lunes, 8 de julio de 2013

La boda: 1º Parte

Entrada en la que voy a ser mala remala y no voy a poner fotos. Tenéis un álbum surtido en el Facebook del blog, al que podéis acceder pinchando aquí

En fin, con el estrés galopante de la semana anterior, llegaba la noche previa a la boda, que era también la noche en la que llegaban mis tíos. El plan, ir a buscarles al aeropuerto e irnos todos a cenar a mi sitio favorito, del que ya os he puesto fotos mil veces.  El plan casi acaba en accidente porque llegábamos tarde y yo casi me mato corriendo por el aeropuerto, pero conseguimos encontrarnos y enfilar a la cena. Por el camino, parada previa para conseguirles una SIM egipcia, que quedó en nada porque por lo visto no quedaban lineas (Welcome to Egypt) y ya de paso pudimos admirar el complemento que se me había olvidado incluir en la boda: Una maravillosa carroza de Cenicienta, con sus caballos blancos y sus luces paseando por las calles Cairotas (Welcome to Egypt again) . El estupor no me permitió sacar una foto, estaba demasiado ocupada intentando cerrar la boca. Hubo un momento crisis, ya que tuve que advertirle a Tarek que yo no me podía casar sin semejante vehículo y que era totalmente imprescindible conseguir una para el día siguiente, hombre ya. 

La cena estuvo genial, nos reímos mucho y a todos les gustó mucho el sitio. Sabía yo que con eso iba a triunfar. El problema es que, como no, terminamos mucho más tarde de lo esperado, y por tanto acostándonos mucho más tarde de lo recomendable. Mal hecho. 

Me desperté queriendo morir. No me hacía falta mirarme al espejo para saber que tenía unas bolsas en los ojos que debían dar miedo (yo nunca tengo ojeras, pero bolsas unas cuantas) y dudaba seriamente que pudiera sobrevivir a la noche sin bostezar. Pero las obras de restauración tenían que empezar:

Lo primero, las uñas. Las tengo destrozadas por la Psoriasis, así que estaba convencida de que llevar una manicura decente era misión imposible. Pero gracias a Tania, española residente en Cairo, y una auténtica artista, lucí unas uñas perfectas. El truco? Uñas postizas, para tapar el desastre de forma que tienen las mías, y después esmalte morado. 

De empaquetar todo lo que había que llevar, gracias a Dios se ocuparon mi madre y mis amigas, que si es por mi me voy hasta sin vestido. Yo solo me encargué de vestirme (vaqueros, chanclas y camiseta) y de preparar lo necesario para el día siguiente, porque desde el hotel iríamos directamente a visitar las pirámides con mi familia. Y casi ni eso, porque me tuvieron que hacer el neceser. 

El traslado al hotel lo hicimos en Minibus, yo enganchada al móvil contestando como podía mails, tweets y felicitaciones por Facebook. Tengo que decir que el 90% fueron vuestros, y os lo agradezco en el alma, estuvisteis muy presentes todo el día, y me hizo muchísima ilusión que os acordarais tanto de mi. Casi una hora después conseguimos llegar al hotel en cuestión, todo el mundo con muchas bolsas y muchas prisas y yo convencida de que me sobraba tiempo. Tuve un momento de debilidad en el que me plantee seriamente que pasar el día en la piscina del hotel era un plan bastante mejor que ir de boda, pero en fin... otra vez será. 

Gracias a Dios teníamos una Bussines Suite porque si no no cabemos ni de coña. Y de nuevo la tentación de tirarme en el sofá y disfrutar de la tele de plasma y el aire acondicionado, pero no me dejaron ni pensármelo. De hecho, me dejaron volver a meterme en la ducha porque advertí que ir a mi boda sin depilar no quedaba bien, que si no me encadenan a la silla a la de ya. Mientras que yo disfrutaba de mis últimos momentos de paz en la ducha, la troupe aprovechó para pedir algo de comer, aunque total a mi no me dejaron probarlo. Al primer trozo de sandwich ya me estaban reclamando para empezar el maquillaje, y mis súplicas de fumarme un cigarro eran respondidas con una significativa mirada al reloj. Ese mísero trozo y 2 patatas fritas fueron lo único que pude meter en mi estómago. Como venganza, me dediqué a terminarme las cervezas de todos los presentes. 

