martes, 23 de julio de 2013

El regreso del trauma del expatriado

Foto de Lainformación.com

Y yo que pensaba que ya andaba cuerda... La visita de mi familia me había recargado las pilas y de verdad estaba convencida de que el trauma del expatriado ya lo tenía bastante superado, pero no, va a ser que no. 

Ya os conté aquí que uno de mis síntomas era que estaba convencida de que era imprescindible tener el Canal 24h para no perder la poca salud mental que me queda. Que yo nunca he sido muy fan ni de "Saber vivir" (creo que no entro en su rango de edad) ni de "Corazón, corazón", pero oye, al menos así no me tenía que ir a un bar a ver la final de la Copa del Rey o Eurovisión, y eso ya es mucho cuando vives en Mordor. Así que yo esperaba el momento de cambiar el satélite con ilusión, autoconvenciéndome de que solo vería la tele española en momentos contados, que yo con los canales egipcios soy muy feliz. 

El pasado domingo era día 21 y por tanto, Tarek y yo celebrábamos un mes de casados. Como regalo, Tarek me llevó a comprar el satélite nuevo, mientras yo daba palmas con las orejas ante la expectativa de tener por fin tele española. Encontramos una tiendecita, y por suerte tienen todo lo que necesitamos: El plato, los receptores y los cables... todo por el módico precio de 133LE, que vienen siendo unos 14€. En Egipto molamos mogollón.

El segundo paso era contratar a alguien que viniera a instalarnos todo el asunto. El señor de la tienda nos da el teléfono del instalador, al que quedamos en llamar en un rato para que venga esa misma tarde. Que bonito y que fácil era todo....

-"Hola mira, que te llamo para que vengas a instalar la antena nueva en nuestra casa"
- "Si, no hay problema, me paso ésta tarde cuando termine el ayuno. Que material tenéis?"
- "Pues mira, tenemos esto, esto y esto, es que hay que conectarlo al satélite Europeo"
- "Ah no, lo siento, yo no contecto al europeo en Ramadán"

....

¿¿¿ Perdona???

Antes de que me de tiempo a empezar a hablar de discriminación por ser extranjera, nos cruzamos con otra tiendecita que cosas para la tele. Paramos. 

- "Hola mira, que necesitamos a alguien que venga a instalarnos la nueva parabólica y que la conecte al satélite Europeo"
- "Al europeo en Ramadán??? No hombre no, que no es momento de estas cosas..."
- " Que no leñe, que lo del europeo no es por los canales porno, que mi mujer, esa que está sentada en el coche con cara de asesina en serie, es española y quiere ver la tele en su idioma, por favor"
- "Bueno vale, después del ayuno se pasa el instalador"

Yo ya no sabía si reír o llorar. La asociación "satélite europeo"+"Canales porno"+"no permitido en Ramadán" me resultaba entre gracioso y absurdo a partes iguales. Aunque después de un año aquí, no se de que narices me sorprendo. 

Tarek se fiaba más bien poco de la promesa del instalador de venir a casa, así que decidimos buscar otro para tener un plan B. Nos ponemos a callejear en busca de otra tienda. Vemos una a lo lejos y nos cruzamos en plan suicida una calle de 3 carriles. A mitad de camino nos damos cuenta de que no es una tienda, es un restaurante de Koshary. Nos damos la vuelta. Seguimos, vemos otra. Nos paramos, volvemos a cruzar en plan suicida. 

"Lo siento, no te puedo conectar al europeo". Tarek ya le iba a bramar cuando el chaval (que juro que no tendría más de 14 años, y ahí estaba, el solo en la tienda) le explica que no es por el Ramadán, es que todavía no sabe conectar al europeo. Venga vale, no pasa nada. 

Siguiente parada. Que no trabajan después de las 5 (eran menos cuarto). Luego decimos que el país está en crisis. Pues vale. 

A la 5º, ya al fin nos dan una cita que parece seria, sobre todo porque nadie se escandaliza con el tema del satélite europeo. No se si es que dimos con un tío normal, o es que al verme a mi asoció directamente "satélite europeo" con "trauma del expatriado" y le quedó claro que era mejor no decir nada. 

Sobre las 8, efectivamente aparece el señor instalador. Tarek tenía razón y el que apareció fue último que contratamos, al primero todavía le estamos esperando. Se marchan a comprar cemento para fijar el satélite, y 4 horas después, previo lanzamiento del cable de la antena por la ventana del salón (como no) tengo mi parabólica instalada y sintonizada. Creo que el señor instalador todavía le cuenta a sus amigos como una pobre española saltaba por el salón dando palmas cuando vio por primera vez el Canal Internacional. 

El caso es que para mi puede ser lo más, pero Tarek obviamente no entiende ni papa. Por tanto, la tele en español es un lujo que solo me puedo permitir cuando estoy sola. Y ayer, cuando Tarek se marchó a trabajar, yo tenía 6 horas por delante para ponerme las botas... Mal hecho, ya sabemos que abusar no es bueno. 

