martes, 16 de septiembre de 2014

Psoriasis en embarazo y postparto


Gracias a Acción Psoriasis por la documentación

Hubo un momento en mi vida en el que pensé que nunca más volvería a hablar de Psoriasis en este blog. Por desgracia, me equivoqué.


Mientras estuve en Egipto ya os comenté alguna vez que los brotes volvieron, aunque flojitos. Para la boda lo solucionamos con uñas postizas y por lo demás, aunque si estaba preocupada y planteándome como volver a tratarme, la verdad es que la psoriasis no me causaba demasiado problema a nivel de manos. En los pies en cambio, las uñas de los pulgares las tenía bastante mal hasta el punto de arrancármelas en 2 golpes desafortunados. Pero en fin, ese no es el tema. 

Cuando me quedé embarazada, nada más saberlo pedí una cita con el ginecólogo al día siguiente. Era pronto todavía, apenas 4 semanas y ni siquiera me iban a hacer una eco, pero mi principal preocupación era el tema del ácido fólico. Hace muchos años había estado en tratamiento con Metrotrexate (que precisamente para la producción de ácido fólico) y aunque generalmente al mes de dejar el tratamiento los niveles vuelven a la normalidad, yo quería estar segura y tener clara la dosis, porque sospechaba que un exceso de ácido fólico tampoco me iba a ayudar. 

El ginecólogo me tranquilizó diciendo que un 50% de las mujeres con psoriasis mejoran durante el embarazo. Efectivamente tenía razón, se pueden consultar los datos aquí. En cualquier caso, consultó con una dermatóloga, que me recetó el doble de ácido fólico de lo normal (2 pastillas al día en vez de 1, que por lo que he podido investigar después no creo que fuera necesario)  y aquí paz y después gloria. En un principio mi psoriasis ni empeoró ni mejoró. 

Durante el segundo trimestre si que noté un ligero empeoramiento. Coincidió con que yo ya quería dejar el ácido fólico, pero tanto ginecóloga como matrona (ya en España) me decían que no, que debía tomarlo todo el embarazo. Nunca descubrí si realmente ese ácido fólico me iba a afectar o no en ese sentido, el caso es que si que lo retomé en el segundo trimestre y creo que fue ya a finales del tercero cuando lo dejé y me quedé solamente con el suplemento de yodo (que según mi matrona era más importante de mantener durante todo el embarazo que el ácido fólico). 

En cuanto al tratamiento, yo había leído en algún sitio que la terapia biológica que yo seguía antes de irme a Egipto no era compatible con la lactancia. Me planteaba el dilema de no tratarme y mantener la lactancia, o destetar a los 6 meses para poder tratarme, opción que no me hacía ninguna gracia, pero también tenía claro que no podía estar así durante 2 años. Pero un par de meses antes de nacer PF, me dio por comprobarlo en e-lactancia y... sorpresa! Riesgo 1, era compatible (a día de hoy el nivel se ha reducido a riesgo 0, no pasa a la leche). El día antes de ponerme de parto fui a mi médico de cabecera para pedir que me derivaran a dermatología y tras un par de pasos intermedios (hay que pasar por un centro de especialidades), finalmente me verán a finales de septiembre. Todavía no tengo claro que va a pasar, pero tengo la esperanza de poder volver a la terapia biológica porque realmente la necesito. 

Por desgracia, el empeoramiento en el postparto fue casi inmediato y bastante virulento. A día de hoy, literalmente no me quedan uñas en las manos, las tengo totalmente levantadas. Dejando a un lado el tema estético y el dolor, lo que mas me revienta... es que me da miedo coger a PF. 

