miércoles, 25 de diciembre de 2013

La eco de la semana 20

Prometí que no tardaba mucho en venir a contarlo, y he hecho lo que he podido. De hecho, vosotros estaréis por ahí disfrutando de la comida de navidad, y yo estoy aquí, contando la aventura del lunes, que creo que ha sido uno de los momentos más bonitos y divertidos de este embarazo. Ya era hora de que empezara lo bueno, no? Los que habéis pasado por Facebook o Twitter ya sabéis como acaba la historia, pero espero que al menos disfrutéis con la "sucesión de los hechos". 

Desde la semana 6 yo he tenido la "intuición" de que PF era una niña. Esa intuición se ha ido haciendo mayor según han ido pasando las semanas, hasta el punto de que yo aseguraba con todo el convencimiento del mundo que sabía que tenía razón, y tampoco me molestaba en discutir mucho con Tarek sobre los nombres de niño. Había gente, como Tarek mismo, que aseguraban que me iba a pegar un buen planchazo, pero yo les mandaba a todos a paseo. No hay nada como la intuición de una madre, hombre ya. 

Maticemos un punto. No es lo mismo intuir que es una niña que querer una niña. Yo por querer, la verdad es que me daba bastante igual. Mi mente estaba totalmente hecha a la idea de que era una niña, me sentía cómoda con la idea y me hacía mucha ilusión tener una peque a la que vestir de rockera. En mi familia somos mayoritariamente niñas y en la de Tarek también, aunque por menos. Vamos, que una niña era básicamente, lo "normal". Si pensaba en un niño la idea me resultaba más bien "extraña" y desconocida, aunque precisamente por eso quizás más divertida. Por otro lado, sabía que debido a las tendencias hiperprotectoras del Señor Padre, mi paz mental agradecería un niño. Precisamente por eso, porque mi vida es un "más difícil todavía", estaba todavía más convencida de que era una niña. 

El fin de semana lo pasamos contando las horas para que llegara el lunes, deseando ver a PF, comprobar que todo sigue bien, y sobre todo, desvelar la X. Y precisamente nuestro gran miedo es que no consiguiéramos ver lo que es, no solo por las piernas cruzadas de la última vez, si no porque PF parece que las mañanas las dedica a dormir y ya en las ecos anteriores no hubo quien le moviera. 

(Nuestras armas contra la pereza de PF)

9:30 de la mañana y Tarek y yo salimos armados y bien armados hacia el hospital. La coca cola y el chocolate, nuestra mejor arma para despertar a est@ dormilon/a. Mientras que yo le iba cantando con la radio a Tarek eso de "this GIRL is on fire" (eso tenía que ser una señal), iba repitiendo en mi cabeza la escena que ya llevaba imaginando al menos un mes. 

Llegar a la eco, que de nuevo me ignoren y empiecen a hacer todo a su bola sin explicarme nada, acabar preguntándole a la ecografista si se ve lo que es, que me diga que no se ve, intentar moverl@, quizás probar con el chocolate o la coca cola... y con un poco suerte que me confirmaran que es una niña, seguramente llorar de la emoción (porque yo ya lloraba solo de pensarlo) y confirmarle a Tarek y a todo el mundo que yo tenía más razón que un santo. 

Lo que en realidad sucedió fue lo siguiente. 

Llegamos, la ecografista es diferente a la de la otra vez. Me mira a la cara, me sonríe, parece maja. Hay un biombo que separa la cama de la puerta para que no todo el mundo pueda admirar tus partes si entra alguien (cosa que sucedió en la eco anterior....4 veces). Me explica lo que vamos a hacer, me recuerda que tengo una pantalla para ver lo que quiera, y que Tarek puede mirar con ella. Comienza a mirar y sin que yo le pregunte nada me va explicando: "mira, esto es la cabeza, puedes ver la nariz y la boca. Ahí tienes la tripa, un brazo... mira, un pie! (primer plano del pie con todos sus deditos y consiguiente babeo de Tarek y mio). Ahí se ve el femur..... (silencio de 10 segundos)... es un varón....

EN SERIO??????

Si mujer, mira! A mi no me queda ninguna duda, se lo traduzco a Tarek, que se queda a medio camino entre descojonarse de mi, o sonreir cual gato de Chesire. 

Pero vamos a ver... esto cuando ha sucedido??? Pero si yo iba totalmente mentalizada para que nos costara verle una barbaridad, ya dejando a un lado el resultado, que obviamente no me esperaba. Un niño!!! Vamos a tener un niño!!!! Ahora la que sonríe como una boba soy yo. 


Por lo demás está todo muy bien, pesa unos 400gr y está perfectamente sano. Antes de salir, por si acaso, volví a confirmar con la ecografista que no se equivocaba. Palabras textuales: "Estoy 100% segura de que es un niño". Vale, queda claro. 

Al salir de la eco me presto, merecidamente, a que Tarek me patee el culo, porque me lo he ganado con creces. Una vez aclarado el punto de que no tengo precio como vidente, pasamos a flipar en colores, Tarek se marca una Deliranza como celebración (no tengo claro si celebra que sea niño o que el tenía razón y no yo) y nos ponemos a llamar a medio mundo en estado de euforia para contarles la noticia. Pero como es lunes por la mañana no nos contesta al teléfono ni el tato, así que nos quedamos con la euforia para nosotros, hasta el punto de que somos capaces de decidir el nombre sin discutir. PF, fuera de este blog se llamará Omar (por favor, el acento en la O, no en la A). 

Conclusiones de todo esto:

1. Mi intuición es una mierda
2. No se que fue mayor, si el shock de saberlo con tanta facilidad, o el shock de haber estado equivocada hasta ese día. 
3. Me hace una ilusión brutal que sea un niño. Una niña también me hubiera hecho seguramente la misma ilusión, pero lo dicho, el hecho de tener menos experiencia con niños hace que me apetezca por desconocido. 
4. Voy a ser una suegra terrorífica
5. No es tan complicado hacer una ecografía con empatía y buen humor. 

Para nosotros desde luego ha sido un regalo de navidad precioso. Ahora si que tenemos motivos para que esta nube sea azul, muy azul. 

PD: Matt, Mo, Eva y Merengaza, enhorabuena. Acertasteis más que yo! 

viernes, 20 de diciembre de 2013

De desapariciones, ballenas varadas y adivinanzas


Pues lo dicho, que estoy desaparecida. La culpa es total y absolutamente de Jazztel, que lleva más de 20 días para instalarme la ADSL. Yo ya no se con quien más pelearme para que me pongan la maldita conexión, y os juro que cada día me desespero más. Porque me aburro, porque Tarek no puede hablar con su familia, porque no puedo preparar mis clases particulares si no tengo Internet y porque los post se me acumulan en la cabeza y no salen, y no me mola nada. Os echo de menos.

En fin, entre bronca y bronca con Jazztel, hemos llegado a las 20 semanas de embarazo (20+5 hoy). Novedades, pocas. Los vómitos siguen ahí, más espaciados, pero siguen. Los ardores, idem de lo mismo. Los problemas de digestión, esos ya me voy mentalizando que me van a acompañar hasta el final del embarazo. Vamos, viejos conocidos, no os cuento nada nuevo 

Las novedades son que tengo una tripa no se si considerable, pero que desde luego ya no se puede ocultar. Gracias a Madi de De abejas y semillitas, ya no soy una mujer encadenada a unas mallas, lo cual ha hecho que mi humor suba muchos puntos. Gracias cielo, ya sabes que nunca podré dejar de darte las gracias por todo. Lo unico que me hace sentirme rara es verme sin piercing en el ombligo, en la semana 18 me lo tuve que quitar porque corría el riesgo de tener un accidente serio. Alguna otra agujereada que me pueda contar como ha hecho para que no se cierre el agujero????

 La barriga me ha hecho descubrir otra de las maravillas del embarazo, que yo pensaba que era un mito pero va a ser que no. Cuando yo leía a otras madres comentando eso de que se sentían cual cucaracha panza arriba cuando tenían que salir de la cama, pensaba que exageraban. Venga ya hombre, si salir de la cama o levantarse no puede ser tan complicado... Pues bien, lo es. La primera vez que tuve que pedir ayuda para levantarme del sofá, se me quedó cara de panoli y me disculpé mentalmente con todas aquellas a las que había tachado de quejicas. Mea culpa, y antes de que me lo digáis, ya me lo digo yo: Y LO QUE ME QUEDA. 20 semanas y me siento ballena varada. No quiero saber que será de mi en la 39. 

Lo bueno es que PF ya se hace notar. Desde principios de la semana 19 ya se empezaban a intuir movimientos, al principio suaves, luego ya más evidentes, hasta que hace un par de días por la noche tuvimos un momento "pedazo de patada que me acaba de meter". Lo que me acojona es que siempre se activa de noche, así que sospecho que me puedo empezar a despedir del buen hábito de dormir... y yo que decía que era tranquil@. 

Gracias a estos movimientos hemos descubierto que PF, gracias a Dios, tiene buen gusto musical. Entre sus favoritos se encuentran The Mamas and the Papas y... Marilyn Manson. No puedo estar más orgullosa, PF promete!!!

