domingo, 29 de abril de 2012

La rendición


Dicen que luchar es de valientes, que rendirse no es una opción, que siempre se puede seguir para delante... Yo era de esas, de las que nunca daba un paso atrás. Pero ésta vez no me queda otra opción. 

Vine con toda la ilusión del mundo, y creo que eso es una obviedad. Nadie reduce su vida a 40kg si no está seguro de lo que hace. Yo lo estaba, me sentía con fuerzas, que era el momento, que era una experiencia que tenía que vivir. Era el momento de tener un trabajo algo más estable, de organizar una vida, de aprender cosas nuevas... El plan era perfecto y yo, aunque no voy a negar que asustada y estresada a veces, organicé todo ésto con toda la buena intención del mundo. 

Al llegar, el primer disgusto fue el del piso, ya que el que tenía medio apalabrado se alquiló justo el día que aterricé. Me enseñaron otro, y a pocas horas de firmar el contrato el propietario se echó para atrás alegando que no quería perros en la casa. Yo necesitaba algo esa misma noche, y así acabé en ésta casa que ocupo actualmente, que tiene muchas cosas buenas, pero que su falta de luz solar (da a un patio interior y no entra nada de luz) me mata. 

En cuanto al trabajo, las promesas no se cumplieron. Originalmente iba a dar clases de alemán en una academia a una parada de metro de mi casa, con un sueldo que no era la bomba, pero daba para vivir. Al llegar, ese sueldo se reduce a la mitad (apenas cubre el alquiler, si es que llega) y además no damos clase en  la academia, si no en casas particulares, lo que supone desplazarse por todo El Cairo, a veces a horas que no son las mejores. Como veis, el panorama cambió mucho. 

También me pasaron cosas maravillosas. La primera, María y su gente, que son ángeles, no hay otro calificativo. Sin ellos ésta aventura hubiera sido imposible. Me han enseñado que en éste mundo hay gente buena, maravillosa, de la que yo pensaba que no quedaba. Os merecéis todo lo mejor, siento haberos fallado. No me dará la vida para agradeceros todo lo que habéis hecho por mi. 

Conocí gente la mar de interesante, gente dispuesta a ayudarme en lo que fuera, gente con valores, con cabeza, gente que hace el mundo mejor. Gente que te sorprende, como mi vecino, que sin conocerme de nada me dio la clave de su wifi para que pudiera estar en contacto con el mundo. Doy gracias por todas esas sorpresas, por todo lo bueno que me encontré por el camino. Pero no ha sido suficiente. 

Hay cosas por las que hay que decir basta. Ya no se trata de que yo esté mejor ni peor, ni del dinero, ni de la propia seguridad.... Se trata de que esto también implica la salud y el bienestar de los que me rodean y me importan. Y por el bien de todos, en cuanto pueda (un par de días) vuelvo a España. 

He aprendido que no soy tan dura. He aprendido que madre no hay mas que una y familia tampoco. Que a veces hay que ser humilde y reconocer que cometemos errores. En éste caso un error garrafal, pero que me ha llevado a aprender lecciones muy valiosas. Ahora toca volver a España, sin mi piso y sin mi coche, viviendo con mi madre y empezando de cero. Será duro, pero estoy segura de que es lo que tengo que hacer. 

Lo siento, la aventura Cairota termina aquí. Nos vemos en España. 

viernes, 27 de abril de 2012

Aparecí


Entradita corta para confirmaros que... estoy de vuelta!!

Lo primero... OS HE ECHADO DE MENOS UNA BARBARIDAD. El poder escribir, vuestros comentarios, leer vuestras entradas... Prometo contaros todo lo que ha pasado, y estoy trabajando duro para ponerme al día con vuestros blogs (algunas como la amiga del álter ego me lo ponen chungo... verdad maja?). No creo que llegue a comentar todo, pero que sepáis que no me voy a perder ni una sola entrada de los blogs que sigo. 

Como resumen, deciros que durante ésta semana ha habido momentos de desesperación, de tristeza, de querer volver a España a toda costa... pero también experiencias la mar de interesantes que poco a poco me van recordando qué hago aquí. Al final la balanza se está inclinando hacia la parte positiva, ha sido muy duro, pero de todo se aprende. 

