martes, 11 de septiembre de 2012

Desde el otro lado...


Me estaba yo guardando el post sobre mi nuevo trabajo hasta solucionar unos papeles, o hasta pasar el mes de prueba... pero joe, es que se hace muy duro. Sobre todo éstos días en los que la red se inunda de post sobre la vuelta a cole, y las experiencias de los más pequeños. En fin, que como además ya he soltado algún "spoiler" en algún comentario, pues ya casi que lo hacemos oficial: 

Yo de pequeña, cuando me aburría en clase, siempre pensaba: "Cuando yo sea profe, haré ésto o lo otro. Pero que coño, si yo nunca voy a ser profe, voy a ser periodista." Si por entonces alguien me llega a decir que acabaría de profe de primaria, dando clase a niños de 3 años, en un colegio internacional en El Cairo, creo que le hubiera dicho que se tomara una aspirina. Vueltas que da la vida... 

Lo reconozco, era lo que yo quería. Yo vine a dar clase, y aunque en un principio mis alumnos iban a ser adultos, tenía muchas más ganas de trabajar con niños. Pero eso de conseguir trabajar en un colegio parecía tan irreal, tan de película... que se cumplió. Ya lo hemos dicho varias veces: "Nothing is imposible in Cairo". 

La llamada del colegio fue toda una sorpresa, yo ya daba todo por perdido y como ya sabéis, me volvía a España. Pero el teléfono sonó, de uno de los muchos colegios a los que había escrito, interesándose por mi experiencia (totalmente extraoficial) y mi interés en el puesto. El buen rollo que tuve con mi jefa desde el primer momento, ver que teníamos una filosofía muy parecida y el no poder dejar pasar una oportunidad así, fueron los motivos para quedarme. Una semana después, el puesto era mio. 

Como ya digo, el cole es internacional, se hablan 3 idiomas (árabe, inglés, y alemán). La vida escolar transcurre totalmente en inglés (está prohibido hablar árabe hasta en el patio, solo se permite durante la propia clase de árabe), excepto en lo que se llama "Preschool", donde solo hablamos alemán (se corresponde a lo que en España sería P3). Somos 2 profes (mi jefa y yo, ambas bilingües), 2 asistentes (egipcias con muy buen nivel de alemán y una santa paciencia increíble) y 2 "Dadas", que son las mujeres que se encargan de llevar a los niños al baño, lavarles las manos, cambiarles de ropa si hace falta... Puede parecer mucho para 29 niños, pero os juro que nos faltan manos. 

Las 2 primeras semanas bien, gracias. Yo creo que nos hacen empezar antes precisamente para que las nuevas no salgamos huyendo del susto. Es como el periodo de adaptación de los niños: Vas a conocer el cole, a hacer amigos (conocer a las compis nuevas) jugar con los juguetes nuevos (2 semanitas de pinta y colorea hasta que me dolían las manos. Hemos dejado la clase super chula) y sentirte mayor porque vas al cole (yo, paseando con mi taza de te por los pasillos de camino a la sala de profesores. Ay, que momentazo!). A la semana, entran los niños de primaria. Que guay, ya hay niños y suena el timbre. Al día siguiente, los de la guarde (P4 y P5). Ves niños llorar en P4, pero se soluciona. Los de P5 se portan tan bien que te quedas con esa estampa. Seguro que nosotras también podemos. Y ayer, al fin, llegó nuestro día. Primer día de clase para los niños... y para las profes. 

Te vas al cole con toda la ilusión, porque ya no vais a ser (tu y tus 3 compañeras) las únicas que no tenéis alumnos. Y estás convencida de que podréis lidiar con los lloros y que a lo mejor al final del día algún niño ya te repite alguna palabra en alemán. Optimismo puro y duro. 

