miércoles, 9 de mayo de 2012

Murphy hace turismo


Que yo ya no se ni porqué me sorprende... En el primer viaje también hizo de las suyas, pero debe ser que le gustó el plan de la mudanza y se ha venido conmigo cargada de nuevas energías. En el fondo lo hace por hacerme un favor, lo se. Yo llevaba un par de días preocupada porque pese a que no me faltan cosas por contar, veía que ésto se me iba a convertir en un blog monotemático sobre los usos y costumbres de los habitantes cairotas y tampoco es plan. Pero nada, problema solucionado, Murphy se encarga de que en la nube todo siga como siempre. 

Aquí hace un calor de narices. De hecho, estamos como en España en Julio. A mi me mola, porque el veranito siempre me ha dado buen rollo (en agosto me voy a enterar, ya veréis), pero claro, el pobre Oso lo lleva peor. En el piso se está bien, pero para los perros prefiero aprovechar las noches para dar paseos largos. Y eso es exactamente lo que hice ayer. 

Sería más o menos la 1, cuando me decidí a darles el último paseo antes de irnos a dormir. Deportivas, correas, collares, llaves... Nos vamos. Lo de los paseítos puede ser un placer o un deporte de riesgo, depende del número de gatos que nos crucemos por la calle (si os han dicho que en Egipto en su día gobernaron los faraones, es todo mentira. Aquí los auténticos reyes del mambo son los gatos), así que yo, que soy muy previsora, engancho las llaves en una de las correas para evitar que en un tirón de ésta panda de inconscientes, el llavero se me escape de la mano y tengamos un disgusto. Llamo al ascensor, coñe, hoy funciona y todo (depende de una alineación de Júpiter con Venus, llevo un par de días con suerte), aunque al parar, en vez de hacerlo en el punto justo se queda un poco alto. Oso se tropieza al subir, pero nada grave. Llegamos sanos y salvos al portal y nos ponemos a andar.

De noche se está genial en la calle: Corre una brisilla fresca, no pasan coches, apenas hay ruido... Y el Nilo tiene algo especial (vivo en una paralela, soy una afortunada y lo se). Tras un ratillo andando, volvemos a casa, dispuesta a acostarme pronto porque al día siguiente me esperaba madrugón + día duro. Saludo a mi Bawab (palabra egipcia para referirse al portero, ellos son los reyes del mambo después de los gatos), subo en ascensor (no se ha estropeado en el último cuarto de hora, milagro) y... donde narices están las llaves???

De la correa de Oso cuelga el llavero, pero la anilla con la llave no está. Venga ya. Miro y remiro las correas, el suelo, el ascensor.... Miro mis bolsillos, miro incluso si tengo bolsillos que desconocía.... Pero dónde narices se han caído???

En mi mente no se si reírme o llorar. Reírme por el flashback que me supone ésta situación, llorar porque es la una de la mañana y no tengo ni el móvil. Que narices, voy a reconocerlo, es que a mi me gusta el más difícil todavía: Como ya lo hice a 400km de casa y lo solucioné 2 veces, ahora vamos a intentarlo a 3500km y en un idioma extranjero. Redoble de tambores, porfa....

Doy gracias al cielo porque el bawab de esa noche (tengo varios porque el edificio está vigilado 24h, todos encantadores, pero algunos más que otros) es el único que habla algo de inglés y además se desvive por ayudarte en lo que sea. Bajo, le muestro mi problema, y pese al miedo que le tiene a los perros me acompaña a la calle a buscar la llave por la acera. Ni de coña, no la encontramos. Yo no paro de pensar que ojalá se me haya caído al engancharla en la correa, a lo mejor está en el rellano y yo no la he visto... Que si, que soy una optimista y lo se. Conclusión final, la llave se cayó por el hueco del ascensor cuando Oso tropezó al subir. Y esa debe ser la única noche que el técnico ascensoríl no viene a reparar nada...

Con lo que Murphy no contaba es con que soy una imprudente. Imprudente, porque pese a las recomendaciones de todo el mundo, no suelo echar la llave cuando saco a los perros. Y gracias a eso, algo de maña, y a un par de patadas bien dadas, mi querido Bawab me abrió la puerta en 5 minutos. La cerradura quedó para el arrastre, pero otros 2 martillazos, y al menos la puerta cierra. Eso si, sin llave, porque la que tengo de reserva está doblada (cosas de Oso de nuevo) y no hay cristo que la use. Podía haber sido peor. 

La cosa se solucionará mañana, cuando cambie la cerradura (ya lo hicieron cuando me mudé, son 5 minutos y la cerradura cuesta 4 duros), porque aquí no se fían ni del técnico del ascensor y mi bawab insiste en que eso de tener una llave perdida es peligroso. Prometo que es la última vez que pierdo una llave, con 3 sustos en menos de un año tengo la lección aprendida. 

