sábado, 17 de marzo de 2012

Crónicas de Romy: Un día especial que no quería que llegara


(Vistas desde la ventana de la habitación que me ha alojado 17 días)

Contradictoria que es una, verdad? Creo que está claro que el DÍA 17 para mi iba a ser un día duro... pero es que encima ha vuelto a ser un día especial. Y yo ahora que hago? Lloro? Me corto las venas? Ay, Señor de La Sexta, como te pille...

Me levanto algo mosqueada con M., porque el día anterior no dio señales de vida al terminar su partido. A mi no me gusta discutir, pero cuando algo me molesta, tengo que soltarlo, no me lo puedo guardar, así que el día parece que va a empezar con tormenta, o al menos chubascos. Claro, que cuando me manda un mensaje preguntándome si quiero volver a montar a caballo... Me lo quiero comer a besos, a ver quien es la lista que protesta ahora. El diablillo gana al ángel, le llamo algo algo enfadada todavía, pero definitivamente yo no soy capaz de discutir con éste hombre. Es que encima me siento hasta mal, ridícula, si no tiene sentido... En fin, que si, que nos vamos a montar a caballo. 

Quedamos en Haram Street, que por cierto es donde nos subimos a la carreta el día de las pirámides. A mi me lleva el único taxista lento de todo El Cairo, pero finalmente llego, blandiendo en la mano una tableta del chocolate favorito de M., para que me perdone la salida de tiesto de antes. Antes incluso de pedirle perdón me abraza y me da un beso en la cabeza, el beso más tierno del mundo, y yo por un segundo me quiero morir. Bendigo el recato impuesto en la calle, éstas cosas si no, no pasarían. 

Al llegar nos juntamos con S. y una amiga suya, los 4 nos vamos a ir a dar una vuelta a caballo por una zona cercana a las pirámides, la cosa promete. Mientras esperamos, me llama María, y yo no puedo evitar ponerme a llorar cuando me pregunta por mi partida al día siguiente. Creo que va a ser la primera de muchas lloreras. En, fin que me toca un caballo guay, con el que me manejo bien, y comenzamos el paseo. El paraje es de ensueño: Desierto, las pirámides a la derecha, la ciudad a nuestra espalda, en lo alto de la cuesta se ven unas jaimas. Y después de enseñarme ésto pretenden que me quede en España....

Las galopadas son de impresión, me encanta la sensación de libertad, necesito ésta adrenalina para mantenerme de buen humor. Lo que de otra forma se hubiera tornado en un día triste se convierte en un día lleno de sonrisas: La que llevamos todos, la mía cuando miro a M. y veo lo bien que se maneja, la que en alguna ocasión me lanza él cuando me ve, la que me sale involuntaria cuando el caballo le da problemas y me da la oportunidad de ir a ayudarle... Al llegar arriba el ambiente y las vistas son incluso mejores. Pena no haber llevado la cámara, pero la pobre ya no está para tantos trotes. Nos sentamos en un murete, observamos El Cairo desde lejos mientras tomamos un té... Yo no me puedo separar de ésta ciudad. Pienso en Porfin, en la abuela de Aroa y Martiño, ellas que les encantaría estar aquí. Recuerdo a tod@s los que me acompañais en éste blog, a mi familia, a mi gente... Algún día lo veréis y lo entenderéis. 

Volvemos a la cuadra, M. ha cambiado de caballo y parece que va de carreras, no hay forma de seguirle el ritmo. Pero yo lo intento, quiero vivir ésto con él. Ha sido corto, pero intenso, precioso.... Que regalos en forma de días especiales me hace éste hombre, alucino. 

Al llegar, nada mejor que otro té y Sisha para ellos. Descanso mi catarro y mi malestar apoyada en el hombro de M. y de nuevo el mundo vuelve a estar en paz. Los chicos piden comida, genial porque me muero de hambre. Cuando llega, se ve que aquí no tienen límite: 


Por si alguien lo duda, para alegría de los gatos de la zona, sobró pan. Tras otra Sisha (yo no, que sigo sin fumar), toca volver a casa... Yo no quiero que ésto se acabe, así que casi agradezco el mega-atasco que pillamos de camino a casa. Alguna que otra canción me salta las lágrimas otra vez, entre el trancazo y las lloreras no quiero ni saber la cara que tengo. 

De la despedida de M. no os hablo, porque supongo que os lo imagináis. No ha sido fácil, pero saber que es temporal hace que la sobreviva. Gracias a mis taradas favoritas, la maleta la preparo incluso con una sonrisa. Que corto se ha hecho ésto, pero cada día que pasa es un día menos para quedarme aquí. 

Dentro de 3 horas me pongo en marcha: ducha, ropa, taxi y al aeropuerto. En España me espera una madre, una fiesta de cumpleaños con los mejores amigos que se pueden tener, mis perros y sobre todo, muchas cosas que organizar para que la estancia no sea más larga de lo que tiene que ser. Pero eso ya será otra historia....

42 comentarios:

  1. ¡Qué rápido ha pasado todo! Pero piensa en lo poco que dura lo bueno y en que, después de haber dado el primer paso, ya todo es mucho más fácil y continuo.