Así estaba yo en la gloria, con mi robo indiscriminado de cervezas

En fin, que las obras de chapa y pintura comenzaron y terminaron. Hubo polémica, primero por mi ya mencionada negativa a llevar pintalabios (la grima que me da, la madre...) y luego por cierto intento por mi parte de llevar el pelo suelto y ya. Lo que me convenció no fueron las voces de mi madre (rápidamente contestadas por Cris y Gema que coreaban "Lo que diga la novia" con mucho ímpetu, que ya estaban entrenadas) si no que mi pepito grillo interior me recordaba que gracias al calor y la humedad cairota tenía muchas posibilidades de que mi pelo acabara como si lo hubiera lamido una vaca. M. alias "LaSantaQueMeAcogióEnSuCasa" hizo un trabajo espectacular con mi pelo, sin hacer sombra al maquillaje obra de Y. "LaMujerSinLaQueNoSobreviviríamosEnCairo". Que haría yo sin ellas...

Así que tocaba desplazarse hasta el sitio de la boda, que total, solo llevábamos 45 min de retraso. Eso para los estándares egipcios es poco, así que el conductor de nuestro minibus colaboró amablemente haciéndonos esperar media hora delante de la puerta del hotel. Es que se había ido a beber algo, y debe ser que ese algo solo se sirve en Mordor, como no. Mientras esperábamos, el marido de M. nos esperaba en la puerta del hotel, ofreciéndose a llevarme en coche. Que no leñe, que queda mucho mejor que la novia llegue en minibus, donde va a parar. 

Nada más llegar al restaurante me encontré con Tarek y el fotógrafo en la puerta. No se quién tenía más cara de pasmado, si Tarek porque finalmente impuse mi voluntad con lo del minibus, o el fotógrafo, que no se esperaba que la novia llegara en vaqueros. Insistió en sacarme fotos y todo. 

Llegaba el momento de que yo me pusiera la camisa de fuerza el vestido en el cuartito que me prestaba el restaurante, me sacara un par de fotos, me fumara un cigarro en paz, y saliera a darlo todo. Los cojones. 

Me pongo el vestido, me saco fotos, me entran ganas de matar al fotógrafo porque me estaba sacando las fotos de posado más típicas del mundo. Le invito amablemente a marcharse y a limitarse a fotos naturales a partir de ese momento. Junto a él todos los presentes abandonan la sala. No encuentro el tabaco. Me mosqueo. No viene nadie. Me mosqueo más. Sigue sin venir nadie y yo sigo sin tabaco y sin movil. Llaman a la puerta, contesto, no abren. Vuelven a llamar, vuelven a no entrar. A la 7º llamada abro la puerta gritando "QUE" como una poseída, para encontrarme de morros con el otro fotógrafo, que quiere coger su bolsa. Pues date prisa que no está el horno para bollos. Vuelvo a esperar, sigue sin llegar nadie. Y como me aburro, decido salir yo sola por mi cuenta y riesgo. Abro la puerta y me encuentro un montón de egipcios en la entrada del restaurante, con mucha algarabía y alboroto. Y yo, que no conozco a gran parte de la familia de Tarek no tengo ni idea de si esa gente viene a mi boda o a la otra que se celebraba en el mismo sitio, pero en otro jardín (si, habéis leído bien). La duda quedó resuelta cuando me encuentro con la otra novia, que se acababa de bajar de su coche y venía dispuesta a hacer su entrada triunfal, sin tener en cuenta que yo, para llegar a mi boda, me tenía que cruzar su comitiva. Creo que ni se enteró cuando cerré la puerta de mi habitación con un portazo. 

