miércoles, 30 de julio de 2014

De tensión arterial, precisión y lo más duro de la crianza....

Al final me van a expulsar de la blogosfera por revelación de secretos. Queridas madres blogueras, se que en los últimos meses he tenido que reconocer varias veces que en algunos asuntos no os había creído y teníais toda la razón. Pero esta vez os he pillado. Hay cosas que parece ser que se guardan en secreto, no se si en plan "novatada" para las nuevas madres. Podemos llenar miles de post sobre pañales y sueño, pero las cosas puñeteras de verdad nos las guardamos como si fuera el número ganador de la lotería. Ya lo descubrí en su día con el tema del gasto en pilas, y vale, tuvo su gracia. Pero esta, esta me ha dolido, estas cosas no se hacen. 

Lo dicho, podemos estar hablando hasta la saciedad de la falta de sueño, de lo mal que se pasa con los despertares nocturnos, de las ganas de volver a dormir del tirón. Y si no es del sueño, hablamos de cambiar pañales y de todo lo que conlleva. Pues muy bien, hoy vengo a confesarme: Me da exactamente igual cambiar pañales. Llevo unos 15 años recogiendo cacas de perro del suelo, os aseguro que los pañales son un mal menor. En cuanto al sueño, quitando un par de semanas que PF me despertaba cada hora, lo de no dormir no lo llevo tan mal. La siesta del mediodía ayuda mucho, la verdad. 

Mi terror es otro totalmente diferente. Uno que comenzó en el hospital, tuvo su punto álgido en un paseo en coche y que me trae por la calle de la amargura cada semana más o menos. Cada vez que me toca pasar por ello tengo que respirar, armarme de paciencia y encomendarme a un par de santos. Si, eso de cortarle las uñas a PF lo llevo fatal. 

Sara M. tenía razón, lo de las manoplas era una soberana estupidez. Si a PF los patucos le duraban exactamente 30 segundos antes de que los lanzara por la habitación con una patada voladora, lo de las manoplas ya era impensable. Yo me consolaba diciendo que tampoco tenía las uñas tan largas, pero al cabo de 24h PF ya tenía varios rasguños en la cara. Lo intenté en el hospital, pero solo conseguí cortar la uña de un pulgar antes de cagarla, que PF protestara, yo me muriera de miedo y dejáramos la operación para otro momento. 

Ese otro momento llegó en casa, cuando el tema ya pasaba de castaño a oscuro y ya había alguna heridita haciendo acto de presencia. Cogí las tijeras, respiré hondo y me puse al lío. 10 minutos después, yo me sentía como una auténtica heroína tras un resultado claramente satisfactorio. Ilusa...

Juro que apenas habían pasado unos días, quizás una semana. Era un trayecto en coche muy cortito, apenas 5 minutos, y estaba a mitad de camino cuando PF se puso a llorar como si no hubiera mañana. Intenté guardar la calma, y menos mal que la guardé, porque os aseguro que me hizo falta cuando abrí la puerta del coche y me encontré a mi pobre bebé de apenas 5 semanas manchado de sangre desde el ojo hasta la mejilla. Se había arañado el párpado y eso sangraba una barbaridad, aunque el corte en si no era casi nada. En ese momento juré que nunca jamás volvería a permitir que esas uñas crecieran ni un milímetro más de lo necesario.

En mi defensa diré que no es que se las cortara mal, es que quedaron algo irregulares y con pasarles una lima quedaron perfectas. Pero el trauma ha quedado, y en cuanto veo que se echa las manos a la cara y que queda alguna marquita roja por leve que sea, empiezo con la cantinela.

Yo a mi misma: "Tengo que cortarle las uñas"
Esa misma noche: "No le he cortado las uñas. Soy lo peor y no se organizarme"
Mañana siguiente, Tarek me mira: "Nena, tenemos que cortarle las uñas"
Drew en modo borde: "No tengas morro y dilo bien: Drew, córtale las uñas. Porque está claro que tu no te vas a acercar a las tijeras ni por todo el oro del mundo, verdad?"
Tarek, aliviado porque he pillado el concepto: Efectivamente. Drew, córtale las uñas. 

