martes, 28 de enero de 2014

La matrona, la dieta asesina y mis metas varias


Es oficial: Me estoy poniendo como una vaca. Que si, que con 26 + 2 semanas de embarazo, una ya empieza a estar relativamente grande, pero en mi caso no es un tema de tripa. Es un tema de culo y piernas. Es un tema de brazos. Es tener la cara como un pan. Es tener una depre de caballo cada vez que me miro en un espejo, ya no hablemos de una foto. 

No os sorprenderé si os digo que yo estaba firmemente dispuesta a tener un embarazo de esos en los que solo se engorda de tripa, o ya que estamos, uno de esos en los que hasta se adelgaza. Por pedir, que no quede, no? Que tras haber vomitado todo lo vomitable, digo yo que me lo merecía. Pero ya sabemos que mis expectativas y yo vamos por caminos muy diferentes, y como casi todo en este embarazo, el tema del peso ha sido una de "no querías? Pues toma 2 tazas". 

Hasta navidades la cosa más o menos funcionaba, hasta el punto que yo me llegué a autoconvencer de que, de hecho, estaba algo menos hinchada, algo menos fofa, quien sabe, a lo mejor estaba hasta adelgazando.... Y Tarek, ese santo varón que me soporta y me aguanta las neuras, me lo confirmaba continuamente: Que si mi vida, que tu estás estupenda, que estás guapísima, que no estás gorda... Lo dicho, paciencia infinita. 

El discurso le duró hasta que conocí a mi matrona, encima en plenas navidades. La mujer en un principio parecía maja, muy buen rollo, muy proparto natural y lactancia materna, nos vamos a llevar bien.... Hasta que llegamos al momento báscula:

"Si bueno, yo se que he cogido mucho peso, pero desde que llegué a España creo que ya no tanto. De hecho hasta creo que yo misma he bajado. Es decir, habré subido de peso porque el lechón este crece, pero yo creo que incluso he bajado" La matrona me mira con los ojos como platos, la boca medio abierta y cara de pasmo. "Bonita, TU estás engordando". Todo mi autoconvencimiento, a la basura con una sola frase. Y lo peor es que la maldita báscula le da la razón. Veredicto: Vuelve en 2 semanas para ponerte a dieta. 

Prometo que volví 2 semanas después con toda la buena disposición del mundo. Que a mi hacer dieta me pone de muy mal humor, pero oye, todo sea por no salir rodando del hospital cuando PF se decida a salir. La buena disposición me duró hasta que escuché que tenía que ponerme las raciones en platos de postre. Si claro, díselo eso a PF y verás donde me manda. Que otra cosa no, pero hambre, tengo toda la del mundo. 

Había que reconocerle a la señora que parte de razón tenía, y algunos consejos sobre como sustituir algunas cosas por otras que engordaban algo menos, pues obviamente los acepto de buen grado. Pero eso de que una comida son 60 gr de pasta, lo siento pero no. En ese caso, a la media hora estaría comiéndome la pared. Intenté negociar, explicar mi situación, incluso con datos objetivos: "Al principio del embarazo engordé muy rápido, porque claro,  hay que tener en cuenta las circunstancias: Que yo me quedé embarazada en plena 2º revolución egipcia y claro, el estrés, el toque de queda y esas cosas que te encadenan al sofá.... Luego llegué a España y dejé de fumar, y oye, esto también añade kilos, que la última vez engordé 8..." Mirada gélida por parte de la matrona: "No busques excusas". Vale, jo. 

Y así pasé una semana con remordimiento de conciencia cada vez que comía algo fuera de un plato de postre. Hasta que tuve cita con mi nueva ginecóloga. Y me dijo que me dejara de chorradas, que bastante estrés he tenido ya. Y me dio la razón respecto a lo del toque de queda y el dejar de fumar. Que mientras que comiera sano, engordara lo que tuviera que engordar. Y yo volví a respirar tranquila. Dejemos eso de adelgazar para cuando tenga a PF en mis brazos, y crucemos los dedos para que la lactancia ayude. 

