martes, 3 de julio de 2012

Yo soy español (a) !!!


Ya lo he contado por aquí un par de veces: A mi me mola más el deporte que a un niño un caramelo. Y si, me gusta el fútbol. No me trago la liga al completo, pero oye, nadie le hace ascos a un Madrid - Barça, a una final... y sobre todo a una Eurocopa o un Mundial. Venga, vale, no es que no le haga ascos, es que me convierto en la seguidora nº1 de la selección española. Es como lo que me pasa con la F1, mi mundo se rige por los horarios de los partidos de España. De hecho, confieso que uno de los motivos para volverme a El Cairo el 19 y no el 18 era no perderme el último partido de la fase de grupos. 

Antes de continuar, os voy a contar un secreto secretísmo: La "culpable" de las victorias de España soy yo. Ni tiki - taka, ni Iniesta, ni Xavi, ni Castillas ni leches en vinagre. Todo depende de mi. O más bien, de mi camiseta roja. 

Mi camiseta roja es una camiseta que me compré cuando tenía unos 20 años y trabajaba en Stradivarius: Era barata, mona y me servía para currar (por si alguien se lo pregunta, si, teníamos que currar con la ropa de la tienda y si, la pagábamos nosotras, excepto un conjunto a elección de la encargada, que era gratis). La pobre camiseta creo que llevaba años abandonada en un cajón, hasta que en la Eurocopa 2008 yo, en plena fiebre patriótica, decidí que a falta de camiseta de la Selección, algo rojo había que ponerse. Y fue la primera que encontré. Y ganamos el partido. Y repetí al partido siguiente y ganamos... Y como acabó la cosa ya lo sabe todo el mundo. Por supuesto, yo había visto TODOS los partidos con la misma camiseta. 

Luego llegó el Mundial y claro, de cabeza a por la camiseta (se salvó de la quema durante esos 2 años porque yo estaba convencida de que era un talismán). Pero debido a un trabajo de la universidad y un imprevisto en el último momento, yo no pude ver el primer partido. Y no me puse la camiseta. Y que pasó? Que perdimos... y encima contra Suiza, que ya nos vale.

Pasó la fase de grupos, llegaron los octavos, los cuartos... y la camiseta seguía acompañándome en cada partido. Pero llegó la semi contra Alemania, y yo quedé con unos amigos para ver el partido en su casa. Y luego íbamos a salir, y digamos que la camiseta no es muy de salir... Ir mona o ponerme el talismán? Opté por ir mona... pero me llevé la camiseta en el bolso. Durante la primera mitad la camiseta se quedó ahí, guardada, triste y sola... y Alemania casi nos da una paliza. Así que al llegar al descanso, decidí que aunque quedara ridículo, yo me iba a poner la camiseta por encima del vestido. Y que pasó? Todos lo sabemos, España a la final y campeona. 

En la mudanza, por supuesto que la camiseta superó otra quema. Quedó guardada en una maleta, esperando mi vuelta para usarla durante la Eurocopa. Y por supuesto que al empezar el primer partido, yo la llevaba puesta. Volví a El Cairo y la camiseta, pese a no ser "apta" para ponérmela por la calle (demasiado escotada de hombros) se vino conmigo, faltaría más, sin ella no habría victoria! Y tras mil apaños para poder ponérmela, aunque las pintas fueran algo raras, yo me he tragado todos los partidos con ella. Ya sabemos como ha terminado la historia. No me deis las gracias, yo también lo he disfrutado. 