Agradeceros también todos vuestros comentarios y mensajes, tanto en el Facebook como en el blog, así como a los nuevos seguidores, que tienen que pensar que se han enganchado a un blog fantasma (a quien me dijo que se lo estaba leyendo entero, que paciencia tienes, maja!) No siempre he podido contestar, pero los he leído todos, y aunque me habéis echo llorar de nostalgia también me he sentido muy acompañada. Iré contestando poco a poco (espero) pero de verdad, GRACIAS MIL por estar ahí. 

Y aunque se que es viernes y toca San Google, supongo que si se me llega a ocurrir publicar uno sin contaros la mudanza me apedreais, verdad? Iremos volviendo a la rutina :-P

Bienvenidas a la nube azul de siempre, pero desde un poquito más lejos....

domingo, 15 de abril de 2012

Una vida en 40kg



Eso es lo que me dejan llevar en el avión, 40kg. Y eso es lo que he estado haciendo ésta semana, reducir mi vida a ese peso. No ha sido fácil. 

Mi piso tiene 60m2, es decir, se supone que es pequeño, aunque casi tengo que dar gracias por no vivir en una caja de cerillas. Una de las cosas de la que yo más presumía es de tener 2 habitaciones, la mía y el llamado "cuarto de las mierdas": Es decir, una habitación monísima, pero a la que solo entro a tender y a dejar trastos. Cuando decidí lo de la mudanza y pensé en esa habitación, casi me pongo a llorar. 

Empezamos a hacer cajas en Semana Santa. Al principio con calma, sucumbiendo a la nostalgia con cada objeto que caía en mis manos: "Ay, mi libro de la infancia!!! Ay, esa peli, con lo que me gusta...., Oye, has visto ésta foto?" En ese momento te gustaría volver a leerte toda tu biblioteca, te tragarías toda tu colección de DVD´s y hasta las fotos de la guardería te parecen imprescindibles para tu viaje. 

Luego empiezas con las facturas, las declaraciones de la renta, los apuntes de la universidad y... las mierdas. Si, todas esas mierdas que guardaste en la habitación pequeña y que no sabes porqué cojones narices no tiraste directamente. He sacado unas 3 cajas de cintas, esas que grababa con mis compañeras de clase en 5º de EGB. Como dijo SantaMadre: "No se donde pretendes escucharlas". 

Yo pretendía escucharlas en mi minicadena, pero claro, la tiramos al punto limpio porque Rei, en un intento de llegar a una pelota de tenis que se le había colado detrás del mueble, se comió los cables de los altavoces (la minicadena me la regalaron junto con el Talk on Corners de The Coors, creo que ha cumplido su función más que de sobra). Y junto con la minicadena tiramos 2 portátiles, unos altavoces, 2 reproductores de DVD, medio kilo de pilas, 3 cámaras de fotos, la Game Boy, 3 walkmans y no se cuantas cosas más. Que porqué ha llegado la Game Boy a un piso al que me mudé con casi 24 años? No quiero saberlo. 

Lo de la ropa ni os lo cuento, porque fue tremendo. Con lo que tiré podría vestir a una adolescente durante una buena temporada. No te haces mayor por soplar velas, te haces mayor cuando tiras los tops con los que salían porque con 28 años ya "no tienes edad de ir enseñando el ombligo". (Ni cuerpo, por cierto)

Finalmente, el último día de mudanza estás hasta las mismísimas narices. Esos libros que guardaste en pleno ataque de nostalgia para llevártelos de viaje deberían estar en una caja. De los DVD´s que separaste, sabes que te vas a llevar la mitad. Y en esos 40 kilos que marcan la linea roja de lo que te acompañará y lo que no, tienes que incluir las cosas de tus perros. La cara de Rei cuando tiraste sus juguetes rotos te persigue hasta en sueños y tienes que comprarle unos nuevos como sea. 

En cualquier caso, es un ejercicio la mar de saludable. No solo físico (ahí tengo que reconocer que me he librado, las cajas se las ha bajado el amigo vecino, en venganza por lo del sujetador), si no mental, espiritual o como queráis llamarlo. Darte cuenta de que el 90% de lo que te acompañaba en tu piso es prescindible da que pensar. Al final, lo más importante que me llevo son 2 seres de 4 patas que solo necesitan una manta, un cuenco y una pelota (y las medicinas, y el bozal de Oso, y los collares, y las correas, y las chuches, y el cepillo, y... venga, vamos a dejarlo). Ellos si que no me pueden faltar. 