Y ahí estoy yo, sola ante el peligro, con unas minitijeras azules y blancas, sujetando la manita de PF e intentando que no la mueva como el gato chino ese de las narices. 


Ahora me diréis que la solución es fácil. Si, se que el truco está en esperar a que esté dormido. Pero resulta que PF nació con sensor de movimiento incorporado, y parece que le saltan todas las alarmas como le muevas en la dirección equivocada. Resumiendo: Que por nuestra salud mental, la salubridad de nuestra casa, mi vida laboral y la continuidad de este blog, no hay huevos. Preferimos que siga durmiendo, no vale la pena que se despierte por unas míseras uñas. 

Hasta ahora la cosa no ha ido mal, y con mayor o menor paciencia consigo un corte de uñas en condiciones, sin que PF salga lesionado y con mi tensión arterial sin pasar la línea roja del infarto. Ayer incluso me saqué el nivel experto y me puse con las de los pies. Poco más y me saco el carnet de microcirujana. 

Resumiendo queridas madres expertas, os he pillado. Podéis seguir hablando de pañales, de noches sin dormir y de dramas varios, pero yo lo tengo claro. Lo más duro de la crianza es cortarle las uñas a un bebé. Y sospecho que con la edad, empeora. Embarazadas del mundo, estáis avisadas. Mi consejo? Conseguid que se lo haga una enfermera en el hospital, os dará un par de semanas de paz...

41 comentarios:

  1. Yo aprovecho para cortarselas mientras lo tengo enchufado, va genial. Es una posturita un poco incómoda, pero se tarda un minuto y una vez cortadas las uñas ya nos colocamos bien. ¡Pruebalo! Igual te funciona :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te iba a pedir el teléfono de tu profe de contorsionismo, pero lo he conseguido :-P

      Eliminar
  2. Y si no se las cortas, sino que simplemente se las limas? no será tan peligroso y tu marido también se atreverá a hacerlo (Dile gallina de mi parte)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo diré :-P Lo de la lima está guay si están cortitas, pero cuando son más largas como son blanditas se doblan y al final tardo el doble. Besos!

      Eliminar
  3. Erraste otra vez! Las uñas de las manos, que no de los pies sorprendentemente, les crecen a la velocidad de la luz asi que olvidate de estar dos semanas entre suplicio y suplicio. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 2 semanas sería un milagro, pero creo que una vez se me fue la cabeza lo bastante como para tirarme tanto tiempo (soy lo peor). Las de los pies me han aguantado 2 meses y medio, increíble!

      Eliminar
  4. Hola.. yo se bien poco de bebes (todavia no tengo hijos) pero se por mis amigas madres que al principio la solución es limarlas nada mas.. no las cortes, solo lima.. supongo es mas fácil..
    Igual te entiendo en parte, yo tengo un gatito y cuando quiero cortarle las uñas me hace tal escandalo que termino dejandolo para otro momento.. beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo de la lima me sirvió las primeras semanas,pero ahora ya se complica el asunto. Lo de cortarle las uñas al gato... te entiendo!!! Besos!

      Eliminar
  5. y aqui vengo yo a confirmar que SI, que CON LA EDAD EMPEORA!
    (al menos en mi caso buaaaaa)
    que con 5 años le tiene TERROR al cortauñas (si le acerco unas tijeritas el TERROR se multiplica x3 o x5 pero es peor!)
    y ojo q no he dicho cortarle si acercarle el aparato ese! no la toco y ya está llorando a lágrima viva.
    ahora con tal de que no le corte... se las come! las de las manos claro, que las de los pies le dan fuchi..
    y así cada quince dias.. que no es que no le crezcan..sq me da miedo que un día los vecinos llamen a la policía por los "no mami por favorrr noooooo buaaaa aaaay uuuy noooooo..."