Se me acaba de ver el plumero, no? Estoy poniendo mis esperanzas en que la lactancia me salve. Y precisamente por eso, me voy mentalizando de que no va a ser así. Porque mi vida, Murphy y el maldito Karma, son así. Por tanto, a día de hoy, cerca de terminar el segundo trimestre de embarazo y todavía en cierta posesión de mis facultades mentales, pongo por escrito que:

1. Antes de que acabe 2014 yo tengo que volver a meterme en mis vaqueros (que si, que estamos en Enero, pero PF no desaloja hasta mayo)
2. Aprovechando la afición de señor marido por la ensalada y la fruta, no perderé los buenos hábitos una vez me den el carnet de madre. 
3. Para ahorrarme broncas con el susodicho, que le está cogiendo afición a mis curvas, estableceré mi meta con una calculadora de peso ideal, que dice que yo estoy estupenda cuando peso 57 kilos, no muy lejos de lo que pesaba antes de quedarme embarazada. Así ya no seré una loca que quiere estar demasiado delgada, o que ve grasa donde no la hay, porque la calculadora me dará la razón. La cantidad de broncas maritales que me voy a ahorrar...
4. Empezaré desde YA a innovar en la cocina. Que a la derecha de la calculadora hay un recetario sano estupendo, con muy buenas ideas, y una receta de lentejas SIN cerdo que me acaba de hacer muy feliz. Esta semana empiezo. 

Decidme por favor que estas metas se pueden conseguir con un bebé en brazos, aunque sea mentira.... 

55 comentarios:

  1. Jo, yo estoy también con el gine... la matrona no tiene ni idea! :-) Lo de los vaqueros es lo que me parecemás irreal... porque además siempre los llevo bien prietos... de esos que te clavan el botón en la tripa... así que ya los he desterrado a la buhardilla hasta próximo aviso... Ahora estoy de 13 semanas... qué ganas de ya llevar el doble, como tú!
    Ánimo y no te agobies con el tema peso... que con la succión de la lactancia nos vamos a poner que ni la Naomi :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, los mios no son tan ajustados, y es que yo sin vaqueros no soy nadie!

      Ya echarás de menos las 13 semanas cuando todavía te puedes levantar del sofá como un ser humano normal :-P Antes de que te des cuenta, tendrás un tripón! Muchos besos!

      Eliminar
  2. Sólo puedo desearte mucha suerte y fuerza de voluntad.

    ResponderEliminar
  3. jajajaja. Yo también pasé por la excusa de que dejar de fumar me hizo engordar, y esas cositas. Engordé mucho, vale, pero mira te voy a dar varias buenas noticas:
    1. nada más desalojar a la pichona, en escasos 15 dias bajé 10 kg
    2. La lactancia ayuda.................. al principio. O sea, te ayuda a adelgazar pero luego depende de lo que comas, porque yo misma desde hace ya unos meses lo que me hace la lactancia es evitar engordar. Es decir, me pongo como el quico y no engordo... y digo yo, si comiera menos y más sano y raciones normales adelgazaría.. pero oiga, que eso de no engordar a pesar de lo que comas también mola... así que sigo poniéndome como el quico porque la lactancia da muuuuuuucho hambre, pero por lo menos me mantengo.
    Conclusión, cuando des el pecho ojo porque da mucha hambre así qeu adelgazar adelgazar es posible que no adelgaces si comes todo lo que te apetece, pero con un poco de fuerza de voluntad si te cuidas adelgazarás.
    De los muchos kilos que engordé 10 se fueron visto y no visto, 3 poco a poco y 5 (venga, va, ya lo he admitido en público) están aún por irse.. pero no me agobio porque dentro de lo que cabe estoy bien.. (ejem)
    Besotes y ánimo, no te pongas a régimen pero come sano y verás que bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me da muuuuuchos ánimos! Creo que con lactancia más o menos (no tengo ni puñetera idea de lo que hablo) podría controlarme, pero es que actualmente cuanto tengo hambre tengo 2 opciones: Que acabe vomitando por tener el estómago vacío, o que me baje tanto la tensión que esté a punto de desmayarme. Así que ahora mismo no es una opción. Cuando este desaloje y yo empiece a ser persona espero poder volver poco a poco a mi ser...

