viernes, 17 de agosto de 2012

Ramadán


Al final se me acaba el Ramadán y yo sigo sin contaros la experiencia. En fin, mil disculpas, entre hacer papeles y la mudanza, no me da la vida. 

Empezemos el post con una confesión: A mi ésto del Ramadán me acojonaba y mucho. Supongo que era una mezcla entre enfrentarme a lo desconocido, añadido a las noticias apocalípticas que se suelen dar en Europa sobre éstos temas. Yo me imaginaba las calles vacías, la gente de mal humor, malas caras si se me ocurría beber en la calle (yo siempre llevo una botella de agua en el bolso, y siempre llego a casa con ella vacía).... vamos, el apocalipsis más o menos. 

Los días previos iba observando poco a poco las preparaciones: La gente colgaba luces en los balcones, los Fanous iban invadiendo los portales y los supermercados se aprovisionaban como si fuera a llegar la guerra. De hecho, el super de mi calle puso una carpa fuera, porque dentro no quedaba espacio para toda la comida que trajeron. Y yo andaba entre el acojone y la curiosidad. 

Antes de seguir, os hago un resumen de como va esto. El ayuno comienza con la oración de la madrugada (tiene un nombre, pero es demasiado complicado para mi) y termina con la oración de la tarde (idem). Más o menos coincide con la puesta de sol, pero no es exactamente así, digamos que durante la oración está atardeciendo. Eso en horas, se traduce en que el ayuno comenzaba a las 3:27 de la madrugada y terminaba a las 18:55. Eso, el primer día. Como los días se van acortando, actualmente dura desde las 3:45 a las 18:42 más o menos. La comida que rompe el ayuno se llama Iftar, y luego se realiza otra, generalmente entre las 12 y las 2 de la madrugada (depende de cada uno) llamada Sohor. En las horas de ayuno no se puede comer, beber, fumar ni mantener relaciones sexuales. Además, se debe mantener un ambiente de tranquilidad, no pelearse, etc. De ésto se excluyen enfermos, ancianos, niños, embarazadas, madres que dan el pecho, etc. Los niños generalmente empiezan ayunando unas horas, luego medio día... hasta que se sienten capaces de aguantar el ayuno. Tengo amigos que me dicen que ellos empezaron a ayunar con 5 años, otros con 7 u 8... depende de cada uno. También hay que tener en cuenta que cuando cae en invierno, el ayuno es de muchas menos horas. Si por ejemplo éste año hubiera sido en Marzo, el horario de ayuno hubiera sido de 5 y media de la mañana a 4 de la tarde aprox, con lo que básicamente solo te saltas el desayuno y comes algo más tarde (o no, porque aquí comen a esa hora).  

El 20 de julio a las 3:27 de la madrugada empezó oficialmente el Ramadán. A la mañana siguiente se suponía que yo volvía a España, y como ya sabéis fue un caos de día, así que digamos que tampoco tuve mucho tiempo de comprobar como estaba el ambiente. Una vez cancelado el viaje, mi amigo H. (si, el mismo del periplo farmacéutico) me invito al Iftar en su casa, y yo, en vista de la mierda de día que llevaba, acepté. Y así empezó mi ayuno particular: Siendo las 5 de la tarde, ya no tenía sentido hacerme la comida, ya que allí seguro que íbamos a comer más de la cuenta, así que decidí no comer y esperar. Y menos mal, porque la cantidad de comida era impresionante... Y todo buenísimo. A partir de ahí, he mantenido el ayuno (solo en lo que a la comida se refiere) más que nada porque quitando 4 o 5 días, siempre he comido con amigos, y no seguir su ritmo casi era más descuadre que hacerlo. 

Y como he vivido yo todo ésto? Pues la verdad es que muy bien. Hay algo de festivo en el ambiente, de celebración, de alegría. He visto familias abrazadas esperando el rezo en el balcón, y servir bebidas entre risas y abrazos en el momento que se rompía el ayuno. He visto (es una tradición) gente regalando bebidas en la calle para aquella gente a la que el rezo le pillaba conduciendo. He visto ganas de compartir Iftar y Sohor con familia, con amigos... Atascos en la calle, todos los del mundo, porque la gente sale en tromba a los bares, a los restaurantes, a hacer vida social. La familia de H. me acogió para su Iftar durante 2 semanas, enseñándome incluso a cocinar. La bomba ya fue cuando, al 2º o 3º día me regalaron un Fanous, que tengo orgullosamente en mi habitación. 


En cuanto al ambiente general, la ciudad en absoluto se paraliza: Las tiendas y los supermercados abren, la gente trabaja... en fin, vida normal. Eso si, a la hora de Iftar las calles están desiertas, momento en el que, si estoy en casa, aprovecho para pasear a los perros. Un gustazo, oigan. 