De lo que tengo ganas es de quitarle ya el mote de PF y empezar a llamarle por su nombre. Si esta vez se deja, el próximo lunes 23 por la mañana tengo la eco de las 20 semanas, así que al fin sabremos si es niño o niña. Yo tengo una apuesta muy clara, pero me gustaría conocer la vuestra. Tendremos faraón o faraona? Prometo que el lunes os lo cuento sin falta por Facebook y Twitter en cuanto salga (en el blog no lo puedo prometer. Quejas, a Jazztel)

Y por si no consigo volver a pasar por aquí antes del 24, os deseo una muy feliz navidad. Yo como regalo solo pido una ADSL....

jueves, 19 de diciembre de 2013

Navidades a distancia


No, no me he vuelto a marchar, sigo aquí. Con mucho pendiente de contar y con mucho mono de blog, pero no es mi culpa, es culpa de cierto técnico al que parece que no le apetece venir a mi casa a instalarme Internet. En fin…

Por hacer un resumen de la situación actual, estoy disfrutando de volver a vivir unas navidades en España. Que si, que yo siempre me he quejado mucho de las navidades, que si el consumismo, que si eso de poner luces en noviembre… No me quejaré nunca más. Las navidades en España molan mucho, y punto. Y cuando tienes un marido extranjero más. Tarek está flipando en colores con el anuncio de la lotería (creo que va a tener pesadillas con Raphael) y ayer casi me ingresa en un psiquiátrico cuando me vio rodando literalmente de la risa al ver una parodia de los anuncios típicos de navidad. Lo de las burbujitas ya lo ha pillado, pero verme cantar “Vuelve a casa vuelve, vuelve a tu hogar” a voz en grito puede traumatizar a cualquiera. Lo siguiente es llevarle a ver Cortilandia. Si se me divorcia no le podré culpar.

Digo yo que vivir las navidades en otro país europeo puede molar, pero en Egipto el ambiente navideño era bastante nulo, y bueno, nada que no sepáis del año anterior. El poco ambiente que conseguimos crear vino de mano de la arizónica disfrazada de árbol de navidad, y de los 4 paquetes de turrón que mi familia me hizo llegar a través de una vecina egipcia. Estuvimos comiendo turrón hasta abril.

En ese momento, hubiera matado por un paquetito desde España. Nevaditos, algo de mi decoración navideña, unos chocolates alemanes que solo se venden por estas fechas y que me pirran… Por un roscón ya hubiera matado. Me hubiera facilitado mucho las navidades a distancia, pero lo del envío era complicado. Algunos ya sabéis que recibir paquetes en Egipto era casi misión imposible, los que se envían por correos generalmente no llegan (alguien tiene la mano muy larga en las oficinas postales egipcias) y los servicios de mensajería, por lo visto, eran caros. Digo por lo visto, porque todo fue lo que me vino de oídas, y tampoco encontré nadie en España dispuesto a llamar a 5 o 10 compañías y comprobar si había alguna opción que se pudiera pagar. No les culpo. La técnica que hemos usado siempre desde allí es encontrar algún conocido que volara desde Madrid a Cairo y se ofreciera a traernos algo. Barato, pero en ocasiones poco práctico, y además obviamente mandas lo justo porque no es plan de abusar.

El caso es que el otro día me llegó información sobre Packlink, que es una web que compara las tarifas de diferentes empresas de transporte. No hay limitación geográfica, y la web directamente te compara los precios entre más de 10 empresas de transporte (correos incluido). Personalmente me parece la mar de práctico, lo primero porque en el comparador se incluyen empresas que yo o no conocía, o a las que no se me hubiera ocurrido consultar y que a lo mejor tenían un buen precio. Por otro lado, creo que ahorra una barbaridad de tiempo y esfuerzo (en llamadas a un 902, desplazamientos a una oficina a preguntar, o buscando por internet).

El proceso es muy rápido. Metes el origen, el destino, y las medidas y peso del paquete (ojo, pesadlo bien, no vale a ojo) y automáticamente te calcula el precio entre varias empresas. También te informa de cuando lo recogerían y cuanto tardaría en llegar. En mi caso, de una empresa a otra llegaba a haber diferencias de más de 100€, así que desde luego me valía la pena comparar, sobre todo porque en un caso el precio no es nada disparatado. Como cada día hay más blogueras expatriadas, a lo mejor a alguna todavía le da tiempo a recibir un paquetito desde casa, que se por experiencia la tremenda ilusión que hace.

Cruzad los dedos por mi, a ver si esta semana al fin tenemos internet y me da tiempo a volver antes de las navidades!

lunes, 25 de noviembre de 2013

De vaqueros, urgencias y venganzas


Os adelanto que no me quedan así ni de coña

Hoy venía yo muy contenta porque quería celebrar con vosotr@s que por primera vez después de varios meses (no quiero contarlos) y gracias a mi querida Cris "LaMamáDeLadyMarian", he podido ponerme unos vaqueros. Eso de verme más o menos yo, bastante más grande, pero yo al fin y al cabo, y sin tener que atarme los pantalones con una cuerda (gracias Mamá en Bulgaria, me salvaste el sábado!), me ha sentado la mar de bien. 

El caso es que poco después he descubierto que no me puedo cerrar mi abrigo (largo 3/4). Obviamente, estando de 17+1 esto no es un problema de tripa, es que no me cabe el culo. Ya no soy tan feliz. 

En fin, a lo que iba. Leía yo ahora mismo en el blog de 1Madre in Italy (un día os tengo que hacer una recopilación de blogs de expatriadas, que justo antes de venir descubrí unas cuantas joyas que no os podéis perder. Las 2 ya mencionadas obviamente son un gran ejemplo) un post sobre la violencia obstétrica, en el que termina preguntándonos que hemos hecho cada uno de nosotros para poner fin a este problema. Pues bien, como yo tenía pendiente contároslo, ya de paso aprovecho. Me he trasladado de hospital. 

Se que en estos casos, cuando hablamos bien o mal de un centro sanitario, no se suelen dar nombres. Yo los voy a dar, por 2 motivos. Lo primero, porque todos sabéis la zona en la que vivo, por lo que adivinar mi hospital de referencia no es muy complicado. Además, aparece en post anteriores. Lo segundo, porque creo que igual que hacemos críticas negativas, es importante que hablemos también de los casos en los que recibimos una buena atención, y como ha sido mi caso, pues hablo de ello. 

Los motivos por los que me he marchado de Puerta de Hierro quedaron claros en el último post. Conste que antes de pedir el traslado, puse una queja por la atención recibida y por el tema del consentimiento informado. OJO: Soy consciente de que PH tiene muy buen equipo, que hay mucha gente que está muy contenta con la atención recibida y que los protocolos han cambiado. Lo se además porque cuando pasé la noche en urgencias la pasé en un paritorio, el equipo fue muy amable y las habitaciones están medianamente equipadas por un parto natural. Pero yo, tras la atención recibida, no estaba ni satisfecha ni cómoda, no lo veía un sitio seguro. Y además, en mi opinión personal, tener un parto respetado en PH es cuestión de suerte. Y yo no me la quiero jugar. 

El hospital al que me he trasladado es el hospital de Torrejón, del que me habían hablado muy bien. Tras ir a una charla sobre sus protocolos y su filosofía a la hora de atender el parto, quedé totalmente convencida y este SI lo siento como un sitio seguro para ir a parir. Así que a partir de ahora, será el hospital en el que me atiendan. 

Por desgracia, el pasado miércoles (justo al día siguiente de solicitar el traslado) tuve un sangrado repentino y tuve que ir a urgencias. Por distancia ambos hospitales en ese momento me pillaban igual, y preferí ir a Torrejón. No voy a entrar en detalles porque no me quiero alargar, pero solo destacar 4 detalles:

1. El tiempo de espera fue menor que en PH, aunque en PH estaba yo sola en la sala de espera y en Torrejón eramos 4. 

2. Me revisaron pero NO me hicieron un tacto (recordad que en PH me hicieron uno porque vomitaba, y que la ginecóloga me dijo directamente que no era necesario). En la revisión la ginecóloga fue muy cuidadosa, pese a que yo iba histérica, y se lo tomó con paciencia. 

3. Acto seguido me hizo una eco y no tardó ni 10 segundos en ponerme el latido, para que me quedara tranquila y viera que estaba todo bien. 

4. Me explicó más sobre lo que estaba viendo en 2 minutos de ecografía, que en PH en 20. 

Vamos, que estaba todo bien, fue una simple vena rota. Y lo importante es que me sentí muy bien tratada y sobre todo, respetada. 

Para que no todo sean dramas... El sábado me monté un planazo... uno bueno de verdad....divertido a muerte... se que os vais a morir de envidia cuando os lo cuente porque....que hay mejor que una buena VENGANZA como plan de sábado por la mañana, y sobre todo si se sirve en plato MUY frío???? Pues nada, obviamente, donde irá a parar.... 

