viernes, 17 de octubre de 2014

Un año en Madrid


Hoy hace un año a estas horas, Tarek, Blues, Jazz y yo estábamos en un avión camino de Madrid. Atrás quedaba un año y medio en Cairo, un año lleno de cosas maravillosas con un final horrible. 

Estaba huyendo, sin ninguna duda. Necesitaba salir de allí como fuera, si hubiera podido hacerlo corriendo lo hubiera hecho. Los últimos 2 meses, entre amenazas, toques de queda, miedo infinito y vómitos constantes por el embarazo estaban siendo una pesadilla. Yo solo quería llegar a casa y sentirme a salvo. 

Yo huía y arrastraba a Tarek conmigo, que se marchaba única y exclusivamente por mi. El no quería venir, eso estaba claro, pero creo que no le quedó otro remedio. Creo que no habrá manera en el mundo de compensarle por ello. No voy a negar que me siento culpable cada día. 

En el avión yo iba feliz y el triste. Pasamos gran parte del vuelo durmiendo, al menos él, yo quería enseñarle la vista de Madrid antes del aterrizaje pero creo que se lo perdió. Al llegar al aeropuerto, vimos que Jazz ya estaba dando vueltas en su jaula por la cinta de equipajes, así que salí corriendo para sacarla de allí. Montó un escándalo que a la pobre se la escuchaba por todo el aeropuerto. Blues salió un poco después. 

Fuimos a casa de mi tía y después de mi madre. Comí cantidades decentes de comida por primera vez en 3 meses (no me duró mucho, a los 3 días estaba vomitando de nuevo), pude hacerme con algo de ropa (ya no me cabían mis pantalones) y me moría por ver a mis amigos. 

Un año después, sigo sintiéndome culpable. A diario me pregunto si no tomé la decisión equivocada, aunque en el fondo se que si me hubiera quedado algo hubiera acabado muy mal. A diario le pediría perdón a Tarek un millón de veces, y sueño con volver a Cairo, de momento de visita. 

Un año después, PF tiene 5 meses y es un niño grande, sano y feliz. También a diario me pregunto que será lo mejor para él. 

Hace un año no tenía ni idea de la pesadilla que se nos venía encima. No me canso de decirlo, si lo llego a saber ni loca me hubiera subido a ese avión. Hoy por hoy puedo decir que al fin la situación se va encarrilando, y solo espero que siga en la misma línea. Nos falta un último empujón, a ver si llega. 

Un año después, hay muchos amigos españoles a los que estando fuera echaba de menos una barbaridad y a día de hoy todavía no les he visto. 

Un año después, echo mucho de menos a mis amigos de allí. 

En 365 días Tarek ha aprendido a adorar la paella, la tortilla de patatas, el alioli, la ternera gallega y el centro de Madrid. Ha paseado por la sierra, ha viajado a la playa, ha visto las luces de Navidad, la cabalgata, ha comido castañas y las 12 uvas de nochevieja. Poco a poco va pillando el sentido del humor español. Mi tarea pendiente, llevarle a conocer el Norte. Y luego, el sur. Le va a encantar. 

A veces siento que no me quiero marchar de aquí nunca, a veces quiero volver a salir corriendo. Solo se que nunca pensé que un año después estaríamos así. Y que mi marido necesita ver a su familia y amigos, igual que lo necesitaba yo cuando cumplí un año en Cairo. 

Hoy se cumple un año. A partir de mañana, todo tiene que ir a mejor. 

30 comentarios:

  1. Bienvenida a mi mundo... Cuando vivo aquí echo de menos Uruguay y cuando vivo allí echo de menos España. Es una birria pero en fin. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de estar entre 2 aguas es una mierda... Besos!

      Eliminar
  2. Como pasa el tiempo en casa ajena, una año!

    Puede que hayas arrastrado a Tareck aquí, pero tú también lo hubieras hecho por él si las circunstancias hubieran sido al revés, no?

    Tengo muchos amigos extranjeros (australianos, mejicanos, colombianos,...) viviendo en España que ya ni piensan en volver a su país más que para unas vacaciones, aquí pese a todo lo que nos quejamos (porque todo es siempre mejorable), se vive muy bien.

    De todas formas, en tu caso, lo mejor, es lo que sea mejor para tu familia, vivir donde tengáis más posibilidades de ser felices.

    Así que disfruta al máximo de estar aquí, nunca sabes donde vas a estar mañana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España se vive muy bien para algunas cosas, pero para otras yo estoy muy bien allí... es que todo tiene pros y contras. Pero lo dicho, de momento, de vacaciones. Besos!

