miércoles, 7 de marzo de 2012

Crónicas de Romy: El día que me enamoré de El Cairo


"Y al 5º DÍA se enamoró...." Si, creo que la realidad dice otra cosa, pero en mi historia, tardé 5 días en enamorarme de ese chico a priori no tan guapo, pero encantador, que es El Cairo. 

Como ya dije, Cairo es una de esas ciudades que enamora poco a poco, pero algo tendrá para que todo el mundo caiga rendida a sus pies. En mi caso, el miedo a perderme (tuve un conato el día 1), el sentirme observada, no aclararme mucho con la comida (20 años comiendo en restaurantes árabes para llegar aquí y sentirme más perdida que un pulpo en un garaje, ya me vale), y no hablar ni papa de árabe eran, digamos, mis puntos débiles para establecer una relación "amistosa" con la ciudad. Pero como a mi a cabezona no me gana nadie, el 5º día amanecí convencida de que me teníamos que acercar posturas si o si. Mi plan? Andar hasta el Nilo sin perderme (hay un trecho), hacer unas cuantas fotos y terminar de conocer la zona a pie. 

Lo primero de todo era poner la lavadora, que puede parecer una chorrada, pero yo con las lavadoras ajenas necesito un café antes de trabar amistad. El caso es que la "operación colada" fue bien (hiper necesaria tras el paseíto a caballo del día anterior) y ya, como persona con ropa limpia, pude lanzarme a la calle en busca del Nilo. El paseo fue grande, y tuve 2 momentos de crisis (mi mente sigue funcionando a la europea, y la neurona me dice que cruzar por el medio una calle de 4 carriles es, lo menos, peligroso) pero finalmente.... lo encontré. 


Una vez hechas las presentaciones, y estando totalmente segura de que, pese a haber caminado unas 2 horas, sabía volver a casa... oficialmente me empecé a sentir a gusto en El Cairo. 

A la vuelta reconozco que cometí la osadía de parar en el McDonalds, pero es que tras semejante caminata.... me moría de hambre. Para no volver a pecar (al menos si puedo evitarlo) al llegar a la esquina de casa cumplí con la última tarea del día: Hacer la compra. 

Aquí lo de los supermercados no se entiende como tal, son más bien tiendas pequeñas que tienen lo básico. Pero solo el hecho de tener en la nevera leche, zumo, tomates, zanahorias, arroz, etc. ya te hace sentir de otra manera, así que hice la compra más feliz que una perdiz e incluso me hice amiga de los dependientes (que amablemente me subieron la caja de agua hasta el piso. Es un 4º sin ascensor, tiene mérito). Creo que  entenderéis que mientras me comía mi Cuarto de libra con queso en el salón del piso, me sentía tremendamente orgullosa de mi misma. 

Ya había cambiado el dinero, tenía móvil egipcio, conocía la zona, había hecho fotos, visto las pirámides, montado a caballo, hecho la compra... Pero en ningún momento me había preparado para darme cuenta de que, de repente y sin saber muy bien como había pasado, separarme de éstas calles se me iba a hacer prácticamente imposible...

28 comentarios:

  1. Sister, descubrir una ciudad (y encima una tan chula como debe ser El Cairo) una sola produce un subidón difícil de explicar. Me encanta leerte así de feliz y enamorada, ;) Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que a veces acojona, pero cuando te haces... te sientes tan bien... Muchos besos!

      Eliminar
  2. Que grande eres Drew!!!! Un besito y sigue contandonos!!! Muuuuak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María! Os vais a hartar de leerme!

      Eliminar
  3. Tenías que encontrarte a ti misma, y así lo hiciste. Lo demás, viene rodado. Llámese El Cairo, el Nilo o M.
    Estás viviendo una historia maravillosa y nos estás haciendo disfrutar a todas contigo.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía que encontrar una nueva ilusión, pero ese es otro post :-) Me alegro de que estéis disfrutando, gracias por estar ahí!

      Eliminar
  4. Drewwwww mássssssss!!!!
    me quedo embobada leyéndote, me apetecería que tus entradas fueran larguísimas.....que contaras todo al detalle, qué cosataba la leche, cómo pediste el cuarto de libra, qué tipo de gente había en el macdonalds, si la lavadora tenía instrucciones o marca con tipología árabe, si llamas la atención por tu forma de vestir o no, si has visitado tiendas curiosas, por ejemplo alguna de cosméticos o de ropa, o ferreterías, algo que sea muy distinto....solo quiero leerte y leerte y se me hace cortísimo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te digo la verdad no tengo ni puñetera idea de lo que vale la leche... Es que aquí ni precios, los tickets están en árabe... en fin, te lo cuento con una caña. Y lo de la ropa, algo, pero ya ni me doy cuenta. Tiendas pocas... Seguiré contando!

