lunes, 26 de marzo de 2012

Hasta siempre Bas


Siempre quise un perro. Aunque no lo pidiera cada navidad, porque sabía que SantaMadre no cede por insistencia, pero yo siempre quise un perro. 

Yo tenía unos 14 años, era reyes, estaba con unos amigos en casa. Mi madre me llamó para que bajara al garaje y la ayudara a subir la compra, como muchos otros fines de semana. Bajé, abrí el coche, empecé a mover bolsas... Y ahí estaba ella. Pequeña, asustada, mirándome con unos ojos brillantes debajo de esas cejas marrones. Era preciosa, la perra más guapa del mundo. Y era mía, mi Bas. Mi mejor amiga llegó a casa bajo una bolsa del Carrefour. 

De pequeña fue una perra trasto. Le encantaba morder mis peluches, dejarles sin ojos ni nariz. También destrozó mis calcetines, y la colección de CD´s de mi madre. Si, sacó los CD´s, los abrió, y se los comió. Todavía me pregunto como no se destrozó el estómago. 

Siempre se sentaba en la misma esquina del sofá. Y si alguien se sentaba en su sitio, ella se sentaba encima. La gente comentaba que era muy cariñosa, mírala, sentada encima de la gente. Los cojones, lo que quiere es que te quites de SU sitio. Eso si, con mucha educación y delicadeza, que ella, como buena perra inglesa tiene buenos modales. 

Por entonces paseábamos, jugábamos, mimoseábamos. Era una perra normal, una cachorrita, un cielo de perra que tenía carácter, pero que era más guapa que nadie, de esas perras que hacían que la gente te parara por la calle. Todavía recuerdo las fotos de esa época, de mi perra joven, contenta, sana... Dormía conmigo, a los pies de mi cama, y esperaba a que el despertador sonara por 3º vez para reptar hasta la almohada y levantarme a lametones. Más lista que nadie. 

Una mañana de Semana Santa, Bas no se levantó como siempre. Estaba triste, le costaba andar, tenía la espalda algo torcida... Maldita hernia de disco que se llevó la movilidad de Bas, pero no pudo con ella. Fueron muchas peleas, muchas lloreras, mucho esfuerzo, pero finalmente se la pudo operar. Ahí comenzaron años de dura rehabilitación, pero salió adelante. No podía caminar bien, a veces se hacía pis... Pero no importaba, ella se manejaba bien, corría como podía, subía escaleras, jugaba, era feliz. Mucha gente me preguntaba si valía la pena tenerla así, que si no hubiera sido mejor haberla dormido. No, mi perra estaría conmigo mientras tuviera calidad de vida. Bas tenía por entonces 2 años, y los veterinarios auguraban que no cumpliría los 8.

Soportó conmigo cada mudanza, cada piso, con otros perros, con otra gente, siempre conmigo. El día que suspendí el carnet de conducir, me dormí llorando en el sofá, con ella delante mirándome fijamente. Cuando me desperté, no se había movido. Si alguien me gritaba, ella atacaba. Éste verano, cuando Oso y Rei ya andaban dando vueltas por la casa, ella seguía a mi lado cada vez que me despertaba. Años durmiendo al lado de mi cama, sin moverse, siempre fiel, con sus ronquidos (porque la muy cabrona ronca como si lo fueran a prohibir) ambientando la banda sonora de mis sueños. Ha aguantado y consolado lloreras, metiendo el morro entre mis manos para darme besos. Cuando estuve enferma no se despegaba de mi lado. Ella siempre ha estado, sobre todo cuando no había nadie. 

Pasaban los años, cumplió y superó los 8, luego los 10, los 12... Tuvo achaques con la espalda y los superó. Pasó una semana con un drenaje en una herida y no pasó nada, tuvo un quiste ovárico y no pasó nada, tuvo cáncer en las mamas y no pasó nada... Siempre que pensábamos que se acercaba el final, ella sacaba fuerzas de flaqueza y seguía adelante. Nos dio mil lecciones de vida, de lucha, de superación, de no regodearse en el dolor y seguir adelante. Las lecciones más importantes de ésta vida las he aprendido gracias a ella. 

