me dijeron: "es que tenemos niños en casa y es un un regalo para ellos"....a lo que yo respondí "pues estos pajarillos, a los más peques de la casa, les suelen tener muuuucho miedo" (porque ven en ellos a un "gigante" que los va a matar de un manotazo...). En fín...lo dicho...no hay conciencia de que los animales merecen todo nuestro respeto.
    Un abrazo...¡y felices fiestas!!!

    ResponderEliminar
  14. 1. Además de las aglomeraciones, a mí también me toca las narices comprar unas castañas carísimas para tener que tirar la mitad por pochas!
    2. Tanto el regalar por regalar como el pedir por pedir. Ojalá fuera más el compartir por compartir!
    3. Regalar animales no lo haría jamás en mi vida, me estoy pensando muy mucho volver a tener peces porque siempre se me mueren… No llevo una vida como para poder responsabilizarme de algo mayor que un pez.
    4. Los petardos también asustan muchísimo a los niños, incluso a mí!
    5. Si bebes no conduzcas pero si bebes, conoce tus límites.
    6. Asúmelo, se acaba el halloween y comienza la navidad, así es en este mundo consumista.
    7. La comida es otro de los temas a los que se debería poner límite. Que también se come el resto del año, leche! Pero ese día que desborden kilos y kilos de carnes, embutidos y mariscos! Por favor, que las cenas ligeras ayudan a dormir mejor! Un consejo para tu cena, pídete un menú del burger, sé de uno que te admirará aún más!
    De todas formas, pese a sus inconvenientes… FELIZ NAVIDAD DREW!

    ResponderEliminar
  15. Jajaja! Drew la cascarrabias :-) que no! Lo de los petardos (cosas y personas) habría que prohibirlos! Pero solo me queda una cosa por decirte: FELIZ NAVIDAD GUAPISIMA!!! a disfrutar de la family y a olvidar todo lo demás :-)

    ResponderEliminar
  16. De todo lo que has comentado no sé cual me molesta mas... yo siempre lo grito a cuatro vientos, no me gustan las navidades!! Todo son obligaciones, obligación de ser feliz,de pasarlo bien, de regalar aunque no tengas nada que regalar,de estar con la familia aunque te lleves mal... no nocesito que nadie me organice la vida....

    ResponderEliminar
  17. Ay Drew, comenzar a ver cosas negativas en la Navidad tal vez sea también un signo de hacerte mayor ;)
    Felices Fiestas preciosa!

    ResponderEliminar
  18. 1. A mi tampoco me gustan las aglomeraciones, en ninguna época del año. pero aquí en mi pequeña capital te puedes parar a comer castañas.
    Ahora que tb te digo que hasta el congreso de Madrid no había visto yo una calle con tanta gente en Navidad. Parecía que regalaban algo! Y sí, era un poco agobiante, sobre todo con varios niños+ carritos.
    2.y 3. De acuerdo estamos amiga
    4. ODIO los petardos. Me tocan las narices los niñatos tirando petardos pero es que me encienden los adultos (¿adultos?) tirando petardos ¿algún trauma infantil? ¿Sus madres no les dejaban de prequeños?
    6: otro problema que no tenemos en mi pequeña capoital, aquí no da el presupuesto pa tantos dias de luces
    7. Quiero foto del menú del burguer ;o)

    ResponderEliminar
  19. Pues a mi me encanta la navidad. Nada es perfecto y claro, esta época tampoco. Pero prefiero quedarme con lo bueno: lo rica que está la comida (hay tanta que aunque algo no te guste, o te siente mal, siempre hay otras opciones), me encanta regalar, me encanta la decoración incluso la naiv u hortera, je. Y no sigo pero hay más!!! Lo que no soporto es lo de los petardos y lo de regalar animales para luego abandonarlos.

    Drew, ¡¡disfrutalo y sacale el jugo a esta época del año!!!.
    Con todo mi cariño FELIZ NAVIDAD

    ResponderEliminar
  20. Coincido contigo en absolutamente todo!!! Me encanta leerte!!!

    ResponderEliminar
  21. Ayer escrbí un comentario larguiiisimo que se me borró y como me cabré cerré el ordenador. Aqui estoy otra vez, así que allá voy:

    1. No me gustan las aglomeraciones, no poder andar, ver a los niños en las sillitas a la altura de todos los culos y los cigarros me pone muy nerviosa... resultado, no voy al centro ni a los CC a no ser que sea verdaderamente necesario.