Recapitulemos hasta Noviembre de 2011. Ese día en el que me saqué el carnet de conducir carritos. Ese día en el que pasamos la hora del café haciendo cola por una muestra de potitos. Ese día en el que descubrí que hay gente que lleva maletas para guardar muestras. Si, estoy hablando de cuando fuimos a la feria Bebés y Mamás (y los padres que se j@#€n) hace 2 años

Que conste que no es culpa mía, es culpa de Cris que me lo pone en bandeja. Cuando me di cuenta de que su propuesta para comer y pasar el día coincidía en día con la feria, no lo pude evitar... "Oye, que te parece si vamos?" Y Cris, que es una santa, me dijo que si. Pero obviamente, esta vez no pagamos la novatada y fuimos preparadas. 

No, no nos llevamos maleta, obviamente. Pero a cambio tampoco nos llevamos el carrito (Lady Marian ya es mayor como para no necesitarlo), que yo ya tendré tiempo de revalidar el título si hace falta. Tampoco hicimos ni una sola cola para conseguir ni una sola muestra, no solo porque no nos iba la vida en ello, si no también porque había 3 colas que directamente te daban ganas de suicidarte. 

Que si no conducía carritos y no hacía colas kilométricas por un potito, que narices hacía yo en la feria? Pues cosas muy interesantes, como pasarnos por algunos stands para ver ropa rockera y portabebés (obviamente en stands diferentes), reirnos del bebé gigante (y totalmente horripilante nivel peli de terror) que Nestlé plantó delante de su escenario, y flipar con la carrera de carritos. Porque si, montaron una carrera de carritos. Con conos para hacer slalom, bandera a cuadros y animador cargante incluidos. Pero si ganabas no te daban un carnet, de sacaban por una pantalla gigante y creo que te daban muestras de algo. Nos fuimos antes de que se nos saliera la mandíbula.

Pero yo sería una embarazada muy cabal si no hubiera hecho mi propia "pifia de embarazada". Y es que vi el Stand de Ecox 4D y no pude evitar acercarme a pedir precios. Y cuando me acerqué, descubrí que estaban haciendo ecos allí, en vivo y en directo. Y pregunté. Y me dijeron que si, que hacían 5 minutos de ecografía 4D totalmente gratis. Obviamente me faltó tiempo para apuntarme. A mi y a 100 personas más, así que tuve que esperar como 3 horas para hacérmela, pero yo no podía irme de allí sin mi eco. 

Eso si, yo no esperé 3 horas en una cola, que aquí lo montaban bien y daban números. Nos fuimos a comer, a tomar un café, y de vez en cuando íbamos pasando a preguntar como iban. Cuando ya nos empezamos a desesperar dieron un acelerón importante y de repente me vi que, mucho antes de lo esperado, era mi turno. Toda mi ilusión, enterarme si PF es niño o niña, aunque fuera en una feria con 50 personas mirando. 

Os adelanto que no nos dio esa alegría, porque cruzó las piernas bien cruzadas con el cordón pasando entre ellas. Pero si pudimos contarle los dedos de las manos y los pies, ver que se mueve bastante y pega patadas (aunque yo no lo note todavía) y que parece que el corte de la cara va a ser similar al mío. Eso si, Tarek insiste que la nariz es suya (dejadle hombre, que le hace ilusión). 

Después de esto, y revisando el video mil veces por el camino, nos fuimos a casa agotados, contentos... y sobre todo convencidos de que el año que viene no volvemos. Yo no me meto ahí con un bebé ni de coña. 

viernes, 15 de noviembre de 2013

Resumen del 1º trimestre de embarazo



Que ya al final, en vez de contároslo por semanas, os lo resumo. Casi mejor, porque tampoco ha habido mucho (bueno) que contar. 

Lo primero disculpadme por la ausencia, pero es que tengo 2 estados: Encontrándome mal y haciendo aquellas cosas que no hice mientras me encontraba mal. En la lista de tareas siempre estaba el blog, pero no le ha tocado hasta hoy. Además ya sabéis que tengo cierta dificultad para contar penas, aunque al final no me quede otra. 

Lo primero, que nadie se preocupe por mi negativismo, que PF está estupendamente bien. Como podéis ver en la eco, tiene una postura la mar de cómoda y sabemos que está muy bien ahí dentro. Lo segundo, siento verlo todo tan negro, pero es como me siento. Se que no debería ser así, y ya se me pasará, pero ahora mismo es lo que hay. 

A lo que íbamos, el primer trimestre. Pues bien, ya sabéis que se ha caracterizado porque me he pasado los días vomitando y porque me he quejado insistentemente por las nauseas. Pues bien, las nauseas no han sido exactamente el problema, la evolución ha sido así:

Semana 6: Aparecen por primera vez las nauseas, pero aparecen NON STOP. A los 5 días el gine decide darme medicación, pero resulta que baja la tensión, por lo que paso varios días en la cama.

Semana 9: Las nauseas desaparecen definitivamente, pero dejo de digerir la comida. Todo lo que como después del desayuno se queda en mi estómago como si me hubiera tragado una piedra, para acabar saliendo horas después. En un día bueno, vomito 3 o 4 veces. En uno malo, a la 7º u 8º tengo que mandar a Tarek a la farmacia para comprarme la medicación que para los vómitos. Eso ha pasado ya 3 veces, 2 en Cairo (una de ellas, el día antes de venir, mientras hacía maletas) y otra en España, justo el día antes de terminar el 1º trimestre. Esa vez pasé la noche en el hospital, hasta que medio volví a ser persona. 

Es cierto que al llegar a España (de unas 11 semanas, es que los cálculos han cambiado ya unas 4 veces) tengo un par de días buenos que me permiten comer de todo, pero al 3º todo se va al carajo y vuelvo a mis "momentos piedra". 

La solución parece fácil, verdad? Come menos. Pues no es tan fácil, porque cuando mi cuerpo entiende que lleva demasiado sin comer y que el estómago está vacío, también vomito. Y en ese caso son los ácidos gástricos y duele a morir, así que mejor lo evito. 

Otra solución sería comer cosas de fácil digestión, no? Pues que alguien me de una lista porque he vomitado cosas tan variadas como manzanas, sopas, agua... Lo único que no he vomitado nunca han sido las patatas fritas, es curioso... 

Consecuencias de todo esto? Pues lo primero, un ardor de...estómago? garganta? No lo se, pero duele un montón. Lo segundo, una consecuente mala leche bastante grande por estar harta de estar dolorida a todas horas. Si le sumamos unas hormonas que hacen que esté hipersensible y que todo me siente fatal, pues os podéis hacer a la idea....

En cuanto a los cambios físicos.... Pues si, tripilla si que hay. A partir de la semana 8 ya solo podía ponerme un pantalón, y a partir de la 11 ya no me podía cerrar nada. Gracias a la maravillosa moda Premamá que me he ido encontrando por las tiendas (anda que no me he acordado de Madre y Mas), ahora mismo solo tengo un par de mallas. Y creo que ahí radica buena parte de mi trauma. 

Cuando te tiras las primeras 11 semanas de embarazo sin poder salir de casa (cuando no eran los vómitos eran los mareos, y si no teníamos al amigo toque de queda) y vomitando como si no hubiera mañana no comes lo que debes, comes lo que puedes. Si a esto le sumamos que he descubierto el maravilloso mundo de los olores (que bien vivía sin olfato, joe) y de los ascos, lo que hacía que cocinar fuera misión imposible y quedaba en manos de Tarek o del servicio a domicilio... pues obviamente me he puesto como un obús. Y una Drew dolorida, fastidiada, sin ropa y como un obús....Pues es una Drew deprimida. Es lo que hay. Hace 6 meses existía una versión de mi que ya ni recuerdo... y solo estoy empezando. Tengo miedo....

En cuanto a revisiones médicas: Una vez llegada a España acudí rauda y veloz a hacer lo que se supone que tenía que hacer, es decir, ponerme en manos del sistema sanitario español. Yo iba feliz, contenta y con la mejor de mis predisposiciones, pero se me han pasado las ganas. Motivos:

1. Que me haya tenido que hacer todas las pruebas del 1º trimestre entrando ya en el segundo "porque no había citas disponibles"

2. La ginecóloga que decidió que los análisis egipcios del primer trimestre no eran lo suficientemente guays de la muerte, y que había que repetirlos. Se le pasó decirme ya de paso que iba a incluir el triple screening, no fuera a ser que le preguntara algo. 

3. Llegar a la eco de las 12 semanas (estando de 14), y que me hagan firmar 2 consentimientos informados (para la eco y para el triple screening, si, ese que no sabía que me habían hecho) ANTES de ver al médico, aunque yo esté firmando que he podido preguntar todo lo que he querido y que mis dudas han sido resueltas (como no me las haya resuelto la silla....)

4. La ecografista TONTA DEL CULO que no sabe lo que es privacidad (eso de hacerme preguntas y mirarme mientras me quito la ropa, ejem....) ni la buena educación, ya que no me dirigió la palabra en 20 minutos de ecografía. Eso si, a la estudiante que tenía sentada al lado se lo explicó todo, todo, y todo. Incluyendo frases como "No se si el corazón está bien" o "el pliegue nucal así sale aumentado". Finalmente PF está estupendamente, lo único que pasaba es que no le daba la gana estirarse al gusto de la ecografista. De hecho, en una de las sacudidas que se llevó con el aparatito de marras, se despertó, se estiró y se acurrucó otra vez. Poco más y le hace una peineta. 