En junio tuvo un achaque, parecía que ésta vez se iba de verdad. No se llegó a recuperar del todo, y parecía que ésta vez si, encarábamos su último año. Yo lo intentaba asumir con la cabeza, pero es imposible hacerlo con el corazón. En el fondo no está tan mal, no?

Tras el achaque físico, vinieron los cambios de carácter, poco a poco, pero imparables. A veces ya no reconocía a mi perra, ella siempre había tenido carácter, pero a veces parecía enfadada, dolida, desorientada... "Está mayor, es normal". Empezó a perder peso, se le notaban los huesos de la cara "Está mayor, es normal". Cada vez controlaba menos sus necesidades "Está mayor, es normal". Intentos de disculpa de algo que no quería ver, que es demasiado duro de ver. 

A mi me encanta hablar de mis perros y por supuesto en Egipto hablaba de ella, enseñaba fotos... Y me escuchaba a mi misma hablar de su situación. Fue la primera vez que dudé de si estaba cumpliendo la promesa que le hice cuando la operaron de la hernia "estarás conmigo mientras tengas calidad de vida". Que si mujer, que está muy bien....

Al volver a España, tocaba vacunar a Rei. Y en una conversación casual con el veterinario, salta la alarma sobre la situación de Bas: Tiene claros indicadores de tener "Alzheimer". "No alargues esto más, Andrea, tu perra no está bien, está desorientada, no te reconoce, tiene miedo, no sabe donde está. Tendrá momentos mejores o peores, pero eso no es vida." Mi cabeza sabe que es lo correcto, pero es imposible que el corazón lo entienda. 

Los días se hacen eternos y a la vez muy cortos, mientras yo intento despedirme de mi mejor amiga, de mi compañera durante 13 años, de la que estuvo cuando nadie estuvo. No se como hacerlo, no quiero hacerlo, no soporto hacerlo, busco mil excusas para pensar que la perra está bien, pero sus gestos, su actitud me demuestran que no, que no hay ningún clavo al que me pueda agarrar. Pasamos más de 2 horas en un parque y aunque me encanta disfrutar del sol con ella, me mata ver que no se mueve, no olisquea, no interactua, no disfruta, no hace nada. Solo me mira, mira a los demás, no se si buscando atención o intentando orientarse. No se si está o no está. No se que pasa por su mente y eso me mata. 

Mi querida Bas, las mejores lecciones de ésta vida, las he aprendido gracias a ti. Los mejores y peores momentos los he vivido a tu lado, porque tu siempre has estado conmigo. Espero haberte podido devolver solo un 1% de todo lo que me has dado. La mitad de mi vida la he pasado contigo, todos mis recuerdos están ligados a ti, y lo estarán siempre. Mañana nos tenemos que despedir, no quiero decirte adiós, pero siento que te lo debo, que no puedo ser egoísta, que tu ya no estás bien, y yo no puedo hacer que te quedes a costa de tu bienestar. No quiero despedirme de ti. 

Gracias por hacerme más humana, gracias por ponerme en el camino de Rei y Oso, gracias por cada mirada, cada lametón, cada golpe con el morro para llamar mi atención. Gracias por toda tu vida a mi lado, gracias por no haberme dejado nunca sola . Espero que mañana vayas a un lugar mejor, a uno donde no tengas miedo, donde sepas quien soy, donde te puedas rascar las orejas, donde corras feliz sin dolor, sin limitaciones. Espérame al final del arcoiris, porque si Dios existe, nos tendrá guardado un sitio para que algún día volvamos a estar juntas. 

Te quiero, mi vida, y te querré siempre, porque tu has sido lo más bonito que he tenido. Nunca te olvidaré, eres parte de mi. 

Gracias a mis taradas por acompañarme
Gracias Mo por tu consejo, tu apoyo y tus palabras. Sin ti, todo hubiera sido más difícil. 
Gracias Irene, EvaGatuneada y Pep por apoyarme y entenderme. 