Lo de ayunar no siendo musulmana, me han mirado de todas las maneras: Hay gente que me ha felicitado por el esfuerzo, y que ha agradecido que comparta el ayuno con ellos en la medida que puedo. Otra, me ha dicho que ayunar solo con la comida no es nada, que lo chungo es lo de no beber (no jodas, precisamente por eso no me siento capaz, además de que me dan unas jaquecas de espanto). También está la categoría de los que me han dicho que no entienden porqué pasar por ese "sufrimiento" si a mi realmente no me aporta nada. En fin, en general se da por hecho de que los extranjeros no ayunamos, así que me ofrecen agua y comida normalmente. Yo, para no dar explicaciones, rechazo la comida con un "no gracias, no tengo hambre". En cuanto a beber en la calle, generalmente lo evito (espero a sitios cerrados, o más discretos), aunque todo el mundo me ha dicho que en según que ambientes (zonas turísticas, o más modernas) no me corte, que no pasa nada. Y en general, seguramente solo me mirarían raro. 

Anécdotas curiosas? Pues en general el Ramadán nos ha dado para unas risas. El primer día, cuando H. me vino a buscar, llegó algo tarde, así que yo le recibí al grito de "I´m starving!" (Me muero de hambre!) y el me apremiaba diciendo que corriera, que no quería llegar tarde. Al final la llamada a la oración nos pilló en el coche, en el que tuvimos la siguiente conversación absurda:

Yo: Quieres agua?
H.: Si por favor! (Se la paso) Está caliente!!! Me pasas el zumo? (Acabábamos de comprar zumo natural, pero yo no alcanzo a cogerlo, porque está en la parte de atrás)
Yo: (Yo toda agobiada por darle algo) No llego! Quieres un cigarro?
H.: (Me mira incrédulo) You are not usefull!!! (No eres útil!!!)

Descojone general por el momento inútil que estamos viviendo. 

Al poco tiempo, a mi me tocó ir a la Mogamma a renovar mi visado. Desde que dejas el pasaporte hasta que te lo devuelven tienes que esperar 2 horas, así que yo me fui a un bar cercano, muy frecuentado por extranjeros. Al llegar..... ni un alma, ahí estaba yo sola con el encargado y un camarero. En ésta situación casi te da vergüenza pedir algo, pero bueno, me atendieron estupendamente. Cuando me marché, el bar lo ocupaban 5 extranjeros de diferentes nacionalidades, supongo que somos los únicos clientes en éstas fechas, y todos llevábamos la misma cara de "me de hasta palo pedirte que me sirvas un zumo".

Otro día, mi amiga M. alias LaSantaQueMeAcogióEnSuCasa y yo nos fuimos a comprar zapatos a un centro comercial cercano. Tras un par de horas dando vueltas, decidimos buscar un bar para tomarnos algo. Misma situación que en la Mogamma, a ver donde encontramos un bar donde no estemos a la vista de todo el mundo. Al final damos con uno, alejado de la zona de restauración, en una esquina, no nos ve nadie. Nos tomamos felizmente nuestro Sprite, y M. incluso le pide fuego al camarero. Al emprender el camino de vuelta a casa, pasamos por la zona de restauración... Y nos la encontramos llena hasta los topes. Y no solo de extranjeros: Madres con niños, chicas jóvenes (claramente egipcias y musulmanas, el velo es más que evidente), comiendo con total normalidad. La cara de estúpidas que se nos quedó a M. y a mi era de libro. 

En fin, que a mi el Ramadán me ha traído un par de kilos menos (ya estoy como antes de dejar de fumar, bien!), muchos tes y zumos en zonas maravillosas de El Cairo, kilos y kilos de helados, comidas espectaculares, muchos amigos nuevos, y sobre todo una experiencia más en la vida que creo que es evidente que me ha encantado. Nos quedan 2 días solamente y creo que hasta lo voy a echar de menos... El super sin la carpa ya no es lo mismo....

Así que me voy a poner a cocinar, que veo que el Iftar me vuelve a pillar a desmano, y desde mi retiro lejano os deseo a tod@s...

RAMADAN KARIM!

22 comentarios:

  1. Eso sí que es integrarse!!
    Este año yo lo he entendido algo más, por un compañero de mi chico, que vaya mérito tienen con este calor todo el día trabajando sin comer y sobre todo sin beber!!
    Me alegro mucho que estés disfrutando de tu aventura egipcia. El otro día soñé con ese país, y no sé muy bien por qué. Tendrás algo que ver? jajaj
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, encima en España, que hay muchas más horas de sol!!! Lo de no beber es mortal!

      Si tiene algo que ver, yo te invito a verlo en vivo! Besos!

      Eliminar
  2. Me encanta tenerte de corresponsal en oriente próximo, es como ver National Geographic :D
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. es como haberlo vivido! eres espectacular al contar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias maja! Yo pensaba que no se iba a entender del todo...

