miércoles, 30 de mayo de 2012

Crónicas de Lady Marian XVIII: De mares rojos y días del orgullo friki

Vergüenza me tenía que dar el tiempo que hace que no te escribo. Pero bueno, tu sabes que no es ni por falta de amor ni por falta de ganas, que cada vez que nos vemos cada vez estás más guapa, más graciosa y más lista. Pero ahora que estoy lejos (aunque ésta crónica la esté escribiendo desde Madrid, llegué ayer para hacer exámenes y terminar mi tratamiento en la UMA) tengo cositas que contarte. 

En Egipto bien, gracias. Ya he abandonado la casa del terror, y cuando vuelva a Egipto iré directamente al piso nuevo, donde ya están mis maletas. Tu amiga Rei (y Oso, aunque ese te gusta menos) también me estarán esperando en el piso cuando llegue (ahora están en el hotel de un cliente mio). Vamos, que la tita no se puede quejar. Y después de la que montamos el fin de semana, menos. Te voy a dar un cursillo de "como montar un fin de semana espectacular que no incluya ni fiesta, ni beber, ni discotectas". Toma nota. 

Jueves noche: Decidimos ir a la bolera. A mi me encantan los bolos, de hecho cuando iba al cole, ganaba hasta a los chicos de mi clase, como seguro harás tu de mayor. Así que allá que fuimos, yo dispuesta a arrasar y ganar a todo el mundo. Y la lié. Si es que a tu tía pierde la fuerza por la boca. O debe ser que Murphy estaba sentado en alguna esquina, porque no puede ser que llegar a hacer 3 tiradas seguidas a 0 puntos. Si vamos, que no tiré ni un bolo. Y yo, que no tengo vergüenza, hasta le saqué una foto que lo prueba. 


Cuando aprendas a leer puntuaciones de los bolos, podrás reirte de tu tía. Mientras tanto, deja que se rían todos los que nos leen. 

Pero nada me iba a fastidiar el humor, porque el Viernes iba a ser un día de lujo... Si nos íbamos a la playa! Y no a una cualquiera, si no... Al mar rojo!!!

9 y media de la mañana y para allá que salíamos, a una ciudad llamada Sokhna, que está a una hora de El Cairo. El plan? Acceder (y pagar, por supuesto) a las instalaciones de un hotel solo durante un día (sin noche), básicamente para poder ir a la playa. Claro que cuando llegas a la playa y te encuentras con las toallas, las tumbonas, la musiquita, los baños el chiringuito.... Pues como que vale la pena. Y si no, juzga por las fotos. 


Que te voy a contar.. cuando seas mayor descubrirás que la gracia no está en hacer castillos de arena, la gracia está en correr por el agua, porque aquí no hay piedras ni olas. La gracia está en tirarte en el agua calentita, siempre y cuando no te muerdan los peces (que descarados ellos), la gracia está en dormitar en la tumbona, en charlar, en reirte... Que fue un día de lujo, vamos. 

Llegó la noche (aquí la noche llega pronto, sobre las 6, a las 7 es de noche seguro) y nosotros íbamos en coche de camino al restaurante en el que íbamos a cenar. Y de repente, mensaje en el móvil de tu madre. 

"Feliz día del orgullo friki"

Y es que a mi se me había olvidado que era 25 de mayo, que era el día del orgullo friki, y que se cumplían ya varios (muchos) años desde que esa práctica de radio nos unió a tu madre y a mi. Me sentí mal, por olvidar la fecha (no se en que día vivo), me sentí bien, por tener una amiga tan maravillosa que todavía, y pese a la distancia se acuerda. Sentí nostalgia, por aquellos años en los que todo era más fácil, sentí añoranza por las tardes juntas, sentí tristeza por vuestra lejanía.... Y es que quiera o no quiera, tu, mi niña preciosa, acabarás olvidando a tu tía la loca que un día decidió mudarse bien lejos. Olvidarás todos los juegos, los besos, los tirones de pelo, las charlas que te suelto, los perros... te olvidarás de mi. Y algún día volverás a España, o vendréis a verme, y en vez de dejarte coger en brazos, te dará un ataque de timidez porque no sabrás quien soy. Y eso, mi pequeña Lady Marian, me mata. 


Así que a la orilla del Mar Rojo, no me quedó otra que soltar alguna lagrimilla por la lejanía. Pero prefiero llorar por tener amigas maravillosas que se acuerdan de mi, y por echar de menos a toda la gente maravillosa que he dejado en España, que por sentirme sola. Eran lágrimas de orgullo, porque nadie tiene mejores amigos de los que tengo yo, tanto allí como aquí. 