      Gracias por los ánimos!

      Eliminar
  4. Mira, no sólo cada mujer es distinta, sino que a la misma mujer le puede ir distinto en dos embarazos.

    Yo con la primera lactancia no noté ningún efecto en el peso. Y ahora en la segunda, los primeros meses (que se supone que mama mucho el bebé) nada de nada, y ahora que ha pasado un año, de golpe he perdido 6 kg. Lo que quiero decir es que cada metabolismo es un mundo, igual zampas mucho y pierdes peso, o al revés.

    El único consejo que puedo darte (aunque no me lo has pedido) es que no te estreses con el peso, tú come sano y en cantidades razonables, y que sea lo que sea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente cuando pienso en que no voy a adelgazar después, es por tu post sobre lactancia donde explicabas esto precisamente. Pero sigo teniendo la pequeña esperanza de que se parezca más a tu 2º que a tu 1º :-P

      Voy a hacer lo que tu dices, porque andar medio mareada o vomitando por tener el estómago vacío no me parece mejor opción (y eso es lo que pasa cuando no como) desde luego... Besos!

      Eliminar
  5. Drew:
    Pues yo creo que debes disfrutar el embarazo y luego ya verás como bajas rápido, si eres joven y la juventud es un divino tesoro jejeje. Habrá que hacer algunos esfuerzos, pero yo confío en que entres en tus vaqueros. Apuesto que si!!!!.
    Un beso preciosa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmmmm joven... me paso a la treintena en apenas un mes! A ver si hay suerte y efectivamente consigo volver a ser yo. Besos!

      Eliminar
  6. Que sí, mujer! que todo es cuestión de proponérselo y fuerza de voluntad.
    Tú ahora disfruta del embarazo, alimenta bien a PF y luego, ya iremos viendo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que eso de la fuerza de voluntad escasea por aquí :-) Pero si no os pongo a todas a animarme, que lo hacéis muy bien, y seguro que funciona! Besos!

      Eliminar
  7. Jo, opino como la ginecóloga es que te pongan a dieta cuando estás embarazada y después de dejar de fumaaaar...ya me parece a mí mucho estrés. Déjalo para cuando nazca PF, que entre no dormir demasiado y que en cuanto empiece a toquetear todo y a corretear creo yo que te va a bailar la talla 36 como un hulahop.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con volver a meterme en la 36, que es la mia, me vale! A ver si es verdad, que me parece buena forma de adelgazar! Besos!

      Eliminar
  8. A mí me controlaron mucho el peso, pero en realidad me engordé poquísimo, y eso me ayudó a recuperar mi peso en poco tiempo. Pero es que a mí hacer dieta no me cuesta demasiado...(bueno, debería hablar en pasado, cada vez me cuesta más, arrrg!). Ánimo campeona, dentro de un límite es normal que te engordes con todo lo que has pasado. Ya tendrás tiempo luego de ponerte en forma ;)
    Besotes sister!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no te cuesta hacer dieta???? Pásame el truco ya!!!

      Besos sister!

      Eliminar
    2. Jajajajajaja! Una fuerza de voluntad a prueba de balas! (pero ya te digo que me estoy perdiendo...aix...). XD

      Eliminar
  9. Cuando tengas a PF contigo, no tendrás tiempo de comer, ni de descansar, incluso ni de ducharte, así que el desgaste te dejara como una sílfide.
    ¿A que con el susto que te he dado con lo que te espera ya no te importan tanto los kilos.....? je, je. Nada, mujer, que es broma, que va a ser un buen Faraón y se comportará, dormilón y tranquilito....¡¡¡¡Insha'Allah...!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de comer y descansar vale... lo de ducharme... por ahí si que no paso! Y mira que lo dicen muchas madres, pero tengo el firme propósito de que eso no me pase.

