jueves, 29 de marzo de 2012

Quien tiene un vecino tiene un tesoro...


... o no. De hecho, si esta entrada la escribiera mi vecino, podría titularla "Como humillar a una mujer y encima quedar bien". 

Pues eso, que tengo un vecino muy majo. Alguna vez os he hablado de él de pasada, pero hoy os lo presento oficialmente: Se llama Skiter y le podéis leer aquí. Nos conocimos sacando a nuestros respectivos perros y desde entonces, pues tenemos una relación de lo más normal: Que si un café, que si te arreglo el ordenador, que si hago tortirtas (que engordan un carajo, por cierto) para ver la F1, que si te saco a Oso cuanto estás en Egipto, que si te compro el coche cuando te mudas a otro continente... Vamos, lo que viene a ser la típica relación vecinal de toda la vida. 

Ayer pasamos toda la mañana buscando presupuestos para cambiar las ruedas de mi/su futuro coche. Si, habéis leído bien, toda la mañana. Valió la pena, porque de un taller a otro había diferencias de más del 50%, y ya de paso nos quedó una mañana la mar de curiosa. Que narices, que pasar la mañana de taller en taller comiendo nubes, regaliz negro y platanitos es mucho más divertido que currar, se mire por donde se mire. Finalmente, sobre las 19:30h terminamos la operación "ruedas" y nos fuimos a pasear con los respectivos canes. Entre pinos y pajaritos, con un bonito atardecer de fondo y mientras hablábamos de lo insoportables y arpías que pueden ser muchas mujeres, va y me suelta:

Vecino: Te puedo hacer una pregunta personal?
Yo misma: Dime
V: Que talla de sujetador usas?
YM: 00X (Permitidme que ese dato quede en la intimidad)
V: Pues a lo mejor tengo un regalo para ti en casa
YM: Se puede saber a quien le compraste ropa interior y te dejó antes de que pudieras regalársela?

Efectivamente, resulta que mi vecino, en sus años mozos, tenía una follamiga a la que le regaló un bonito sujetador negro. La follamiga en cuestión confundió el sujetador con un anillo de pedida, se agobió, y abandonó a nuestro pobre vecino, que se quedó compuesto, con un sujetador la mar de inútil y sobre todo con las ganas de vérselo puesto. Pero como hombre precavido vale por 2 y su generosidad no tiene límites, no dudó en guardarlo para una ocasión mejor. Ahora me lo ofrece a mi, que como estoy tirando casi toda mi ropa con motivo de mi inminente mudanza, no vaya a ser que me quede sin nada. Hay que reponer, oigan. 

En fin, que nos dirigimos a su casa, y me da la bolsita: Del Corte Finlandés, y dentro un sobre de esos plateados muy monos que sirven para que las dependientas no gasten su tiempo en envolver con papel de regalo y celo (o wasi tape, si son muy estupendas). El sujetador está bien, y aunque no es de mi talla, se acerca. (Para las malpensadas, NO, no me lo probé, eso en la intimidad de mi casa y en solitario, gracias). Según me veo con el sujetador en la mano, me entra la risa. Ésto es la mar de humillante, y es que tiene narices que la primera vez que un hombre me regala ropa interior sea porque otra lo rechazó. Así es mi vida, siempre recogiendo los restos...

Una vez encuentro mi ego debajo del sofá, agarro la bolsa dispuesta a ir a mi casa. "No pierdas la bolsa plateada, no vaya a ser que no te valga". Claro, pedazo de cabrón, no vaya a ser que lo tengas que envolver para regalárselo a la próxima follamiga. Lo que yo diga, humillante. 

Para arreglar un poco el desaguisado, querido vecino me invitó a cenar al McDonalds. Me llevó en moto, en plan macho alfa. Dio un rodeo para coger un tramo de la M-40 y así poder acelerar, en plan macho alfa (por cierto, si, en Pozuelo somos así de pijos, podemos ir al McDonalds del barrio por autopista). Cuando tocó pedir, le dijo a la cajera que "para ella, un Happy Meal", en plan macho alfa. El papel le estaba quedando de puta madre, me lo estaba tragando y todo, menudo vecino machote que tengo... hasta que se le ocurrió pedir la Coca - Cola... SIN CAFEÍNA. Gracias McDonalds y gracias destino, por volver a poner mi ego en su sitio... 