Que me hervía la sangre es decir poco. Abrí de nuevo la puerta, vi a Cristina a lo lejos y solo alcancé a bramar que o venía Tarek inmediatamente, o yo no me casaba. Tarek tardó exactamente 10 segundos en aparecer, para encontrarse con una novia que más bien parecía la niña del exorcista, y que en ese momento intentaba desabrocharse el vestido a grito de "Yo no salgo ni de coña". 

Primer paso, Tarek sale, les pega 4 voces a los de la otra boda, les dice que hay otra novia que tiene que salir y que hagan el favor de respetar, y les cierra la puerta del restaurante en las narices. Vuelve al cuarto a intentar hacerme entrar en razón, pero no hay manera, yo solo repito que me voy a mi casa, con un volumen de voz que seguramente se podría haber escuchado en España. Solución de Tarek, decirme que me espera fuera, que si quiero salir bien y si no, que yo sabré, y cerrar la puerta con otro portazo. Él si que sabe lidiar conmigo. 

A mi rescate vinieron M. Y., mi madre, Cris y Gema. Yo ya solo bramaba en castellano, que es mucho más relajante que hacerlo en inglés, pero hasta M. y Y. me entendían perfectamente. Finalmente salí porque no me quedaba más remedio, todavía hirviendo por dentro y lanzando miradas asesinas a los invitados de la otra boda que de nuevo ocupaban la entrada del restaurante. Lo que faltó para terminar de explotar, por si me quedaba algo dentro, fue escuchar a mi madre, que creyó conveniente recordarme justo en ese momento que no estaba sujetando el ramo como es debido. Mi respuesta: "Me importa una puta mierda el ramo de los cojones". Si, me quedé muy a gusto. 

Para suerte del camarero responsable de nuestra boda, en ese momento ya había gritado todo lo que tenía que gritar, así que cuando vino a preguntarme que si todo bien, pude contestarle con un tono de voz medio normal. Se disculpó muy sinceramente y al menos eso sirvió para calmarme, sacarme una foto muy rockera con mis damas de honor, y respirar hondo para hacer, al fin, mi entrada... Pero eso será otro post. 

43 comentarios:

  1. Desde luego, eso es una boda de milagro. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estas crónicas!!!!! síiii me encantan!! estoy esperando leer más!

    Moagssf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ésta noche, si Cairo me lo permite, escribo la 2º parte para que la tengáis mañana.

      Besos!

      Eliminar
  3. diva total!!!... se ve que te quieren mucho.
    no te enfades, pero por muchos nervios que una boda pueda producir...no son formas.

    Conste que me alegro mucho por la boda,por tu nueva vida, y con tu alegria, que no te conozco en persona, pero te sigo y conozco tu blog...y realmente me alegro por ti y te tengo mucho carino, pero me ha sorprendido mucho...
    espero no haberte molestado mi opinion.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no me molesta guapa, para nada :-)

      Creo que de los primeros que no fueron formas, fue del restaurante. Ya conté que fuimos una semana antes de la boda y nadie nos dijo nada que había otra boda en el mismo sitio a la misma hora. De hecho, me enteré porque paré un momento de camino al hotel y me encontré con el chiringuito de la otra boda montado. Y ni por esas el personal de allí me dijo nada. Te aseguro que el papelón de salir hacia tu boda y encontrarte en medio de la boda de otra es tremendo.

      Con respecto a lo de mi madre, yo llevaba 4 días sin dormir, solucionando muchos problemas, estaba superdesilusionada en ese momento, y me pareció que no era el momento de preocuparse por el ramo, en vez de preocuparse por mi, que salí medio llorando de la habitación. Pero en fin, ella estaba nerviosa, yo también, y la cosa quedó ahí, ella sabe que hay momentos en los que es mejor no hablarme, más que nada porque ella también es de carácter fuerte. No pasó a mayores, y de hecho se lo pasó genial.

      Os podría contar la versión bonita, pero es que al final esto fue lo que pasó....

      Un beso cielo!

      Eliminar
  4. Jajaja. Si es que te imagino ahí hecha un basilisco y me hace mucha gracia. Y la verdad, no hay como cabrearse en tu idioma natal. Mucho más liberador, dónde va a parar. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las que estuvieron presentes todavía se parten de la risa y me imitan que da gusto... No sabes como se lo pasan.

