jueves, 22 de marzo de 2012

Crónicas de Romy: Volviendo


5 días he tardado en poder hablar de la vuelta... Pero todo lo que empieza se acaba, y las crónicas de Romy no estarían completas sin éste capítulo. 

Amanecí 2 horas después de escribir éste post, con unas agujetas del carajo y deseando una ducha caliente. Mi gozo en un pozo, no hay agua caliente porque alguien ha confundido el botón de la presión del agua con el del calentador (me juego una mano y no la pierdo a que fue M., pero bueno....) y por tanto el calentador está apagado. Espero y espero,  pero el agua sigue saliendo fría y a mi ya no me da tiempo, así que me aguanto, la ducha y mis pobres agujetas tendrán que esperar a Madrid. Me tomo un vaso de leche, un sandwich, cierro la maleta y me despido de la Santa que me ha alojado en su casa. Odio las despedidas. 

Bajar 4 pisos con mi maleta de ¡32!kg no es tan duro como parece. Llego hasta Lebanon Street y en cuanto un taxista me ve con maleta le falta derrapar para parar. La maleta no cabe en el maletero (llevan el depósito del gas) así que la llevo conmigo en el asiento. Son las 7 de la mañana, la ciudad está viva pero tranquila, y yo me voy despidiendo por la ventana. De Lebanon Square, de los puentes, del Nilo (al pasar veo un montón de piraguas, que moral, la leche), de las calles, del tráfico... 45 minutos de trayecto hacia un punto que me da mucha pereza. Recuerdo el día que llegué, haciendo el mismo trayecto en dirección contraria, llena de ganas, de nervios, alucinando con todo lo que veía....y ahora tengo la sensación de despedirme de mi casa.

El aeropuerto es un caos. Me agobio mil, y sobre todo, no estoy acostumbrada a tanto arco de seguridad. Aquí pasas el primero antes de ir a facturar. Que si, que en Alemania también, pero en Alemania nunca he visto que se estropee el arco del detector de metales, ni que tenga que discutir con el señor de seguridad, que no me deja pasar porque no le enseño el billete. Alma de cántaro, es electrónico! Le enseño el localizador en el móvil y al fin me deja pasar. 

En la facturación rezo todo lo que se, y en varios idiomas, para que no me cobren sobrepeso. Debe ser que alguien me escucha, porque no me dicen nada, pero entre tanto rezar no me da tiempo a pedirle al señor facturador que por favor me de una ventana (SIEMPRE viajo al lado de la ventana y además es que si no no puedo dormir. Como comprenderéis, tras haber dormido 2h y con 5 de vuelo por delante, yo necesitaba una ventana como el comer). En fin, seguiré rezando. 

Paso el control de inmigración, y me pongo a buscar la puerta de embarque, porque total tampoco tengo nada mejor que hacer. Localizo la zona de las puertas H, la 1, la 2, la 3, la 4... Y donde está el resto? Si yo tengo la puerta H22? Aquí hay algo que no cuadra... Efectivamente, lo que no cuadra es mi cabeza: H22 es mi asiento, la puerta es la 4. Son las 8 de la mañana, tengo la sensación de haber corrido una maratón, y me quedan 55 min para embarcar. Voy a ver si le robo la Wifi al bar de arriba....

Unos 15 minutos después, llaman a los pasajeros del vuelo de Madrid. Ya??? Voy hacia la puerta, nos piden el pasaporte. A la señora de delante le hacen soltarse el pelo, quitarse las gafas... Me dan ganas de decirle que no se preocupe, que no hay huevos de colarse con el tío del arco de arriba, que tiene muy mala leche. La señora pasa y yo también (no me quito nada, menos mal) para, de nuevo, llevarme un chasco. Yo, que me las prometía muy felices pensando que de nuevo iba a poder pasar con mi botella de agua y mi zumo del desayuno, veo que tengo que pasar otro arco de seguridad. Adiós a mi desayuno...

Me veo sentada en una sala de embarque durante 45 minutos, sin poder hacer nada más que esperar. Empiezo a ver turistas españoles, una enseñando el ombligo (de verdad, la gente no se informa antes de ir a un país???). Me quiero ir de aquí, llegar a España, acabar con ésto de una vez. 

Al fin subimos al avión, en primera clase los asientos H son de ventana, menos mal. Pero al llegar a turista, la H pasa a ser pasillo. Mierda, mierda y mierda. La ventana de mi fila la ocupa una turista con un libro y cara de sosa, menudo viaje me espera. 

Por suerte, los españoles somos como somos, y medio avión pide que le cambien el sitio, lo que hace que la fila de al lado quede libre. Le pregunto al azafato si puedo cambiarme y me dice que si... BIEEEEEN!!! Tengo ventana!!! Por lo visto, mi cambio le viene de lujo a otro pasajero, que en seguida ocupa el lugar que he dejado vacío. Como tengamos un accidente, se lo van a pasar como enanos identificando cadáveres. Que si, que tengo un humor muy negro. 