      A ver si es verdad que sale dormilón y tranquilito, pero teniendo en cuenta al duo paternal, lo veo complicado. Besos!

      Eliminar
  10. Pues a mí me pasó lo mismo con mi matrona..muy buen rollo pero cada vez que me subía a pesarme...zas!! Mi peso ideal es 57 (como tú) pero empecé el embarazo con 67 (sí, sí, una serie de cosas me hicieron engordar como a tí), en el embarazo llegué a pesar 78,5 kg, o sea que engordé 11,5 kg (eso sí sólo de tripa). Bueno, pues a las pocas semanas de tener a la pequeña emperatriz me peso y veo 64,5 kg..y ahora peso 62. No estoy haciendo dieta porque a día de hoy sigo con lactancia materna, a ver qué pasa cuando lo deje.. Con todo este rollo te quiero decir que comas lo que te pida el cuerpo (y PF) y que ya habrá tiempo de adelgazar.. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer cuando leí tu comentario te hice la ola, te mandé un aplauso a distancia y fui muy muy fan tuya. GRACIAAAAAS! Eso si que es darme esperanza! Lo único, que yo ya he engordado en 6 meses lo que tu en todo el embarazado :-P

      Muchos besos y mil gracias!

      Eliminar
  11. ESas metas se pueden conseguir con un bebé en brazos.

    ResponderEliminar
  12. come sano, y ya está, si tienes mas hambre pues echas mas al plato, y si tienes menos, pues menos. No te pases con bollos y chuches y todas las guarrerias prefabricadas y sal a caminar una horita si puedes cada día. Y disfruta de ese pequeño que crece dentro de ti. Y cuando salga, pues el agua contigo a toaspartes hija, porque la lactancia da una sed que no veas (y hambre, por lo menos a mi). Y sigue comiendo sano y variado. Y a disfrutar de tu bebe, de tu marido, y de tu cuerpo serrano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces no lo estoy haciendo tan mal! Ni como bollos ni chuches (me sientan fatal), salgo a pasear con los perros, y lo del agua a todas partes es una costumbre desde hace años. Así que tienes toda la razón, bastantes motivos tengo ya para amargarme. Besos!

      Eliminar
  13. De este tema no te puedo decir nada, porque hace ya 9 años que parí por última vez y estoy más gorda que nunca en toda mi vida!!!. No tengo excusa. He ido acumulando situaciones de engordadera sin poner remedio al terminarlas, por lo que lo llevo todo conmigo, arggg.
    En los embarazos engordé pero luego perdí casi todo durante la lactancia.
    No te agobies, que estás embarazada, anda que no tengo yo amigas que han estado a dieta todo el embarazo y luego el bebé nació bajo de peso. Come sano, pero come.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, eso si me daría miedo... A veces me da rabia, pero al final voy a tener que tragar con lo que hay y punto. Solo procuraré no sacarme muchas fotos :-P

      Besos!

      Eliminar
  14. jajajajajaja tranqui mujer! una amiga q acaba de ser madre se puso gorda y reteniendo muxos liquidos durante el embarazo, era casi irreconocible como estaba! xo ya casi a vuelto a su estado de origen! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso también me da muchísimos ánimos! Y si no, me pongo con tu plan bodil y listo :-P

      Eliminar
  15. Siempre he pensado que si me quedara embarazada engordaría un montón, porque de normal ya tengo antojillos, he, he.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya verás que por la ley de murphy, no coges un gramo! :-P

      Eliminar
  16. Jajaja, animo guapa! Ya veras como lo pierdes luego rápido, la lactancia ayuda, según mi endocrino 750 calorías se pierden. yo con pitufo deje de pesarme al llegar a los setenta...y en aquellos maravillosos años, me embarace con 57. Pero los perdí cuando me propuse. Y tu lo harás....ahora ya me puse unos cuantos de más tb ;(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Annie! Es que yo fuerza de voluntad tengo poca, pero creo que no me va a quedar otra. A ver si es verdad que la lactancia me ayuda! Besos!