    2. A mi me encanta regalar pero el ritmo de años anteriores es insostenible, creo que hay que tener los pies en el suelo...

    3. Sobre regalar animales, no puedo añadir mas de lo que has dicho.

    4. Los petardos hacen que Noah se haga pis encima del miedo, la tenemos que meter con nosotros en la habitación y aún así tiembla..

    5. A los que les gusta ponerse hasta el culo de copas: Haz lo que quieras con tu higado pero no jodas al resto, y por supuesto no conduzcas, te lo pido por favor...

    6. Creo que esto pasa mucho más en Madrid... Aqui en Sevilla no empezamos demasiado pronto.

    7. En casa al cenar "sólo" los 5 no somos exagerados y nos controlamos en cantidaddes, y lo que sobre... para comer al dia siguiente.

    Muchisimos besos y FELIZ NAVIDAD!!! guapa!

    ResponderEliminar
  22. MadreYMas: La verdad es que con niños se ve diferente. A mi no me hace ni puñetera gracia hasta que llego a casa de mi tio (cenamos allí) y veo a mis primos... Y lo del cantante, que va, bueno si, pero famoso no.. Besos!

    Suu: Que sería de la navidad si no la sacaramos un poco de punta! Saludos!

    Cachorro: Gracias! Saludos!

    Jeza: Que se que me llevas ventaja, y hoy me voy a comer uno a tu salud! Lo de Rei que comentas, ha mejorado mucho, pero se le nota que tuvo un comienzo difícil. Que práctico lo del churri, no? Muchos besos!

    OI: La verdad es que el único macho es Oso, el resto somos todas féminas (Bas viene de Basía y Rei, de Reina). Lo de los petardos, expediente X. Besos!

    Nenica: Espero que éste año los petardos te dejen vivir, a ti y a tu perrita. Besos!

    Trax: Es que cuando me pongo en modo refunfuñe, no hay quien me gane! Bas también se esconde debajo de la mesa, pero Oso tuvo un ataque de pánico en toda regla, que ratito mas malo pasamos... Muchos besos!

    Mo: Seguro que tu a partir de reyes te encontrarás muchos regalitos de esos, no? Besos sister!

    Cocinera: A ver, a mi también me gusta hacer un regalo porque si, y porque es super util. Lo que me molesta es que, como me tienen que regalar en navidad, se empeñen en que el regalo no vale si no es por un importe X, cuando a lo mejor yo sería feliz con algo mucho más pequeño. Lo de las plantas es una buena opción, pero no habéis pensado en un roedor? Me parece una buena opción para una niña pequeña. Besos!

    Laura: Que fuerte lo que cuentas. Sobre todo es que la gente no se para a pensar que el animal también tiene necesidades que a lo mejor nosotros no satisfacemos... Un día nos tienes que presentar a tus carolinas. Besos!

    MDP: Lo del burguer sigue siendo una opción.... Lo de los petardos, de verdad, deberían prohibirlos. Besos!

    Yo y mis mini yos: Refunfuñona profesional, jaja! Feliz Navidad a ti también, cielo! A ver si los petardos nos dejan vivir y no me paso las noches calmando al pobre perro. Besos!

    Irene: La verdad es que si no se está pasando un buen momento es espantoso, porque parece que te tiene que ir bien si o si. Espero que las pases lo mejor posible. Besos!

    Cocolina: Jajaj, debe ser. Muchísimos besos!

    PFYM: Si te digo la verdad, yo nunca había visto Madrid así. Lo de los adultos tirando petardos me quema, pero si lo hacen con niños ya me sobrepasa, así nos va. Y habrá foto del burguer, prometido!

    MATT: Yo también pensé que era estadísticamente imposible que no se pudiera comer nada en una comida de navidad. El año pasado, mi familia confirmó que si se puede, al menos al 90%. Te juro que flipé. En cualquier caso, prometo disfrutar. Mil besos!!!

    Zary: Gracias maja! Un placer tenerte por aquí!

    María: Toda la razón con los regalos. Yo éste año estoy super contenta con lo que comprado, ya os enseñaré. Y no me he gastado tanto. Espero que éste año Noah pueda pasarlo un poco mejor. Muchos besos!

    ResponderEliminar