En fin, que ahora estoy en Madrid, y aquí estaré 2 semanas. Y te llenaré de besos y te dejaré tirarme del pelo, todo sea para que tardes más en olvidarme, vale?

Nos vemos pronto, pequeña Noa, te quiero mucho. Y a tus padres, también. 

jueves, 24 de mayo de 2012

La casa del terror y el barco de Chanquete

Os acordáis de mi ciénaga? Mi maravillosa y preciosa ciénaga en España, ese piso que cuidé y decoré (con la ayuda de SantaMadre) con mimo y con cariño hasta tenerlo totalmente a y mi gusto? Yo me acuerdo mogollón, sobre todo porque la ciénaga real, verde y con bichos, me esperaba aquí en El Cairo. 

Ya os conté que lo de buscar piso fue una locura, porque nadie aceptaba a los perros, y al final el piso en el que estoy actualmente fue la única opción. Está en la zona que yo quería (Zamalek), el precio estaba dentro del límite que me había puesto y bueno... digamos que no hay ratas. Luego pude descubrir que las ratas deben ser el único animal que no habitan éste piso.....todavía. 






Mal no está, si ignoramos las paredes "verde hospital", el olor a agua estancada de la cocina, el baño color azul-negro que da sensación de todo menos de limpieza... Incluso me acostumbré a los muebles dorados. Pero a lo que no me acostumbro es a los bichos. A mi me encantan los animales, pero lo único que hace que me ponga frenética son las cucarachas. Son superiores a mi, de verdad. Poco a poco me fui acostumbrando a las pequeñas, sobre todo después del día en el que una decidiera pasearse por mis pies mientras me duchaba. Pero las grandes... el salto que pegué cuando me encontré a LA MADRE DE TODAS LAS CUCARACHAS en el baño era digno de medalla olímpica. Lo peor fue el día que el padre decidió venir a vengarse, porque me lo encontré directamente en el salón, al lado del sofá. Ese día decidí que era hora de llamar al casero. 

Por desgracia, el casero pasó olimpicamente de mi. Que si, que me arregló la tele y el aire acondicionado, pero  de las cucarachas, la nevera versión "vamos a montar una piscina olímpica en mi interior, por la cantidad de agua que pierdo" y la lavadora "yo remuevo ropa pero no lavo", no dijo ni mu. 

Pero a mi en éste país se me acentúa la suerte. El martes andaba yo algo de bajón, echando de menos mi ciénaga luminosa española, cuando A., una amiga francesa (es amiga de LaSantaQueMeAlojóEnSuCasa la primera vez) me propuso quedar para comer en su casa. Cuando ya estaba saliendo casi de casa, me manda un mensaje: "Oye, en mi edificio se alquila un bajo. Tiene un pequeño patio para que tus perros puedan salir. Quieres verlo?" Y ya que iba, no me costaba nada...

La cara que se me quedó al verlo fue un poema. Mirad y juzgad:


Limpio, luminoso, nuevo, con una casera encantadora... Y por menos de la mitad de lo que pago ahora. Como comprenderéis, me faltó tiempo para decir que si. 

Por si andaba yo poco contenta, un amigo de la zona nos invitó ayer a María y a mi a dar un paseo en lancha por el Nilo. Y allá que nos fuimos, con un par de coca colas y la cámara de fotos, a disfrutar del agua, de las vistas, y que coño... de sentirnos como reinas. María incluso se animó conducir un rato, pero a mi no me movía ni dios de la proa. Estaba totalmente abducida por el espíritu "verano azul"


Las fotos de la excursión en barco las tendréis próximamente en Facebook, yo de momento voy a salir corriendo, que tengo que pagar la fianza del piso nuevo... no vaya a ser que me quede sin él!

domingo, 20 de mayo de 2012

Premiando la inconsciencia

Si es que no puede ser, luego me decís que si estoy loca, que si menudo cambio... Pero claro, es que si seguís premiando el hecho de que haga locuras como venirme a vivir a El Cairo, pues claro, una se lo cree y se viene arriba. En fin, que vamos con los premios que me lío. 

Por un lado, Paula de Mama de una Monita y Trax de Estrellas en los ojos, 2 luchadoras por excelencia, aunque por motivos distintos,  me han entregado el regalo sorpresa, premio que no tenía todavía. 
Cada uno lleva su propio cuestionario, voy a empezar con el de Paula:

1. Tu mejor panorama (para pasarlo fantástico): Te, refresco o similar, buena compañía y muuuucho tiempo por delante...
2. Tu canción favorita de todos los tiempos: Imposible. Yo cambio de canción favorita como de humor. Pero hoy os voy a dejar una que a) está completamente fuera de mi estilo b) me encanta c) creo que tiene una letra espectacular. Se llama "Breathing" de Jason Derulo. De la coreografía mejor ni hablamos. 