Lo de tragarme enteras "Las mañanas" creo que es comprensible. Lo de ver "Corazón, corazón" mientras barría el salón... venga, aceptamos barco. Lo que tiene delito es que me tragara "Gran Reserva" como sino hubiera mañana. Definitivamente, creo que tenemos recaída. 

Por cierto, hoy a las 18:30 vuelvo a salir en la COPE. Esta vez, gracias a tener tele española, estaré de mejor humor, prometido. 

24 comentarios:

  1. Pues si que estás desesperada, si, para ver esos programas, je, je.

    ResponderEliminar
  2. Ains, por unos minutos me lo he perdido!
    Lo de no conectar al canal europeo en ramadán me ha dejado muertita, jajaj. Vaya famita tenemos los europeos no??
    Y sí, en nuestro retiro teníamos una tele de m*** que solo se veía la primera. Doy fe de que no damos la edad del saber vivir y que las mañanas son horribles, jajajaj.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay no!! que te estoy escuchando!!!

      Eliminar
    2. Los europeos... un día os lo cuento, pero de inmorales para arriba.

      Las mañanas, al final me aficiono....

      Que te ha parecido?

      Besos!

      Eliminar
  3. Qué cosas te pasan. No te preocupes que cuando vuelvas al trabajo ya no podrás ver la tele por las mañanas.:) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y encima llego justo para "Gran Reserva"... mala suerte la mia! Besos!

      Eliminar
  4. Oeeee!!! Te costó xDDD
    Jajaja muero con la asociación del canal europeo con el porno :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si que flipé, sobre todo porque no me enteraba del motivo...

      Ahora lo disfruto como una loca!

      Eliminar
  5. Genial esta aventura en búsqueda del instalador.Gran Reserva es lo más, porque es la única serie que puedo ver en español...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjaa, creo que te pasa como a mi, que nos gusta, pero tampoco tenemos otra cosa.

      Besos!

      Eliminar
  6. Jajaja!! Qué concepto tienen de los europeos!! Bueno, aunque pensándolo bien esa eleva de ellos, creen que lo único que puede interesar a un egipcio de la TV europea es el porno, que para eso es un lenguaje internacional, no?
    Te leí siempre, eh? A ver si ahora puedo comentar un poco más.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te cuento lo mejor? Los canales porno, pese a que se ven en el satélite europeo, son árabes!!!

      Me alegro de leerte por aquí de nuevo, yo tb sabes que soy fiel.

      Besos!

      Eliminar
  7. Yo al principio no pillaba nada de por qué no conectaban al europeo en Ramadán. Menos mal que lo has explicado. Si es que nos ven cara de viciosillos. Jajaja. Yo confieso que a veces veo cualquier cosa uruguaya en Youtube sólo por sentirme más cerca, aunque sea un rollo infumable que allí no hubiese visto. Es duro esto pero hay que ver lo que enriquece. Un besote y ya nos pasarás el clip de audio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que se echa de menos escuchar algo familiar, aunque no sea de nuestro gusto....

      A ver si me acuerdo de los clips!

      Besos!

      Eliminar
  8. ¿Todo el mundo va a pasar por alto que "todo" eso te costó la friolera de 14 €?

    Lo de la mala fama, creo que nos la hemos ganado a pulso .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja, menos mal que alguien se da cuenta!!!

      No digo que no nos lo ganemos, pero también hay mucho mito falso por aquí...

      Besos!

      Eliminar
  9. cuidado a ver si te nos vas a amarujar...Ahora en serio, hay que ver lo que se echan de menos ciertas cosas cuando estás fuera. A veces hasta duele

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te haces a la idea de lo que he llorado echando de menos España... pero intentaré no amarujarme! Las vacaciones en casa no ayudan...

      Besos!

      Eliminar
  10. Y eso de no conectamos cables en ramadam? vale, que yo lo respeto, que me parece genial que cada uno siga su religión ect...pero por qué no???? lo mismo es que los pobres con esto del ayuno andan sin fuerzas...
    Me alegro que por fin tengas tele española, y lo de tragarte entero "Corazón corazón" bueno...quien no lo ha hecho alguna vez en un ataque de aburrimiento? jajaja
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debe ser que hay que salvaguardar la moralidad... o algo así, porque si no no lo entiendo.

      Corazón corazón es mejor que las noticias en árabe, eso seguro!

      Eliminar
  11. Osti sister..."Saber vivir"..."Gran Reserva"...Espero que ahora puedas acceder a otros programas!!! :D
    Qué fuerte me parece lo del porno, jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a a veces ponen algún documental bueno, y Españoles por el mundo mola...

      Besos!

      Eliminar
  12. Ay pobre como desvirtua el gusto el trauma del expatriado ese jajaja.Oye pero tu te quitaste la espinita ¿NO? Oye ¿Te has enterao cuando dara a luz la Sara Carbonero?
    besotes y genial entrada.
    Desblogger

    ResponderEliminar