Tengo la constante sensación de que le voy a arañar y hacer daño. Al principio Tarek empezó a cambiarle pañales porque yo me estaba recuperando pero es que a día de hoy es una rutina, el le cambia, le viste y le baña mucho más que yo, porque yo me siento insegura tocándole. Y ahora, que todo se lo hecha a la boca, incluido mis manos, me paso el día pensando que le voy a arañar la boca, o que le voy a hacer sangre o algo similar. También están los momentos en los que me coge los dedos y me los aprieta, y yo, en vez de disfrutarlo, tengo que apartarle porque me hace muchísimo daño en las uñas. La psoriasis me habrá molestado para muchas cosas, pero esta es sin duda, la que más me duele. Quiero estar sana para poder coger a mi hijo sin miedo. 

No se que pasará cuando vaya a la cita, pero siempre he confiado mucho en el equipo que me trata. El consuelo que tengo es que PF ha sacado la piel de su padre. A lo mejor, con un poco de suerte, la genética ha sido generosa y no heredará mi enfermedad. 

A finales de mes os cuento más! 

23 comentarios:

  1. Yo supe de la psoriasis por primera vez a través de ti, y no sabía que era tan puñetera. Menos mal que está e-lactancia, a mi me ha sacado de varios apuros. Ya irás contando cómo va la cosa.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente piensa que el problema es solamente estético pero no...

      E-lactancia es una salvación, sin duda. Besos guapa!

      Eliminar
  2. Mi madre tiene psoriasis... y con todas las cosas que probaba de joven (estaba mucho más afectada entonces, aunque no a tu nivel), lo que más recuerdo es el olor a brea del cuarto de baño... jaja La verdad es que ahora está muy bien. Apenas tiene alguna placa en las piernas. Codos limpios, cabeza limpia, cejas limpias... =)

    Por otra parte, aunque con cuestiones de embarazo todo se exagera al máximo... la función del ácido fólico que conoce la gente es su relación con el cierre correcto del tubo neural... Lo que no mucha gente sabe, es que para que esto influya, habría que tomarlo antes de estar embarazada... jaja porque para cuando sabes que estás embarazada, el tubo neural o se ha cerrado o lo ha hecho a medias (por ejemplo en una "espina bífida") o no lo ha hecho... Obviamente, lo más normal es que todo vaya bien. Se tome o no se tome.

    Por otra parte, el hecho de que se siga dando, es porque, hasta donde tengo entendido, se ha relacionado con que previene el desprendimiento prematuro de placenta. De ahí que sí que esté justificado su uso durante el embarazo.

    La verdad es que son muy poquitos los fármacos y enfermedades que interfieren realmente con la lactancia, así que, espero que vayas mejor con el tratamiento!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero el tubo neural no se cierra al final del primer trimestre? Yo descubrí mi embarazo antes de la primera falta (porque a mi se me suele adelantar), vamos de 4 semanas, así que no creo que estuviera cerrado por entonces. De hecho quise dejarlo cuando ya tuve la eco en la que ya ponía "tubo neural cerrado".

      Lo de la placenta no tenía ni idea, gracias por avisar porque no le veía yo el sentido a lo de "todo el embarazo".

      Besos!

      Eliminar
    2. Escribí... pero o no se ha publicado o se ha borrado...
      Resumo; el tubo neural termina de cerrarse en torno al día 27 de gestación (menos de un mes) y cuando apenas mide unos milímetros. Además, digamos que el ácido fólico se usa como "sustrato", por lo que para que sea útil en ese proceso hay que darlo antes. Las recomendaciones en cuanto a ese uso es que si el embarazo está siendo planificado, se empiece a tomar 3 meses antes de "intentar" un embarazo (creo... no soy una experta en esto... ni en nada... jaja :p)

      Igualmente, es útil para lo que te comentaba de la placenta, así que está bien tomado ;) (y es lo más justificado, porque embarazos tan planificados... pocos hay :p )

      Eliminar
  3. Jolín Drew, qué puñeta lo de las uñas... A mi padre sólo le afectaba en los codos y en la calva.
    A ver si se te va pasando rápido <3

    18+3

    ResponderEliminar
  4. Yo te entiendo muy bien, ya te comente que tengo eccema y a veces es muy jodido. El paso a curarte ya lo has dado. Ánimo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No canto victoria porque no está muy claro que me pueda tratar (no por la lactancia si no por haber dejado el tratamiento anteriormente) pero espero tener solución.