3. Lo que más te gusta de cada uno de los miembros de tu familia nuclear (cada hijo y marido): En mi caso de mis perros y mi madre, no? De Rei, la dulzura, de Oso la superación y el cariño, de SantaMadre, que es para matarla pero la quiero. 
4. Cinco cosas con las que no puedes vivir en el día a día: No puedo vivir con maleducados, creídos, ignorantes, prepotentes y mentirosos. Ni con bichos, por cierto. 
5. Un sueño que te gustaría hacer realidad: Quiero un trabajo!

Y ahora el cuestionario de Trax:

- Dulce o salado: Salado
- Frio o calor: Calor
- Lluvia o sol: Sol
- Mar o montaña: Mar
- Recomiéndame un libro (aprovecho, que son mis preguntas no?): Cualquiera de los que están en mi otro blog

Por último, la archiconocida Eva de Opiniones Incorrectas me ha pasado el premio labiales, que lleva otras 7 preguntas:



1. ¿Alguna vez le has cogido el pintalabios a tu madre?: No que yo recuerde, pero SantaMadre puede que nos saque de la duda. 

2. ¿A que edad te compraste tu primer pintalabios?: Cuando tenía unos 13 años me dio por los brillos de The Body Shop, después no recuerdo haber vuelto a comprar. 

3. ¿Labial rojo o rosa?: Ninguno. Matadme, lo se, pero no me gustan los pintalabios. Yo me pinto los ojos, pero en los labios nada de nada. Cuando fumaba me daba mucha grima y no he vuelto a coger el hábito. 

4. ¿El pintalabios más caro que has comprado?: De todos los pintalabios que he tenido, nunca me he gastado un duro en ninguno. Primero, porque el novio de una amiga trabajaba en Loreal y nos traía bolsas enteras de muestras. Luego con N., sus padres tienen una droguería y también me traían muestras de la tienda. La cuestión es que luego nunca los usaba. Con la mudanza tiré todo. 

5. ¿Y el más barato?: Gratis :-)

6. ¿Lo más raro que has hecho con tu pintalabios?: Probablemente, pintarle la cara a algún niño en los talleres de pintar caras cuando era Scout. Generalmente usábamos pintura especial, pero entre nosotros seguro que hemos hecho la estupidez alguna vez. 

7. ¿Si tuvieras que recomendar un pintalabios a alguien, cuál recomendarías y por qué?: Si necesitáis que os recomienden un pintalabios, os aseguro que soy la última persona en el mundo a la que debéis preguntar. 

Y hasta aquí los cuestionarios. Ahora como siempre, a pasarlos:

El regalo va para:

- Yaiza de Peluchín y sus papis: Para que no deje de actualizar, que se le acumulan los meses :-P
- Rocío de De Lluvias y Paraguas: Porque en el premio anterior estaba convencida de que la había incluido, y se me quedó cara de estúpida al ver que no. Despistada que es una...
- Raquel de Las mariposas de Raquel que nos tiene abandonadas. 
Yo y mis mini yos: Porque la echo de menos y porque espero que tenga suerte con el tema del trabajo. 
Mis mellis de Mis ovomellizos, porque creo que hace mucho que no la nombro, y no puede ser. La leo siempre, seguro que el mapa me delata :-)

Las preguntas para contestar son las siguientes:

- El cambio más radical que has hecho en tu vida
- Objeto de poco valor económico del que no te podrías separar
- Si hace 10 años te hubieran dicho como iba a ser tu vida hoy... qué te hubiera sorprendido más?
- Electrodoméstico imprescindible
- De que color nunca pintarías una pared de tu casa

El premio labiales solo se lo voy a pasar a una persona, más que nada porque después de mi poca habilidad a la hora de contestar, necesitamos a una experta. El premio va para Ebony de Diaro de la Negra Flor

Y hasta aquí la sesión de premios de hoy. Feliz domingo!

sábado, 19 de mayo de 2012

Capacidad de sorpresa


Por mucho que te mentalices, vivir aquí supone estar en un constante estado de "que narices me he fumado ésta mañana". Bueno, a veces no sabes si te lo has fumado tu o el resto del mundo. Sea lo que sea, conviene ir con los ojos bien abiertos... o no levantar la mirada del suelo, no sea que te de un patatús. 