Eso si, Murphy tiene sentido del humor, y además del fino: Ésta mañana, paseando por la calle con los perros, me he encontrado una llave tirada en la acera. No, no era la mía, pero al menos se la he podido dar al Bawab del edifico más cercano. Espero que mi cara de decepción fuera suficiente como para evitar que todo el peso de la maldita ley murphiana caiga sobre mi por haberle fastidiado el plan con alguno de mis pobres vecinos....

36 comentarios:

  1. Lo primero, que miedo tu ascensor, funciona cuando le parece y se queda mas arriba del suelo!!! Jaja yo no me monto!!

    Jajaj el mas difícil todavía le da emoción al asunto, te entiendo!!! En serio, de verdad crees que es el mejor sitio para llevar las llaves???Tu siempre viviendo al limite jejej

    Y entiendo también a Murphy teneis una relación muy estrecha y tu te cambias de país sin avisarlo, tenía que ir a visitarte, es comprensible!!! En el fondo me he alegrado que le fastides el plan con algún pobre vecino aunque miedo me da su venganza… cuidadito!!! Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como todo aquí, al cabo de un par de días ya no te choca... El sitio no era malo, la correa tiene varias argollas y lo engancho ahí, imposible soltarse a no ser que lo enganchara mal, que por lo visto es lo que hice... Y Murphy, a ver si no le renuevan el visado y se vuelve... Besos!

      Eliminar
  2. No se yo quien persogue a quien, que llevar la llave en la correa de Oso, era una llamada a gritos para que viniera a verte!
    Menos mal que todo se ha solucionado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, en Madrid lo hacía a diario y nunca pasó nada! Muchos besos!

      Eliminar
  3. Es que Murphy no podía abandonarte, en tu nueva aventura. Ya sois un equipo, tú, los perros y murphy!
    Y la llave a partir de ahora, colgada al cuello, pero del tuyo!! jeje
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Murphy me sobra, de verdad. A ver si me compro un collar o algo para colgarlas :-P

      Eliminar
  4. Mira que te gusta vivir al límite, si es que a quien se le ocurre colgar las llaves en la correa de Oso, no es más fácil guardarlas en alguno de los bolsillos que tienes, jajajaja... con razón Murphy tiene predilección por ti... Me alegro que al final todo se solucionara, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los bolsillos me da algo de mal rollo, pero sobre todo... es que el chandal no tiene! Y la cazadora, son tan abiertos que en un mal movimiento se caen, así que realmente lo de la correa era lo más inteligente... En fin, Murphy es una resentida de las malas :-P Besos!

      Eliminar
  5. Jajajaja! Por lo menos sabes que tienes un incansable compañero de fatigas! Te tendras que hacer con un cinturoncillo con bolsillo para llevar las cosas, o algo así ;) Besotes mediterráneos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coñe, el incansable compañero de fatigas ya podría ser un chofer, un millonario, un traductor de árabe... alguien útil!!! Muchos besos!

      Eliminar
  6. Que casualidad... justo funciona el ascensor, justo se queda mas arriba, justo se tropieza Oso y justo caen las llaves en el agujero... creo que Murphy se ha llevado algunos amigos de vacaciones... Menos mal que tienes a un portero simpatico, y te destrozo la cerradura, je,je... Tienes que hacerte varias copias de las llaves y asi te durara mas la cerradura nueva...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo ves? Si es que las casualidades me persiguen!!! El Bawab nocturno la verdad que es la leche. A ver si encuentro donde hacer copias... Besos!

      Eliminar
  7. Hola Me Encanta tu blog

    Que odiesea lo de las llaves, que bueno que pudieras solucionarlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida! Las llaves y yo tenemos un serio problema... Saludos!

      Eliminar
  8. A ver, que me pongo en plan madre, pero alma de cántaro! Ya estás cambiando la cerradura y dejándole una copia a tu amiga por lo que pudiera pasar. Y conociendote, a alguien más por si acaso. Y no hay un bolso o una bandolera o similar en todo el cairo que te sirva para cuando bajas a los perros puedas meter las llaves y el móvil???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi amiga no tenía copia todavía precisamente por lo de la llave doblada! La que si tiene es Mery, así que solución había.... Lo del bolso.. es que para sacar a los perros no me lo llevo :-P

      Eliminar
  9. Jamás he perdido unas llaves pero tiene que ser un momento de querer morirse tremendo. Con lo miedosa que soy... Espero que ya hayas cambiado la cerradura y, si no, pon al Bawab día y noche a hacerte guardia en la puerta, con cara de pocos amigos. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, sobre todo cuando no hay nadie dentro de la casa... Mis Bawabs no pasan una, así que no hay problema con eso!