En fin, que hoy he pasado mi última noche en mi piso. Volveré, o no, quien sabe. Lo que se es que probablemente, cuanto esté allí no me acuerde de lo que he dejado aquí. Eso espero. Todo depende de que no me haya equivocado al elegir qué incluir en esos 40kg. 

lunes, 9 de abril de 2012

San Google XXXIV



Que no, que no se me olvidó. Pero es que publicar un San Google en Viernes Santo no tiene chiste, que con eso de la Semana Santa estamos todos muy relajados y muy happies. Mejor un lunes después de 4 días de vacaciones, no?? Pues eso, que aquí vamos, un San Google breve pero intenso para dar la bienvenida a ésta nueva semana. 

- Las disferencia entre nube azul y nube roja: Eing... el color? O es que la diSferencia es algo diSferente y yo me he liado?

- Niña con cara de interrogacion: Te valdría una foto mía con un par de años menos, porque es exactamente la cara que se me ha quedado

- Por walkie te oye todo el mundo: Es lo que tiene que no tenga auriculares. Si eres dependienta en una tienda, ojo al volúmen y a los cortes en el hilo musical. 

- Cuanto puede sobrevivir una persona sin sexo?: Voy a darte un disgusto. Por poder, toda la vida. Doy fe de que a partir de cierto tiempo, te deja de importar. (Lo más triste de la historia es que yo sepa éstas cosas a mi edad)

- Imágenes de cuando se acaba el amor para facebook: Una tuya en minifalda en un garito, ya verás como tu ex pilla la indirecta (Y digo en minifalda porque ésto lo ha buscado una tia FIJO)

Y hasta aquí mis búsquedas de ésta semana. Ahora vamos con una nueva colaboradora que tuvo la amabilidad de lanzarse al mundo de San Google hace unas semanas, pero que ha estado en la nevera hasta hoy. Es nada mas y nada menos que la original "Plagiando a mi álter ego" (hay que buscarte un mote, nena), que empieza fuerte: 

- Correos -outlook -gmail -hotmail -electrónicos –electronic: Se ve que esto es más largo. De tan largo que es, ahí se me corta la búsqueda. De esta tengo seis. Ahora me explico por qué me cyber-acosan. Nena,  desde luego tu tienes algo que atrae a los cyberacosadores, porque en año y medio de blog a mi nunca me han encontrado así. 

- Que me levantaba: que me levanté, que me eché un remiendo, que me lo quité. Desde San Google te damos los buenos días.

- Cuernos infantiles: No sé si es una clase de patología o si se trata de esa cruel traición de Maripili, de tres años, cuando un día decide ir a jugar al arenero con Pablito, que ya tiene seis y es más maduro que su compañero de toda la vida, Luisete, que también tiene tres y es un niñato. Si es que las mujeres maduramos antes... Acojonada me he quedado, luego nos quejamos de que las nuevas generaciones van muy adelantadas. Yo al menos me libré de saber lo que eran unos cuernos hasta los 14! (Si, mi primer novio me dejó por una compañera de colegio. Eso me debería haber dado una pista de como iba a ser mi vida amorosa). 

Lo dicho, breve pero espero que intenso. Que os sea leve el lunes!!!

miércoles, 4 de abril de 2012

Porque no lo merezco



Porque tu actitud cambió tanto que 10 días antes de marcharme, casi lo cancelo todo.

Porque el tiempo, cuando se quiere, se saca.

Porque una vida entre silencios no es sana

Porque hay escudos que son infranqueables.

Porque eso de "una de cal, una de arena" conmigo no funciona

Porque presionarme solo consigue el efecto contrario al deseado

Porque no tienes ni idea de la paciencia que he tenido contigo

Porque prefiero una vida lineal en soledad, que perder continuamente el equilibrio por ti.

Porque cuando digo algo, pretendo que me tomen en serio.

Porque hay cosas que no tienes derecho a juzgar

Porque la modestia es una virtud.

Porque aunque, según tu, merezca ser tratada como una reina, casi prefiero ser tratada como una persona.

Porque a veces un gesto y una palabra son mucho más valiosos que cualquier invitación a un megaplanazo

Porque, usando tus mismas palabras, soy una mujer y hay cosas que son inaceptables para mi.

Porque merezco respeto

Porque te avisé de que mi confianza, si se pierde, no se vuelve a ganar

Porque ya sabías que no tenía ánimos para más decepciones

Porque me duele que todo el mundo haya tenido palabras de ánimo para mi menos tu

Porque estoy cansada de disculparte

Porque no me ayudas a entenderte

Porque merezco más valor del que tu me das. 