      Eliminar
  17. Holaaaa!! te diré una cosa: engordé 9 kilos en el embarazo...perdí siete en el hospital entre enano y placenta y tal...y con la lactancia gané 10, como una campeona!! da un hambre que te cagas!! jaja y todavía sigo con ella, eh? jeje cuando me di cuenta de que me había cogido 10 kilos tras parir me puse a dieta sana y en seis meses los perdi! asiq...briconsejo: Drew, disfruta, con moderación de la de me como un donete, no ocho...pero cómetelo! que son unos meses, un año más gordita de lo normal..pero hay cosas más importantes, si encima te amargas por la comida..jeje bueno un besito menudo rollo, pero en serio, cero preocupación con el tema peso jeje luego cuando se te pasen las horas muertas mirando en la tetilla al enano ni te acordarás :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula cielo, yo lo siento mucho, pero eso fue el karma. Porque engordar solamente 9 kilos en el embarazo es para odiarte muuuuucho, jajjaja!!!! :-P

      Me como un donete de pascuas a ramos, pero es que sinceramente creo que si el cuerpo te lo pide a gritos es por algo.Yo lo de un año más gordita lo puedo soportar, lo que no me gustaría es que se quedaran ahí para siempre.

      Besos Paula, y gracias!

      Eliminar
  18. Sube foto preñada al FB, que aún no te he visto la panza!!!
    Yo seguro que soy la típica que preñada coge 20 kilos, aunque mi amiga Laurita cogió 23 y en un pispás, sin LM ni moscas, se volvió a quedar flaca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que las evito, y todo el que me saca fotos me las saca sin tripa, por algo será :-P Si algún día tengo alguna en la que no salga como un pan, la subo!

      Soy fan de tu amiga Laurita! Besos!

      Eliminar
  19. Tu peso ideal depende de tu altura pero 57 kilos y la talla 36 me parece poco. El mío es de 62. Antes de tener hijos pesaba 55 pero me siento mejor y más fuerte con diez kilos más. No te preocupes, seguro que con el lío de criar al niño adelgazas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mido 1,63, según el IMC el peso ideal si son 57-58 kilos (aunque hace un año pesaba 50-52). El caso es que por forma corporal, constitución, etc, mi talla es la 36. Lo de la talla es tontería porque depende de la marca, de las formas... tengo amigas más delgadas que usan una 38. Al final lo importante es estar sana y encontrarse bien, no? Besos y gracias Susana!

      Eliminar
  20. Primer embarazo: no pude dejar de fumar, y me creció solo la barriga. Todo perfecto. Peeeero, llegó el segundo. Y engordé toda yo, que encima para entonces ya había dejado de fumar y llegaba con algún kilo de más. Adelgazar adelgacé, pero de las palizas que me daba corriendo de un lado para otro con los dos.
    No te preocupes demasiado, pero, en serio, procura no pasarte. Que luego cuesta mucho quitárselos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bastante sano pero hay hambre. Pero dulces, chuches, bollería, etc... es que apenas lo pruebo, de hecho las chuches me sientan como un tiro. Así que no creo que lo esté haciendo muy mal, pero si es cierto que engordo con cosas que antes no me hacían engordar, en fin....

      Besos Sara!

      Eliminar
  21. Seguro que estás estupenda y, como dices, con comer sano seguro que mantienes a raya los kilitos de más. Es que sesenta gramos de comida es un aperitivo, hombre ya... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amén, es un aperitivo, y aquí PF tiene saque egipcio... con eso no hago nada! Besos!

      Eliminar
  22. Yo solo puedo animarte y recomendarte que hagas caso a la ginecóloga, no a la matrona ;-)

    Ah, ya que lo pides (y como seguramente imaginarás), allá va mi experiencia. Eso va según cada uno. En mi caso, por ejemplo, cuando tuve a mis niños en brazos, me quedé igual que antes de tenerlos. Misterios de la vida ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajjja Pater, cuéntame el secreto, porfa!!!