5. La ginecóloga majísima que me tocó en urgencias, pero que me hizo un tacto porque "aunque no tenga nada que ver con lo que te pasa, tengo que hacértelo". Toma ya. Una y no más. 

Y eso en apenas un mes. 

En fin, eso hasta ahora. A día de hoy, y según la eco que podéis ver arriba (es una que me hicieron solo con la finalidad de ver de cuanto estaba, así que nos vamos a quedar con esa), hoy estoy de 15+5, ya segundo trimestre, que espero que sea mejor, porque si no voy a acabar muy mal de la cabeza. Perdonadme la mala leche, porfa...

viernes, 25 de octubre de 2013

Un resumen de la vuelta

Imagen de fotos.starmedia.com

Lo primero, gracias a todos los que me habéis escrito preguntando por la vuelta. Siento haber tardado tanto en dar señales de vida, pero es que no hemos parado desde que hemos llegado, y no tenía fuerza ni física ni mental como para ponerme a escribir nada. 

Algunas me habéis "regañado" porque no dije nada sobre la vuelta hasta la lluvia de regalos. Pues bien, no me va a quedar un post bonito, ni poético ni divertido, porque os voy a hacer un resumen a las claras:

La decisión de marcharnos viene a raiz del desalojo del campamento de Rabaa. Ese día yo iba a una entrevista de trabajo, me pilló todo el lío a la vuelta y me vi atrapada en el coche en una situación bastante tensa, además de tener que cruzar uno de los 2 campamentos que se desalojaron. Pasé mucho miedo, de vez en cuando sigo teniendo pesadillas al respecto, y digamos que fue la gota que colmó el vaso. Desde entonces, Cairo no tienen nada que ver con lo que era antes, la vida, el ambiente... todo es muy diferente, y ya no es un sitio que me hace feliz. A todo esto se suma el problema laboral. Tarek ya sabéis que trabaja en turismo, y os podéis imaginar lo bien que iba la empresa dada la situación. En cuanto a mi, se juntaban 2 factores:

1. A el colegio solo le importa la pasta. Pretendían que entre 2 (y yo embarazada) hiciéramos el curro de 4. Se sabía desde junio que necesitábamos personal y al empezar septiembre no lo habían ni buscado. Además, el curso pasado mi jefa ya demostró que mi salud le importa una mierda siempre y cuando ella no tenga que mover un dedo de más (he currado con un brazo vendado y a nadie le ha importado nada). Por lo tanto, yo no tenía intención de arriesgar lo más mínimo mi embarazo solo porque el colegio no quiere pagar los sueldos que debe. Finalmente, pedí empezar el curso 2 semanas más tarde (los alumnos no habrían llegado todavía) y me dijeron que no, que me despedían porque no podían esperarme por muy embarazada que estuviera, y que además en mi estado no podía seguir el ritmo. Mejor para mi. 

2. En Egipto no existe la baja maternal, lo cual me suponía 4 meses sin cobrar (2 meses de fin de curso en los que no iba a volver a currar + 2 meses de verano) además de tener que pagar una pasta a un hospital privado para dar a luz en condiciones medio normales, aunque probablemente muy alejadas del tipo de parto que quiero. 

Por tanto, decidimos arriesgarnos y volver a España. No tuvimos fecha fija hasta 3 semanas antes, cuando ya conseguimos organizar el visado de Tarek, el permiso del ejército (sin el, no puede salir del país) y los billetes de avión. A partir de ahí comienza una locura de empaquetar y organizar que me dejó harta y rendida. Las consecuencias para el embarazo os las contaré en un post aparte, pero si desde la semana 6 estaba mal, lo que vino después de la 9 fue un infierno que por suerte se me ha pasado en cuanto he llegado a España. No estoy bien, pero al menos estoy mucho mejor que antes de llegar. 

Para los que me habéis preguntado, el vuelo y los perros bien, pese a la incompetencia, bordería y poca sensibilidad del personal de tierra de Egyptair en el aeropuerto del Cairo. Pero como pienso poner una queja, creo que os acabaré contando la historia... 

Y por lo demás, pues por fin estamos aquí. Disfrutando de la lluvia, de la paz, de la calma, de las vistas verdes y los paseos con los perros, de la familia y las comidas de mamá. De los amigos que tanto he echado de menos, de la tele en Español, y de la conexión a Internet decente. Estoy FELIZ, y Tarek también. Como el dice, solo le falta el idioma y el trabajo, pero estamos en ello. Solo necesitamos un poquito de suerte para conseguir organizarnos una vida... cruzáis los dedos por nosotros?

martes, 15 de octubre de 2013

Resultados de la lluvia de regalos


Tenemos ganadoras!!! Y me hace muchísima ilusión anunciar que son nada más y nada menos que.....



Meren, mándame un mail y me das tu dirección para hacerte el envío cuando llegue a España. Y Paula, tu ya no tienes excusa para no venir!!! Te lo guardo!

Recordad ambas que ahora os toca seguir con la lluvia :-)

Gracias a todos los que habéis participado y enhorabuena a las premiadas!

lunes, 14 de octubre de 2013

Lista de participantes "Lluvia de regalos"

Si me he olvidado a alguien, acepto reclamaciones hasta mañana a las 11. 
Suerte a tod@s!

Piruli
Paula (MM)
Catalano Bávara
Mamá en Bulgaria
Vanessa
Rafa
Merengaza
Elena Hernandez
Wada
Entre Madrid y Pozuelo
Lara
Papalobo
Matt
Inma
Covadonga Hernandez
Teresavet
Alberto
Paola
Hayra
Pseudoyomisma

jueves, 10 de octubre de 2013

3 años de blog y lluvia de regalos


El año pasado casi se me olvida, y este directamente... se me ha olvidado. No hay más excusa que una memoria de mierda, mi habitual desfase en el calendario, y el hecho de que la mudanza a España me tiene loca. Vamos, mea culpa. 

Pues lo dicho, que el pasado 5 de Octubre, este blog cumplió 3 años. Me hago mayor... Desde que abrí este sitio y empecé a escribir, todo ha cambiado mucho, desde la blogosfera en si hasta yo misma. Esa primera entrada parece tan lejana...

En fin, que los años anteriores celebramos este cumpleaños recordando la entrada que escribí el año anterior, y evaluando como han cambiado las cosas. No lo voy a repetir porque ya con 3 entradas se hace bastante complicado, pero si que me voy a quedar con 2 repasos: El de las estadísticas del blog (me hace gracia comprobar año tras año como crece) y el de los cambios del último año.

En cuanto a las estadísticas: En estos 3 años van 338 entradas (he bajado el ritmo, ritmo que pretendo recuperar cuando esté de nuevo en España y ya no tenga la excusa ni de la conexión, ni de la no vida, ni  nada de nada), 216.593 visitas (pasamos el umbral de las 200000 hace un mes mas o menos, una pasada!) y 184 seguidores. Para algunos serán pocos, para mi son muchos, y sobre todo, son los más majos de toda la blogosfera!

En cuanto a mi: Pues en un año he pasado de la soltería al matrimonio y al embarazo, y de ser una expatriada al inminente regreso a España. Todo muy rápido y muy intenso, lo que viene siendo muy en mi linea. Éste blog, perteneciente de pasada a la blogosfera maternal sin serlo de verdad, parece que al final se llenará de ecografías, semanas de embarazo (no lo descarto todavía, pero para eso el gine y yo nos tenemos que poner de acuerdo sobre en que semana estamos) y a partir de mayo, tendrá un habitante más. Si me lo dicen el Octubre pasado, no me lo hubiera creído.

Ya he dicho mil veces que este blog sin los que estáis al otro lado no es nada. Algunos que eran incondicionales acabaron despareciendo de la blogosfera, otros nuevos vais llegando poco a poco (sois todos la mar de bienvenidos), pero lo importante es que tengo la suerte no solo de que esto no decaiga, si no de que crezca. Mil gracias a todos, y espero que siga siendo así por mucho tiempo.


En fin, que este año toca celebrarlo con regalos. Hace un tiempo, fui una de las premiadas en la lluvia de regalos de mi sister Mo, así que ahora me toca a mi ser la anfitriona. Lo dicho, que todo seguidor del blog, ya sea por Google Friend Connect, Twitter o Facebook que quiera participar, solo tiene que dejar un comentario en ésta entrada. Los regalitos que mande los voy a traer de Cairo, y como solo me queda una semana de expatriada, tenemos que hacer esto rápido. Por tanto, tenéis hasta el Lunes 14 para apuntaros al sorteo, ese mismo día por la noche publicaré la lista de participantes, y el martes 15 por la mañana realizaré el sorteo a través de Sortea2.

Los regalos que me mandó Mo ya me han llegado, pero no os los puedo enseñar porque mi madre solo me mandó fotos de los objetos... empaquetados. Así que cuando llegue a España os cuento.

Gracias de veras a tod@s por acompañarme, por ser sin duda alguna lo mejor del blog, y sobre todo, por aguantarme. Si os animáis, vamos a por otros 12 meses más!

martes, 8 de octubre de 2013

Revolución egipcia Parte IV: Doble rasero


Esto es el cruce de las calles Tairan y Nasser. Por ahí anda cerca la mezquita de Rabaa Al Adaweia. Por mucho que lo repitamos, no es una plaza. Y en esas casas, vive gente. 