Porque se que la persona que conocí hace 11 años está en algún sitio, pero no consigo encontrarla.

Porque me apuesto lo que quieras a que no vas a tener valor para traducir precisamente éste post.

Porque me gustaría que las cosas fueran de otra manera, pero hace mucho que dejé de luchar por causas perdidas.

Para todos los que me preguntan si me mudo por amor... creo que ya os he contestado.


lunes, 2 de abril de 2012

Subiendo el ego a base de premios

... que buena falta me hace. De momento no quiero contar nada de la mudanza porque sería una sucesión de "me quiero morir", "que estress", "me quedo en España", "todo sale mal", y que acto seguido se convierten en "que ganas de irme", "mira que bien he organizado todo". Vamos, que mejor me callo. 

Entre tanto me dedico a colgar premios, que no me viene nada mal para relajarme y subirme un poco la moral. Entre tanta crónica de Romy y demás se me han ido acumulando, así que ésto va a ser como el día de reyes, jeje. 

La primera en acordarse de mi fue Nenica de Aprendiendo de mis mellizos, que me pasa éste regalito monísimo. Viene además con 5 preguntas:


1ª -¿Que es lo que más admiras de tu pareja?
Su no-existencia, lo cual implica que no toca las narices, no molesta, no dice estupideces.. Un gusto, vamos. Si hablamos de mi última pareja, admiro su capacidad para ser un capullo integral: Cuando le escribí para informarle de lo de Bas (coño, han vivido juntos, pensaba que le interesaría saberlo. El resto de mis ex han escrito o han llamado...) ni siquiera me contestó. Lo dicho, admiro semejante capacidad para ser un capullo.

2ª- ¿Que viaje recuerdas con más cariño?
Un viaje a Port Aventura que hice con el cole, y que desde luego fue la mar de intenso. Aprendí que la purpurina puede ser traicionera y que el polvo de extintor mancha que no veas. Si los otros protas de la historia me dan permiso, un día os lo cuento.

3ª- ¿Dentro de 10 años te ves....?
Feliz y con hijos, espero. Ahora mismo no se donde voy a vivir la semana que viene, así que mucho menos puedo hacer planes para dentro de 10 años...

4ª- Relativo a cosas materiales (para algunos superfluas pero para ti no), ¿no puedes vivir sin...?
Portátil. No soy nadie sin Internet.

5ª ¿DNI, nº teléfono y dirección? (esta no hace falta que la contestéis!) ;-)
2 de esos datos los desconozco hasta yo (al menos en breve)

Éste premio se lo paso a:
- Paparracho y Mamanatas
- Mi gremlin no me come
- Sardinas pero con P

Por ponerle sentido del humor a ésta blogosfera, que desde luego a veces anda falta de ello... Me curraría otro cuestionario, pero no me da la neurona, y en cualquier caso dudo que lo contestéis, pero lo dicho, que me quería acordar de vosotros.

La siguiente en acordarse de mi fue Laura de Mi mamá me canta, que dice que soy creativa. Gracias maja, aunque mi máxima habilidad sea hacer un mísero tipo de bizcocho, la creatividad también está en escribir estupideces de vez en cuando, no?

Este se lo paso a:

- Ummu Aisha Al Magrebia de Maternidad Halal: Porque desde luego creativa y apañada es un rato.
- Gatuneada de Gatuneada al cubo: Que hoy es su cumple y se merece un regalito!
- Rocío de De lluvias y paraguas porque ha escrito un post precioso que todos deberíais leer y porque es una chica estupenda.

Y por último, mi sister Mo de Blogueando, de mi peque y otras cosas me pasa un precioso ramo de flores.
Resulta que es el premio al estilo y la muy cachonda de Mo dice que mudarse a otro continente es muy estiloso. Y UNA &%#€. Hacer cajas y pelear con aerolineas tiene muy poco glamour. Eso si, cuando esté asentada en El Cairo, hablamos...
Las florecillas se las paso a las taradas, porque las quiero y porque soportan que esté como el Guadiana, que aparezco y desaparezco constantemente, por culpa de mi estres y mi mala leche. Lo dicho: Madre de un Bebote, Parrulina, Porfin y Jeza, ésto es para vosotras.

Y con ésto y un bizcocho... voy a seguir haciendo cajas...