Llegas a clase, por algún extraño motivo algunos niños aparecen una hora antes de lo previsto. Será la primera vez que alguien en Egipto llega pronto. En fin, a tomar por saco mi té, mi mentalización y mis nervios. Con la mejor de las sonrisas, te dispones a presentarte a los padres y a los niños. El primero se esconde detrás de las piernas de la madre. Genial. Te vas con los que, muy formales ellos, se han sentado en una mesa. Ataque de timidez brutal, pero montas un puente con legos, pillas un dinosaurio y te dispones a hacerle cruzar el puente con todo tipo de muecas y sonidos. El niño se rie. Aleluya. No cantes victoria, los padres siguen ahí, están en terreno seguro. 

Media hora después, cuando en vez de 3 tienes 20, 5 ya han perdido la pegatina con su nombre, 2 están llorando como magdalenas, y el terremoto de la clase ha descubierto lo que mola tirar la arena fuera del arenero, la cabeza empieza a echar humo. Pero ni punto de comparación al momento en el que descubres que casi nadie ha etiquetado las pertenencias de su hijo. Si, ese día hay niños que volvieron a casa con la tartera del otro. Se siente. (Nota: de los 29 críos, 10 tienen nombres repetidos. Y si, el niño se sabe su nombre, pero pedirle el apellido ya es de nota)

Los padres se empiezan a marchar, por lo que los decibelios empiezan a subir. Bueno, son 6, número de lloros manejable. Pero si son 6... porqué tengo a 3 de ellos sentados conmigo en un banco? En fin, besos, abrazos, muchos kleenek y varias bromas después, casi todos recuperan la sonrisa. Los que no, casi todos la han traído hoy. Creo que vamos mejorando. 

Eso si, anécdotas voy a tener como 2 millones. Antecedentes: Primer día para los niños de 4 y 5 años. Uno de ellos, llorando en el pasillo. Una profe se acerca y le pregunta: "Que te pasa cielo, echas de menos a tu madre?" El niño mira a la profe muy serio, y muy serio contesta: "No, es que no encuentro el tapón de mi botella". Lecciones a aprender: No saques conclusiones precipitadas, y sobre todo, no mentes a la madre, que casi es peor. Con eso grabado a fuego en mi cabeza, me dirijo hacia un niño que llora en el arenero: "Que te pasa, cielo?" "Es que tengo arena en el zapato!". Vale, no pasa nada, no hace falta llorar por eso porque lo limpiamos y punto. Quito zapatos, sacudo zapatos, sacudo calcetines, pongo zapatos. Abrochando los velcros, el niño me mira, con 2 lagrimones rodando por las mejillas: "Gracias". Le quedó tan solemne que me entró hasta la risa. Y ya de paso, se llevó un besazo. 

Ésto es un ejemplo, pero aviso que tengo un alumno que me salta respuestas de chaval de 18. Va a ser carne de blog. 

Llegadas las 12 de la mañana, me dolía tanto el cuerpo que no podía ni ni andar. De mi cara ya ni hablo, porque mis compañeras de alemán (las que dan clases a niños más mayores) se morían de la risa cuando me vieron de camino al servicio. Pero en fin, llegó la hora de volver a casa, y cuando milagrosamente no metimos a ningún niño en el autobús equivocado, pudimos cantar victoria. Habíamos sobrevivido al primer día de clase. 

Hoy ha ido mucho mejor, todo más ordenado. Al menos tengo claro que todos han vuelto con sus pertenencias a casa. Lágrimas ha habido, pero mucho más controladas, y espero que en una semana más o menos no tengamos ninguna. Hay que reconocer que los niños que participan, que juegan, que obedecen, que se parten de la risa y que te miran con cara de ilusión cada vez que les haces un teatrillo nuevo, son mayoría. Y da gusto oye, esos ojos abiertos y esas sonrisas cuando hacen algo nuevo son un chute de energía para poder terminar el día. O cuando te miran con cara de agradecimiento cuando les ayudas con algo, o cuando lloran, les coges en brazos y te abrazan.... Agotadores, pero comestibles. 