Vamos a ponernos en situación:

CASO 1 - EL DESALOJO DE RABAA: 1000, 2000, 3000 o 10000 personas deciden manifestarse en Madrid, y acaban tomando un rincón cualquiera de la capital. En ese rincón deciden acampar durante más de un mes, y montan todo su chiringuito para quedarse a vivir allí. Esto incluye cortar la luz y el agua de las viviendas de al rededor (estando a más de 40 grados), pedir el DNI a cualquiera que intente entrar o salir de su casa, establecer vigilancia armada por la zona, manifestarse a todas horas con un escenario dando mítines cada día, y por supuesto, usar las calles de al rededor como cuarto de baño público. Por si esto fuera poco, Amnistía Internacional confirma que dentro del campamento se están produciendo asesinatos y torturas. Tras más de un mes y varios intentos de hacerlo por las buenas, la policía se arma hasta los dientes para desalojar el campamento. Nada más llegar y al lanzar los primeros avisos de que pueden salir por las buenas, los manifestantes disparan a la policía. La policía desaloja por las malas. 

EN ESPAÑA: Para empezar ese campamento no dura en pie ni 24 horas. Los manifestantes serían unos vándalos, y por supuesto nadie aceptaría que un CIVIL le pidiera el DNI para entrar en su casa. Al segundo mitin los vecinos de la zona estarían armando un escándalo por las molestias y tras los informes de Amnistía Internacional la gente se preguntaría a que narices espera la policía para desalojar el campamento. 

EN EGIPTO: Los pobres manifestantes son unos corderitos inocentes que tienen todo el derecho del mundo a estar en la calle como y cuanto quieran. La policía, unos salvajes y unos terroristas que están masacrando a su pueblo. 

CASO 2 - EL CIERRE DE MEZQUITAS: (Para entender exactamente a qué me refiero, pasad por este artículo)

El gobierno decide regular quién da los sermones de los viernes / domingos en las mezquitas / iglesias. Eso significa que todo aquel que no tenga licencia, no puede predicar en un sitio de culto. Todos aquellas personas a las que se les impide dar el sermón serán sustituidas por personas con estudios oficiales sobre religión. 

EN ESPAÑA: Ni se nos ocurre pensar que alguien que da la misa un domingo puede ser el pescadero de la esquina y no una persona que ha estudiado teología, verdad? Y si fuera el caso, creo que a nadie le parecería bien. 

EN EGIPTO: No hombre no, eso no puede ser. Que las personas que predican tienen que ser personas con estudios en Al Azhar (máxima institución islámica)??? Eso es censura y va contra la libertad de expresión!!!

CASO 3: LAS CELEBRACIONES DEL PASADO DOMINGO (40 aniversario de la Guerra del 6 de Octubre)

El Barcelona gana 5-0 al Madrid en el Bernabeu. Los aficionados del Barcelona deciden irse a celebrar a Cibeles. La policía les impide el paso, a la vez que intenta que los seguidores de ambos equipos no se crucen en ningún momento. 

EN ESPAÑA: El hecho de separar grupos contrarios, ya sea en un partido de fútbol o una manifestación, es algo totalmente normal. A nadie se le ocurre cruzar los recorridos de 2 manifestaciones contrarias, o que los seguidores de 2 equipos entren o salgan por las mismas puertas de un estadio. 

EN EGIPTO: Estos de la policía son unos aguafiestas. Que da igual que Cairo sea muy grande, TODAS las manifestaciones tienen que ser en Tahrir, si no no vale. Y si Tahrir está llena de Anti Morsi celebrando la fiesta nacional, y los Pro Morsi quieren entrar a la plaza, por supuesto hay que dejarles. Con lo divertido que sería ver la sangría por la tele!!! Si sería como volver a los años del circo romano, solo que sin leones y entre musulmanes! Lo contrario es censura y represión de los derechos del pueblo, hombre ya!

Todo esto suena bastante absurdo, no? Bueno, pues a mi me suena igual de absurdo cada vez que enciendo la tele o leo un periódico. Ya vale de calificar de masacre, represión y censura algo que en España, o en cualquier país europeo, no aceptaríamos bajo ningún concepto. Que son egipcios, no idiotas. 

martes, 1 de octubre de 2013

El golfo de mi vida


Hace mucho, mucho tiempo, dije que algún día tenía que contar todas las anécdotas que viví durante los 3 años que trabajé de teleoperadora. Algún día lo haré, prometido, pero las anécdotas no son ni mucho menos lo mejor de esos 3 años. Lo mejor que me llevé de esos 3 años colgada al teléfono entre alarmas y robos, fue al golfo de mi vida. 

No tengo ni idea de como conocí a Javi, aunque lo deduzco. Se que nos conocimos pasándonos llamadas, que nos hicimos compinches cuando nos sacábamos las castañas del fuego mutuamente cuando los alemanes nos volvían locos, y que quedamos por primera vez a raíz de un momentazo mio de esos de "los hombres son unos cabrones y yo me voy a meter en un convento". Ese disgustazo le sirvió de excusa (si, quiero pensar que lo estabas deseando) para invitarme a cenar a un chino en el barrio de Argüelles. Esa noche le conté mis penas, le canté una canción de Lucie Silvas en el coche (nunca más), e inexplicablemente no dejó de hablarme. De hecho, tuvo la mala suerte de convertirse en mi mejor amigo. 

Como explicar como alguien que aparece y desaparece de tu vida se convierte en tu mejor amigo? Como transmitir en un post todos los momentos ENORMES que hemos vivido juntos? Como se escribe un post que esté a tu altura? No tengo tanto arte, cielo, porque nuestra pequeña historia está entre canciones, entre miradas, entre frases absurdas, entre llamadas a miles de kilómetros, y entre fotos de cine. 

La banda sonora la ponen las canciones de Shane, tu grupo, y todas que tocabais esas noches increíbles que vivimos en ese pub de la Calle Alcalá. Desde las noches locas en las que acababas bailando y cantando desde la barra, hasta la noche tranquila en la que me cantaste, a mi y solo a mi, ese Run de Snow Patrol. Nuestra historia está en ese momento en el que paraste el mundo y solo existías tu, hasta las veces que te quise matar por sacarme al miniescenario a bailar contigo  

Los decorados los ponemos en la Gran Vía. Porque la Gran Vía fue donde he vivido 2 de las noches más especiales, una por divertida y la otra por mágica. La mayor fiesta de mi vida, ese Orgullo Gay improvisado en el último momento, donde bailamos, cantamos, andamos y nos divertimos como nunca. La esquina del metro de Gran Vía ya no es la esquina del McDonalds, es el sitio en el que bailamos Billie Jean entre miles de personas, sobre el asfalto, sintiéndonos los Reyes de Madrid, porque sin duda esa noche Madrid era nuestra. 

La mágica, esa Noche en Blanco, caminando por media ciudad, andando y desandando el camino simplemente porque ninguno de los 2 quería volver a casa. 

No hay historia perfecta sin menú perfecto, y nuestro menú lo pone el Fridays. "Somewhere only we know", en la esquina del Bernabeu, con CD y dedicatorias entre aros de cebolla y hamburguesas. Queda la eterna promesa de volver, pero ya sabemos que si no es posible, mi salón hace un buen apaño, con menú y todo, verdad?

Las copas tras la cena, en ese garito oscuro en Leganitos al que me llevaste porque decías que me pegaba. Esa noche también me dijiste que "nadie llevaba los vaqueros con botas altas como yo", y aunque los 2 sabemos que eso es mentira, desde entonces me pongo los tacones y los vaqueros con mucho más salero, y los llevo con mucho más orgullo. Porque yo lo valgo, ea. 

Si tenemos que ponerle una peli a nuestra peli, creo que le ponemos 8 millas, verdad? No será por la brasa que te dí para verla, no será porque me quedé dormida al final, pero será porque nos lo pasamos bien esa noche. O porque te enseñé las maravillas del Hip Hop (no solo de British vive el hombre). O porque fue una excusa para quedar. Que sea por lo que te de la gana, pero me quedo con esa peli. 

Te odio y te quiero, y tu lo sabes. Te odio porque desapareces, te odio porque te echo de menos, te odio porque conseguir que contestes al teléfono es un milagro, te odio porque me lo paso tan bien contigo que me sabe a poco. Pero te quiero, y no te quiero ni por el Fridays, ni por los conciertos, ni por el orgullo gay, ni porque me digas que estoy estupenda, ni porque escuches mis locuras hasta querer matarme por pesada. Te quiero porque eres grande. Te quiero porque eres un luchador, de los de verdad, de los de plantarle cara a la vida y salir adelante cuando muchos otros se hundirían. Te quiero por valiente, por inteligente, por buena persona. Y te quiero porque superas todo con una sonrisa, y haces sonreír a los demás. Tu haces feliz a la gente, incluso cuando tu no eres feliz. Y eso, Javi, es muy grande. Eso es un superpoder. 