    PS: Lo de que me secuestres un gato egipcio va completamente en serio.

    ¡¡¡BUEN VIAJE!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, porque otra previa como la que tuve ésta vez no la aguanto :-) Lo del gato.. no te lo ibas a pasar tu bien aquí ni nada! Besos!

      Eliminar
  2. No llores que se te corre el rímel y se te debilitan las pestañas. Acuérdate de lo bueno que has vivido y piensa en lo bueno que te espera aquí, y en lo bueno que también te espera allí cuando vuelvas. Sales ganando por todas partes. Un besote y bienvenida a casa, aunque sea temporalmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se me ponen los ojos rojos y la nariz como un tomate, que cuadro... Visto así hay que estar contenta, pero no quita que sea duro, odio las despedidas. Muchos besos y gracias!

      Eliminar
  3. Si e un hasta luego...vas a recoger a tus perros
    y la mudanza..y luego a buscar piso en el Cairo
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo único que me consuela, maja. Muchos besos!

      Eliminar
  4. Ay Drew, desde luego yo también querría regalos "en forma de días especiales" como esos. Me gustó mucho también tu entrada de ayer, aunque no comenté, y tengo que decirte que, me parece, que el hecho de que estés disfrutando tanto, se debe sobre todo a tu predisposición. Quiero decir, que estabas abierta a que todo fuera bien, no se te ha pasado por la cabeza ni una vez, ¡qué mala suerte, no he hecho esto!. Si no lo has hecho, pues no pasa nada, a lo siguiente. Y claro, te encuentras con amigas, y lo agradeces, en vez de seguir lloriqueando por no haber podido hacer otra cosa.
    Yo no sé montar a caballo, pero tiene que ser alucinante. Menudo último día. Desde luego que así no se le puede montar ningún pollo a nadie ;)
    Ya te queda menos. Espero que tengas un buen viaje, y que el tiempo que estés aquí también lo aproveches al máximo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo a veces no se si soy muy pasota, o tengo horchata en las venas, pero es que de verdad... no me importa. Todo me parece guay, y a todo se le puede sacar lo bueno.

      Montar a caballo es una de las sensaciones más adrenalínicas del mundo, me encanta! El tiempo que esté aquí espero que sea... corto! Besos!

      Eliminar
  5. Pues un ultimo dia genial como no podia ser de otra manera. me ha gustado la media - pelea con M. siempre le da un poco de gracia al asunto pero el beso en la cabeza me ha dejado sin palabras :)
    Sigo reiterandome en que montar en caballo por El Cairo tiene que ser alucinante y encima si tienes la mejor compañía ya ni te digo. Las despedidas son odiosas siempre y mas despues de estos días que has pasado pero si es un hasta luego siempre se lleva mejor y me imagino que aparte de la melancolía de dejar la ciudad y lo que allí has descubierte tambien tendras ganas de pisar tierra madrileña y darle un abrazo a tu santamadre, a tus amigos y la familia perruna que te espera en casa con ganas de verte. Disfruta tmbien de este tiempo español para que la vuelta sea pronto y feliz. Besitos guapa y buen viaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me dejó sin palabras y sin neuronas, al menos por un segundo, te lo aseguro.

      Montar a caballo es alucinante. Montar en El Cairo con M. es para morirse feliz. Tenía ganas de ver a mi gente, pero tengo más ganas de que me visiten allí. Besos!

      Eliminar
  6. Mi abuelo siempre dice que los besos con mas amor se dan en la frente.
    Esto solo es un hasta luego, te esperan cosas preciosas aqui y alla.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tu abuelo tenga razón, y tu también. :-) Besos y gracias

      Eliminar
  7. Anda que no ha sido un viaje emocionante, intenso y precioso...Y lo mejor es que tendrá segunda parte! Disfruta de tu gente y recarga pilas para volver al ataque. Muas!
    PD: Y bienvenida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Segunda parte y bien larga, espero! Que hago, le cambio el nombre al blog? Jejejeje, muchos besos!

      Eliminar
  8. Yo las despedidas las llevo fatal, me pego unas lloreras... Bueno, te llevas un recuerdo imborrable de estos días, gracias por compartirlos con nosotras! Buen viaje!! Espero ansiosa que nos aclares ese enigmático final de post... Habrá regreso pronto a Egipto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo odio, es que lloro aunque no quiera. Y si, el regreso va a ser pronto, espero. Muchos besos!

      Eliminar
  9. Intenso hasta el último momento, que viaje!
    Me muero por ver el recibimiento que te organizan tus 3 tesoros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y después siguió siéndolo. Los perros fliparon, todavía me miran alucinados, yo creo que no me esperaban. Besos!

      Eliminar
  10. Te imagino montando a caballo por el desierto y alucino, me encanta!!!!!!!!. No sé si te lo habrán dicho, pero dar un beso en la cabeza para los árabes significa respeto hacia esa persona :)

    Besotes y buen viaje de vuelta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi si que me encantó! No me lo habían dicho, me parece un significado precioso :-) Muchos besos!