Resulta que el dueño de mi asiento vuelve, con la intención de ocuparlo. Le digo que no se preocupe, que me vuelvo al mío, pero me dice que no me preocupe, que me lo quede, y se sienta a mi lado. Mi nuevo compañero de viaje es egipcio, pero vive en España, habla castellano y tiene una conversación la mar de interesante. Cuando despegamos estamos charlando, así que no tengo tiempo para mirar por la ventanilla y ver como me alejo de la ciudad de la que no me quiero ir. Menos mal, una llorera menos. 

El viaje bien, gracias. Pude dormir, lo que me dejó como nueva, la comida era comestible y mi compañero la mar de majo. Llegamos a España con 20 minutos de adelanto (si, adelanto, habéis leído bien, pasa una vez cada siglo, pero pasa), parece que no hace mal tiempo, y tengo varios Whatsapp encantadores esperándome. Hay uno que me gusta menos, Gema dice que no viene al aeropuerto, está enferma... Creo que poca fiesta vamos a tener hoy. Al menos mi maleta sale de las primeras, puedo poner rumbo a mi casa y sobre todo, a mi ducha. 

Mis primeras palabras al salir por la puerta? "Que perras sois!" Y es que Gema me había mentido, ahí estaba, con mi madre esperándome a la salida. Ya les vale... Ponemos rumbo al coche, que mi madre ha aparcado en otra terminal por error, mientras nos ponemos al día mutuamente.. Hay tanto que contar....

Pese a que yo ya he comido, nos vamos a un Chino a comer. Que ganas de rollitos y arroz! La verdad es que ésto de poder comunicarme con los camareros es la mar de relajante, y comer con SantaMadre y con Gema, muy divertido. Por desgracia, Gema se tiene que marchar a un concierto, así que no estará en la fiesta.

Me dejan en casa, que raro se me hace volver a estar aquí. Abro la puerta y los perros alucinan, yo creo que ya ni me esperaban. Me huelen, me besan, saltan, los beso. Que guapa está Rei, que rico Oso, que buena Bas... Nos vamos de paseo, están como motos, Oso incluso va corriendo por la calle. De vuelta, me meto en la ducha (al fin!) y oigo como Rei llora al otro lado de la puerta. Pobreta.....

Ya duchada y vestida observo mi casa... me resulta extraña, lejana, ya no es mi ciénaga. Huele diferente y veo algo raro, pero no se que es... Tras 5 minutos mirando, descubro que son las colchas del sofá: SantaMadre ha puesto la roja en el lugar de la blanca y viceversa. Que curioso que semejante tontería haga que todo parezca tan raro...

Me quedo dormida hasta que me llama Cris, que viene de camino. Me encanta verla, la nena está preciosa, Cris siempre me entiende como nadie...Necesito gente en casa, necesito distraerme, cuando me quedo sola me cuesta respirar. Mi vecino Skiter también se apunta y prepara tortitas, que bien me viene que haga de cocinero porque yo no me puedo ni mover. Fue una velada larga, perfecta, con tarta, velas, comida, tortitas, fotos, historias, consejos... Lo que necesitaba. 

Desde entonces me voy acostumbrando poco a poco. Generalmente no se en que día vivo, me oriento a ratos, no se que poner en la tele. El silencio que adoraba me pesa, las calles me parecen desiertas, nada llama mi atención. Mi rutina consiste en hacer papeles, organizar cosas, llorar por lo desconocido, lo que anhelo y lo que se que voy a dejar aquí. Ésto es como quitar una tirita poco a poco, duele más que si lo haces del tirón. Intento recordar todo lo que allí tanto me gustaba, es lo único que me anima, pero no es fácil. Cada mañana, al despertarme, me doy cuenta de que no estoy allí, recuerdo que estoy aquí, recuerdo que me marcharé. Mierda. Como digo, no es nada fácil...

PD: En www.facebook.com/viviendoenminubeazul tenéis un álbum con muchas de las fotos que no pude subir al blog, para que podáis ver un poco más de éste viaje. 

44 comentarios:

  1. Que penita niña..y que angustia debes estar pasando.No se puede estar en dos sitios a la vez y las mismas personas en los dos sitios.Aunque ahora con el what,internet,etc..es como si estuvieras al ladito.

    En los momentos que te encuentres angustiada,o no quieras estar sola,aqui estoy para lo que necesites,ya lo sabes.

    Muchos besos y mil gracias por compartir todas tus vivencias con nosotr@s!
    Eres genial!