Ayer, era mi primer (y último, pero eso os lo contaré en otra ocasión. Digamos que no me gustó nada y una no está aquí para sufrir) día de trabajo. Salí escopetada para llegar a casa, sacar a los perros, ducharme y llegar a ver el partido. Pero como ya sabemos, tu aquí planeas y El Cairo dispone: Mi vecina A. vino tarde a buscarme (vive en el mismo edificio, pero se lió con cosas y luego pasa lo que pasa), luego ningún taxista nos quería llevar ( a veces se nos ponen elitistas, debe ser que ciertos trayectos no les gustan) y cuando al fin pillamos un taxi, nos encontramos con la madre de todos los atascos (para un nivel de tolerancia español, aquí son normalitos)... 2 veces. Comienzo del partido y yo en el taxi. Primer gol y yo en el taxi. Se me empiezan a llevar los demonios. Atascazo del carajo. Nos llaman desde el bar, está hasta arriba de gente. Esto pinta que vamos a llegar para cuando el partido acabe. Yo me acuerdo de la madre del atasco, de El Cairo y de todo lo acordable. Decidimos volvernos a casa, pero claro, estamos atascadas en un puente. Le digo a A. que casi nos bajamos del taxi, cruzamos y pillamos un taxi de vuelta, que el camino está despejado. El taxista nos panda a paseo, dice que no le vamos a dejar ahí tirado en el atasco sin pagarle el doble de lo que marca el taxímetro. A. le explica que soy española y estoy desquiciada por el partido, pero al taxista le importa un comino la procedencia de mi pasaporte y mi sentimiento patriótico. Me pillo tal mosqueo que le dejo la pasta en el asiento y salgo pitando en busca de otro taxi. No pasa ninguno. Mierda. Al fin, uno, que se mete por donde no debe y se atasca de nuevo. Pero es un atasco breve, nos empezamos a mover y yo voy viendo el partido en las teles de los bares, que por suerte están puestas hacia la calle y se ven. Justo parados en un semáforo veo el segundo gol. Pego un grito del carajo y el taxista me mira mal. Me la sopla. Llegamos a casa y subo los 6 pisos hasta el piso de A. como si me fueran a dar una medalla. Llegamos justo en el minuto 44:40 de partido. 

La 2º parte se me pasa volando, de hecho apenas la recuerdo. Si que recuerdo que antes del 4º gol le dije a A., "ya verás como metemos otro". En el pitido final me siento sola, me faltan los gritos de España, la alegría, la euforia. Veo la celebración y lloro, de alegría y de nostalgia, de felicidad por lo vivido y de pena por no estar viéndolo en casa. 

Hoy he seguido las celebraciones por Internet (bendito streaming de algunas cadenas de televisión). Y duele no estar, duele no poder celebrar, duele ver las calles llenas, el sol, lo bonito que es Madrid... Pero a partir de mañana, yo me sentiré un poco más orgullosa cuando me pregunten: " Y tu, de dónde eres?"



Por cierto, a todos aquellos que se quejan de las celebraciones con la que está cayendo: Si, la situación política es una mierda, tanto, que yo me he tenido que marchar una temporada. Y si, lo de Valencia es durísimo y me mata pensar el horror que se tiene que estar viviendo. Pero una nación constantemente deprimida no avanza. Disfrutemos hoy, que bastante sufrimiento nos queda. 

40 comentarios:

  1. Alaaaa pero vaya talismán tienes!!! Guárdala como oro en paño eh???Que para el mundial no queda nada :). Entiendo tus nervios en el coche atascado sin ver la final, me pasó a mi cuando tuve que hacer la cena y dejar de ver (que no de oír) el partido diez minutos jaja así que totalmente comprensible. Y también entiendo que en días así eches mas de menos España que normalmente, ya no digo tu Madrid en las calles pero ánimo, seguro que en el mundial te vienes ese mes de vacaciones y lo vives como se merece. Oye por cierto no puedo estar más de acuerdo con tu último párrafo, amen a todo!!
    Besitos guapa, ya pronto llegan los juegos y yo también los vivo en intensidad :) A lo mejor tu camiseta también sirve para ellos, falta nos hará jaja Muakkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, esa camiseta no muere hasta que no se le acabe la suerte, lo prometo!!!
      Alma de cántaro, tu no sabes que la cena se prepara en el descanso??? Es que hay que planificar!

      Para el Mundial que viene, espero estar en España. Los juegos, ni te cuento. La final de los 100m es sagrada! Muchos besos!

      Eliminar
  2. Tendríamos que hacerle un homenaje a esa camiseta, no se, un tour por todas las ciudades españolas como hicieron con la copa del mundial! Eso sí, que no se pierda!!