73 comentarios:

  1. Quien diga que los perros no le han enseñado nada, se ha perdido un gran amigo. Como Bas, ninguna. Mucho animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Única ha sido, eso desde luego. Besos

      Eliminar
  2. Ay Drew, no sabes como he pensado en vosotras durante todo el fin de semana. No os puedo apartar de mi mente. Qué generosa eres y cuanto amor sientes por Bas para no alargar su vida sin calidad de manera infructuosa.
    Siempre podrás estar orgullosísima de cuidarla hasta el final y de no haberla dejado sufrir.
    El año pasado, en abril tuvimos que dormir a la Kira por una torsión de estómago y un veterinario que se negó a operarla porque de madrugada no le pudimos poner una elevada cantidad de dinero en efectivo sobre la mesa.
    En noviembre, le tocó el turno a Cos, con más de doce años, aquejado de un tumor que fue visto y no visto.
    Los dos en el mismo año y con los dos hubo que tomar tan difícil decisión.
    Nadie que no tenga animales sabe lo que es ésto. Nadie que no tenga animales es consciente de que se sufre EXACTAMENTE LO MISMO que cuando fallece un miembro de la familia, porque ellos también lo son.
    Se pasa mal, muy mal, pero aquí nos tienes a los que te queremos para lo que te haga falta, a la hora que necesites y con todo el cariño y la amistad que tanto Bas como tú os merecéis.
    Adiós, Bas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí lo de Kira y me parece espantoso, porque yo no puedo luchar más, pero ver que se te marcha por la avaricia de otros tiene que ser espantoso. Muchas gracias por acompañarnos y apoyarnos, estoy segura de que Bas se ha marchado no solo con mi compañía, si no con la de muchas otras personas que habéis pensado en ella. Gracias.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Has ido a llegar en el día más triste, lo siento. Muchas gracias y bienvenida.

      Eliminar
  4. Os queremos. Da un achuchon a la negra de nuestra parte. Es lo mejor.para ella. Aunque no para ti. Es el momento de ser generosa a rabiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cielo, la negra seguro que te hubiera pedido perdón por tanto gruñido a los pies de mi cama. Besos

      Eliminar
  5. Ay Drew!!... no sabes cuánto te entiendo!... nosotros también tuvimos un perrito al que quise por encima de todo, que me acompañó lo que nadie me había acompañado, el que sabía cuando llegaba a casa antes de llegar, el que esperaba en la puerta impaciente el sonido de las llaves, el que como Bas, aguantaba cada llanto y tristeza hasta que se pasara.
    Nosotros lo dejamos ingresado una noche porque estaba muy mal, era Navidad... al día siguiente nos llamaron para decirnos que por la mañana estaba mal, pero que no había pasado el mediodía... no pude despedirme de él y aún después de los años, me arrepiento de haberle ingresado, de no haberle podido decir adiós como él se merecía... no puedo consolar tu pena y sé que sin duda es mucha... ojalá esta noche hayas podido despedirte de ella como seguramente se lo merece... Me has hecho llorar con esta entrada y lamento profundamente la pérdida y el vacío que nadie llenará... pero seguro que sí hay un lugar para ella allá arriba y seguro que te reconocerá y esperará tranquila a verte de nuevo...
    Un beso muy fuerte para ti, y otro inmenso para Bas... sé que ella entenderá todo el amor que le has dado hasta el último día y muchos, muchos más...
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha marchado entre besos, caricias y rascada de orejas, que era su actividad favorita. Gracias por entenderme Raquel, de verdad que tanto apoyo alivia. Y de verdad siento lo de tu perrito, pero ellos saben cuando los queremos y seguro que el lo sabía. Muchos besosy gracias

      Eliminar
  6. Cosa... Ya me has hecho llorar... Que puedo decir... Ojalá pudiera estar ahí y darte un abrazo... Yo también recordaré. A Bas como cuando la conocí, cuando aún era una jovenzuela... Dale un beso de mi parte, si aún estoy a tiempo, por que ella, como tu, forma parte de algunos muy buenos recuerdos...