    Busca tu felicidad,que es lo que te vas a llevar.
    Toma las decisiones que creas correctas,pero medita que no hay vuelta atras.
    Besos Drew!!

    Anonimo B

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu que sabes todo lo que hay, creo que puedes imaginar la angustia. No es por las personas, es que tengo que salir del agujero que yo misma me he cavado aquí.

      Las decisiones creo que son las correctas, las que no puede que no lo sean son las que no dependen de mi, aunque suene fatal lo que acabo de decir.. En fin...

      Muchos besos!

      Eliminar
  2. Etapa de transición, se suele llamar ;)
    Muackss

    ResponderEliminar
  3. Qué entrada más triste..... destila nostalgia en cada línea, a pesar de todas las personas que te esperan aquí y te quieren, a pesar del recibimiento de tus perros.... lo que leo es muchísima nostalgia.....

    eso sí tu humor negro me fascina....como enanos identificándo cadáveres.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy duro estar en un sitio sabiendo que no vas a estar... Por suerte queda el humor negro, si no, mal vamos... Besos cielo!

      Eliminar
  4. Siento mucho no haber estado en tu fiesta de cumpleaños... y siento mucho haber fingido estar maluca! en mi cabeza el recibimiento sorpresa tenía sentido, lo juro! jajaja

    Espero que tus días consigan despegar, el cambio es rotundo pero no pierdas la fuerza y el empuje que has conseguido con este viaje.

    A por todas, princesa.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El recibimiento sorpresa fue la mar de gracioso, te lo aseguro! La fuerza y el empuje se han ido a tomar por culo, sobrevivo por inercia. Besos guapa.

      Eliminar
  5. Está entrada ha sido un buen final de este viaje, ahora tienes que decidir como empezar la siguiente etapa de tu vida. Siempre te he dicho que eres un valiente y sé que tu decisión siempre sera la correcta. Mucho ánimo con todas tus decisiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La decisión se tomó ya, y aunque duela, es la que hay. En su momento la tomé por algo y tengo que seguir adelante. Espero de verdad que tengas razón :-) Besos!

      Eliminar
  6. Si marcharse no era fácil ¿cómo iba a serlo volver?
    Si mudarse no es fácil ¿cómo iba a serlo tan lejos?
    Amar no es fácil, tomar decisiones tampoco, dejar lo que tienes no es fácil, ir en busca de un sueño tampoco.
    Te admiro y te quiero. Sólo desearía egoistamente que te quedaras un poquitito más, perdóname.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que escribió el guión de mi vida se olvidó de la palabra "fácil", será que perdió la A. En fin, yo espero veros pronto... allí. Besos!

      Eliminar
  7. Que bien expresado mama de un bebote, ha sido una entrada cargada de nostalgia, es la palabra sin duda.
    Entiendo tu tristeza y tus sentimientos encontradas. Lo que te hace feliz por una parte te hace infeliz por otra y eso siempre agobia mucho. Suerte que estes tan bien rodeada y todos sepan bien estar contigo. A mi todo esto me da buena espina no se, tu vuelta a egipto me la da asi que mucho animo y ve a mucha gente estos dias, pasea mucho con tus perros y disfruta mucho de madrid. Pronto otro avion... Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has explicado perfectamente. A ver si ese ánimo me llega, porque me hace falta. Muchos besos!

      Eliminar
  8. Pues es cierto...en tu post se respira nostalgia....pero abre paso un rayito de luz...sé que te irá bien...sé que tu sitio está allí....sé que será una experiencia más por vivir.

    Disfruta cada momento....piensa, que cuando estés allí de una forma indefinida, añorarás cosas de aquí...créeme, parece que no, pero no es lo mismo estar en un sitio de vacaciones sabiendo que vuelves a tu triste rutina en unos días, que estar allí de continuo...así que, disfruta de los pequeños placeres que tienes aquí...momentos con SantaMadre, paseos con los perrunos por el pinar, el olor de tu casa, Gema, Cris...las taradas que se multiplican...

    Y, sobre todo....sé feliz!

    Mierda...me he puesto demasiado nostálgica, no???....en fin, Drew...vive la vida a tu manera!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo espero, al menos intento recordarlo. Las cosas ya empiezo a añorarlas, solo espero que allí las recuerde un poco menos. Respecto a SantaMadre y el resto, no quiero ni pensarlo... Muchos besos guapa!

      Eliminar
  9. Joder Drew...como escribió Sabina de unos labios...tu post sabe a despedida, a vinagre en las heridas y a pañuelo de estación...

    Si que es dificil....si podemos hacrelo aunque sea un poquito más fácil ya sabes...

    Beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que heridas me he traído unas cuantas y el vinagre se me ha caído encima. Gracias por estar. Muchos besos!