Tras la super aventura de las llaves y el ascensor, hemos encontrado una solución para que no vuelva a pasar. Ni bolso, ni bandolera, ni llaves al cuello, ni leches en vinagre. Mi querido Bawab nocturno ha decidido que no dejarme salir a la calle con las llaves es mucho más rápido y seguro. Así que cada vez que aparezco por el ascensor (o por las escaleras, en el caso de que el ascensor se haya estropeado en ese momento. Lo del ascensor estropeado pasa como 3 veces al día, así que es una cuestión de suerte) con los perros tirando de mi como bestias, rápidamente me dice que le de las llaves, que me entrega diligente cuando vuelvo de mi paseo. Rápido e indoloro. Y yo lo agradezco oye, es como tener a una madre viviendo en el portal de tu casa. De hecho, ayer por la noche salí a tomar algo a un bar y le tuve que convencer de que no iba a perder las llaves en el bolso. Como conseguí entrar en casa sana y salva, supongo que me he ganado su confianza. 

Otro que me cuida mucho es mi vecino, ese que me presta la conexión a internet. Hace un par de días me invitó a tomar algo por la noche, pero tras ser masacrada vilmente por toda la población de mosquitos de El Cairo (si veis mis piernas salís corriendo) decidimos cambiar de bar. Mientras salíamos, me pregunta "que echas de menos de España?" y yo, sincera como siempre, le espeté "Conducir". Si señores, echo de menos conducir, yo era una mujer pegada a un embrague y ese apéndice de mi me falta, me falta mucho. Mientras mi querido vecino se descojonaba con mi afición a los coches, pusimos rumbo a la carretera que te lleva desde Cairo hasta el barrio de 6th October (donde vive María). Yo iba felizmente contándole mi experiencia de la semana pasada, cuando me decidí a coger un autobús sola por primera vez (si, esos autobuses que en mi primer viaje me parecían imposibles si no hablabas árabe) y tras sentirme tremendamente orgullosa de mi hazaña, el autobús decidió estropearse dejándonos en medio de la carretera, a 35º, hasta que llegara otro a buscarnos (luego mi madre me dice que estoy más morena, no te jode...). En fin, que no se si la historia le dio ideas, pero de repente veo que para en medio de la calzada, se baja, abre y puerta y me salta: "Conduce". 

Los cojones conduce. Por mucha carretera que fuera (la verdad es que además no había ni dios), aquí las normas de circulación básicamente no existen. Y para más inri, el coche es automático. Perdón, matizo: El coche es un pedazo de BMW 523, automático. Y yo soy fan del embrague y las marchas. Ésto no puede acabar bien. 

Al final cedo, me siento en el asiento del conductor, me hago un lio con los botones pero consigo poner el asiento a mi manera. Mi vecino pone la palanca en posición y yo me dispongo a conducir en automático por primera vez... en una autopista en El Cairo. 

Esquivo una moto. Bien. Esquivo una carreta. Bien. Adelanto a un autobús. Bien. Voy a 100. Bien. Me cambio de carril, al centro. Bien. Me canso del de delante. Adelanto. Voy a 120 y por la izquierda. Soy la reina de la carretera. El vecino me dice que la salida es la siguiente. Esquivo un coche, cojo la salida, freno porque el de delante va pisando huevos, me incorporo a la egipcia y haciéndole una buena pasada al lento de las narices. Esto me gusta. Consigo entrar en el Centro Comercial al que vamos sin atropellar a nadie, e incluso aparco sin abollar el coche. Si es que soy la leche. Pero por no tentar a la suerte, a la vuelta condujo él.  

Tras semejante subidón, al día siguiente me tocaba bofetón de realidad. Y es que tenía que ir con María a renovar mi visado. Y eso, aquí se hace en un bonito edificio llamado Mogamma. El nombre a mi me acojona, pero el edificio ni os cuento. 


La experiencia es surrealista de por si. Desde la chica que cada vez que entras y te registra el bolso, te pregunta si llevas cámara. En mi caso, a la 4º ya no me preguntó más. Las ventanillas...os aseguro que ningún edificio en España tiene tantas. Incontable. Os pondría una foto pero la chavala de la puerta dejó bien claro que las fotos no eran bienvenidas. Lo de las colas aquí es una quimera, y los funcionarios "a su bola", una especie que dominará el mundo. En fin... la parte buena? Que todas esas tiendecitas que veís en la puerta son puestos que venden de todo... sobre todo menaje de cocina. Gracias a ellos, ya tengo un exprimidor de limones, un picador de verdura, y un mechero para el gas. Vamos, que ya no tardo 10 minutos en encender el fuego. Si al final, ésto me va a tener que gustar y todo....

jueves, 10 de mayo de 2012

Por eso...