      Y si, para cabrearse, el castellano sin duda.

      Besos!

      Eliminar
  5. jajajaja como en el post anterior me parto con tu narrativa sobre la boda, me ha encantado lo de que decidieras beberte las cerves de los presentes en venganza por no dejarte probar bocado (nada mejor que unas birras para aplacar nervios di que si!)y ole tu marido poniendo orden con la otra boda, que yo entiendo que novia 2 estuviera solo a lo suyo y quisiera hacer entrada triunfal, pero un poquito de respeto a las otras bodas, coño ya!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor de la historia es que a mi no me gusta la cerveza :-P Pero me terminé las de todos los presentes (quedaba poco, eso si), que ya que no me dejan comer, al menos me bebo algo!

      Lo de la otra boda, yo a quien culpo es al restaurante. Primero, porque me tendrían que haber avisado. Segundo, porque sabiendo que al final íbamos a coincidir, tendrían que haber estado atentos a esos detalles. Y tercero, porque el cuarto donde se arregla la novia no está para que los fotógrafos entren a buscar nada.

      La otra novia, el caso es que ella, a diferencia de mi, si sabía que el jardín principal estaba ocupado por otra boda. Que no es su responsabilidad, pero un poco de cuidado no hubiera venido mal... En fin..

      Terminaremos el relato!

      Eliminar
  6. Así que fuiste tú la que se bebió mi birra... te lo perdono porque si no fuese por eso, no sé que hubiéramos hecho...

    Eso de que le dijiste las cosas tranquila al camarero... unos cojones! Menudo pollo le montaste!!! Y por qué crees que el pobre estaba tan compungido? Porque le diste miedo!!jajaa

    Lo cierto es que íbamos tardísimo. Y por eso coincidentes... en fin, aún sueño con tu cara saliendo por la puerta y gritando por Tarek. Yo que por fin había terminado con la decoración e iba a verte preciosa y radiante... Conseguiste una cosa: ser la novia cadáver! Hubo momentos de ultratumba!

    Te quiero!!

    ResponderEliminar
  7. A ver, tu donde estabas, porque me tiré media tarde anunciando que me iba a beber las cervezas sin importarme a quien pertenecieran.... :-P

    Lo del camarero, a ver, comparado con como estaba, se lo dije tranquila. Estaba enfadada y se lo dije seria y fui muy clara, pero ni le levanté la voz ni fui maleducada, creo yo al menos.

    Independientemente de ir tardísimo, tenían que haber estado al tanto. Pero me alegro de que alguien haya pillado mi propósito... Ya soy Emily!!!!

    Yo también te quiero!!!

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja! Sé que en su momento no te debió hacer ni puñeterísima gracia, pero a posteriori tiene su miga! :D
    Ese Tarek sí que sabe....ooole!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese momento me cabree un montón, pero si, ahora nos reimos todos de la situación :-)

      Me pasé, pero bueno, todo el mundo lo entendió y ha quedado como anécdota. Y Tarek desde luego ya sabe manejarme, luego se partía de la risa el muy....Ahora, cuando fue a buscar las fotos volvió a hablar con el restaurante porque está indignado. En fin...

      Besos!

      Eliminar
  9. Jaja que emocion, he estado esperando a que nos contaras la aventura que fue casarte!
    Me paso ahora mismo por tu Facebook!
    Enhorabuena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maja!!! Que tal por allí?

      Besos!

      Eliminar
  10. Me reparto de la risa!!!!

    Me está encantando la crónica de la boda.. (He visto las fotos y estabas preciosa =) Y T.... es magnífico... jajaja. Lo has sabido buscar)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, la verdad es que yo ahora recordándolo también me rio mucho :-)

      Gracias por el piropo! Y si, Tarek es perfecto :-)

      Eliminar
  11. me han encantado las fotos del facebook! al parecer el cabreo inicial se te pasó.. porque estabas lindisima! y santa madre es mucho más joven de lo q imaginaba =)

    diosito bendiga su matrimonio ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me pasó gracias a berrear como berré, solté kilos de estres :-) Gracias guapa!!!