      Eliminar
  11. Nena...que penita, pero qué historia más bonita!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece un poco cruel, pero bueno, es la que hay, no? :-) Besos!

      Eliminar
  12. Peazo viaje que te has marcado, amiga, espero que te haya servido para lo que esperabas, aclarate y disfrutar. Ahora llega el momento de tomar decisiones y lanzarse a la aventura... qué emocionante, Drew! Tienes tu vida por delante! Un besazo enorme y llora todo lo que quieras... Y lo que relaja? ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, creo que ha cumplido su propósito. Y si, la verdad es que es emocionante y prometedor! Llorar relaja, pero llorar acatarrada es una putada muy gorda! Besos!

      Eliminar
  13. Ha sido un viaje alucinante para todas las que te leemos, y para ti ha debido ser la bomba. Espero que tus compañeros de piso te hayan hecho un gran recibimiento y que nos cuentes la segunda parte de esta historia....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido muy intenso, desde luego. El caso es que no todo lo intenso es bueno... Y claro, seguiremos adelante :-) Besos!

      Eliminar
  14. Imagino lo duro que se te hace separarte de la Ciudad de las Ciudades, y sobre todo de alguno de sus habitantes, je, je. Duro, muy duro, solo lo sabe el que lo ha pasado. Lo único bueno del tema es que ya te queda menos para volver, porque ¿volverás, verdad? Apuesto a que tardarás menos de lo que piensas. Cuando llegues a "casa" a la que ya no verás como antes, tendrás tanta necesidad de la luz de Egipto, que nada será igual.
    Solo deseo que tu egiptitis te sea leve. Ya sabes que la única cura para esa enfermedad es regresar, no hay otro remedio conocido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego nada es igual, pero no es la luz, es la posibilidad de una vida diferente... Y eso tira mucho. Veremos como acaba la historia. Besos!

      Eliminar
  15. qué tal la vuelta Drew??, habrá sido muy dura supongo. Después de 17 días tan alucinantes, te debes de quedar como si ha sido un sueño.

    Tus perros y santamadre estarán encantados de tu regreso, eso sí.

    Bueno cielo, un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces pienso que lo he soñado, no te lo niego... Los perros y SantaMadre supongo que algo se alegran, aunque éstos días no soy la alegría de la huerta. Besos!

      Eliminar
  16. Bienvenida, seguro que se te hace mucho mas llevadero con santa madre y esos amigos y taradas que te rodean jeje... Un beso guapa! Estoy deseando que vuelvas a Cairo para seguir viviendo egipto. ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad es que los pobres intentan hacer lo que pueden... Creo que dentro de poco os puedo contar más cosas! Besos!

      Eliminar
  17. Bienvenida, Drew!
    Como ya han dicho en algunos comentarios, muchas gracias por compartir tu aventura con propios y extraños, como yo.
    Debe ser duro dejar tantas cosas allí, pero piensa que cada día que pasa es uno menos que queda para volver. Llega antes de lo que esperas.
    Bienvenida a casa, y disfruta de lo que tienes aquí antes de que lo eches de menos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vosotros por leerme y acompañarme, no hubiera sido lo mismo sin vuestros comentarios.
      Llegará antes de que lo espere, pero soy perfectamente consciente de todo lo que dejo aquí, y no es fácil, como tu dices, habrá cosas que eche de menos. Saludos!

      Eliminar
  18. Madrid el sábado ya me olía diferente, como a primavera, sería porque estabas cerca. Me alegro mucho que ya estés aquí, ahora sólo tenemos que encontrar el ratito para vernos.
    Te quiero tarada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El recibimiento fue estupendo :-) Hay que poner fecha ya. Te quiero!

      Eliminar
  19. Madre mía...que de sensaciones....qué bonita es esta relación....dentro de nada estáis juntos otra vez, quédate ahora con eso, volverás a estar con él en breve y en esa ciudad que te ha acogido y enamorado....
    alucino con la comida tiene muy buena pinta.....yo creo que a mí ese rollo culinario me iría.....cuando quedemos vamos a papear a un egipcio (aunque comentaste que no se le parece mucho no?)
    oye y no me ha gustado una cosa, aunque estés viviendo una historia de amor preciosa qué es eso de decir que bendices el recato impuesto en la calle??.....eso no darling...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no la llamaría ni bonita, ni se si estaremos juntos de nuevo. Por suerte, la ciudad no se va a mover de sitio, y esa parece más fiel.

      La comida egipcia si eso os la coméis aquí, vale? :-) Besos!

      Eliminar
  20. Con todas estas sensaciones y emociones que has vivido es normal que no quieras volver. Pero piensa en que es algo temporal, y que todas las cosas pasan por algo. Estas en el buen camino. Disfruta cada segundo, aquí y allí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta de la pena tendré algo que aprender, supongo. Muchas gracias y muchos besos.

      Eliminar
  21. Por favor qué pintaza tenía esa cenorra... joder qué hambre tengo jajajaja
    Por cierto, las despedidas son horribles pero lo vivido y los recuerdos son una maravilla :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba como Dios! Los recuerdos aquí se desvanecen, menos mal que todo queda escrito! Besos!

      Eliminar