    Animo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pagan bien, yo me marco el tour, jeje :-P

      Eliminar
  3. Así que eres tú la "culpable"? Pues guarda esa camiseta como oro en paño, porque sí, la que está cayendo y todo lo que quieras, pero por unos momentos, una se olvida de crisis, de ivas, de primas de riesgo y de embarazos fallidos y se pone a chillar como una loca y a emocionarse con nuestros jugadores!
    Así que Viva España y viva nuestra Selección!!
    Un beso gordo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque sea por un momento, no viene mal, verdad? Prometo guardarla! Besos!

      Eliminar
  4. Que alegria!! la verdad es que creo que mezclar el deporte y la politica es un error, la gente necesita de esos momento para salir del bucle angustioso que los politicos han creado...que celebre la gente, pero que los causantes trabajen horas extras..que ya les vale..

    Aqui, no te imaginas lo silenciosos que estaban los Alemanes despues de aguantar durante semanas sus comentarios arrogantes y su seguridad de victoria..pero si las celebraciones masivas se extrañas...menos mal que existe el RINCON GALLEGO de Frankfurt!!

    Princesa cuidate mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que igual que salimos de cañas, o vemos una peli, a veces hay que evadirse, porque así no hay quien viva.

      Lo de los alemanes ha tenido que ser la bomba, mira que me dan pena, pero se lo tienen ganado.

      Quiero post sobre el Rincón Gallego!!! Besos!

      Eliminar
  5. uysssss yo paso bastante de fútbol, pero si que es cierto que mola bastante ver esos partidos, verlos en compañía con mucha gente, con tus amigos, los gritos y el sentimiento patriótico...
    pero vamos, que a mi me parece desproporcionado cómo la gente se echa la calle para esto y no para otras cosas, ....con la que está cayendo.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que creo que no es excluyente, dentro de la gente que sale por ésto, también hay gente que sale por otras cosas. Y otra no, es cierto, pero allá cada uno que decida por lo que quiera luchar. Lo que si creo es que no se puede mezclar una cosa con otra.

      Eliminar
  6. Yo al igual que MdB tampoco soy muy futbolera, vamos, que me la repamplinfa España....un Madrid-Barça mola, pero España, me la bufa!

    Aunque me parece bien que la gente celebre y disfrute, ya bastante desgracia tenemos como para no disfrutar de las pequeñas cosas. Aún así, me indigna un poco, que los españolitos llamen perroflautas a los 4 que salieron a luchar por un país, y que luego salgan a la calle para gritar, aplaudir y divinizar a un grupo de chavales cuya prima por haber ganado la eurocopa no la gane un español medio ni naciendo 15 veces y trabajando hasta los 67 durante sus 15 vidas!!!

    Besotes guapa!!!

    Jeza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sueldos son desproporcionados, pero también lo son los de los banqueros y todavía no hemos lapidado a ninguno (tiempo al tiempo). Y así podemos seguir con una laaarga lista de gente que lo merece incluso menos. Pero es que mantengo que una cosa no es excluyente de la otra, no?

      Eliminar
  7. Yo soy bastante como la mamá de un bebote y Jeza, a mí el fútbol no me dice nada...Me hace gracia ver a Mr. X pegando botes del sofá, pero de ahí no pasa :)
    Qué bueno lo de la camiseta, tiene poderes, está claro!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La camiseta mágica, de algo tuvieron que servir esos 9 meses de dependienta!

      Eliminar
  8. Yo también he disfrutado con la roja, con los partidos y con la celebración. Me emocionó sobremanera ver a los hijos de los jugadores en el campo.

    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la imagen de Torres (fue la única que pude ver) me pareció super tierna :-)

      Eliminar
  9. A mi lo que me ha traído suerte ha sido el niño, fíjate tú, que era bien pequeñito cuando ganaron en el 2008, con lo que yo sufría por si le despertaban! Supongo que Noa también trajo la suerte con ella ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, ya me imagino, lo de los petardos a mi también me sobra. Se puede celebrar sin armarla, leñe :-)

      Eliminar
  10. Mira tú que en algún punto teníamos que estar en discordia, jejejeje
    Un besazo, guapa, me alegro que lo disfrutaras ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaa, si no, perdería parte de la gracia :-) Besos!