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu la has conocido en todas sus épocas, buenas y malas. Llegaste a tiempo, así que no te preocupes que le he dado ese beso de tu parte. Te echamos de menos, hoy vendrían bien esos buenos recuerdos... Besos

      Eliminar
  7. Ay Drew hoy no puedo hablar, me has dejado sin palabras y muy triste, entiendo tu decisión y tu dolor. Estas haciendo lo correcto, lo siento mucho de verdad, mucho ánimo cariño! Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rocío, se que te has preocupado y te lo agradezco. Muchos besos

      Eliminar
  8. Lo siento mucho Drew, es una situación muy triste. Ánimo y muchos besos,
    Suu

    ResponderEliminar
  9. A mí también me has dejado con lágrimas en los ojos. He pasado por una situación similar a la tuya, tuve que tomar la decisión de dormir a mi perrita hace 10 años y sé lo que cuesta, pero es lo mejor que le puedes dar ahora.
    Un besazo y mucho ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por entenderme y compartirlo, de verdad que te lo agradezco Nuria. Cuanto se les quiere, y lo que cuesta. Muchos besos

      Eliminar
  10. Lo siento muchísimo, guapa. ME hago cargo de tu dolor y puedo imaginar cómo estás en estos momentos. Nunca te olvidarás de ella y, aunque siga doliendo, acabarás acostumbrándote a este dolor. No es un consuelo pero desde aqui tienes a muchísima gente que te apoya!

    Un besazo muy muy fuerte y toda la fuerza del mundo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia se que nos acostumbramos a vivir con las ausencias, una más a la que espero encontrar algún día. El apoyo llega, se nota, y alivia, de verdad, muchísimas gracias y un beso.

      Eliminar
  11. Drew, lo siento muchisimo, descanse en paz Bas, ha tenido una vida llena de amor y ha sido una compañera maravillosa. Jo Andrea no se ni que decirte porque nada vale para calmar esa pena, solo mandarte un abrazo fuerte si estuvieramos más cerca te lo daba en persona... Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por ese abrazo María, de verdad que todo me llega y me alivia, muchísimos besos y gracias.

      Eliminar
  12. Bas es excepcional, pero lo de esperar al tercer toque del despertador ya me parece increíble!
    Ha dado muchas más lecciones que las que crees, porque además de dártelas a ti, tú nos las has dado a los demás, a través de ella aprendimos cómo una jovencita humana puede ser generosa sin límites, responsable, cariñosa, siempre pendiente de tus perros... Bas es una luchadora, te esperará, no lo dudes.
    Muchos besos corazón, ánimo, la generosidad también es tomar esta decisión, la generosidad más dura es decir hasta luego.
    Aquí estaremos, a cualquier hora, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era una pasada, sonaba la 1º y no se movía, sonaba la 2º y no se movía... pero sonaba la 3º y reptaba para arriba a darme lametazos en plan "venga coño, levanta de una vez, que me quiero ir a la calle". Así se levanta cualquiera, te lo aseguro.

      Gracias por estar ahí, de verdad, gracias por entenderlo. Besos

      Eliminar
  13. Lo siento tantísimo!!
    Estoy convencida de que le has dado tanto como has recibido de ella. Es una gran muestra de generosidad ayudarle en estos momentos. Ella lo agradecerá y te esperará allá donde vaya.
    Pena no poder darte un gran abrazo.
    Descanse en paz Bas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que ella ya me había dicho adiós hace tiempo, nosotros nos aferramos más... Gracias por estar ahí. Besos