Levantarte de la siesta con una depre de caballo y echar de menos España

Recordar como no pudiste celebrar la anterior victoria por culpa de un examen

Que te hagan levantarte porque ni de broma van a permitir que te pierdas el partido

Correr como locas porque va a empezar y no llegamos

Que tu madre te whatsapee el primer gol cuando tu estás entrando en el bar

Movilizar a TODOS los camareros del garito para que encuentren el canal en el que se retransmite.

Que tu madre te whatsapee el segundo gol y que no sepas si alegrarte o acordarte de todos los muertos del mundo en general

Morirte del estres porque el único canal que retransmite el partido no funciona

Morirte de la alegría cuando al fin lo arreglan

Tomarte una copa (o dos) cuando tu no bebes, robar cigarros cuando tu no fumas. Un día es un día. 

Ver el tercer gol

Llorar a ritmo de CHAMPIÑONES, CHAMPIÑONES!

Sacarle fotos a la tele. Que la saquen por ti porque a ti no te sale. 

Tener un momento de exaltación de la amistad con alguien que lo merece

Que hasta el camarero te felicite por la victoria

Atreverte a pedir lo que quieres. Que te digan que si

Sentirte a gusto, muy a gusto

Sabor a sal

Despedidas con sabor dulce

Llorar con una canción que te han mandado solo para ti

Postear a las 4 de la mañana, cuando mañana madrugas

Por todo eso... por eso soy del Atleti

miércoles, 9 de mayo de 2012

Murphy hace turismo


Que yo ya no se ni porqué me sorprende... En el primer viaje también hizo de las suyas, pero debe ser que le gustó el plan de la mudanza y se ha venido conmigo cargada de nuevas energías. En el fondo lo hace por hacerme un favor, lo se. Yo llevaba un par de días preocupada porque pese a que no me faltan cosas por contar, veía que ésto se me iba a convertir en un blog monotemático sobre los usos y costumbres de los habitantes cairotas y tampoco es plan. Pero nada, problema solucionado, Murphy se encarga de que en la nube todo siga como siempre. 

Aquí hace un calor de narices. De hecho, estamos como en España en Julio. A mi me mola, porque el veranito siempre me ha dado buen rollo (en agosto me voy a enterar, ya veréis), pero claro, el pobre Oso lo lleva peor. En el piso se está bien, pero para los perros prefiero aprovechar las noches para dar paseos largos. Y eso es exactamente lo que hice ayer. 

Sería más o menos la 1, cuando me decidí a darles el último paseo antes de irnos a dormir. Deportivas, correas, collares, llaves... Nos vamos. Lo de los paseítos puede ser un placer o un deporte de riesgo, depende del número de gatos que nos crucemos por la calle (si os han dicho que en Egipto en su día gobernaron los faraones, es todo mentira. Aquí los auténticos reyes del mambo son los gatos), así que yo, que soy muy previsora, engancho las llaves en una de las correas para evitar que en un tirón de ésta panda de inconscientes, el llavero se me escape de la mano y tengamos un disgusto. Llamo al ascensor, coñe, hoy funciona y todo (depende de una alineación de Júpiter con Venus, llevo un par de días con suerte), aunque al parar, en vez de hacerlo en el punto justo se queda un poco alto. Oso se tropieza al subir, pero nada grave. Llegamos sanos y salvos al portal y nos ponemos a andar.

De noche se está genial en la calle: Corre una brisilla fresca, no pasan coches, apenas hay ruido... Y el Nilo tiene algo especial (vivo en una paralela, soy una afortunada y lo se). Tras un ratillo andando, volvemos a casa, dispuesta a acostarme pronto porque al día siguiente me esperaba madrugón + día duro. Saludo a mi Bawab (palabra egipcia para referirse al portero, ellos son los reyes del mambo después de los gatos), subo en ascensor (no se ha estropeado en el último cuarto de hora, milagro) y... donde narices están las llaves???

De la correa de Oso cuelga el llavero, pero la anilla con la llave no está. Venga ya. Miro y remiro las correas, el suelo, el ascensor.... Miro mis bolsillos, miro incluso si tengo bolsillos que desconocía.... Pero dónde narices se han caído???

