martes, 1 de octubre de 2013

El golfo de mi vida


Hace mucho, mucho tiempo, dije que algún día tenía que contar todas las anécdotas que viví durante los 3 años que trabajé de teleoperadora. Algún día lo haré, prometido, pero las anécdotas no son ni mucho menos lo mejor de esos 3 años. Lo mejor que me llevé de esos 3 años colgada al teléfono entre alarmas y robos, fue al golfo de mi vida. 

No tengo ni idea de como conocí a Javi, aunque lo deduzco. Se que nos conocimos pasándonos llamadas, que nos hicimos compinches cuando nos sacábamos las castañas del fuego mutuamente cuando los alemanes nos volvían locos, y que quedamos por primera vez a raíz de un momentazo mio de esos de "los hombres son unos cabrones y yo me voy a meter en un convento". Ese disgustazo le sirvió de excusa (si, quiero pensar que lo estabas deseando) para invitarme a cenar a un chino en el barrio de Argüelles. Esa noche le conté mis penas, le canté una canción de Lucie Silvas en el coche (nunca más), e inexplicablemente no dejó de hablarme. De hecho, tuvo la mala suerte de convertirse en mi mejor amigo. 

Como explicar como alguien que aparece y desaparece de tu vida se convierte en tu mejor amigo? Como transmitir en un post todos los momentos ENORMES que hemos vivido juntos? Como se escribe un post que esté a tu altura? No tengo tanto arte, cielo, porque nuestra pequeña historia está entre canciones, entre miradas, entre frases absurdas, entre llamadas a miles de kilómetros, y entre fotos de cine. 

La banda sonora la ponen las canciones de Shane, tu grupo, y todas que tocabais esas noches increíbles que vivimos en ese pub de la Calle Alcalá. Desde las noches locas en las que acababas bailando y cantando desde la barra, hasta la noche tranquila en la que me cantaste, a mi y solo a mi, ese Run de Snow Patrol. Nuestra historia está en ese momento en el que paraste el mundo y solo existías tu, hasta las veces que te quise matar por sacarme al miniescenario a bailar contigo  

Los decorados los ponemos en la Gran Vía. Porque la Gran Vía fue donde he vivido 2 de las noches más especiales, una por divertida y la otra por mágica. La mayor fiesta de mi vida, ese Orgullo Gay improvisado en el último momento, donde bailamos, cantamos, andamos y nos divertimos como nunca. La esquina del metro de Gran Vía ya no es la esquina del McDonalds, es el sitio en el que bailamos Billie Jean entre miles de personas, sobre el asfalto, sintiéndonos los Reyes de Madrid, porque sin duda esa noche Madrid era nuestra. 

La mágica, esa Noche en Blanco, caminando por media ciudad, andando y desandando el camino simplemente porque ninguno de los 2 quería volver a casa. 

No hay historia perfecta sin menú perfecto, y nuestro menú lo pone el Fridays. "Somewhere only we know", en la esquina del Bernabeu, con CD y dedicatorias entre aros de cebolla y hamburguesas. Queda la eterna promesa de volver, pero ya sabemos que si no es posible, mi salón hace un buen apaño, con menú y todo, verdad?

Las copas tras la cena, en ese garito oscuro en Leganitos al que me llevaste porque decías que me pegaba. Esa noche también me dijiste que "nadie llevaba los vaqueros con botas altas como yo", y aunque los 2 sabemos que eso es mentira, desde entonces me pongo los tacones y los vaqueros con mucho más salero, y los llevo con mucho más orgullo. Porque yo lo valgo, ea. 

Si tenemos que ponerle una peli a nuestra peli, creo que le ponemos 8 millas, verdad? No será por la brasa que te dí para verla, no será porque me quedé dormida al final, pero será porque nos lo pasamos bien esa noche. O porque te enseñé las maravillas del Hip Hop (no solo de British vive el hombre). O porque fue una excusa para quedar. Que sea por lo que te de la gana, pero me quedo con esa peli. 

Te odio y te quiero, y tu lo sabes. Te odio porque desapareces, te odio porque te echo de menos, te odio porque conseguir que contestes al teléfono es un milagro, te odio porque me lo paso tan bien contigo que me sabe a poco. Pero te quiero, y no te quiero ni por el Fridays, ni por los conciertos, ni por el orgullo gay, ni porque me digas que estoy estupenda, ni porque escuches mis locuras hasta querer matarme por pesada. Te quiero porque eres grande. Te quiero porque eres un luchador, de los de verdad, de los de plantarle cara a la vida y salir adelante cuando muchos otros se hundirían. Te quiero por valiente, por inteligente, por buena persona. Y te quiero porque superas todo con una sonrisa, y haces sonreír a los demás. Tu haces feliz a la gente, incluso cuando tu no eres feliz. Y eso, Javi, es muy grande. Eso es un superpoder. 

Tu sabes como "How to save a life" porque has salvado la mía muchas veces. Tu sabes como hacerme "Run", porque correría a verte allá donde fuera. Y sobre todo, tu sabes "Lo que hay que recordar", porque lo que hemos vivido seguramente no lo olvidaremos en la vida. Pero que no quede ahí, sea donde sea, como sea y cuando sea, volveremos a vivir noches mágicas. Porque yo al menos necesito noches de esas para ser un poco más feliz. 

