jueves, 14 de agosto de 2014

Hoy hace un año...

Hoy hace un año, yo tenía una entrevista de trabajo en un cole muy chulo. Nos levantamos temprano, me duché, me vestí y mientras desayunaba, trasteaba con el móvil esperando a que Tarek terminara de arreglarse. Recibí un mensaje de mi cuñada por Whatsapp:

La policia ha desmantelado Rabaa

(Nota para seguir la historia: Los campamentos de los Hermanos Musulmanes eran 2, el de la plaza de la mezquita de Rabaa, en el barrio de Nassr City, y uno más pequeño en la plaza de Nahda, justo en frente de la Universidad de El Cairo, en el barrio de Dokki. Nassr City era el barrio junto al nuestro, mientras que Dokki y especialmente la plaza de Nahda están cerca del barrio de la familia de Tarek)

Llevábamos esperando que sucediera desde hacía un par de semanas. Puse la tele, solo se veía una enorme columna de humo sobre ambas plazas. Avisé a Tarek, y me pidió que cancelara la entrevista. Llamé al colegio y me dijeron que podíamos aplazarla pero que ellos habían llegado sin problemas al colegio. Finalmente, Tarek y yo decidimos ir, pensando que durante las primeras horas las calles serían seguras y que si esperábamos un par de días la situación podría ser incluso más complicada. 

Fuimos por la Ring Road, bordeando Cairo. Llegamos sin ningún problema, sin tráfico, sin nada. Parecía que era un día normal. Nos costó un poco encontrar el colegio, pero finalmente llegamos y yo entré a hacer la entrevista, que apenas duró 10 minutos. Mientras le comentaba a Tarek lo que habíamos negociado, el conducía de vuelta a casa. Estábamos en un puente, a punto de coger la incorporación a la Ring Road, cuando recibo otro Whatsapp de mi cuñada:

Los Hermanos Musulmanes están cortando la Ring Road y robando los coches o quemándolos. 

Miré a mi derecha. La carretera estaba cortada.

Le grité que frenara. Tarek paró en medio del puente, le enseñé el mensaje de su hermana. Yo mientras contestaba diciendo que estábamos justamente allí, ella pensaba que estábamos en casa. Tarek echó marcha atrás para salir del puente. "Llevas un chal, verdad? Tápate la cabeza" Aproveché un túnel en el que no me veía nadie para cubrirme el pelo, pero la manga corta que llevaba me delataba totalmente. El chal era grande, así que escondí los brazos debajo. 

Tarek se metió por ciudad y empezó a callejear. No sabe exactamente como salir, así que abre la ventanilla y pregunta a un hombre que pasa por allí. "Como se va a Dokki?" Abro los ojos como platos. A Dokki??? Pero tu estás loco? Déjame que se lo que hago. Seguimos las indicaciones que nos dan y llegamos a un punto en el que delante solamente se ve humo y batalla. Tarek gira a la derecha. La calle está cortada por unos neumáticos ardiendo justo al lado de una gasolinera. Da marcha atrás, solo podemos ir de frente y hay muchísimo humo. Decide maniobrar para dar la vuelta, pero un coche nos bloquea. Veo a una mujer andando, lleva en brazos a un bebé de apenas un mes, al que tapa la cara con su velo. La sigo con la mirada, pero me distraigo con una moto que está literalmente pegada a mi ventanilla. De repente, un hombre con un cuchillo en la mano viene corriendo hacia el coche. Me quedo helada, pero salta detrás del conductor de la moto y ambos salen disparados en dirección a donde parece que hay problemas. Damos la vuelta y conseguimos salir de allí. 

Estaba muy nerviosa, pero intentaba que no se me notara en la cara. Quería distraerme con el móvil, pero me daba miedo sacar los brazos de debajo del chal. Salimos de allí y parece que las cosas se calman. Se puede saber donde vas? Pretendo cruzar por la ciudad y coger el puente 6th October. Si nos quedamos bloqueados siempre podemos ir a casa de mi madre. Tarek, que los perros están solos, no podemos dejarles mucho tiempo. 


Llegamos a Nahda. Varios tanques del ejército nos cortan el paso. Bordeamos por la izquierda y salimos ya a la calle que nos lleva hacia el puente. Parece que hemos pasado lo peor. Al pasar por encima de Tahrir todo parece tranquilo. Seguimos y pasada la estación de Ramses, vemos que por la calle hay grupos de HHMM. Tarek, ponte en el carril de la derecha que quiero sacar una foto. No, si disparan hacia arriba aquí no nos dan. 

Vemos que hay gente que ha parado y está viendo la manifestación desde el puente. Quieres que pare? Si. Vale, pero me bajo yo a grabar. Sale, veo que graba un vídeo, pero de repente vuelve corriendo al coche y sale como si estuviéramos en una carrera de F1. Que pasa??? Mira! Están subiendo a cortar el puente. Pasamos por muy poco.

video

Llegamos a nuestro barrio. Todo parece tranquilo, como si fuera un día normal, como si no pasara nada. Me relajo, ya ha pasado todo, hemos llegado vivos. Cuando entramos en la plaza cercana a nuestra casa vemos una enorme columna de humo negro. Se me hace un nudo en la garganta, parece que proviene de nuestro edificio, pero solo es una ilusión óptica, el fuego está un par de calles más atrás. 