Tu sabes como "How to save a life" porque has salvado la mía muchas veces. Tu sabes como hacerme "Run", porque correría a verte allá donde fuera. Y sobre todo, tu sabes "Lo que hay que recordar", porque lo que hemos vivido seguramente no lo olvidaremos en la vida. Pero que no quede ahí, sea donde sea, como sea y cuando sea, volveremos a vivir noches mágicas. Porque yo al menos necesito noches de esas para ser un poco más feliz. 

Feliz cumpleaños, golfa de mi vida. Te debo un Fridays. O muchos. Y muchos CD´s con dedicatorias. Y muchas canciones. Y muchos álbumes de fotos. Pero sobre todo te debo muchas gracias. Porque sin ti, yo sería una persona mucho más triste. Y ya hay mucha tristeza en el mundo, porque por desgracia no hay mucha gente en el mundo como tu. 

Y esta vez, te lo digo yo a ti "Even if you can not hear my voice, I´ll be right beside you, dear". No te olvides.

martes, 17 de septiembre de 2013

En boca cerrada...

Imagen sacada de naranjasolimonesfaldaypantalones.blogspot.com

Culpa vuestra, que lo habéis pedido. Comentaba en la entrada anterior lo de los comentarios estelares que reciben las embarazadas, y varías de vosotras insististeis en que escribiera sobre ello. Pues bien, allá va. Pero antes de ponerme al lío, vamos a aclarar una serie de conceptos básicos (para que nadie se me ofenda)

1. Este es un embarazo buscado. No voy a decir buscadísimo, porque he tenido la enorme suerte de quedarme en mi primer ciclo natural, pero ha sido meditado (vale, poco, ya sabéis que en esta casa somos poco de pensar), intencionado y sobre todo muy deseado. Cualquiera que me conozca un poco sabe que llevo años como loca por tener hijos. Por tanto, partimos de la base de que por mucho que me queje, estoy encantada de estar embarazada, soy muy consciente de que tengo mucha suerte, y que todo esto es un milagro y una experiencia alucinante. Yo no me quejo de estar embarazada (obvio, pero parece que todo hay que decirlo), me quejo de que lo que me pasa a consecuencia del embarazo. Y me quejo porque quejarse relaja mucho, y ya sabemos que el estres no conviene. Y porque me da la gana, jo#€r. 

2. Se que lo he dicho por activa y por pasiva, pero lo repito. Han sido 5 días de nauseas intensas, pero han sido 5 días muuuuy jodidos. Me he despertado por la noche para vomitar, apenas podía dormir y el agotamiento mental me estaba afectando. El último día me llegué a desmayar y me hice daño en la garganta, hasta hoy apenas podía comer. Estaba vomitando entre 3 y 4 veces diarias, y hay que tener en cuenta que a mi me cuesta horrores vomitar, y soy capaz de aguantarme bastante. De hecho, sin esa capacidad de aguante, esas 3 y 4 veces seguramente hubieran sido 5 o 6. Mi ginecólogo me dijo que si superaba las 5 veces al día me ingresaba, así que creo que queda claro que no ha sido ni bonito ni agradable. Ahora estoy mejor porque me han dado medicación, a cambio tengo la tensión por los suelos y apenas me puedo mover de la cama, pero lo prefiero mil veces a lo que estaba pasando.

3. Entiendo perfectamente que en el 99% de los casos, estos comentarios se hacen con toda la buena intención del mundo y con ganas de apoyar y ayudar. 

4. Ya sabéis lo que me gusta a mi la ironía y sacarle punta a las cosas, no?

Dicho esto, vamos al recopilatorio de comentarios estelares:

1. "No te preocupes, eso se pasa cuando acabe el primer trimestre". Mi primer trimestre termina el 4 de NOVIEMBRE. Imaginad que vais al médico con una gripe, una gastroenteritis o lo que se os ocurra, y la respuesta que recibís es: "No se preocupe, que en mes y medio se le pasa solo". A nadie se le ocurre, no? Pues idem. (Que ya se que estoy embarazada, no enferma, pero creo que nos entendemos)

2. "Luego ni te acordarás". Y una mierda. Repito, se lo que es sufrir nauseas puñeteras porque las tuve durante 3 bonitos meses con mi tratamiento con Metrotrexate. Han pasado años y no se me han olvidado las noches que pasé llorando desesperada porque no podía más. El recuerdo se difumina, pero no se olvida. 

3. "Vale la pena": En serio??? No fastidies, no se me había ocurrido pensarlo. Pues obviamente vale la pena, si no nadie pasaría por ello. Pero eso hace que pierda el derecho a quejarme?

4. Podría ser peor: Esta es la frase de consuelo por excelencia. Imaginad que vais a tomar café con una amiga para contarle que os han despedido/ tu novio te ha dejado/ponga usted aquí la desgracia que se le ocurra. Vuestra amiga os contesta que podría haber sido peor, por ejemplo, os podría haber atropellado un coche. Os sirve? No verdad? Pues a mi tampoco. 

5. No te estreses que PF lo nota: Lo que dije en su momento, ahora encima de encontrarme mal, me siento culpable. Genial todo. 

6. Es lo que te toca en un embarazo: Gracias por descubrir la penicilina. De todas formas sigo diciendo que hay grados y grados. 

Y dejando a un lado las nauseas, vamos con otros temas:

7. No puedes tener 2 perros y un bebé: Atención lector@s, que sepáis que por lo visto hay un artículo en la Constitución que lo prohíbe. El caso es que nadie lo ve, porque está oculto, pero en el momento que alguna inconsciente propietaria de animales decide preñarse, éste artículo aparece en todas las paradas de autobús, aunque solo es visible para el entorno de la pobre embarazada. Y claro, es deber ciudadano recordárselo siempre que haya ocasión. Os imagináis mi respuesta no? Empieza por "vete a..."

8. No es el mejor momento: En serio? Disculpa, no he tenido tiempo de ver las noticias en los últimos 3 años... 

9. Cuando nazca ya sabrás lo que es sufrir: Tu motivando no tienes precio....

10. No deber tomar nada caliente/ ducharte caliente / cualquiercosaaleatoriaqueseleocurraenesemomento: A esto solo tengo una respuesta, una que mi madre conoce muy bien. Dice así: "que si, que vale". Voy a beber solo agua con hielo y ducharme con agua congelada, a ver si pillo una buena gripe este invierno y la paso solo a paracetamol, que me parece un planazo. 

Y aquí lo dejo. Teniendo en cuenta que solamente estoy de 7+1, tengo la sospecha de que éste post lo voy a ampliar más de una vez. Apostamos?

PD: Ahora que gracias a la medicación ya no tengo nauseas y puedo más o menos pensar con claridad y sin tener la cabeza metida en el water, ahora SI lo estoy disfrutando. 

lunes, 16 de septiembre de 2013

La primera eco


Pasajeros de la nube, os presento a PF. PF, te presento a los pasajeros de la nube. 

Ah, que no lo veis? A ver... Veis ese agujero negro en medio de una zona más clara? Pues el minipunto que hay dentro, ese es PF. Pese a ser un minipunto, os puedo asegurar que tiene un latido cardíaco estupendo. 

Las presentaciones entre PF y su #malamadre  fueron menos sentimentales de lo que cabría esperar. #Malamadre (usease, yo misma) iba por el 5º día consecutivo con nauseas y vómitos, y como bien sabéis los que me leísteis por Twitter, NO PODÍA MÁS. Había llegado al punto en el que estaba más preocupada por como sobrevivir al viaje en coche que emocionada por ver la eco, y creo que eso es demasiado. Se sumaban además un par de comentarios de esos estelares que recibimos las embarazadas, sobre lo mal que estaba que me sintiera cabreada y triste, porque claro, PF lo iba a notar. Como ya contesté en su momento, ahora me sentía cabreada, triste, con nauseas, y encima, culpable. Pleno al 15, si señor. (tengo pendiente escribir un post sobre los comentarios gilipollas absurdos que recibimos las embarazadas. Solo que el día que lo haga perderé a la mitad de los lectores...). 

En fin, que con semejante panorama me dirigí a la consulta de Sr. Ginecólogo como la vaca que se dirige al matadero. Menos mal que el hombre es majo, me tomó en serio y me recetó al fin unas pastillas para las nauseas. Ya de paso descubrí porqué no me las había recetado antes, y es que resulta que bajan la tensión....un huevo. Doy fe, todavía no me he podido levantar de la cama e ir al servicio es toda una hazaña. No pasa nada, lo prefiero mil veces antes que las nauseas. 

En fin, después de tanta charla y de revisar mis análisis (estoy estupenda, a excepción de una infección de orina asintomática, pero que necesita antibióticos) pasamos al momento álgido del día. La eco. 

Primera sorpresa, pese a estar de tan poco, no la hacen vaginal (digo yo que se vería más). Efectivamente, ya habéis visto en la foto que se ve poco, pero para mi suficiente. Que está perfecto, que está agarradísimo, que tiene un latido estupendo, y que según el tamaño, ayer estaba de 6+6. Vamos, que hoy estoy de 7 semanas, así que empezamos la 8º semana de embarazo (lo habéis pillado, no?). Siguiente cita, en 3 semanas. 