      SantaMadre... es que no digo nada, porque para algo es SantaMadre.

      Mil gracias!

      Eliminar
  12. He corrido al album de fotos y ¡pedazo de novia! GUAPÍSIMA y con una sonrisaaaaaa ambos de oreja a oreja ¡así da gusto! Saludddd y el detalle del ramo a tú padre puffff un besote desmadroso y enhorabuenaaa SEÑORA :) jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maja!!!

      Lo del ramo... ya estamos con los Spoilers!!! Mañana más :-P

      Besos guapa!

      Eliminar
  13. Que sepas que yo, a pesar del paripé que siempre me han parecido las bodas -la mía incluida-, te entiendo perfectamente. Eso pasa en la mía y salimos en los periódicos.
    Me alegro que al final saliera bien y no te volvieras casa ;-)
    Voy a cotillear las fotos... Jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, cuando ponga la música de la boda creo que te va a molar :-P

      Eliminar
  14. No sabía que se podía pasar tanto estrés en una boda, es lo que tiene no haber vivido la experiencia...Lo que no entiendo es esa desbandada de gente y que te dejaran sola en aquella habitación. ¿Dónde se fueron? ¿Qué pasó?
    ¿Te hicieron foto gritando?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo pensaba que lo del estrés era para otras novias... hasta que me pasó.

      La desbandada fue porque llevábamos decoración casera. Había que preparar la mesa que habéis visto en las fotos, y además teníamos 20 bolsas para velas que había que repartir por el jardín. Así que ahí andaban, decorando y encendiendo velas como locas, las pobres.

      Gracias a dios no me hicieron fotos :-)

      Besos!

      Eliminar
  15. Ja ja Suena a una boda muy personal ;) es decir muy tú, me he reído mucho con lo que cuentas de la cara que pusieron Tarek y el fotógrafo cuando te bajaste del mini bus jajaja, tuvo que ser lo más...desde luego que no todas las novias van en autobús a su boda.

    Ni que decir tengo que estabas super guapa y super natural vestida de novia, me alegro de que no te hayas pintado los labios ni te hayas puesto nada que no quisieras, di que si "Que lo que diga la novia es lo que cuenta" .

    Por lo demás, lo que te pasó pues son los nervios propios de una novia en día de su boda, que me lo digan a mí que me puse a llorar por que no aparecían las tijeras para cortar las tiras que sobre salían del vestido y a grito pelado eché a todo el mundo de la habitación ; ) menos mal que nadie me hizo caso jeje

    Deseando leer el resto

    UN Besico.

    PD yo también me hubiese quedado boqui abierta ante la caraoza de cenicienta y tb hubiese querido una para mi boda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias maja!!! Lo del minibus, yo es que siempre quise ir en carruaje de caballos conducido por mi (si, hice un curso de conducción de carruajes, muy útil...), así que ya que no podía ser, el minibus me pareció una buena opción. Lo de la carroza de Cenicienta, menudo trauma... Yo sabía que aquí en Egipto les gustan las cosas pomposas, pero la madre... Las luces de neon me causaron un trauma!

      Lo de las tijeras, lo siento pero me he tenido que reír!!! Al final las encontrasteis?

      Besos!

      Eliminar
    2. si las encontré, estaban justo donde las había dejado preparadas, lo que por lo visto se devieron volver invisibles ; )

      Eliminar
  16. Me parto toda..... el Tarek efectivamente es el hombre que te comprende: mejor no darte bola ni entrar al trapo cuando estás en toloalto del encabronamiento....
    Joder, una se pone a leerte y le apetece buscar en internet por si se puede bajar el resto de temporadas....terminas de leer y te quedas con ganas de que continúe.....
    La foto ésa es lo más, con la birra y el mismo día de tu boda.....muy grande..... si estuvieras dándole a la tila no serías tú......
    Lo de los labios aún sigo fascinadita.... yo llevo los labios sin pintar y no se me distinguen del resto de la cara....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tarek me entiende, pero la verdad es que el portazo le sobró, porque ese fue el momento en el que me puse a llorar, en fin :-P

      La siguiente temporada prometo que sin falta a la de ya. Y la foto... lo malo es que no se ve el cigarro en la otra mano, que entonces ya era de perdida total. La tila, mira que mi madre llevaba toda la semana ofreciéndome valeriana y yo empeñada en que no. Es que me mola más sin anestesia.