Aparcamos en casa y subimos, me doy cuenta de que me tiemblan las piernas. Según entro por la puerta me llama Karim preguntando como estoy. El está fuera de Cairo, me dice que Isabel, periodista de la COPE con la que ya hemos hablado alguna vez, le ha contactado y le ha preguntado si me puede llamar. Le digo que si, que no hay problema. Isabel me llama unos 10 minutos después. "Andrea, como estás". Y yo estallo, y le cuento lo que acabamos de vivir, y me cuesta no llorar, y me enfado y me atropello, y creo que le cuento todo sin ningún tipo de orden. Ni siquiera era consciente de que la conversación se estaba grabando, aunque me lo dijo. Cuando se emitió esa tarde me sorprende escucharme tan enfadada. A día de hoy todavía se me hace raro oír ese corte. 

Hoy hace un año, yo me acababa de quedar embarazada, aunque no lo sabía todavía. 

Un año después, nos marchamos de Cairo, por muchos motivos, pero principalmente por lo que sucedió ese día. 

Un año después yo sigo teniendo miedo cuando recuerdo lo que pasó. 

Un año después, mi hijo ha nacido fuerte y sano. Siempre he pensado que es un niño muy fuerte porque si no, nunca hubiera sobrevivido al estrés de ese día.

Un año después Isabel y yo nos hemos contado esto y muchas cosas más a la cara y delante de un té.

Un año después, lo escribo porque creo que es lo que me falta para poder olvidar. 

Un año después mi marido, mi hijo, mi madre y yo nos vamos de vacaciones. He dejado algún post programado. Nos vemos a la vuelta. 

27 comentarios:

  1. Me has dejado sin palabras, menuda experiencia, no puede ser nada fácil olvidar algo así. Disfruta de tus vacaciones!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego fue un día para no olvidar. Gracias Alejandra!

      Eliminar
  2. A mí también me has dejado sin palabras.

    Entre Madrid y Pozuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que quitando el susto no nos pasó nada. Besos!

      Eliminar
  3. Una experiencia que nunca vais a olvidar, pero ahora estáis juntos y bien, el resto se irá arreglando con el tiempo

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, Drew... Espero no tener que vivir un día así en toda mi vida.

    Un besote y disfruta de tus vacaciones, que te las has ganado!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Vaya historia! Claro que PF es un valiente y tu también, además de uno de los factores que ha inspirado mi blog sobre Kenia (y lo sabes)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me halaga mucho que me digas eso. Muchos besos y cuídate tu por allí.

      Eliminar
  6. Madre mía! Que susto. Y menos mal que quedó en un susto. Pasarlo bien de vacaciones. Besos

    ResponderEliminar
  7. Menudo miedo debiste pasar. No me sorprende que tras esa experiencia decidierais regresar aunque leo entre lineas nostalgia de volver. Un abrazo y disfruta de las vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curioso es que me he visto en algunas peores (como la vez que fuimos a Tahrir en el 2º aniversario de la revolución) y no he pasado miedo. Creo que entre el mes de amenazas que llevábamos y las hormonas del embarazo, me afectó más de la cuenta. Nostalgia.. pues no lo puedo negar. Besos!

      Eliminar
  8. Madre mía qué miedo!! Menos mal que no os pasó nada! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Desde luego vaya PÁNICO. Y pobre Tarek, tener que salir así, huyendo, de su propio país, cuando se supone que las cosas se iban a arreglar. Y ahora me toca ponerme en plan madre, y preguntarte, todo esto no se lo contarías a la tuya en aquél momento, ¿verdad? Porque pobre, al menos sin saber que estabas justo ahí delante, algo más de tranquilidad tendría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi madre me escuchó por la COPE y aunque no se lo conté, se lo olía.

      Tarek salió porque yo me empeñé, si hubiera dependido de él solamente nos hubieramos quedado. Besos!

      Eliminar
  10. Por Dios Drew es algo muy dificil de olvidar. Haces bien en dejarlo escrito porque hace parte de vuestra historia y tu hijo te lo agradecerá. Un abrazo y felices vacaciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día creo que nos podremos reir de lo que pasó. Desde luego es parte de SU historia, una muy importante. Besos!

      Eliminar
  11. Y que todavía haya quien defienda a esos fanáticos desgraciados...

    ResponderEliminar
  12. a veces pienso que es una suerte poder contar las historias desde adentro, aunque sea una historia tan difícil como esta, te da más elementos y perspectivas que las vidas sin sobresaltos

    hago énfasis en "a veces"

    :***

    ResponderEliminar