      Besos!

      Eliminar
  5. Vaya. Qué problema. Menos mal que Tarek está en casa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero no se yo cuanto va a durar eso, espero que poco. Y que no puedo depender de él siempre....

      Eliminar
  6. Jo nena, qué pupita... Ojalá haya suerte y puedas volver a tratarte con éxito.
    Un barazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya hemos confirmado que no puedo... :-( Besos!

      Eliminar
  7. Tiene que fastidiar un montón y más ahora, como dices, con PF. Espero que enseguida empieces a mejorar otra vez. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si encontramos otra solución.. Besos!

      Eliminar
  8. A mi me salió un brote de dermatitis psoriásica después de hacerme un cultivo de una biopsia de piel, es leve pero no me medico con pastillas, solo con crema corticoidea. El embarazo me ha pasado factura pero bien (anemia ferropénica, psoriasis, dermatitis seborreica en la cara... etc etc)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, eso que dicen de las embarazadas que están resplandecientes... me rio yo!

      Eliminar
  9. Jolines...yo pensaba que se te había quitado con el embarazo...espero que vaya a menos..y no te preocupes y coge a PF que a él lo único que le importa es sentir a su mamá..y si no.. pues te compras unos guantes como Elsa de Frozen!!! MIl besotes y anímate!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj, lo de los guantes me ha gustado :-P Besos!

      Eliminar
  10. Mi tía empezó con la psoriasis con un megabrote el día de su boda! Ahora, 30 años después la va controlando, pero ha sido complicado, aunque mi prima creció bien y sana.

    Mejórate pronto y no dejes de tocar a tu PF! >.<

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dia de su boda???? Que mal!!!!

      Besos guapa!

      Eliminar
  11. Hola Drew, no sabes cuánto te entiendo! Yo tengo dos niños, 3 y 5 años, y para poder tenerlos tuve que abandonar el tratamiento (también metotrexato) dejar pasar un tiempo, ponerme fatal y luego estar 4 años sin tratarme para los embarazos y la lactancia. Conseguí dar el pecho un año a cada uno, aunque empeoré hasta el punto de ponerme grave. Fué muy duro, pero lo hice consciente y no me arrepiento, ¡no he dejado que la psoriasis me impidiera cumplir esos sueños! Sin embargo,siempre hay cosas que te estropea, porque como dices te impide hacer pequeñas cosas con tu hijo que él no nota pero que a ti te duelen ahí dentro en lo más profundo. Yo sentía que era menos capaz que su padre para cuidarlos, que no podía estar a la altura por no poder bañarme en la piscina con él. Incluso rehuía las reuniones de la guardería para no estigmatizar a mi hijo con la marca de la enfermedad de su madre frente a las demás mamás. Solamente hablaba de psoriasis con mis compañeros de Acción Psoriasis, quería dejar a mi hijo al margen de mis problemas. Pero conforme iba creciendo me di cuenta de que mi hijo no veía nada de eso, me amaba y confiaba en mi, solo veía a su mamá que era todo su mundo, miraba mucho más allá de la piel. Así que una vez más me puse el mundo por montera, superé también los miedos con mi hijo y aprendí la lección: no importa que puedas estrechar menos sus dedos, no importa que tengas que dejarlo en otros brazos... porque él sabe que tú eres su madre y te tiene en su vida para siempre, con todo tu amor. Un abrazo, felicidades por tu bebé y espero que mejores pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Celia!!! Pues justo me acabo de encontrar como tu... sin tratamiento entre embarazos. Y no se que hacer, pero obviamente la psoriasis no va a limitar mi familia!!!!

      A mi solo me da miedo hacerle daño, es que sobresalen mucho... pero supongo que ahora que se que no me puedo tratar, no puedo hacer otra cosa, toca acostumbrarse y punto.

      Muchas gracias por tu comentario, hoy me hacía falta. Besos!

      Eliminar