      Eliminar
  14. Llevo todo el fin de semana acordandome de ti, pensando que serian los ultimos dias con Bas y a ver como lo estabas pasando. He llorado con tu entrada, has escrito cosas muy bonitas de ella, es un gran recuerdo... Sé que es un momento muy duro, pero piensa que es lo mejor para ella, que está sufriendo de no poder controlar sus sentimientos... sé que no es lo mejor para ti, pero en estos momentos uno no puede ser egoista. Espero que te lleguen todos mis animos virtuales, me encantaria poder darte un abrazo real y llorar juntas... Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, me he sentido muy apoyada por ti y te lo agradezco, de verdad, muchísimas gracias por estar allí, y siento de veras que tu sepas tan bien como yo lo mal que se pasa. Quería que supierais lo buena perra que fue Bas, porque ha sido excepcional. Gracias por todo, de verdad. Besos

      Eliminar
  15. Ánimo Drew! Es muy duro lo que vas a hacer pero es lo mejor para ella. Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Ay, qué triste. Los animalitos nos dan tanto que cuesta mucho despedirse de ellos. Mucho ánimo. Piensa que la decisión que estás tomando es la mejor para que no sufra. Te mando un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es muy duro despedirse de la que te ha acompañado toda la vida. Besos y gracias

      Eliminar
  17. Pues yo también estoy llorando, porque entiendo tu pena, porque me duele que tengamos que despedirnos de los que queremos y porque me ha hecho recordar lo que sentí al decir adiós a mi perro Rex. Si hay un sitio donde nos encontremos después, Bas estará bien acompañada, que mi Rex era un gentledog. Mucho amor, sister. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que Rex la recibe y la cuida bien. Gracias por estar ahí Mo, sin ti todo hubiera sido más difícil, de verdad que te lo agradezco. Muchos besos

      Eliminar
  18. No se que decirte Drew. Sobran las palabras porque esto es muy triste....
    Un beso querida amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cielo, se que estás ahí y eso es suficiente. Te quiero mucho.

      Eliminar
  19. Preciosa, no tengo palabras. Ojalá estuviéramos cerca para poder darte un abrazo enorme, es lo único que sé hacer en éstas situaciones. Mucho ánimo, aquí estamos, de todo corazón. Ánimo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os aseguro que el apoyo me llega y se agradece. Muchos besos guapa

      Eliminar
  20. Andrea, me ha costado toda la mañana leer esta entrada. Que duro, mucho animo cariño. Me imagino lo que puedes sentir, ya te conte en alguna ocasion que tuve mi gatito.. mi mofly 17 años a mi lado y se tuvo que ir, le tuvimos que dormir al igual que bas, y es de lo mas duro que he vivido. Aun me acuerdo de el, le enseño fotos al pitufo.. el tenia un mesecito cuando mofly se fue. Yo me apoye en el, tu apoyate en Rei y Oso, te van a hacer mucho bien.
    Bueno que un besazo muy fuerte y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Annie, la verdad es que Rei y Oso me dan la vida, aunque Oso está algo triste... Es que se les quiere tanto.. Muchos besos y gracias.

      Eliminar
  21. Me ha costado encontrarte pero por fin doy contigo. He visto las referencias a lo que estabas pasando en otros blogs y tenía que llegar.
    Yo pasé por algo parecido este verano, lo puedes leer aqui: http://mamaencantada.blogspot.com.es/2011/10/mi-perro-y-yo.html y sé lo que se siente. Quería decirte que lo siento, que lo entiendo pero sé que da lo mismo, estoy escribiendote y aún se me saltan las lágrimas. Es duro pero el tiempo lo suaviza, no lo cura por mucho que diga la gente, pero lo atenua. Yo toooodos los días pienso en él y se me pone un nudo en la garganta.
    Mucho animo, mucha fuerza y muchos besos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por buscarme y por el link a tu entrada, me ha hecho sentir muy acompañada. Obviamente no la olvidaré nunca, ha sido la primera y por mil motivos la más especial, pero también me quedan otros 2 en casa que me dan mucha alegría. Muchos besos y gracias!

      Eliminar
  22. Ay Drew! Que tristeza más grande! Es que, lo que para tí es Bass para mí es mi chiquitina y el día que me falte no habrá consuelo, así que no se que decirte!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta decir nada, se que me entendéis y de verdad que agradezco tanto apoyo. Muchas gracias y disfruta de tu pequeña.