      Eliminar
  23. Menuda matrona te ha tocado... que ganas de fastidiar el embarazo.... Menos mal que la gine es mucho mas realista, los kilos que cojas ya los perderas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso me cambié de hospital... es que ya veía yo venir estas cosas... La gine además es un cielo! Besos!

      Eliminar
  24. Ay amiga, te entiendo porque a nadie le gusta dejarse, pero a ver, por partes. Primero, pues si, estas embarazada y cada cuerpo es un mundo, y no es precisamente el mejor momento para agobiarse. Cuidarse si, pero agobiarse no. Has pensado en hacer algun ejercicio para embarazadas? Piscina, yoga... yo eso si que te lo recomiendo. Y comer bien, claro! siempre! te dejo de nuevo mi blog de cocina: http://tambienmegustacocinar.blogspot.be No tengo muchas recetas y hay un poco de todo, pero ya tengo unas cuantas que son bien sanas (incluidas lentejas sin carne!!) y prometo seguir actualizando que me sobran las ideas :-) A mi la lactancia si me ayudo a recuperar mucho, a ver si tienes suerte! Vete pensando en conocer a alguien que te pueda ayudar si tienes dificultades una vez que ya haya nacido PF :-) Yo pienso que con estas tres cositas te sentiras mucho mejor y seguro que al final consigues tu objetivo!!! BESOS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Gracias a Madi tengo un estupendo libro de Pilates par embarazadas con el que me tengo que poner. Además, salgo con los perros, así que poco a poco me voy moviendo más.

      Las recetas, me pasaré a buscar ideas, porque parte del problema es que me falta imaginación. Y la lactancia, tengo un par de amigas a las que puedo preguntar, pero es cierto que debería buscar una asesora.

      Muchos besos!

      Eliminar
  25. Yo te digo algo importante: suscribo lo que dice Paula. Cuanto más joven, más fácil para adelgazar. Pero te derrumbo un mito, más que nada para que no sufras. La lactancia produce muchas satisfacciones y da mucho hambre. De hecho, en mi caso, más que el embarazo. Oye, qué pena no poder desvirtualizarte el otro día...nos acordamos de ti..Fue divertido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que espero es que para cuando nazca Omar mis problemas digestivos desaparezcan, porque parte del problema es que hay cosas, como el arroz y los cereales, que ahora mismo no los puedo comer porque acabo vomitando. Y eso me limita un montón.

      Estuve llamando para ir, pero no tuve respuesta. De hecho, pasé por al lado a la vuelta del hospital.

      Besos!

      Eliminar
  26. No me he leido todos los comentarios pero supongo que te habran dicho lo mismo. Come sano, no busques excusas y haz un poco lo que dice la gine (no te amargues) y un poco lo que dice la matrona (controla un poco lo que comes). La lactancia en mi caso no funciono, lo que adelgazaban mis tobillos y mi tripa lo engordaba mi culo y mis tetas. y cuando di por finalizada la teta (2 felices años), puf!! desaparecieron sin esfuerzos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no estoy comiendo mal, o al menos eso creo. No como chuches, no me gusta el dulce (y si como algo es bollería casera, no industrial), no como guarrerías, la carne, solo pollo y ternera.... Es que si engordo porque como pescado, sopas de verduras, y pasta lo único que me queda es comer la mitad, pero acabo vomitando.

      Veo que tu engordas por partes como yo! A ver si las perrerías del embarazo me las compensa la lactancia.
      Besos!

      Eliminar
  27. Hola guapa!
    Entiendo que lo de coger kilos te de bajon, es normal pero tú tomatelo con filosofía, además es normal ponerse ternesquilla cuando estás embarazada así que disfruta del embarazo y no lo pienses, luego cuando tengas a PF en brazos como bien dices, te pones a por los 57 kilos ideales y ya esta!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos cuando nazca tendré fuerzas para una dieta, porque ahora mismo, ni de coña! Besos guapa!

      Eliminar