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo recuerdo que de pequeña me daba muy mal rollo y que en alguna ocasión me lo hicieron dormida.... La que me espera!!!

      Lo del pis... gracias por avisar!!! :-P

      Eliminar
  6. ah.. y es verdad... son cosas que las madres nos guardamos no sé por q... yo he descubierto (en carne propia) ultimamente que: dicho por otra madre "a veces cuando son grandes se descolocan en los horarios del pis nocturno, y toca practicamente enseñarles de nuevo"
    o será que mi niña era rara en eso de que desde los 3 hasta los 5 años se levantaba SOLA al baño, y yo a veces me enteraba a veces no..
    pero ahora sí que me entero! y de la peor forma! "mami, me hice pis" =(

    ResponderEliminar
  7. pobreee,
    una de mi màster le ponía calcetinines en las manos porque los guantes le duraban 0coma .....

    entre pozuelo y madrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que fuera en invierno! A mi me da pena por el calor. ..

      Eliminar
  8. Pues para mí lo de las uñas no fue tan difícil, para nada.
    Sin ninguna duda mi top 1 es no dormir.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que me traumaticé el dia del párpado. Con el no dormir tuve un par de semanas críticas pero ahora lo llevo bien. Besos!

      Eliminar
  9. Yo te entiendo. No es que nunca le haya cortado las uñas a un bebé pero cortarle las uñas a mi gato es una de las tareas más estresantes a las que me veo sometida. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  10. Jajaja totalmente cierto!!! Nosotros tampoco noas atreviamos a despertarle por lo que entre los dos nos las ingeniabamos... menudos sudores!!

    ResponderEliminar
  11. ja,ja... pues siento decirte que cuanto mas mayor, el tema irá peor, porque no parará quieto, intentará quitarte las tijeras con la otra mano.... chupao!!!! Yo he llegado a ponerme un juguete colgando de mi boca para que se entretuviera... un número!!!
    Si te soy sincera, para mi lo peor era sorberles los mocos con el aparato... habia que aplacar a las tortuguitas para que se dejaran... normal, a nadie le gusta que le haga maldades en las narices...
    Besotes!!! y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja lo se porque yo era un horror de pequeña para las uñas, esto es karma! Lo del sacamocos, directamente me niego. Besos!

      Eliminar
  12. JAJAJAJAJAJA, siento que ahora venga esto, pero, ¡eso también te lo dije! Pobrecito, lo del párpado debió asustarte. Los míos no pasaron nunca de "estar magullados", pero todo el mundo me miraba mal (o peor). Un consejo: suéltale a Tarek el niño y las tijeras. Mi hijo acaba de cumplir once años, y ha aprendido antes a cortárselas él solo que su padre (vamos, que en catorce años que tiene la niña ni una vez las ha cogido). Y hay momentos en los que viene muy bien que el otro haga determinadas cosas.
    Por cierto: GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Que ya sabéis que me hace mucha ilu que me nombréis, ¡muacsss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que me asusté! Encima yo sola con el niño en brazos sangrando y llorando como un loco, e intentando montar el carrito a la vez. Y todo el mundo mirando pero no te creas que nadie vino a ayudar. .. lo de Tarek lo haré y le diré que es idea tuya :-D Besos!