50 comentarios:

  1. Jjajajajajajajaja me encanta cómo has contado lo del macho alfa....para al final pedir cocacola sin cafeína o un café con sacarina....
    me parto con lo de no vaya a ser que lo tengas que envolver para la próxima follamiga....
    sabes lo que creo? que quién tiene un vecino como el tuyo tiene un tesoro...ya te acordarás de él en egipto cuando tu vecino Abdul no te haga ni caso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que tengo claro es que en Egipto no me reglarán sujetadores, eso seguro :-P

      Si es que no se puede ir de macho alfa para cargarla de semejante manera!

      Eliminar
  2. jajajajajajajajajajajajajajaja!!!
    Ha habido un momento que de tan bucólico y pastoril parecía que al final habría rollo y ya la hubiéramos liao del todo! jajajajaja
    P.D. Yo creo que, en el fondo, a tu vecino le molas
    Un besazo preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que os molan las historias rosas, eh? :-P Lo que me faltaba ahora! Besos!

      Eliminar
  3. Jajajajajajajajaja yo creo que la follamiga lo dejó por no regalarle también el tanga a juego, ¡menudo despropósito! xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, no lo dudo, porque la verdad es que es lo suyo, no? Mucho macho alfa, pero entre la coca cola y el tanga, vamos como el culo, en fin... Muchos besos!

      Eliminar
  4. Pues yo creo que es mucho más que un sujetador! Es una manera de decir, sin decirlo que te va a echar de menos, que para quién va ahora a cocinar tortitas (qué ricas!), o quién será su compañera de paseos perrunos! Si hasta te va a comprar el coche!!
    Me ha encantado la descripción del macho alfa, jajaj.
    POr cierto, aquí también tenemos que coger la autopista para ir al Macdo!
    Un besito!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que yo le invito a venir a verme, pero no se acaba de convencer, eh? Lo del Macdo, lo nuestro es que PODEMOS, pero no DEBEMOS, jeje. Cosas de pueblo pijo :-P Besos!

      Eliminar
  5. Algo de eso me imaginaba yo pero sin el rollo follamiga de por medio. Qué quieres que te diga, a caballo regalado no le mires el diente... y ahí tendrás siempre el recurso de la cafeína para devolver las cosas a su cauce. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que viva la cafeína y que viva el sujetador para emergencias :-P Besos!

      Eliminar
  6. jajajajaja, que bueno el final!!
    Me alegro de leerte !!, que veo que te está costando encontrar hueco al blog desde que has vuelto ...

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuesta encontrar tiempo y temas que no sean "me quiero suicidar".

      Besos y gracias guapa!

      Eliminar
  7. En fin, por poner un poco de perspectiva masculina en este escabroso tema, yo creo que tu vecino aspiraba a que tu fueses la próxima follamiga... una pena que te mudes, ¡pero igual merece la pena una pequeña fiesta de despedida! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmm, el vecino está en modo "os odio a todas por perras" (que no me extraña) así que no se yo... Veremos si no me corto las venas antes de la despedida... Saludos!

      Eliminar
  8. Jajajaja, lo que me he reído con lo del macho alfa!! Nena, que nos dejas pistas pero no nos cuentas nada en profundidad de la mudanza... Espero que todo vaya bien. Un besoteeeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con calma, es que ahora mismo la mudanza es un lio de papeles, y no tiene gracia. Besos!

      Eliminar
  9. Yo no tengo duda de que a tu vecino le molas! Ninguna duda! Debo estar ya de vuelta de todo, pero esos amigos tan incondicionales, que hacen cualquier cosa por tí a la larga terminan reconociendo que les gustabas.
    De veras te pidió un happy meal! En vez de un cuarto de libra con queso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, el tio va y me pide un Happy Meal, pero no te preocupes que ya me apresuré yo a cambiarlo (y zamparme alegremente) un cuarto de libra bien rico. Saludos!

      Eliminar
  10. Pues yo me he quedado con la duda de si el sujetador te va grande o pequeño, je, je.
    Mira que me gustan a mi poco los machotes. A mi dámelos dulces y delicados, que el macho hispánico no mola nada de nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, me queda grande de copa y algo pequeño de contorno :-P Si encuentras uno dulce para mi, me lo mandas, please :-P

      Eliminar
  11. Vaya supervecino tienes...no te quejaras, seguramente te acuerdes mucho de el cuando te vayas...por cierto..cuando??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de nada... El supervecino desde luego mola. Besos!

      Eliminar
  12. Jajajaja. Vaya par. Sois la extraña pareja. Además, ya conocer mi teoría. BESOS!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, no conozco tu teoría, me la explica buena mujer? Besos!

      Eliminar
  13. Drew:
    Menuda pasada con el brasier... jajajaja. No tengo dudas de que extrañarás a tu vecino!, pero bueno, una nueva vida te espera :)
    Mil abracitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le echaré de menos, pero no estoy tan lejos :-P Besos!