Me diréis todos que que emocionante, que si lloré, etc. Pues lo dicho, soy una #malamadre porque no, ni lo uno ni lo otro. Claro que me hace ilusión, claro que lo veo más real, claro que me quedo más tranquila (mucho, de hecho), pero más que emoción, sentí alivio. Está bien, late bien, lo he visto. Genial, pues a seguir sumando semanas que ya me emocionaré en la siguiente. 

Como anécdota de la tarde, Tarek no se enteró ni del NODO. Eso si, ganas, le puso muchas. Estaba TAN absorto con la explicación de Sr. Ginecólogo que cuando ya había terminado la eco, cuando ya habíamos salido de la consulta y cuando ya estábamos en el ascensor... me pregunta:

- Oye, pero tu has visto algo? Porque no te ha girado la pantalla en ningún momento... 
- .... Encima de tu cabeza había una pedazo de pantalla de 32" por la que iba viendo todo, y probablemente mejor que tu... 

Me alegra que pensara en mi... aunque fuera ya en el ascensor... Creo que empiezo a sentir el efecto #madretransparente

En fin, que eso fue todo. Se que se supone que debería estar escribiendo un post superemotivo sobre las emociones de ver a PF por primera vez, pero lo siento, es lo que hay. Estoy feliz, estoy contenta, me hace mucha ilusión, pero no estoy emocionada. Estoy tranquila y confiada porque tengo la confirmación de aquello que yo ya sentía, que todo va estupendamente y que PF es fuerte como un roble. No podía ser de otra manera, fue concebido casi en medio de una guerra...pero eso ya os lo cuento en otra ocasión (lo de la guerra, no lo de la concepción)

Feliz semana!

jueves, 12 de septiembre de 2013

De expectativas y karma


Hace muchos años, cuando yo cursaba el desparecido 5º de EGB, tuve una tutora que nos solía decir eso de "Don Creique y Don Penseque son primos hermanos de Don Tonteque". Srta. Molina, vaya usted preparando el diploma a "tonta del año" porque me lo he ganado. 

Yo pensaba que el día que me quedara embarazada utilizaría el blog para llevar ese diario semanal que tantas embarazadas publican, y que a mi me encanta leer. Así que cada miércoles (o cada viernes, si nos empeñamos en seguir las cuentas de mi Sr. Ginecólogo) tendrías el post de rigor "6º semana de embarazo" (o 7º, que yo me hago un lío con eso de que estar de 6+2, significa que estás en la 7º semana... es que soy mala en mates) contando mis progresos e impresiones sobre la semana en cuestión. Lo he descartado. Yo iba escribiendo los post en mi cabeza y todos eran más o menos así. 

5º semana de embarazo: Tengo nauseas y calambres en los ovarios.

6º semana de embarazo. Ya no tengo calambres. Pero nauseas, esas las tengo todas. 

No vi que me fueran a dar un Pulitzer con semejantes posts, así que mejor nos ahorramos todos el esfuerzo, yo el de escribir y vosotros el tedio de leer. 

Yo pensaba que el día que me quedara embarazada, buscaría un mote original para mi futuro bebé. De momento el mote elegido era PF (pequeñ@ faraón/a... vale, no es muy original, pero es lo que hay). Si no lo estoy utilizando todavía es porque barajamos seriamente cambiarlo por BV (bebé vampiro... añadiendo diferentes adjetivos según el nivel de las nauseas)

Yo creí que el día que me quedara embarazada, estaría deseando compartir con toda la humanidad lo feliz que estaba, y como iba por el mundo flotando de felicidad. Creí que llenaría este blog con post sentimentales de esos que luego me gustaría recordar en el futuro. También lo he descartado. Porque lo único que me sale es más o menos esto. 

Tengo nauseas. Bueno, no es tan malo, cuando tomaba Metrotrexate estaba peor. 

Tengo un huevo de nauseas y me encuentro fatal. Quiero que se pase ya. 

LLEVO 48H SEGUIDAS CON NAUSEAS SIN PARAR Y BARAJO SERIAMENTE TIRARME POR LA VENTANA. 

Creo que es ligeramente monotemático, así que de nuevo, nos ahorramos el esfuerzo. 

Yo pensaba que eso de las nauseas no era tan malo. Total, no las llaman mañaneras? Pues eso, yo pensaba que te levantabas hecha un trapo, te ibas a vomitar tu desayuno divinamente al baño, y luego te encontrabas como una rosa durante el resto del día. Tanto problema por aproximadamente una hora de sufrimiento? Venga ya. Que vale, que a lo mejor no eran por la mañana y eran por la tarde, eso me llegaba a entrar en la cabeza, pero de verdad pensaba que era un malestar puntual y que luego estabas bien. 

Pues bien, lo de las 48h no es una exageración. Esa es la duración de mi último ataque de nauseas. Si soy capaz de escribir este post es porque estoy enganchada a un zumo de limón y con el estómago lleno de almendras. Ahora me rio, pero hace un par de horas solo quería llorar, tener nauseas hasta durmiendo es desperante. Y esta vez hasta tengo que dar gracias, porque la semana pasada estaba tan mal que me desperté a las 3 de la mañana y hasta las 4 de la tarde no fui persona. Muy divertido todo. 

Y con esto terminamos la sesión de quejas del día. Porque tengo que confesar una cosa. Todo esto es culpa mía. Esto es el puñetero Karma dándome una patada en el culo, una vez más. 

Que que horrible pecado he cometido yo para merecer semejante castigo? Pues el de ser LA MADRE DE TODAS LAS AGONÍAS. 

Yo pensaba que sería capaz de mantener la calma y no obsesionarme ni con síntomas, ni con todo lo que puede salir mal en un primer trimestre de embarazo. Y una mierda. Soy a la calma lo que Ana Botella al inglés. 

Y es que para aquellos que os perdisteis mi momentazo en Twitter, os diré que el único día que me he encontrado estupendamente bien y no he tenido un solo achaque...me preocupé tanto que lancé un SOS. Que eso de pasar de estar fastidiada a estar como una rosa no podía ser bueno. Que yo prefería las nauseas para al menos saber que todo seguía bien (o al menos creermelo) y poder estar tranquila. Así que ahora no tengo ningún derecho a quejarme, porque como bien me recuerda Sr. Marido cada vez que se me ocurre abrir la boca... al menos si me encuentro mal no doy la vara con mis preocupaciones constantes. Lo dicho, que me lo merezco. 

Pero gracias a esto, si que puedo echar mano de un tópico: El de las lecciones de maternidad. Porque en mis 6+2 (o 5+5 según el ginecólogo) semanas de embarazo, ya he sacado en claro unas cuantas: 

1. No volveré a crearme expectativas. Mejor dicho, no volveré a pensar. 
2. Las nauseas son una mierda. Eso ya lo sabía desde hace un par de años, pero ya sabemos que a mi las revalidas me vienen bien de vez en cuando. 
3. Los remedios caseros son la leche, aunque algunos suenen absurdos. 
4. La envidia es muy mala. Y es que tengo que reconocer que escuchar a las embarazadas de mi entorno decirme "que ellas están estupendas" me despierta instintos asesinos. Prefiero a gente como Mama en Bulgaría, que describió su 2º embarazo como "las 7 plagas de Egipto". Cruel, lo se, pero consuela. 
5. La Blogofera es un apoyo estupendo. Porque que dos madres con solera como MATT o la Madre Tigre salgan a tranquilizarte cuando estás en pleno ataque paranoico de "donde están mis síntomas que los echo de menos" es de agradecer. Y sirvió, vaya si sirvió. 

Lo dicho, que estoy llegando a la conclusión que los 3 años de lectura de la blogosfera maternal no me han servido absolutamente para nada. Soy una pardilla total. 

El domingo tengo eco, así que nos vemos el lunes. Ojo, hay un alto riesgo de post pasteloso total. 

Feliz finde!!

PD: Gracias también a todos los que me habéis dado mil consejos hoy a través de FB y Twitter. Sin vosotros, estaría llorando a lágrima viva en vez de estar escribiendo este post. 

lunes, 2 de septiembre de 2013

Desmontando algunos mitos y confirmando otros



- Información telefónica, buenos días. En que puedo ayudarle?

- Buenos días. Mire, quería el teléfono y la dirección de la persona que dijo eso de que el embarazo es el estado ideal de la mujer. 

- El número es 666000000 y la dirección Calle de los graciosos, nº7

- Muchas gracias. 

Me diréis que para qué quiero yo su dirección, verdad? PARA MANDARLE ÁNTRAX


Lo se, soy lo peor. Debería estar contentísima y agradecida de que todo haya ido tan rápido. Y lo estoy, que conste. Excepto durante una hora al día. Durante esa hora entro en modo Hulk y podría asesinar a quien se me pusiera por delante. 

Son casi 3 años blogueando, y leyendo sobre los embarazos de otras blogueras. 3 años en los que te das cuenta de que cada una es un mundo, pero te haces ilusiones pensando que tu estarás estupenda y maravillosa y que apenas tendrás ningún achaque, que tu lo vas a llevar todo estupendamente bien. Optimista....

MITO Nº1: (Al cual mi ginecólogo se agarra como un clavo ardiendo y no hay quien se lo discuta) Una mujer no puede saber que está embarazada desde la primera semana. 