      Lo de los labios, menos mal, porque me tengo que poner un pintalabios y me da un mal.

      Besos!

      Eliminar
  17. Qué bonito todo!
    (Las foto tuya posando con el ramo en el suelo/vestido brutal...... ;sorry si esa fue idea tuya... que con lo metepata que soy....)

    Esperando la continuación y la versión de Tarek,un besito
    (Entre Pozuelo y Madrid-esta vez con 1parada en el Bierzo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La foto del ramo en el suelo... la madre del cordero!!! Como va a ser eso idea mía???? Fue idea de mi amiga Y., que toda emocionada me quitó el ramo de las manos y cuando ví que lo puso precisamente ahí... yo quería salir corriendo... Pero después de lo que se había currado mi maquillaje yo no podía decir que no... En fin, ahí queda la super foto para la posteridad :-P

      Yo seguiré reclamando la versión de Tarek mientras que termino la mía :-)

      Besos!

      Eliminar
  18. Además de todo lo que ya te han comentado... yo tengo algo que decir... ¿¿cuándo has empezado a fumar???!!!! pero chiquilla con lo contenta que estabas de haberlo dejado!!!! me has dejado muerta! ¿O fue solo en ese momento por los nervios
    Un beso y sigue con la crónica bodil anda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volví a fumar al poco de mudarme... Cairo life. Te aseguro que quien ha venido a verme lo entiende... En fin, me queda poco de fumadora, no me va a quedar más remedio que dejarlo otra vez.

      Besos guapa!

      Eliminar
  19. Perooooo, ¿al final te has casado o no?

    Espero impaciente el desenlace (uy, me ha salido, así, sin pensar), pero por lo que llevas contado, ya empiezo a dudar de todo.

    Aprovecho esta oportunidad que me brinda tu blog para mostrar mi solidaridad con Tarek

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, le transmito tu solidaridad. Luego no soy tan fiera como me autopinto.

      Y si, como las fotos ya están colgadas, te puedo adelantar que la cosa terminó bien.

      Saludos!

      Eliminar
  20. Drew:
    Gracias por la sinceridad, que yo creo que no existe boda que salga perfecta y los nervios, son tantos, que la novia al final, siempre lo pasa más o menos mal...
    Yo solo me casé por el civil, con una recepción pequeña (80 personas...)y lo pasé terrible..., por lo que aunque marido insiste todos los años, en que cuando nos casaremos por la iglesia, yo simpre termino cambiando el tema..., creo que las bodas me superan...
    Me quedo a la espera de las siguientes crónicas.
    Las fotos muy bellas y naturales, tal y como tu.
    Besos preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa:

      En mi boda creo que no llegamos a los 80, pero en otro país, con una ceremonia que prácticamente teníamos que inventar nosotros, y encima con todo lo que hicimos la semana anterior con mi familia que vino... pues lo dicho, te puedes imaginar. Lo que me ha quedado claro es que a mi las bodas también me superan.

      Gracias por el piropo!

      Besos!

      Eliminar
  21. oioioi , lo que te has hecho esperar con este post, me han encantado las fotossss, estabas guapisimas y se ve que pese a los ataques de panico iniciales , te lo pasate genial.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que miedo me da verte por aquí :-P

      Gracias por lo de las fotos, la verdad es que si, me lo pasé genial. Ya mismo el desenlace!

      Eliminar
  22. Ya decía yo que llegaban ese día a Santo Domingo unas voces que no sabía de dónde provenían...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si llegué hasta Santo Domingo desde luego soy un crack!

      Eliminar