En mi mente no se si reírme o llorar. Reírme por el flashback que me supone ésta situación, llorar porque es la una de la mañana y no tengo ni el móvil. Que narices, voy a reconocerlo, es que a mi me gusta el más difícil todavía: Como ya lo hice a 400km de casa y lo solucioné 2 veces, ahora vamos a intentarlo a 3500km y en un idioma extranjero. Redoble de tambores, porfa....

Doy gracias al cielo porque el bawab de esa noche (tengo varios porque el edificio está vigilado 24h, todos encantadores, pero algunos más que otros) es el único que habla algo de inglés y además se desvive por ayudarte en lo que sea. Bajo, le muestro mi problema, y pese al miedo que le tiene a los perros me acompaña a la calle a buscar la llave por la acera. Ni de coña, no la encontramos. Yo no paro de pensar que ojalá se me haya caído al engancharla en la correa, a lo mejor está en el rellano y yo no la he visto... Que si, que soy una optimista y lo se. Conclusión final, la llave se cayó por el hueco del ascensor cuando Oso tropezó al subir. Y esa debe ser la única noche que el técnico ascensoríl no viene a reparar nada...

Con lo que Murphy no contaba es con que soy una imprudente. Imprudente, porque pese a las recomendaciones de todo el mundo, no suelo echar la llave cuando saco a los perros. Y gracias a eso, algo de maña, y a un par de patadas bien dadas, mi querido Bawab me abrió la puerta en 5 minutos. La cerradura quedó para el arrastre, pero otros 2 martillazos, y al menos la puerta cierra. Eso si, sin llave, porque la que tengo de reserva está doblada (cosas de Oso de nuevo) y no hay cristo que la use. Podía haber sido peor. 

La cosa se solucionará mañana, cuando cambie la cerradura (ya lo hicieron cuando me mudé, son 5 minutos y la cerradura cuesta 4 duros), porque aquí no se fían ni del técnico del ascensor y mi bawab insiste en que eso de tener una llave perdida es peligroso. Prometo que es la última vez que pierdo una llave, con 3 sustos en menos de un año tengo la lección aprendida. 

Eso si, Murphy tiene sentido del humor, y además del fino: Ésta mañana, paseando por la calle con los perros, me he encontrado una llave tirada en la acera. No, no era la mía, pero al menos se la he podido dar al Bawab del edifico más cercano. Espero que mi cara de decepción fuera suficiente como para evitar que todo el peso de la maldita ley murphiana caiga sobre mi por haberle fastidiado el plan con alguno de mis pobres vecinos....

domingo, 6 de mayo de 2012

Premios por triplicado

....entrada que también podía recibir el nombre "Soy una mierda de persona". Porque tiene narices que, encima que os acordáis de mi y me premíais, yo me olvide de recoger los premios. Siempre, siempre, siempre me hace mucha ilusión, tanto recogerlos como pasarlos (por cierto, no entiendo la nueva moda de la blogosfera de no pasarlos. Que si, que es un coñazo enlazar, pero yo que se, a mi me gusta...) pero con el lío de la mudanza siempre lo dejaba para otro día. Total, que se me han acumulado 3 y es imperdonable. Vamos allá!



El primero de todos viene de la mano de Rocío de De lluvias y paraguas, bloguera que no necesita presentación, ya que sin duda es una de las personas más dulces y especiales de ésta blogosfera. Desde aquí no solo quiero darle las gracias por el premio, si no también por apoyarme en la distancia durante la mudanza. Gracias maja, a veces cuatro lineas levantan el ánimo. 

Me toca contestar a 12 preguntas:

1. Una sensación: Ahora mismo, incertidumbre, pero de la buena. 
2. Un adjetivo: Inconsciente. Me lo he/han llamado unas 20 veces en el último mes. 
3. Una palabra: Alegría. 
4. Un momento alegre: Hace 5 minutos, cuando he visto la foto del primero regalo del día de la madre de mi querida Cris. Mi niña, en la distancia seguís siendo mi familia. 
5. Una noticia feliz: Que encuentre un buen trabajo. Ahora mismo sería la mejor noticia
6. Una sonrisa diaria: La que me arrancan los perros al despertar. 
7. Un objeto que te recuerde algo especial: Miles. Pero de los que me he traído aquí, el cuadernito que me regaló Aroa antes de venir. 
8. Una sorpresa: La que me llevé durante cierta conversación con cierta persona en la que descubrí que a lo mejor yo no le era tan indiferente. No lo esperaba en absoluto. 
9. Una mirada recibida en un momento concreto: Más bien la no mirada mientras se apelaba a 10 años de amistad. Si me pinchan no sangro. 
10. Un día que te sintieras especial: Cada vez que piso la calle aquí me siento especial. 
11. Un pensamiento al ver una foto antigua: Los tiempos pasados eran más sencillos....
12. Una prenda de ropa que guardes con cariño: Mis 2 pañuelos palestinos. Me acompañaron durante todo mi primer viaje a El Cairo y les tengo mucho mucho cariño, son parte de mi. 