En fin, que empecé éste blog en Madrid, haciendo la prensa en una discográfica, y casi 2 años después soy profe de primaria en El Cairo. A veces, hasta los sueños que no sabíamos que teníamos se cumplen. Por una vez, y sin que sirva de precedente, le voy a dar las gracias al Señor de La Sexta, por aquello de convertir lo que parecía una locura sin motivo, a un cambio de vida que ni me hubiera atrevido a soñar. 

Seguiremos informando. 

32 comentarios:

  1. ¡Qué bueno, Drew!
    ¿Llevas mandilón de cuadros como buena maestra de criaturas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajjaja, gracias a dios no. Cuando me pringuen de pintura 20 veces ya lo echaré de menos!

      Eliminar
  2. Niña, qué envidia me dasssssss!!!

    Buaa, que yo soy profe de infantil (o sea, de los enanos de 3 a 6 añitos), y es que son adorables!! Ya verás cuando a veces se equivoquen y te llamen "mamá" en vez de "seño".. te derrites! ^__^

    Y me das envidia porque aquí en Bélgica no ha habido forma de encontrar trabajo en un colegio.. así que mira, currando en un banco estoy! ¡Quién me lo iba a decir a mí!

    Pero lo mío es dar clase, sin duda! Sobre todo a los de esas edades <3

    Y sí, yo te entiendo cuando dices que os faltan manos para 29 niños aunque seáis varias adultas en clase.. Ahora imagina cómo es en España que solo hay una profe por aula.. y casi siempre 30 niños! O__o

    Bueno guapa, que espero leer muuuuuuchas historias del cole, que me encantan!!(aunq me muera de la morriña!)

    Besicos desde el país de la birra! ^__^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada hija, a Egipto, que aquí a los titulados se los rifan, y para ellos hay auténticos sueldazos!

      En mi caso soy "Frau", aunque algunos me llamen "Miss" (me parto), ya veremos si hay equivocaciones :-P

      Y si, creo que anécdotas hay un rato, ya digo que el niño ese me va a dar juego para rato!

      Lo de España me parece tremendo, si hasta de monitor necesitas 1 adulto por cada 10-12 niños! Te juro que yo sola me suicidaría, también hay que decir que los niños en España están en 1 aula, comen en el comedor con montiores... Yo tengo 2 aulas (una para actividades, otra para la clase), 1 jardín, 1 patio aparte, y además comen conmigo. Y no, de ninguna manera puedo vigilar a los que comen mientras los que terminan van al jardín, y encima uno quiere ir al baño...

      En fin, ya iré contando... si me dejan viva!

      Eliminar
  3. Uauuu qué alegría Drew!!! Que pintaza! Aunque ya suponía por donde iban los tiros, pero suena maravillosamente. Ya sabes que me encantaría reciclarme a la docencia pero es muy difícil aquí.
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, como todo trabajo tiene sus más y sus menos, pero si, estoy contenta :-) Y si, allí es una locura, yo he tenido mucha suerte, aquí valoran más el idioma, que sepa tocar la guitarra, que tenga energía para jugar... que un título.

      Besos!

      Eliminar
  4. Pues suena genial!!
    Tiene que ser un trabajo duro pero muy muy gratificante. Y estoy segura que vas a tener material para entradas geniales!!
    Me alegro mucho por ti!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, lo es! Y si, creo que van a dar para mucha anécdota, aunque me pierdo muchas por aquello de no hablar árabe.
      Gracias maja! Muchos besos!

      Eliminar
  5. Qué ganas tenia de saber a qué de dedicabas en el Cairo, estaba muy intrigada. Y la verdad que suena estupendamente... Como me alegro por ti!!! La verdad que es un trabajo agotador y tienes que tener mucha mano izquierda para camelarte a los peques... pero tu puedes con ellos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que de momento no se me está dando mal, y eso que llevamos 4 días... Ya veremos como va el curso.

      Muchos besos!