      Eliminar
  23. Qué tal lo llevas, guapa?... Hija yo he vuelto a leer la entrada y otro lagrimón, no he hecho nada más que pensar en vosotras, en ti y en la mirada de Bas al despedirse... qué duro!!...
    Ojalá estés tranquilita y pienses que se ha ido a un sitio mucho mejor, que ya no sufre y que sabe cuánto la amabas... que se ha ido tranquila y sabiendo que era lo correcto.
    Me encantaría encontrar palabras para consolarte un poco, pero no las encuentro...
    Sólo espero de corazón que estés bien y tranquila... y ya sabes que aquí estoy para lo que sea...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo llevo bien, me he quedado tranquila, Bas se ha ido con mucha paz, mucha calma y mucho amor, y eso me consuela mucho. Se ha dormido poco a poco, entre besos y caricias, creo que no podríamos haberla despedido mejor. De verdad que vuestros mensajes me consuelan, te lo agradezco en el alma, se que todas me acompañais, y que todas habéis acompañado a mi perra hoy, muchas gracias y muchos besos.

      Eliminar
  24. Drew, por dios, qué lágrimones se me han caído leyendote. Y con cada frase era peor.
    Yo te entiendo perfectamente, porque hace unos años tuvimos que dormir a mi Linda por un cancer terminal. Ahora tengo otros dos perros, uno de ellos con 16 añazos, que se dice pronto, y cada vez que vamos al veterinario se me pone un nudo en el garganta porque puede que sea la última. El pobre ya no ve ni oye mucho, y tiene una artrosis en grado elevado, pero aún así nos comunicamos por gestos y trota (porque correr no puede), e incluso juega con la pelota. Él que era puro nervio, ahora es una tortuguita.
    Cuando llegue el momento espero ser tan valiente como tú y ser capaz de tomar la decisión correcta.
    Un beso enorme de esta desconocida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si juega con la pelota está como un rey :-) Oso también es mayor, también ve poco y también tiene artrosis, pero mira, aquí está conmigo, cada día más alegre. Pero entiendo esa sensación de ir al veterinario muerta de miedo, porque la he vivido muchas veces.

      De desconocida nada, todas las que pasáis por aquí sois amigas. Besos y gracias.

      Eliminar
  25. Querida Drew:
    lo siento, no había podido escribirte antes. Me has hecho llorar con tu descripción de Bas!.
    Una amiga como ella provablemente no volverás a tener, pero su recuerdo se mantendrá eterno y yo que creo en Dios, se que en algún minuto se reencontrarán y será el mismo amor de siempre, en su méjor época.
    ¡Mucho ánimo y Fe!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ella ninguna, eso desde luego, espero de verdad que algún día nos volvamos a encontrar. Gracias por sacar un momento para pasarte, con todo lo que tienes. Muchos besos!

      Eliminar
  26. iba esta mañana en el metro leyendo tu post, y se me han caido lagrimones como puños. Qué penita ...
    Todos estamos de paso en esta vida, así que al menos Bas ha tenido una función importante, con todo lo que te ha enseñado y acompañado, y ha sido muy afortunada teniendote a ti cerca.
    Besos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bas ha sido clave en mi vida, es imposible enumerar todo lo que me ha enseñado, pero desde luego me ha hecho mejor persona, yo he sido muy afortunada. Muchas gracias por acompañarme siempre Matt, de verdad que te lo agradezco. Muchos besos.

      Eliminar
  27. Ains nena....los pelos de punta tengo.....vaya tristeza....vaya putada....las mascotas deberían vivir eternamente....te entiendo perfectamente.....es un dolor muy grande, que sólo las personas que tienen animales pueden entender!

    Sólo deseo, que te sientas orgullosa de cómo te has comportado con ella, de cómo la has querido y de cómo has tomado la decisión más difícil pensando en ella y no en tí!

