sábado, 10 de marzo de 2012

Crónicas de Romy: El día que hice turismo con un americano


Día 8: O el día que el Facebook y la suerte me regalaron un día de lo más interesante. 

Antes de nada, aclarar que al americano en cuestión no le conocí ni de copas, ni de ligues, ni nada similar (que se que hay por hay un grupillo de malpensadas que siempre me vuelven locas, jeje). Es que eso del Facebook es la mar de práctico: Hace ya meses, M. me agregó a un grupo de Facebook, que básicamente consiste en unir a los extranjeros que residen aquí, para poder informarse de cosas, ayudarse mutuamente... lo que buenamente se les ocurra. También es un sitio estupendo para buscar piso. El caso es que, una vez dominados los taxis, andaba yo pensando hacia dónde ampliar mis horizontes, cuando vi un anuncio de lo más interesante en Facebook: Un chico americando, llamémosle J., comentaba que tenía intención de visitar la zona de Khan al Khalili, barrio Copto, barrio Islámico... Y que si alguien quería acompañarle. No me lo pensé dos veces y le escribí: Eran 2 sitios que no me quería perder, pero ir sola me daba algo de reparo. El chico en cuestión resultó ser la mar de majo y quedamos a la mañana siguiente en una parada de metro a unos 10 minutos de casa (en taxi, por supuesto). 

J. lleva ya unos meses en El Cairo (se ha marchado hoy) y además habla árabe, así que era un acompañante la mar de práctico. Lo primero que me enseñó, a moverme en metro. La primera impresión fue de Flashback, porque los tornos son exactamente iguales que los españoles, y por lo demás el sistema no difiere casi nada. La única diferencia es que cada tren tiene un vagón exclusivo para mujeres, aunque si quieres te puedes subir en el de los hombres. Yo obviamente no iba a dejar a J. solo,así que como una valiente me subí en un vagón hasta arriba de hombres. Casi estaban ellos más asustados de tocarme por accidente, que yo por meterme en semejante berenjenal. 

Fueron solo 2 paradas, nos bajamos en Tahrir y cogimos un taxi camino a la zona islámica. A partir de ahí vagamos sin rumbo fijo por callejones y callejones repletos de puestos, gatos, basura, gente, tiendas, carros que te gritan para que te apartes... Vamos, lo que mucha gente espera de ésta ciudad. El poder moverme sin miedo a perderme, dejándome sorprender en cada esquina, presagiaba un día de lo más relajante. 

Nuestros pasos nos llevaron a una plaza la mar de turística, pegada a una enorme mezquita cuyo nombre no recuerdo (pa´matarme, y de una forma lenta y dolorosa, lo se), donde paramos a tomarnos un te. Mientras sorbía mi te con leche y observaba las calles, reparé en un cartel al fondo señalando la dirección al Café de Naguib Mahfuz... No íbamos a ir, es un sitio la mar de turístico y por tanto caro con avaricia, pero solo saber que estaba cerca... Como eché de menos sus "Noches de las mil y una noches" (Gracias Cris, a la vuelta te lo devuelvo) en ese momento!

Tras mucho andar, acabamos en Khan al Khalili, otra zona "para valientes". Está repleto de puestos, gente, vendedores que te saludan y te invitan a ver sus mercancías, más gente, más puestos... Pero es un sitio encantador. En ésta semana que me queda espero repetir, porque no compré nada y ahora me da pena. Eso si, a ver si pillo una hora en la que no esté tan lleno! Vagando entre las calles que ocupa el mercado, acabamos en el callejón que podéis ver en la foto de arriba. Fue la primera vez desde que estoy en El Cairo en el que escuche... EL SILENCIO. 

Estaba siendo un día de mucho bullicio y mucha gente, y había que escapar en busca de algo de tranquilidad. Y no hay sitio más tranquilo en El Cairo que el parque de Al Azhar. Ésta versión en miniatura de El Retiro tiene unas vistas sobre la ciudad verdaderamente espectaculares, además de ser verde, silencioso, tranquilo, fresco... Algo que las parejas egipcias parecen tener muy claro, porque estaba repleto de jóvenes paseando de la mano y mirándose con ojos tímidos de cordero degollado. En nuestro caso, tras tantas horas entre el polvo y el tráfico de El Cairo, fue un momento de descanso mental la mar de necesario. 