      Eliminar
  10. Sí que te ha quedado una entrada nostálgica. Pero la vida es una toma continua de decisiones. Eres una chica valiente y has sabido rodearte de mucha gente que te quiere y te apoya. Esto es algo que tienes que hacer, así que, adelante!!
    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no fuera por todos los que me apoyáis, estaría tirada en el suelo. Muchos besos!

      Eliminar
  11. ay qué duro tiene que ser esto. Ahora mismo es como estar entre dos sitios sin estar en ninguno. Y ya las cosas no pueden ser como antes, aunque decidieras quedarte aquí añorarías aquello, y cuando te vayas, sabes que aquí dejas muchas cosas también. Complicadillo ...

    Dejate llevar por tu corazón y tu intuición, y no des muchas vueltas a las cosas. Disfruta de cada día!. Y ya sabes dónde estoy para lo que necesites!!.

    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho, no estoy en ninguno y ya nada volverá a ser como antes. Hay que buscar la solución que menos duela... Muchos besos y gracias!

      Eliminar
  12. Mucho ánimo guapa, los cambios grandes son complicados, pero tener el corazón dividido más aún... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me queda otra, es lo malo de tener buena gente en mi vida... Muchos besos!

      Eliminar
  13. Aix, sister, son días duros. Y volver de un viaje así no es nada, nada fácil. Estoy segura de que poquito a poco encontrarás la alegría y la motivación de nuevo, a pesar de que no te lo pongan fácil, ;) Un besito especial a tus peludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intento, te juro que lo intento, pero parece que toca época mala, que le vamos a hacer. Muchos besos y gracias por todo, sister.

      Eliminar
  14. Hey Drew! Que te vas porque quieres! Que puedes volver cuando quieras! Que no cierras ninguna puerta, solo abres otras! Y si a una mala no encuentras lo que buscas siempre sabrás que al menos lo intentaste!
    Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es justo lo que necesitaba :-) Muchas gracias!

      Eliminar
  15. Ánimo nena, tiene que ser duro, me da en la naríz que esas agujetas tienen algo que ver...te has dejado algún órgano por El Cairo? Me da que el que late. Un besote enooorme y mucha actividad!!!!!!para mantener la cabecita ocupada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo que las agujetas eran del caballo :-) Y en El Cairo no se si me dejé un órgano, pero las pilas me las dejé seguro. Muchos besos y gracias!

      Eliminar
  16. Ay, qué bien conozco esa sensación de "No soy de aquí ni soy de allí". Sé que, dicho desde fuera, lo que te voy a decir quizás no te valga de mucho pero piensa que hay gente que no tiene hogar. Tú ahora tienes dos. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues no lo había visto yo así. Claro que al paso que voy, me veo durmiendo debajo de un puente en El Cairo... en fin, al menos no hace frío. Besos!

      Eliminar
  17. Guapa!!!. Me impresiona tu valentía y fortaleza. Sigue luchando por tus sueños y llegarás muy lejos!!!.
    Te envío un abrazo muy fuerte y mis mejores energías positivas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, gracias por encontrar siempre un hueco para visitarme. Besos!

      Eliminar
  18. Animo preciosa, un abrazo fuerte. Eres muy grande Drew, conseguirás aquello que quieres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, a ver si hay suerte :-) Gracias!

      Eliminar
  19. Te leo y me veo a mí misma hace 3 años, preparando una pequeña maleta llena de ilusiones y miedos. Es difícil un cambio de país, más cuando no puedes ni leer el idioma, que si al menos se pudiera leer ya sería otra cosa... El primer año fue durísimo, muchos cambios, adaptarme a miles de cosas, echar de menos otras pero créeme, merece la pena :)

    A día de hoy soy muy feliz, no me arrepiento de nada y te prometo que ni pagándome me sacas de aquí ;) Besotes y mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, no sabes lo bien que me vino tu comentario, porque llegó justo en el momento adecuado. Gracias guapa, os iré contando. Se que será duro, pero si tomé la decisión por algo será. Muchos besos!

      Eliminar
  20. Nena!! que no es adios...es un hasta luego para recoger los calcetines y a los perros..
    asi que animo...y ve mirando los vuelos de vuelta!!
    un besote

    ResponderEliminar
  21. Elegir entre dos opciones, cuando sentimos que no podemos vivir sin una de ellas es muy complicado. Elijas lo que elijas siempre dejas un trozo de ti atrás... Pero lo que queda de nosotros es suficiente para aferrarnos a lo que elegimos y buscar en ello la felicidad. Y si la fortuna no nos sinríe y descubrimos que la erramos con nuestra elección siempre podemos volver a atrás. Suerte!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Pero yo recuerdo que me decidí por mil motivos, y eso significa que tengo que seguir adelante, como sea. Y si no, plegamos velas, no pasa nada. Muchos besos!

      Eliminar