    Un besazo enorme....y mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento orgullosa de haber tenido la suerte de compartir tantos años con semejante joya de perra.

      Es un dolor tremendo, pero al menos, después de haberlo pasado, se que he hecho lo correcto. Muchos besos y gracias por estar ahi.

      Eliminar
  28. Todo el día buscando las palabras. No creo que las halle. Las palabras para consolarte, las palabras para hacerte llegar mi apoyo, las palabras que expresen lo que he sentido al leer tu entrada.
    Lo siento cariño, lo sabes.
    BESO ENORME.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nena, sabes que es lo bueno? Que no las necesito, se que estás ahí y se que lo sientes, no me tienes que decir nada. Te quiero mucho, muchas gracias, de verdad.

      Eliminar
  29. Jo, que hartón a llorar. Si por algo no quiero yo más animales en mi vida, de repente un día te dicen que has de separarte de ellos y es como si te arrancasen un brazo. Ánimo guapa, que si, que seguro que hay un lugar donde un día nos reencontraremos. Un abrazo y un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro cuando se van, pero nos dan tanto.. yo no sabría vivir sin ellos. Pero si, es espantoso, nuestros mejores amigos deberían tener vidas más largas... Muchos besos y gracias.

      Eliminar
  30. y yo q nunca he tenido una mascota en esta vida.. he vivido con tus palabras lo que se siente.. y no puedo parar de llorar!! y es que no quisera estar en tus zapatos..

    fuerza drew!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no le deseo esto a nadie, la verdad... Las mascotas dan mucho, se que a veces es difícil de entender, pero no se puede explicar con palabras lo importante que pueden llegar a ser. Muchos besos y muchas gracias.

      Eliminar
  31. Me ha emocionado mucho tu entrada. ¡Qué te puedo decir!...sé lo que se puede llegar a querer a un animal con el que compartimos nuestras vidas. Yo he llegado a tener cinco pájaros ("ninfas" o "carolinas"); tres de ellas eran crías de la pareja que tenía inicialmente. Esta especie es muy sociable: "hablan", se dejan hacer caricias, se suben encima de uno, vuelan sueltas por la casa...son una maravilla. Hace unos meses se murió la hembra madre de los tres más jovencitos...¡casi me muero yo a continuación!...;al final, nos quedan los recuerdos de todo lo vivido y aprendido con ellos...
    Un abrazo muy, muy fuerte (veo que ya has visto el regalito que te he dejado en el blog...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Laura. Conozco gente que también tiene pájaros y se lo mucho que se les quiere también, siento mucho la muerte de la mamá. Gracias por el premio y por pasarte. Muchos besos

      Eliminar
  32. Lo siento, Drew.
    De corazón.
    No puedo decirte nada más.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias MadreYMas, de verdad, muchas gracias.

      Eliminar
  33. Hola, Andrea.

    Siento no haber leído esto un poquitín antes porque no me resulta tan difícil ponerme en tu piel. Por eso quiero mandarte un fortísimo abrazo aunque sé que no encontrarás consuelo en estos momentos.

    Yo también tengo un perro. Un precioso dálmata de 14 años que es para mí como un hermano. Cuando me vine a vivir a Madrid hace 10 años se quedó en Gijón con mis padres pero siempre ha sido MI perro. Es lo que más he echado de menos todo este tiempo y si he estado yendo cada mes a Gijón en estos años ha sido sobre todo para compartir todo el tiempo que pueda con él.

    También tuvo hernia discal y pasamos unos meses terribles, pero luego salió adelante como un chaval y hasta el pasado verano todavía podía correr con él por la playa. Desde entonces ha ido perdiendo poco a poco facultades y aunque no quiero admitirlo, veo que el momento de la despedida está demasiado cerca. Al leer tus emotivísimas líneas me he sentido perfectamente reflejado. Son tantas las cosas que nos dan y tan pocas las que nos piden que el dolor al perderlos es sencillamente insoportable.