El 2º y el 3º premio vienen de parte de mi sister Mo, de Blogueando - De mi peque y otras cosas. Gracias sister, te digo lo mismo que a Rocío, sin vuestro apoyo ésto no sería lo mismo. Vuestra energía positiva me llega con creces, de verdad :-) Y también gracias a todas las que me mandaron ánimos a través de los comentarios. Sois la leche. 

Éste premio, que por cierto me encanta porque en alemán significa "Blog favorito", no lleva penitencia. 


Éste premio, que por cierto me viene guay para darle un poco de color al nuevo diseño de mi blog (os gusta?), pide que me defina con una frase. Iba a decir una ordinariez, pero me la guardo... Que difícil, no? Me voy a quedar con una frase que usaba para firmar en los scouts (tradición antigua que si alguna vez viene al caso explicaré) que dice: "No se trata de ver lo que aún nadie ha visto, ni de escuchar lo que aún nadie ha escuchado si no de saber lo que aún nadie sabe sobre aquello que todos ven". Reflexionad sobre ello :-P

El último premio viene de la mano de la divertidísima Plagiando a mi álter ego (a la que por cierto debo un San Google). El caso es que como no tiene imagen, le voy a poner yo una porque me da la gana:


Hala, así nos reímos todas. El premio consiste en contestar otras 5 preguntas:

 - ¿Duermes con calcetines cuando hace frío?: Si. Poco sexy, lo se, pero recuerdo que voy camino de los 3 años de soltería. Tengo derecho.

- Una película con la que te avergüence admitir que has llorado: Teniendo en cuenta que lloro con el anuncio de la madre de Nadal... cualquiera. Creo que lloro hasta con las pelis de Katherine Heigl

- ¿Cuál es tu estación favorita?: Verano. Veremos si después de pasarlo en El Cairo sigo contestando lo mismo

- Amar es…: Ya no me acuerdo. Cuando lo haga prometo buscar una respuesta a ésta pregunta. 

- Odiar es…: Una absurda pérdida de tiempo y energía. 

Y ahora las premiadas:

Para el premio "Sueños en el aire":

1. Irene de Mis tortuguitas: Porque ha estado TAN pendiente de mi éstos días que solo tengo palabras de agradecimiento. De verdad que gracias por apoyarme tanto. 
2. Rachel de Como ser mamá y no morir en el intento: Por saludarme y animarme TODAS las mañanas a través del chat del Facebook. 
3. Merengaza de Merengaza y otros dulces, la que entró a la blogosfera sin intención de escribir y ahora tiene un blog estupendo. Por sus comentarios se que también ha estado pendiente de mi. 
4. TC de Mi vida sin hijos Porque me gusta su blog y porque uno de sus comentarios me hizo sentir TAN bien, que tiene que estar en ésta lista. 
5. Annie74 de Las cosas de mi pitufo Porque siempre me acompaña
6. Plagiando a mi alter ego No vaya a ser que nos quedemos sin post de los sábados :-P

El Liebster blog va a ir para 2 de las taradas: Porfin como premio por sobrevivir al día de ayer, y Jeza por poner en marcha ese proyecto tan bonito como es 2deFoto. Pasaros que vale la pena. A las otras dos taradas las digo que las quiero :-P

El blog original va para 2 blogueras cuyos blogs acabo de conocer, pero molan mucho:

- Lady Cobijo de En un rincón del mundo

Y el premio "Caballo sonriente" (si es que soy de un original bautizando que doy miedo...) va para:

- Mo de Blogueando - De mi peque y otras cosas por ser mi sister en la distancia
- Lady Kitty de De humanos y peludos porque por culpa de blogger la tengo perdida
- Eva de Opiniones incorrectas, aunque un premio no sea lo más adecuado para darte el pésame por tu abuela, tu sabes con que intención va. 
- Mami de una monita porque también me ha acompañado durante los momentos más bajos. 

Y me quedaría una 5º persona, pero eso si que lo dejo libre... Para todos aquellos que habéis estado pendientes de mi. Se que también ha llegado gente nueva, gente que me ha dejado comentarios maravillosos, gente que me ha mandado mails que agradezco una barabaridad (prometo respuesta en breve)  y que todavía tengo que descubrir. Perdonad que no me de la vida, pero prometo que me voy a poner al día ya. 