Feliz cumpleaños, golfa de mi vida. Te debo un Fridays. O muchos. Y muchos CD´s con dedicatorias. Y muchas canciones. Y muchos álbumes de fotos. Pero sobre todo te debo muchas gracias. Porque sin ti, yo sería una persona mucho más triste. Y ya hay mucha tristeza en el mundo, porque por desgracia no hay mucha gente en el mundo como tu. 

Y esta vez, te lo digo yo a ti "Even if you can not hear my voice, I´ll be right beside you, dear". No te olvides.

26 comentarios:

  1. Qué bonito. Qué envidia esas amistades. Besos, ex-nauseosa ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una suerte tremenda :-) De ex, nada de nada :-P

      Besos!

      Eliminar
  2. Pero qué entrada más bonita. Se nota que esa amistad es muy importante en tu vida. Y supongo que en tu vuelta a España volverás a verlo. De verdad que tienes suerte, amistades así, muy pocas.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia no, porque el es expatriado como yo. Pero al menos estaremos más cerca, y en cuanto pise España le secuestro, que hace ya mucho que no nos vemos.

      Besos!

      Eliminar
  3. Jo, qué bonito, mientras lo leía me iba acordando de mi mejor amigo y la verdad es que no hay nada más bonito que una amistad así, eh. Y más con Bohemian Rhapsody sonando de fondo! jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto. Y es que ver a Javi es garantía de volver a casa feliz de la vida. Me ha salvado de tantas... Besos!

      Eliminar
  4. Que entrada tan bonita!!! Que suerte tienes de tener a ese gran amigo y él de tenerte a tí como amiga.
    Besinoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo mucha suerte, y el tiene mucha paciencia :-)

      Besos!

      Eliminar
  5. Ains que bonitooooo tener un amigo así y saber reconocer el valor de su amistad.... yo sigo esperando tus anécdotas de teleoperadora, en cuanto tu las cuentes me animaré y contaré yo las mías de mi vida teleoperadora.... un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prometo que algún día la contaré. E incluiré la de Javi con la amputación de brazo, que aunque macabra, fue divertidísima.

      Saludos!

      Eliminar
  6. Qué bonitas esas amistades que perduran en el tiempo aun cuando no se tiene tanto contacto... Seguro que Javi se emociona un montón leyéndolo. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos podemos tirar hasta años sin hablar, pero en cuanto nos juntamos es como si no hubiera pasado el tiempo. Y como a los 2 os gusta poco hablar....

      Se que le ha gustado mucho :-) Besos!

      Eliminar
  7. Qué bonito sister! Este Javi tuyo tiene que ser la caña :)
    Los buenos amigos son de lo mejorcito de la vida.
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No os imagináis hasta que punto es la caña, es imposible aburrirse con el.

      Besos sister!

      Eliminar
  8. Sin palabras, conozco a Javi desde hace 22 años, y es un tio GRANDE, a ti no te conozco, pero sin duda debes ser muy muy grande tambien y quererle mucho, lo que tu has escrito es de "chapeau", todos deberiamos tener a alguien así, como tu y como él...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es MUY grande, y tu que le conoces bien sabrás que no he exagerado ni un poquito, mucho más se podría haber contado. Le quiero mucho, es imposible no quererle.

      Saludos y gracias!

      Eliminar
  9. " Ponga un golfo en su vida". No queda mal, ¿no?

    A seguir disfrutando e esa amistad

    ResponderEliminar
  10. Este amigo tuyo tiene que estar llorando de emoción cual fuente!!
    Quien tiene un amigo tiene un tesoro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de llorar no le pega, pero me habrá llamado perra 40 veces al leerlo, eso seguro.

      Besos!

      Eliminar
  11. Hola! Que linda historia! se nota que lo quieres un montón y yo soy una convencida de la vida que los mejores amigos ( de este tipo)son lo mejor que nos pasa.
    muchos besitos

    y por si te interesa conocerme
    http://flashlovee.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es de las mejores cosas que me ha pasado, principalmente porque sabe muy bien como cambiarme el humor. También es cierto que a veces le mataría, pero el sabe que se lo merece.

      Me paso a visitarte!

      Besos!

      Eliminar
  12. ='} creo que contihgo nunca cambiare de opinion ni me aburrire... paso de la risa al llanto
    Que orgullo debe de sentir Javi con estas palabras... yo estoy llorando!
    FELIZ CUMPLE JAVI y que Dios siga conservando ese amor que hay entre ustedes
    Envidia de la buena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica :-) Se que le gustó mucho. Ahora ambos estamos expatriados y será complicado vernos, pero algún día nos juntaremos para tomar algo y recordar viejos tiempos.

      Besos!

      Eliminar
  13. Es superbonita esta entrada. Nos pides que te dejemos un comentario y lo hago con mucho gusto. Me ha conmovido. La vida está hecha de esas pequeñas anécdotas que no podemos olvidar.

    Me has hecho que recuerde grandes momentos con amigos míos por Madrid... me has traido un poquito más cerca de la realidad.

    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luisa. Me has hecho releer lo que escribí y acordarme de que tengo que mandarle un Whatsapp, que le echo de menos.

      Madrid parece ser que está llena de grandes momentos. Algún día volverán, seguro. Gracias a ti.

      Eliminar