    Un fuerte beso y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paparracho, gracias por pasarte por aquí. Me alegra saber que tu perro superó la hernia discal con menos secuelas que Bas, pero siento de veras oír que ya está tan mayor... El dolor al perderlos es insoportable, pero pasados los días te puedo asegurar que saber que tuvo un final digno, llena de cariño y de cuidados, es uno de los pocos consuelos que tengo. Mucho ánimo y disfruta de él, y sobre todo gracias por tu apoyo. Besos!

      Eliminar
  34. Lo siento muchísimo Drew. Yo también he perdido animales y lo he pasado muy mal. Piensa al menos que, ya que la querías tanto, ya no va a sufrir más; ahora te toca a tí. Y quizá de alguna manera tenga algo que ver con la despedida y cierre de tu vida actual. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sara, muchas gracias. Intenté buscar mil motivos para convencerme de que valía la pena tenerla conmigo, que siguiera a mi lado, que iba a disfrutar de la vida... La última tarde en el parque me demostró que eso no era así, ella ya no tenía interés por la vida y yo solo pude ofrecerle una despedida a la altura de lo que ella merecía. Yo la echo terriblemente de menos, pero ahora si estoy totalmente convencida de que hice lo correcto. Empezar una vida nueva sin ella es como si lo hiciera con una mano menos, pero se lo debo. Muchos besos y gracias

      Eliminar
  35. Drew, a veces paso por aqui, no recuerdo si he comentado alguna vez, pero eso no es lo importante. Se por lo que estás pasando en estos momentos, porque yo también lo he pasado así. Duele mucho, pero mejorarás, tendrás la impresión de secarte entre tanto llanto, pero dejarás de llorar su pérdida. La decisión que has tomado es muy dura, durísima y te admiro mucho por ello, porque ciertamente si es eso lo que le pasa es una enfermedad durísima en la que no sufren solo los cuidadores si no también las personas y animales que como Bas, lo sufren.

    Ahora no te hagas la fuerte y desahogate todo lo que necesites, porque si no lo haces no lo superarás en la vida, y no se trata de que la olvides, si no de que pienses que ella no querría verte así.
    Un beso cielo, aunque no nos conozcamos mucho os llevo en el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa, se que has pasado por aquí y te leo en otros blogs, gracias por pasar por aquí, bienvenida.

      No se si lo que me pasa es normal o no, pero tras la tensión espantosa de los días previos, tras querer morirme en la clínica, tras llorar un mar en mi casa... Me siento tranquila. Tranquila porque tengo en la memoria una despedida con todo el amor del mundo, tranquila porque se que hice lo correcto y que no se podía hacer más. Como ya he dicho, el agujero por su ausencia es enorme, y no dejo de sorprenderme por su falta en un montón de situaciones que antes eran rutinarias, y que de repente son como un enorme neon que señala que ella ya no está. Pero la recuerdo con una sonrisa, con alegría, orgullosa de recordar que tuve una de las perras más valientes y luchadoras del mundo.

      Gracias a todos por recordarla conmigo. Muchos besos

      Eliminar
  36. Drew, llego tarde, pero lo siento muchísimo.
    Mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni tarde ni nada, siempre se agradece. Muchos besos

      Eliminar
  37. Ayy Drew! Llego super tarde, estoy un poco desconectada de los blogs, pero esta entrada me ha conmovdo tanto... En cuanto he leido el titulo se me ha puesto un nudo en la garganta, y a la primera frase ya estaba llorando! Me recuerda tanto a la despedida de mi primer perro!!
    Ahora mismo no tengo muchas palabras... solo lagrimas(soy de lagrima facil, pero las hormonas del embarazo me trastocan mucho mas....).
    Solo decirte que mucho animo, que Bas se fue rodeada de amor y cariño, tu hiciste todo lo que pudistepor ella! Ahora solo quedaran los buenos recuerdos!
    Mi problema es que no puedo recordar a mi perrito sin que se me salten las lagrimas.....
    Muchos besosss!

    ResponderEliminar