      Eliminar
  10. Bueno, bueno... lo mejor es que todo ha tenido solución... Pero, alma de cántaro (todo sea dicho con el mayor cariño del mundo, eh), te voy a regalar un cordelillo para que te las cuelgues del cuello como hacian mis padres conmigo cuando se iban de marcha y me dejaban en la calle... Jjejejeje... Me alegro que tu cerradura no sea de las buenas... ;-)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, un collar bonito, no? Hace años me regalaron un híbrido collar - llavero, pero no me convenció mucho... Besos!

      Eliminar
  11. cuando mamá de parrulín dice bolso o bandolera no creo que se refiera a la INFAME riñonera..... porque te mato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que va por ahí... El embarazo le trastoca las neuronas.. Habráse visto, que pretende que me ponga una riñonera para andar por el Cairo! Eso es más de España profunda...

      Eliminar
  12. A ver si aprendes nena... que las llaves se llevan en los zapatos!!! jajajajajajaja así ni se pierden ni te las roban (a no ser que lo que te quieran robar sean las zapatillas claro) eso si, el callo que te sale es de aúpa.

    Esto es coña, yo las llevo siempre en el bolso, y como uso bolsos muy hondos las engancho en una penca de esas que engancho a la correa del bolso asi tengo dos cosas:

    1. No se pierden en el bolso porque al tirar de la penca vienen solitas.
    2. No se pierden fuera del bolso porque como la penca es larga no las desengancho.
    Como siempre llevo el bolso encima es imposible olvidarmelas ni perderlas...
    Besos envidiosos. (pero sanos y gordos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el zapato!!! Ya te vale :-)

      Lo del bolso es muy buena idea, el caso es que yo cuando bajo con los perros no llevo nada, ni bolso, ni móvil, ni nada de nada, las llaves en la mano y listo. Lo de la correa tiene su sentido porque tiene argollas, así que lo engancho a la argolla, en Madrid era la mejor forma de no perderlas, que allí se me caían de los bolsillos....

      Muchos besos!

      Eliminar
  13. jajaja (perdona que me ria!), no aprenderas! y FIJO que no sera la ultima vez que las pierdes!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te juro que aunque sea a pequeños pasos voy aprendiendo, jeje. Besos!

      Eliminar
  14. ¡Quién tiene un bawab, tiene un tesoro!
    Mira que se pasa mal, ¡quién te vería vagando por calles cairotas con dos perros y sin llaves!
    A ver si te haces con un vecino de confianza para que te guarde una copia xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como para haberlo grabado con una cámara oculta!

      Le iba a dar una a F., pero fue cuando se dobló y me quedé sin copias...

      Eliminar
  15. Verás bonita..cómo decirte ésto....ejem.... ¡¡a tí no te hace falta Murphy!! ¡¡te las apañas muy bien tú solita!!
    jajajjajjaja

    LLaves en el collar, copia doblada en algún sitio (dentro de la casa)...
    ¡¡Sí lo que tuviste es suerte!!! El Bawab majo que chapurrea inglés, la llave sin echar, la puerta endeblucha....

    Esta noche si te remojas en el Nilo pa celebrar victoria del Atleti, átate las llaves al cuello anda!!

    Beso gordo, gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjajaja, que no, que fue un cúmulo de casualidades!!! Lo de las llaves, de verdad, tiene mucho sentido ponerlas en la correa, que en España se me caían del bolsillo y no veas tu que gracia buscando por el pinar... Cuando sea rica pondré un detector de huellas. Muchos besos!

      Eliminar
  16. Jajaja estoy con las que opinan que tu se lo pones fácil a murphy ... Esas llaves en la correa???? Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que si, que la correa tiene argollas, y el llavero un buen enganche para ponerlas, voy a subir una foto al FB para que las veais!

      Eliminar
  17. Bueno guapa! que esta muy bien que te mudes a miles de kilometros.. pero en los 20 kilos de maleta... no eches a murphy¡¡¡
    Te siguio el tio.. no sabe vivir sin ti!!
    Yo me veo en esa tesitura y me da algo... eres me heroina y tu portero mas ;D
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Murphy quiere ver las pirámides, te lo digo yo... :-P Mi Bawab es la leche, jeje!

      Eliminar
  18. Japuta la Murphy!! La próxima vez las llaves en un cordelito de esos que se cuelgan al cuello los móviles, así no la pierdes. Aún así no se portó del todo mal, podría no haber estado el portero, o no haber podido abrir la puerta... Quién sabe la que puede llegar a liar la pedorra de Murphy?? Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ya hubiera sido muy cruel.. Vamos, tiro yo la puerta a patadas! Besos!

      Eliminar