      Eliminar
  13. Pues yo debo ser rara porque me encanta cortar uñas, jajaja! Yo no uso tijeras porque me dan dentera, uso un mini corta uñas que encontré en carrefour creo que marca bebeconfort. Y lo que yo hago con mi baby desde que tenía un mes es cantarle mientras lo hago porque dormido no podía porque cerraba los puños. Hay que ir sin miedo, cogerle la mano sin que la mueva bruscamente. Quizás yo tengo práctica ya con tres. Pero a mis mayores les encanta. Les cuento el cuento del huevo y aún siendo ya mayorcitos siguen queriendo que se lo cuente. Los domingos por la noche después del baño toca uñas. Así que creo que es una actitud sí vas con miedo sudarás la gota gorda. A mi tampoco me gustan las uñas largas. Ánimo que eso no es nada! Verás cuando tengas que ponerle un colirio en el ojo, jajaha!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo también cortauñas pero me da bastante más cosa que las tijeras. Tampoco es tanto el miedo como el cargarme de paciencia y no intentar pensar que si se las corto mal se volverá a hacer daño...

      Si alguna vez tuviera que ponerle colirio te aseguro que eso lo hace su padre! Besos!

      Eliminar
  14. Yo se las cortaba mientras mamaba y me funcionaba muy bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía me parece algo complicado pero vamos practicando!

      Eliminar
  15. Yo al principio se las cortaba mientras estaba en el pecho, ahora, todos los domingos (sí no se puede pues el sábado) la siento en el cambiador y se las corto mientras la canto la canción de "un barquito de cáscara de nuez..". Parece que no la disgusta...ya veremos cómo va avanzando la cosa..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor el truco es acostumbrarles de pequeños... a ver si sigue así!

      Eliminar
  16. según mi experiencia sobrinil hay algo aún peor que el cortauñas: EL QUITAMOCOS >___<

    como te han dicho antes... limar, limar y limar!

    ResponderEliminar
  17. Yo también se las limaba de bebé, ahora se las corto. Al principio dos días a la semana tocaba cortar las uñas. Crecían una barbaridad. Yo le decía, hija mía deja de fabricar uñas y haz pelo! Pero tardó, tardó en fabricar pelo. Has probado mientras está comiendo? Te lo han sugerido en otro comentario. El truco es que bebé y mamá estéis relajados, si no, malamente. Y cuando son más mayores? Pues yo conozco un niño que mientras está durmiendo, viene Spiderman y le corta las uñas. Con eso te digo tó!
    Totalmente de acuerdo con el comentario anterior: sacamocos mil veces peor que cortauñas. Ya nos contarás la experiencia con todo tu arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que viene Spiderman??? Toma ya que nivel!!!!

      Lo del sacamocos de verdad que creo que es superior a mi...

      Besos!

      Eliminar
  18. Con los bebés no tuve problemas, pero con el gato es imposible del todo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, lo que me reí con tu comentario! Tienes toda la razón!

      Eliminar
  19. Amiga!!! Yo es que de ese tema estoy pez y no hablo, 3 años tiene mi niño y jamas se las he cortado.Esa tarea recae en Sr.Desblogger que yo ya tuve que parirlo ...
    Valor en la batalla (vamos que s encargue el padre)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu si que eres lo más! Yo no he tenido tanto arte y me ha caído la tarea :-P

      Eliminar
  20. =D... yo no tengo hijos, pero tengo sobrinos y amigas con hijos
    Creo que lo de las tijeras me daría terror, hasta para cortarme las uñas a mi... un cortauñas es mas seguro y como dijeron por ahi, hay especiales para bebe
    Lo de los calcetines tambien lo he comprobado en cabeza ajena, sobre todo los mas larguitos, porque no se los pueden sacar tan facil
    Y te voy a decir lo que yo aprendi con mis sobrinos, cortaselas con tus dientes... si, con TUS dientes, son tan blanditas que se cortan super facil, si esta despierto, cortas una y jugueteas y asi y sobre todo no hay peligro de que lo piques o le cortes de mas
    Fue consejo de abuelita y al menos a nosotros nos funciono... mira, hasta yo aprendi!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi el cortauñas me da más miedo, le tengo menos maña. Lo de los dientes, en mi caso imposible...cosas de chuparme el dedo de pequeña, no me chocan... Besos!

      Eliminar
  21. Quiero conocer a un hombre que corte las uñas a sus hijos

    ResponderEliminar