      Eliminar
  11. Jajaj muy bueno lo de tu camiseta, ya sabes dentro de dos añitos vamos a por el cuarta ^^
    Viva España, viva nuestra Selección y viva la madre que parió tu camiseta!! :D
    Un beso MUAC!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no pierda poderes en los 2 años que quedan!!!

      Eliminar
  12. Ay, como te entiendo... yo ví la semifinal y la final del Mundial en Malí... Arghhhhh!!!! De la semifinal me perdí 30 minutos pq se fue la luz y tuvimos que irnos a un bar con grupo electrogeno propio!!!!
    Pero cuando ganamos el Mundial, todo el mundo nos preguntaba por las calles al día siguiente si eramos españolas y nos felicitaban como si nosotras hubieramos metido el gol de Iniesta!!!! Jajjaja
    Pero sí, eché mucho de menos las celebraciones de España... y menos mal que existe internet para ver el beso de la Carbonero y todo eso
    ;-)
    Un besazo y disfruta en la distancia de La Roja!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Mali???? Por favor, quiero un post sobre eso!!! Que bueno, no?

      Eliminar
  13. Yo estoy como mdb, Jezabel y Mo, el fútbol ni fu ni fa, aunque claro q me alegre de q ganáramos y me contagio rápido con estas cosas. En cualquier caso es triste pensar q el único motivo de orgullo patrio sea q ganamos jugando al fútbol ...
    Mil besos guapaaa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El único no, pero el único que nos empeñamos en ver. Yo me hincho a hablar genial de mi país, sus calles, su gente, sus tradiciones... Solo que desde dentro se ve diferente... Besos guapa!

      Eliminar
  14. Qué taxistas más gilipichis xDDD
    ¡Gracias por revelarnos tu secreto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí son así... :-P La camiseta la voy a tener que meter en una caja fuerte!

      Eliminar
  15. Si que ha vivido tu camiseta, ¡por Dios! A mí lo que más me gustó fue la celebración, es que Reina, no sé ni en qué equipo juega, ¡pero qué salero tiene!
    Marta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reina juega en Inglaterra, en el Liverpool. Y si, desde luego es un puntazo! Yo me tragué la celebración online solo por él!

      Eliminar
  16. Anda Drew jajaja lo de la camiseta genial y si, yo soy española orgullosa de serlo y haber vivido cosas así, el fútbol me encanta y disfruto con la selección muchísimo. Me parecen muy acertadas tus últimas palabras, tenemos que disfrutar de las cosas pese a lo que está pasando.

    Mil besos.

    Mónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que tu también lo hayas disfrutado :-) La selección al menos nos da alegrías!

      Eliminar
  17. Querida Drew... NO SE TE OCURRA TIRAR NUNCA ESA CAMISETAAAAA!!! no se si te lo debemos a ti o no, pero por si acaso, GUARDALA!!

    Me ha dado un estres ver que no llegabas al partido...

    Yo no soy futbolera, pero si MUY patriotica, así que me vuelvo igual de loca que tu, ya sea con Futbol, con tenis, con baloncesto o con F1. El caso es que me da subidón escuchar el himno cuando estan en el podio, o celebrarlo como la que más cuando se trata de una Eurocopa o un mundial.

    Hasta Unai nos ha salido seguidor de la Roja, y aulla o ladra cada vez que España marca un gol! Así que ya te imaginaras como lo vivimos aquí.

    Animo y Paciencia con esos inconvenientes egipcios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, esperemos que sobreviva a todas las mudanzas! Yo con los deportes me lo paso muy bien, y en las olimpiadas por ejemplo me da igual el país, me emociona mucho ver a gente sacrificarse y conseguir un reto impuesto.

      Unai es un crack! Muchos besos!

      Eliminar
  18. Que viva ESpaña y el futbol....
    ya sabes que a mi tb me gusta pero confesaré que disfrute más eliminando a Portugal y CRistiano que en la final en si misma :O)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjajajaja, la cara de Cristiano era para recordarla...

      Eliminar
  19. Guarda esa camiseta... como oro en paño jajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy hasta por lavarla sola, no vaya a ser que se estropee!

      Eliminar
  20. Queremos fotos de la camiseta!!!! (con relleno o sin relleno, a elegir). Besotes.

    ResponderEliminar