      Eliminar
  4. Jolín, pues sí que te has integrado, nena!!! No sé yo si aguantaría tantas horas sin comer aunque supongo que todo es hacerse. Soportaría mejor lo de los líquidos porque, la verdad sea dicha, no suelo beber casi nada (sí, muy mal, lo sé). Lo que no me ha quedado muy claro y tendré que investigar es cómo va eso de que a veces puede caer en invierno. Pensé que se hacía siempre más o menos por la misma fecha... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hija, que suerte, porque yo estoy todo el día con algo líquido al lado. Lo de la comida, a partir del 4º-5º día se lleva bien. Sobre las 3 a veces me aprieta un poco el hambre, pero no lo he pasado mal en ningún momento.

      Lo de la fecha, te lo soluciono yo: El calendario islámico no es el mismo que el nuestro, es lunar. Por tanto, es 11 días más corto que el nuestro (de hecho, según su calendario estamos en el año 1433. En los periódicos aparece su fecha, la nuestra, y la copta, aunque a efectos prácticos, se usa la nuestra). Por tanto, por la diferencia de los 11 días, el Ramadán comienza cada año 10-11 días antes. Si éste año ha sido del 20 de Julio al 19 de Agosto, el año que viene será del 9 de Julio al 8 de Agosto. El año pasado fue del 1 al 29 de Agosto. Me he explicado bien?

      Eliminar
    2. Te has explicado estupendamente (no esperaba menos jajaja). Por cierto, te he dejado un premio. Besotes!!!

      Eliminar
  5. El año pasado escribí un post al respecto, contando que uno de mis mejores amigos es musulmán. Yo, como soy una atea despiadada, le hablo de comida antes de la hora del Adam y por supuesto me jarto a pasteles, de ahí mis hermosos michelines xD Mejor me iría si hiciera el Ramadán, a lo mejor entraría en mi antigua ropa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te vale, mala pécora! El año que viene prueba, verás que no es nada :-P

      Eliminar
  6. ¡Qué bien lo llevas! Tú no te cortes si tienes que comer o beber algo, que durante la menstruación no se ayuna y por eso te encontrarás mujeres que, aunque sean musulmanas, no ayunarán porque a lo mejor están en esos días, entonces puede que te miren pero no van a pensar mal ni nada.

    Yo este año no he podido con el embarazo :( Besotes!!!

    PD: Por cierto, te has explicado estupendamente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Na, si me estoy muriendo me pongo detrás de un coche, que no pasa nada. El tema es que por la ropa, el idioma, todo.. se nota que yo soy extranjera y claro, todo el mundo da por supuesto que yo no ayuno, por lo que me tocan miradas de "ya te vale". De hecho, alguna vez me ha pasado con amigos, de soltarme un "claro, como tu no ayunas", y tener que contestarles que vale, que no en la misma medida que ellos, pero que yo también estaba haciendo un esfuerzo.

      El año que viene ya podrás :-P Y me alegro de que se haya entendido, precisamente la opinión que más esperaba era la tuya.

      Besos!

      Eliminar
  7. Toda una experiencia !! Eres una campeona yo no se si seria capaz de ayunar tantas horas, aunque bebas, yo le veo mucho mérito!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Na, el cuerpo se hace. Verás que mañana me cuesta comer a mi hora... Besos!

    ResponderEliminar
  9. Eid mubarak auqneu es un mes especialy hermoso porfin se puede decir ,se acabo!,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eid mubarak! Si, se acabó, el problema es volver a comer como una persona normal, que yo al final sigo haciendo casi el mismo horario!

      Eliminar
  10. Que bien ¡¡ creo que vivir nuevas y diferentes experiencias aporta mucho a la persona. además de solidarizarte con los que lo hacen, y por lo que veo también te ha dado la oportunidad de socializar más si cabe jeje me alegro
    a y por esos dos kilitos de menos también ; ), que quitarnos el kilillo de más siempre es una alegría.

    Un Besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Socializar dice... había días que tenía la agenda de un ministro! La verdad es que ha sido una experiencia genial, pero bueno, cuando pase el Eid (3 días de fiesta al terminar Ramadan), recuperar la normalidad no viene mal.. Muchos besos!

      Eliminar
  11. Me ha encantado la entrada y la explicación que das de lo de los 11 días con el calendario lunar....
    por cierto, fijate que me pegaba a mi bastante que estuvieran en el siglo XV ña ña ña......
    me acuerdo que mi única preocupación cuando me dijiste que ibas a hacer el ramadám es que socializaciones aparte BEBIERAS AGUA a escondidas, como fuera, pero que no dejaras de beber agua, te acuerdas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, a veces si que parece que estamos en el siglo XV! Te tengo que pasar fotos del tranvía del baño, te partes... Y si, con el agua tenías toda la razón, ya les dije que yo, incapaz de separarme de la botella.

      Eliminar
    2. a mi algunos viernes por la noche también me ocurre eso: incapaz de separarme de la botela.....

      Eliminar