      Eliminar
  6. Otra que ha salido de dudas, porque yo me quedé en lo de prensa, luego retomé y estabas emparejada, luego dejabas El Cairo para luego quedarte, ahora ya me cuadra todo ;)
    Yo no soy nada relacionado con la enseñanza, y 6 para 29 niños me siguen pareciendo pocas!!
    Enhorabuena, a disfrutar de ello que te lo mereces por haberle echado narices y haber luchado por ello!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaj, la verdad es que con todo lo que he contado por aquí, normal que ésto parezca un caos :-)

      Es que ni somos 6, porque las 2 dadas solo están para el servicio, limpiar y esas cosas, con los niños en la clase somos 4, y a la hora del recreo grande somos 2... Nos vendría bien una mano más.

      Muchas gracias, estoy disfrutando mucho!

      Eliminar
  7. Drew! Me alego horrores por ti, y por ese sueño hecho realidad tan chulo que estás viviendo. Lo del nene con respuestas de 18 años apúntalo todo, que fijo que será de traca!

    Besos,
    Ebony

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo que las que suelte las pongo, porque el chaval da para rato. Si le ves cuando no quiere comer, que me dice que no y me sonríe en plan "venga majeta, si sabes que con ésta sonrisa no te vas a poder resistir".. Es un manipulador en potencia!

      Eliminar
  8. Y yo que te veía más bien en alguna rama sanitaria....

    Creo que te pega un montón, vas a ser muy feliz, los niños dan mil alegrías todos los días y hacen que todo merezca la pena. (Eso sí, vas a acabar agotada!)

    Me ha encantado leer ese primer día desde el otro lado, debe ser difícil manejar a tanto niño llorando, pero seguro que te vas a manejar muy bien.

    Cuantas vueltas da la vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sanitaria? No te digo que no me molara, pero yo para las ciencias soy un cero a la izquierda...
      e
      La verdad es que intento acordarme de vosotras, de lo que escribís sobre vuestras sensaciones sobre el cole, e intento comportarme como creo que a una madre le gustaría, enseñando pero apoyando a la vez.

      Y si, quien me lo hubiera dicho!

      Eliminar
  9. Me alegro de que te guste tanto tu trabajo. Para eso hay que tener vocación y se ve que a ti te sobra. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja. Pues me alegro de que te hayan dado ese trabajo. Tenemos blog asegurado para los restos... Yo me volvería loca. Para eso hay que valer. Enhorabuena otra vez por tu trabajo (ahora que sé cuál es) y espero que nos llenes el Reader de anécdotas. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero, que de para muchas risas, sería señal de que va bien. Y creo que el blog asegurado para los restos está de todas formas... O al menos eso espero! Besos!

      Eliminar
  11. Por tus "spoilers" me imaginaba de qué iba el tema, pero no de que pintase tan bien! Seguro que es una experiencia intensa y gratificante. Qué alucinante es el viaje de la vida! Sobre todo para alguien tan atrevido y luchador como tú!
    Mil besos sister!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, es una experiencia que hace que todo lo malo haya valido la pena. Y si, la vida da taaaantas vueltas... Solo de pensar las que me quedan, me da hasta miedo :-)

      Besos!

      Eliminar
  12. Jo, me acabas de dar una envidia terrible!!! Como me gustaría a mí eso!!! Bueno, nunca es tarde, quizá algún día.. jeje.

    Se ve que lo estás disfrutando a tope, me alegro mucho.
    Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca lo había soñado, pero mira donde estoy. Y si, tras la mala racha, ya tocaba :-) Besos!

      Eliminar
  13. Lo importante es que estés a gusto y feliz. ¡Los niños son la vida!

    ResponderEliminar
  14. Jo, Drew, me ha chiflado esta entrada!!! Me encanta verte agotada pero feliz y viviendo esta nueva aventura tan gratificante!

    Seguiremos tus aventuras colegiales de cerca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias maja!!! Y si, estoy muy contenta :-) Ya os iré contando aventuras!

      Eliminar
  15. qu.e bien pinta drew,tenemos aventuras para rato.
    bicod

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, va a ser un año de lo más interesante!

      Eliminar