J. y yo paseamos por el borde del parque que da a la ciudad, disfrutando de esa impresionante panorámica. Paramos a comer en un banco del parque (yo llevaba sandwiches y Kit Kat para ambos, previsora y práctica que es una) y de ahí, tras pasear por un lago, acabamos tomando un te mientras esperábamos la hora del atardecer. La espera prometía merecer la pena, y como podéis ver en la foto, no decepcionó. 


De ahí, vuelta a casa en taxi, que primero dejó a J. y luego a mi. Os podéis imaginar que llegué muerta, pero feliz por el día tan espectacular que habíamos pasado. J. no solo es la mar de resuelto, si no que que además tiene una conversación de lo más interesante, y una forma muy parecida a la mía de hacer turismo. Fue el compañero perfecto para ésta excursión y desde aquí le agradezco a él, y a quien quiera que le pusiera en mi camino, este día tan difícil de olvidar.

El día había terminado, pero la noche no. M. tenía intención de recogerme de madrugada para llevarme de viaje fuera de El Cairo. Mañana os cuento los 2 días que pasamos en Alejandría... 

27 comentarios:

  1. Arf, arf, arf... Quiero saber de Alejandría!!!
    No te preocupes por el libro, mujer. Por lo demás, es lógico que no te resistieses al café por muy de turisteo que sea...
    Ahora, tienes unos coj**** tremendos. Una ciudad que no conocer, un barrio que no conoces con un tipo que no conocer. Andrea...sólo te falta el sombrero y el látigo. Estas no son las crónicas de Romy, son las de Indiana Jones!!!
    Te envidio.
    Me alegro.
    Te quiero. Disfruta mucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi me atraganto de la risa con tu comentario!!! De verdad que no fue para tanto, hubiera sido Indiana Jones si hubiera ido sola! Yo también te quiero, tengo ganas de verte!!!

      Eliminar
  2. Ay tía, que he leído parejas, parque, de la mano, J., polvo, silencio y he tenido que rebobinar...digo, pero esta criatura qué ha hecho?? La mente calenturienta de una!

    Que viaje más bonito estás haciendo....que bien que lo estés escribiendo...que envidia me das cuando te leo......que sigas disfrutando como hasta ahora!!!

    Un besazo locaaa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo que yo decía... MALPENSADA!!! El viaje la verdad es que está saliendo mejor de lo que esperaba. No quiero que acabe! Besos!

      Eliminar
  3. Qué chulada, Drew!!! Cómo me alegro de que estés disfrutando tanto y te estés enamorando de esa manera de la ciudad. Ya nos contarás de Alejandría, la cosa promete. Un besito y sigue viviendo la experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una relación curiosa, pero si, nos tenemos cariño, jeje. Muchos besos!

      Eliminar
  4. ¿Cómo que "En ésta semana que me queda"? ¿Vuelves a por todas tus cosas? ¿No te quedas? ¿Alejandría? ¡Explícate por Dios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que volver por el visado, el billete, tratamientos, perros.. Pero espero que sea una separación breve. Besos!

      Eliminar
  5. Joer, qué pedazo de viaje que te estás pegando, súper completito. Eres una valiente nena, ya mismo iba a quedar yo con nadie que sólo conociera por FB, y más en un país extranjero, jajajajaja. Qué ganas que nos cuentes de Alejandría, suena genial... Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fue una muy buena experiencia, en serio! Vale la pena hacer esas cosas, es que en España somos un poco cerrados para eso, pero fuera es más normal, y mira que experiencia tan estupenda! Besos!