      Eliminar
  14. Jajajajajajajaja. Le vas a extrañar mucho

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el a mi, que yo también hago cosas por el :-P Besos!

      Eliminar
  15. Eso si que es un buen vecino... independiente del regalo... Como lo vas a echar de menos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo cuando se me fastidie el portátil!

      Eliminar
  16. Mola tener vecinos así....oye, no habrás tirado el sobre plateado, no???....que el chico es precavido...nunca se sabe!

    Te va a echar de menos...esos paseos perrunos, esas tortitas deliciosas (no hay quien adelgace con un vecino así) esos happy meal en el mc donalds, esa coca cola sin cafeína, jajjajajajajajaa....qué arte!!!!!!

    Un besazoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, que el sobre está a buen recaudo... Besos!

      Eliminar
  17. Aqui el "vecino",

    hay que decir que el menda ni macho, ni alfa, ni leches...empanao de la vida es como se llama. Uno que de vicios tiene la moto (además de las vecinas) y que tan pronto está sacando un jabali de un guardabarros, como haciendo regalitos inocentes (jijijiji ^_^), como llevandose a una vecina buenorra a cenar, via Sebastopol, como unica excusa para airear el casco y subir a una niña de artillera.

    Lo del Japimil fue a mala ostia, lo reconozco. Que para una que sale respondona, hay que aprovecharlo!!

    Por cierto, si te vale...truco o trato?? (:D)

    ResponderEliminar
  18. P.D.: espero que el comentario haya sido ya suficientemente auto-humillante como para valer mi redencion (por el coche, mas que nada...que me va a venir muy bien y me interesa mucho)...jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo ha sido, lo ha sido. Queda usted perdonado. Pero no por ésto, si no por el paseo por Sebastopol, que estuvo muy divertido. Ay, lo que vas a echar tu de menos mis respuestas... Besos!

      Eliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Drew... lo que yo no sabía era que te ibas a vivir a Egipto. Ojalá te vaya muy bien.
    Lo maravilloso de internet es que da lo mismo donde estemos, lo importante es que nos seguiremos viendo (o leyendo).
    Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ha sido todo muy repentino! Y por supuesto que nos seguiremos leyendo! Muchos besos!

      Eliminar
  21. Jajajaja jajajaj me parto con vosotros!!!! Tu vecino es un personaje pero es que tu no te quedas atras!!! Drew!!! definitivamente te piras a Egipto?? Eres una valiente, guapa!!! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no me muero del estress antes.. si :-) Besos!

      Eliminar
  22. Jajajajajaja! Pues que vecino más apañao: te compra el coche, te regala un suje...;) Aix, sister, cuantos preparativos a la vista!!! Pa cuando el big day de volver a El Cairo? Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me queda menos de lo que pienso! Los preparativos, todos los del mundo. Muchos besos!

      Eliminar
  23. Espero que no se le olvidara pedir el petisuis!
    ¿Te ayudó con el juguete? A quitarle el plástico, digo.
    En fin, que se me ocurren muchos chascarrillos del vecino pero ninguno bueno. Me gusta tu vecino, me gustas tú! (Manu Chao)
    Típica relación de vecinos, si, a mi me pasa lo mismo con todos ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, se los merece todos! Y si, ya se que vosotras sois fans del vecino :-P

      Y si no tienes la misma relación, ya estás tardando en arreglarlo, jeje. Besos!

      Eliminar
  24. Jajaja! Quería que te llevaras un recuerdo de él a Egipto, y quien sabe si algo más... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que se niega a visitarme... Ya le convenceré, ya! Muchos besos!

      Eliminar
  25. Ay, Drew, te imagino con el sujetador en la mano... A mi me parece estupendo, mira, un sostén nuevo y un día, tarde y noche genial y cómplice...
    Besitos linda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi cara era un poema, te lo aseguro. Pero si, el día nos quedó la mar de curiosos. Besos!

      Eliminar
  26. Uy drew, que retrasada voy. Vaya entrada mas subrrealista jeje tu vecino es lo mas!!! Lo mejor lo de la bolsa plateada jaja no vaya a ser que no te esté bien... en fin!!!!Y lo del macho alfa en el macdonald, pero bueno!! A ti???Alucinada me dejas jaja encima te pide la coca cola sin cafeina... ests hombres!! De donde salen???
    Y como sigues???Mejor imagino no??? Que tal los preparativos??Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me la pidió a mi, se la pidió él... y no era broma, sin cafeína se la bebió. Es que si no no dormía. Estoy mejor, gracias! Besos!

      Eliminar