Por cierto, aclarar también que NO me he sumado a la moda de no contestar comentarios. Yo contesto a todos y lo voy a seguir haciendo. Lo que pasa es que éstos días tengo que elegir entre contestar y publicar y prefiero teneros al día. 

Por último, en breve álbum de fotos nuevo en el Facebook de la nube :-) Feliz domingo!!!

jueves, 3 de mayo de 2012

Gente mágica


Dentro de lo que cabe, soy una persona afortunada. Porque aunque a veces las cosas me salgan mal, tengo la suerte de encontrarme gente buena. Gente dispuesta a ayudar en lo que sea. Gente que me está tendiendo una mano cuando más lo necesito. Gente que vale su peso en oro.

Los comienzos no son fáciles, eso ya lo se, pero yo me estaba derrumbando por momentos. El susto del piso fue muy grande, un mal comienzo que me costó superar. Cuando al fin tuve un techo, me vi sola con los perros, en un apartamento sin luz natural, sin internet, sin tele, sin móvil y debido a un tema del baño, con el constante sonido de agua cayendo. Por si alguien no lo sabe, lo del aguita de las narices es un método de tortura china. Y uno bien jodido, por cierto.

Lo del trabajo no contribuyó a mejorar mi humor, pero la puntilla fue encontrarme a Oso enfermo un viernes por la mañana (aquí festivo, por si alguien no cae) y yo sin coche y sin saber como llegar al veterinario (ni a que veterinario, ya de paso). La cosa se solucionó rápido y el perro a día de hoy está como un toro, pero el susto que me llevé, la sensación de impotencia, la culpabilidad... pudieron conmigo. Mentalmente no tenía ni fuerzas ni ganas como para seguir luchando, sobre todo tras saber que debido a algunas cuestiones familiares, a lo mejor era más necesaria en España que aquí. Y ese día me rendí.

Lo que yo no sabía es que antes de todo ésto, el Sr. de La Sexta ya había puesto en mi camino a las personas que iban a ayudarme a superar todo ésto.

El sábado por la noche fui a jugar al futbol a un club cercano con una gente que había conocido. La verdad es que no me apetecía nada, pero como pillaba cerca y llevaba todo el día en casa, pues fui. Lo pasamos muy bien, y luego uno de los jugadores se ofreció a llevarme a casa. Me dejó en la esquina de casa, y mientras andaba hacia el portal me encontré a una mujer y su hija paseando 2 cockers. Me acerqué a los perros, empezamos una charla e intercambiamos teléfonos. El lunes por la mañana, F. (así se llama la hija, tenemos la misma edad) me llamó para ir a un parque cercano con los perros. Accedí, y entre zumos de Melón (no sabéis lo buenos que están los zumos aquí, la leche) le conté que iba a volver a España. Las narices! F. ha hecho todo lo necesario como para que yo me pueda quedar. No solo me ha presentado gente, me está consiguiendo trabajo... también me ayuda a acostumbrarme, a sentirme apoyada, a saber que tengo alguien a quien recurrir, que le puedo preguntar todo lo que necesite. Es una chica espectacular, y sin ella sin duda ya estaría de vuelta en España. Gracias a quien sea que la puso en mi camino, porque ha sido un regalo muy grande.

Quedaba otro paso, que era hablar con M. Sinceramente pensé que mi marcha le iba a dar igual, pero para mi sorpresa, no le hizo mucha gracia. El mismo domingo por la noche nos vimos, y para mi enorme sorpresa me volví a encontrar con el M. que yo conocía, no ese ser extraño con el que no paraba de discutir. Ya sin tensión y sin malos entendidos pudimos hablar y creo que fuimos capaces de entender la posición del otro. No quiero dar muchos detalles porque no creo que le haga mucha gracia, pero me dio el empujón que necesitaba para luchar. Me fastidia reconocerlo, pero es inevitable, necesitaba que estuviera ahí.

La situación a día de hoy es bastante... inestable. No tengo claro en que voy a currar, ni donde, ni nada... Pero las ganas y las fuerzas las tengo, todas las del mundo. El Cairo y yo nos hemos vuelto a enamorar, ésta vuelve a ser la ciudad que yo recordaba y ahora si, estoy aquí para quedarme.

Para terminar, que sepais que sin vuestros comentarios, mails, mensajes, whatsapps, etc.... todo hubiera sido más difícil. Es impresionante como me habéis apoyado. Gracias de verdad.