      Eliminar
  6. Ei, entra la lista de difusión de Cairo Scholars, muy práctica! Es una lista de la universidad de Texas. Ah, ¿es la mezquita que tiene como una especie de paraguas por columnas? yo tampoco supe nunca como se llamaba y si lo supe alguna vez, me di prisa en olvidar! jajajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A esa misma me refería, que sería de nosotros sin Cairo Scholars!!! Bueno, en éste caso fue en una similar llamada Cairo 101, pero vamos, que yo para todo uso la otra. Y la mezquita, si, creo que es la misma :-) Besos!

      Eliminar
  7. Rosa de Alejandría, las calles de El Cairo parecen muy seguras, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo son, te aseguro que lo son! Más que en España!

      Eliminar
  8. Alejandria!!!
    Turismo, te, polvo, ruido...que envidia..!!por dios
    en fin seguiré mordiéndome las uñas que me quedan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todas esas cosas que se supone que odio, y ya no se vivir sin ellas... Besos!

      Eliminar
  9. Que chulada de viaje!! Aunque yo sigo en shock con lo de que te vayas a quedar ... Hoy hasta se lo h contado a mi enanos q no saben los pobres ni lo q es un blog ... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Matt, para cuando tu blog para que conozcamos a tus enanos? Mira que yo soy muy pesada! Han tenido que flipar! Besos!

      Eliminar
    2. Lo pienso muchas veces, porque hace ya más de un año que leo blogs, y me parece poco recíproco pasar tan buenos ratos leyendos, y conoceros a través de ellos, y yo solo aportar algun comentario ... El caso es que trabajo, estudio, y tengo dos hijos, esto por resumir las principales tareas, je. El poco rato libre, prefiero dedicarlo a leer, y no sentir la responsabilidad de mantener un blog, contestar ... Igual cuando termine el master me animo.
      Bueno guapa, seguiré pendiente a ver qué nos cuentas de Alejandría. ¿Y ... en qué vas a trabajar cuando vivas allí??.

      Besos mil

      Eliminar
    3. No se trata de que sea recíproco o no, eso es lo de menos, solo que a nosotras (por lo menos a mi, y seguro que no soy la única) también nos gustaría conocerte. Por lo que cuentas, seguro que tienes mucho que compartir, pero entiendo que la falta de tiempo supera. En fin, yo seguiré dando la brasa de vez en cuando.

      Lo del trabajo, dicen que de profe hay muchas ofertas, estoy mirando. De periodista seguro que no.

      Besos!

      PD: Nuestra amiga "Porfin" empezó a escribir compartiendo el blog de otra bloguera. Si algún día te apetece presentarte, o compartir lo que sea, yo te presto mi espacio, sin compromiso :-)

      Eliminar
  10. Entiendo perfectamente que fuera un día especial. El Mercado lo es, un lugar para recordar siempre. Alejandría es otra de mis asignaturas pendientes. No tuve oportunidad de ir, así que leeré atentamente todo lo que cuentes del lugar. Imagino que no os perdereis una visita a la Biblioteca. Ay, lo que yo daría por haber podido visitar la antigua, pero hasta que funcionen las máquinas del tiempo, habrá que tener paciencia, je, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay la antigua, tuvo que ser increíble! Alejandría es bien bonito, pero no adelanto nada, que mañana tenéis el post! Besos!

      Eliminar
  11. Que valiente Drew quedando con J. Me parece perfecto, fue una acertada decision y me alegro que os lo pasarais tan bien. Yo no pienso mal :) Y que penita que se haya ido justo hoy.
    La aventura por la ciudad genial y la foto impresionante.
    Ummm Alejandría, M., tu y dos días... suena tan genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quien no arriesga no gana, no??? La foto, hay más, cuando tenga buena conexión te mando alguna por mail. Lo de Alejandría... mañana por la mañana lo tenéis publicado :-) Besos!

      Eliminar
  12. NO pones foto del americano. Nuestro gozo en un pozo.
    Claro que las dos fotos que has puesto son una pasada. Ese mercado debe ser bien interesante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cotillea en FB, que hay una, jeje.

      Ese mercado es precioso, tengo que volver antes de irme...

      Eliminar