Pues yo digo que una mierda. En primer lugar, porque tengo calambres en los ovarios desde prácticamente un par de días después de la ovulación y que no se me han quitado hasta ahora, aunque desde ayer van perdiendo intensidad. Calambres que no he tenido en la vida y que eran totalmente diferentes a un dolor de regla. Si le sumamos que tengo nauseas desde hace más de 2 semanas, para mi era evidente de narices. Vale, el hecho de que yo tenga ciclos bastante cortos (el último, de 25 días) y que no haya tenido un retraso EN LA VIDA, también ayuda. Y puede que fuera un poco exagerada al ir a hacerme el test de sangre al día 27, pero oye, si era tan evidente para mi, porqué esperar?

MITO Nº2: Algunas mujeres se ponen guapísimas durante el embarazo:

Pues serán otras mujeres, o será en otro trimestre, porque a mi ahora me podrían contratar de extra en "The walking dead" 

MITO Nº3: Las nauseas matutinas

En mi caso de matutinas tienen poco. Yo me levanto como una rosa, feliz, contenta y de buen humor. Pero como Cenicienta, según dan las 12 (en mi caso, de la mañana), todo mi mundo imaginario se va a paseo, mi carroza se convierte en calabaza, y las puñeteras nauseas me asaltan como unas campeonas para no soltarme hasta después de comer. Con el primer ataque de nauseas y el consiguiente "Tarek, tráeme una bolsa o vomito en el sofá", me ataca también un sueño repentino y me tengo que tumbar y cerrar los ojos me ponga como me ponga. Si me pilla sin hacer nada, genial, pero el día que me pilló en la ducha y casi me duermo de pie, no tuvo ni puñetera gracia. Solo acerté a reptar fuera del baño hasta coger una toalla y lanzarme sobre la cama cual pez recién salido del agua, dejando las sábanas y mi pelo hechos una desgracia. Genial todo. 

Por consolarme un poco, yo pensaba en esas mujeres que dicen que perdieron peso en el primer trimestre de tanto vomitar. Lo de perder un par de kilos no me vendría mal, la verdad, y así en el futuro a lo mejor me ahorro un par de broncas de esas de "te estás poniendo como un obús y eres una embarazada mala malísima que no se cuida" Pero no, va a ser que no, yo acaparo todas las nauseas del mundo mundial, pero la comida se queda en mi estómago. Así que beneficio, cero. 

MITO Nº3: El sueño y el cansancio

Este queda confirmado. A las 10 estoy en la cama en estado de coma profundo. Eso si, a las 6:30 estoy en pie. Porqué? Porque tengo que ir al baño urgentemente. Si ya empiezo así, no quiero saber que será de mi dentro de unos meses, voy a tener que ir a todos lados con un váter portátil.  

MITO Nº4: El dolor de pechos y la subida de tallas

Yo más que ganar tallas, parece que las pierdo. Ahora, dolores, todos los del mundo. Y el que me roce accidentalmente, ya puede salir corriendo. 

MITO Nº5: El aumento del sentido del olfato:

Esta mañana he sabido que Tarek estaba en la ducha porque he podido oler su desodorante.... desde el salón. Si tenemos en cuenta que mi piso es bastante grande y que el baño y el salón están en puntos opuestos creo que podemos concluir que mi sentido del olfato se ha agudizado bastante. Y eso, para mi, que en condiciones normales prácticamente soy incapaz de oler nada a no ser que lo tenga debajo de la nariz, pues es toda una hazaña. 

MITO Nº6: El mal humor

Se nota mucho que mi mal humor ha subido varios puntos? Os cuento un secreto: Solo cuando estoy rodeada de gente, cuando estoy sola pensando en lo que está sucediendo me vuelvo un pequeño oso de peluche. Creo que la falta de tabaco tiene mucha culpa de esto. 

MITO Nº7: La paranoía

Dicen que cuando tienes un hijo, te vuelves paranoica y ves riesgos en todos lados. Pues bien, que se prepare el mundo, porque yo ya estoy paranoica perdida. Y es que si las nauseas se retrasan un poco, no noto los pinchazos, o no me duele el pecho, me entra una depresión horrible pensando que algo puede ir mal. Lo se, estoy muy mal de la cabeza. Y lo que me queda...

Cambiando de tercio, el sábado (recordad que aquí es laborable) me pasé por el ginecólogo, más que nada para que me recetara el ácido fólico. Ya de paso, aprovechó para darme una amplia lista de todo lo que puedo y no puedo comer (solo una taza de te al día??? De verdad???), me pesó (estoy como una vaca), me tomó la tensión y las pulsaciones (siguen en nivel "yo no entiendo como te tienes en pie con éstos números tan bajos") y me mandó 2 millones de análisis. Por si alguien quiere comparar las diferencias entre países ( o confirmarme si en España hacen lo mismo), me toca:

- Análisis de Orina
- Toxoplasmosis, Rubeola y Hepatitis (en este caso sobre todo porque estamos en zona endémica y yo no estoy vacunada)
- Test de azúcar en sangre (análisis en ayunas - desayuno - análisis a las 2h)
- Y supongo que un test de sangre normal y corriente

Siguiente visita, a mediados de septiembre, para ver los resultados y hacer una eco. Estaré de 6 semanas, así que supongo que no se verá mucho. 

Y con esto, mi total y absoluta falta de inspiración y yo nos vamos a por bolsas, que el ataque de nauseas está a punto de llegar y digo yo que habrá que recibirle como dios manda. Creo que nos acabaremos haciendo amigos...

viernes, 30 de agosto de 2013

Hoy no digo nada...


Porque creo que todos sabréis leer unos análisis igual de bien que yo.

Según las cuentas, hoy empieza la 4º semana. Seguiremos informando :-)

martes, 27 de agosto de 2013

Vivir en toque de queda

Imagen de www.martinoticias.com

Me vais a llamar cansina. Lo se, me lo merezco. Pero a estas alturas me quedan 2 opciones, o no escribir, o hablar de Egipto. Que qué pasa con mi vida, con Murphy, con mis aventuras, etc? Pues que no existen. Murphy hizo las maletas en cuanto vio el primer tanque en la calle y yo no tengo vida, así que como para tener aventuras...

Esto de vivir con un toque de queda es toda una experiencia. Aburridísima, por cierto. Me diréis que no exagere, que tengo toda la mañana para salir, pero no señores, no es tan fácil. 

Supongo que sabréis todos que hasta hace 2 días el toque de queda era de 6 de la mañana a 7 de la tarde. Significa esto que a las 7 de la tarde se despliega el ejército y tienes un militar en cada esquina dispuesto a pegarte un tiro si osas asomar la nariz por la puerta del portal? Pues no. Salir, podemos salir, pero poco. Podemos pasear a los perros, podemos ir al super de la esquina... pero poco más. Hay gente en la calle, el partido nocturno de fútbol en el parque de mi casa no lo suspende ni una guerra, pero ni bares, ni restaurantes, ni desplazarse en coche si no es por un motivo muy particular. 

Por la mañana te puedes mover, yo he salido alguna vez que otra... Pero ya sabéis que esto es muy grande y el tráfico muy malo, así que para estar en casa a las 7, yo me tenía que empezar a movilizar a las 5 de la tarde. Vamos, que ni amigos, ni quedadas, ni atardeceres, ni todas las cosas chulas que tiene Cairo. Divertidísimo, vamos. 

Y que se hace en un toque de queda en casa? Pues tienes 2 opciones, ver la tele y navegar por Internet. La tele al final aburre, pero Internet... que maravilla. He hecho grandes descubrimientos a través de Internet durante las aburridas horas del toque de queda. El descubrimiento principal ha sido que hay gente que está peor que yo. O que es mucho más original, según se mire. 

Yo pensaba que el colmo de la desesperación era ponerme a jugar al Trivial en CASTELLANO con Tarek. Yo pensaba que era una gran traductora de preguntas, porque en 2 ocasiones casi me gana. Yo pensaba que buscar trabajo en España era una distracción la mar de digna. Así que cuando descubrí que la gente invertía su tiempo en realizar descubrimientos del calado de "en la bandeja de la nevera caben 78 limones o 65 pepinos en vertical o 75 en horizontal" o pude asistir a la intensa búsqueda via Twitter de un par de sandalias, me di cuenta de que no tengo gracia ninguna. Mañana mismo me pongo a contar limones. (Para que veáis que no miento, un periodista debió flipar tanto como yo y se marcó un artículo al respecto)

Lo que tengo claro es que Egipto ha cambiado mucho desde que yo llegué. Si por entonces, saltarse un toque de queda era deporte nacional! Y ahora, todos como corderitos a casa. Lo peor de todo es que hasta el McDonalds cumple el toque de queda, ya no tenemos servicio a domicilio 24 horas. Y eso, señores, es un gran trauma. He visto hombres de pelo en pecho llorando como niños cuando descubren que ya no aceptan pedidos a domicilio a partir de las 5 de la tarde. Si algún día escucháis que se ha producido una revolución en la puerta de un McDonalds, no os sorprendáis, tiempo al tiempo.

Espero que todo esto os de la pena suficiente como para escribir post a tutiplén y que así yo por lo menos tenga material de lectura. Un poco de caridad con vuestra compañera bloguera, hombre ya!!!