      Eliminar
  5. Me encantan las fotos que pones, parecen de postal... que atrevida eres!!! Tu sola dos horas andando por El Cairo?? Yo soy una cagueta.... y lo arabe me da miedo, ya sé que soy una inculta... pero no lo puedo evitar... Yo no me atreveria a ir sola... pero me estas dando una lección...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maja, por el halago! Se hace lo que se puede con la cámara :-) Y andar sola lo hago a diario, ya os seguiré contando, jeje. Entiendo tu miedo, pero es que hay que verlo con otra mente, te lo aseguro... Ir sola no es tan grave, aunque hay sitios que es mejor evitar. Besos!

      Eliminar
  6. Extracto del post “Tardé 5 días en enamorarme de ese chico (…) para establecer una relación (…) de repente y sin saber muy bien como había pasado, separarme (…) se me iba a hacer prácticamente imposible...”
    Por fin la chicha!!!!! Yuju!!!! Me podrías dar más detalles por favor? No tipo Corin Tellado, tipo chica moderna y actual que hace lo que le sale del moño, que lucha y pelea por sus sueños!
    Y que además repite! Mi heroína, Drew.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manipuladora!!! No avances acontecimientos!

      Eliminar
  7. Mi preferido también es el cuarto de libra con queso!!!
    A ver si te suelto la lengua, este chico no te lleva a restaurantes por allí?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor del burguer!!! Y si, me llevó la primera noche, jeje. Besos!

      Eliminar
  8. Vaya descripciones te curras Drew, me dejas impresionada!!Me encanta todo, me encanta tu fortaleza, me encanta El Cairo, me encanta El Nilo, me encanta la foto, me encanta el ayudante del agua, me encanta que te desenvuelvas tan bien, me encanta que estes en este viaje y que estes aprendiendo a disfrutarlo. Sigue asi :) Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi me encanta que te encante :-) Creo que a partir de aquí, solo mejora :-) Besos!

      Eliminar
  9. A mi no me costó ni media hora enamorarme de la madre de todas las ciudades. Admiro tu arrojo al defenderte tan bien en una ciudad tan complicada.
    Por si un día te aburres y quieres echarle un vistazo al relato de mi viaje te dejo el link.

    http://egiptopatia.blogspot.com/

    Espero impaciente tu próxima entrada y te envidio más de lo que puedas imaginar, je, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo estuve leyendo ayer :-) Hoy me he acordado de ti, cuando llegue a esa parte de la historia te cuento. A mi a lo mejor se me ha hecho más duro por otras cosas, pero eso también sería adelantar acontecimientos... :-) Seguiré contando!

      Eliminar
  10. Me tienes encandilada con tu viaje... es una forma de ir yo sin poder hacerlo... bueno algún día lo haré... sigue contándonos qu eme tienes enganchada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, de verdad espero poder transimitiros lo que es ésto :-) Besos!

      Eliminar
  11. Por Dios Drew, el último capítulo de Dallas no despertó tanta expectación. Y por supuesto no fue tan, tan, tan... tan yo que sé, ¿bonito? Eso se queda muy corto. ¡Qué envdia, qué alegría que disfrutes tanto! Y que nos lo cuentes, claro :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaa, muchísimas gracias!!! La verdad es que me encanta que me digáis que os gusta, porque yo estoy encantada y parece ser que se nota :-)Besos!

      Eliminar
  12. Yo nunca he puesto una lavadora, ¡así que miedo me doy! Mcdonalds... mmm... mañana voy a convencer a Alejandro... Lo malo es que ha visto un reportaje sobre una chica que comía todos los días allí y ahora ya no se muestra tan encantado con ir xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ha caído un mito... que nunca has puesto una lavadora? Para matarte!!! Lo del McDonalds, dile que una vez al año no hace daño.. :-P Besos!

      Eliminar
  13. Pero qué orgullosa te tienes que sentir!!! Yo me pierdo hasta en mi barrio así que no me quiero imaginar la aventura que sería para mí ponerme a buscar el Nilo yo sola... Qué majas las chicas de la tienda, oye. Hay ciudades que tienen eso, enganchan. Pues oye, lo mismo te da por quedarte una temporadita más larga de la que pensabas... Besos.

    ResponderEliminar