      Eliminar
  3. Ya ha pasado un año???? Como pasa el tiempo!!! la ventaja de tener una pareja de otro pais, es que teneis dos lugares donde vivir, teneis familias lejanas a las que podeis visitar a menudo... Pero es dificil elegir uno de los sitios... siempre os va a faltar alguien... Teneis que ver donde estais mejor, donde teneis mas estabilidad profesional... y luego ir de vacaciones al otro pais... Asi un poco de todo...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está el tema, es que estemos donde estemos siempre hay una familia lejos, y sobre todo ahora con PF es complicado. Ya veremos. Besos!

      Eliminar
  4. Cualquier decisión implica renunciar a algo... Y para Tarek no ha tenido que ser nada fácil, desde luego. Pero os queréis y respetáis, y seguro que tomaréis juntos las mejores decisiones para vuestro futuro.
    ¿Cómo se puede vivir sin alioli? Jajajaja!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para el ha sido durísimo, yo no se como ha aguantado.

      El alioli le chifla, fue lo primero que probó :-P Besos!

      Eliminar
  5. Ya verás como sí, hay que tener fe en un futuro mejor
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, eso no se puede perder. Besos!

      Eliminar
  6. Cuando vives en otro pais y haces de este un hogar, siempre vayas donde vayas vas a tener el corazon dividido.
    Mi marido es de Pakistan y estuvimos varios años viviendo ahi y aunque ahora mismo estoy muy bien en Reino Unido. Nunca veo la hora de volver tanto a Pakistan como a España y cuando estoy ahi echo mucho de menos esto.
    Ayyyyy! Las vueltas que podemos llegar a dar.
    Un beso
    Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María! Es que es complicado, allá donde vas te dejas un trocito de ti y te pasas la vida echando cosas de menos... En tu caso con 3 países tiene que ser peor.

      Besos!

      Eliminar
  7. Lo de echar de menos a tus amigos desde otro país, volver y no verlos... Yo en Santo Domingo echaba de menos a los de la universidad, ¿y qué te crees? Cuando volví ni dios quería quedar, nadie podía. En fin... Encima yo en ese momento no estaba bien y no tuve apoyo de quienes supuestamente me echaban de menos, nunca lo olvidé.

    ¿Y San Google? ¡Qué vergüenza! :DDD

    Beijos

    22+5

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hija, de repente nadie tiene tiempo, o no contestan, o pasan olimpicamente... En fin. Ni con parto en medio...

      Besos!

      San Google el viernes que viene

      Eliminar
  8. Jo, espero de corazón que os os vaya mucho mejor y que dentro de muchos años miréis para atrás y estéis orgullosos de lo bien que lo habeis hecho. Muaka!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! Cuando todo se arregle tomamos algo y lo celebramos. Besos!

      Eliminar
  9. Tarek: WE STILL want to hear the other side of the story!
    Please please please update your blog!

    Entre Madrid y Pozuelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, presiona tu que a mi no me hace caso. Besos!

      Eliminar
  10. Sed fuertes, estoy segura de que lo peor ya ya pasado.
    Y tú deja de echar de menos, la maternidad tiene esa parte negativa, pero la gente sabe donde estás y hay la misma distancia entre ambos puntos del mapa... take it easy Andy...

    Alecia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso digo yo, pero ya sabes que generalmente, si no me muevo yo, aqui no se mueve nadie. En fin...

      Besos guapa!

      Eliminar
  11. Ayyyy, es que es tan difícil cuando uno de los dos es de otro país. No tienes que sentirte culpable, no quisiste irte por capricho o por no saber adaptarte, las circunstancias te empujaron y las cosas son como son. Te deseo mucha suerte y que pronto nos puedas decir que todo va muy bien. Muchos besos y que todo te salga muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre pienso que podría haber aguantado, odio rendirme.

      Espero de verdad poder escribir un post contando que al fin tenemos vida. Besos!

      Eliminar
  12. Que díficil!! Pero estoy segura que si no hubiera sido por la situación política de Egipto, te quedas alla, así que baja un poco el sentimiento de culpa, que la decisión fue tomada para su bienestar de familia, ya no pueden pensar en individual nunca mas: son 5 (que los chuchos cuentan!) y ustedes son la cabeza de la tribu y deben de ver que es lo mejor para todos
    Estoy segura que todo va a mejorar, porque mientras esten juntos y siga ese amor, asi debe de ser
    Un abrazo y mis mejores deseos... para todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que somos 5, los que más pena me dan si volvemos son los perros, porque aquí son mucho más felices. A ver si llega ese último empujón.

      Besos y gracias.

      Eliminar
  13. Hola Drew!
    Casarse con un extranjero implica tener un pie en cada país y sentirte en tierra de nadie, eso cualquier expat lo entiende a la perfección. Espero de corazón que todo te vaya yendo cada vez mejor y me alegrará mucho leer cuando lo vayas contando.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, tu lo sabes mejor que nadie. Muchos besos!

      Eliminar
  14. Cuando alguien hace algo por otro de corazón porque sabe que eso es lo mejor para la otra persona se le llama amor, y eso es lo que tenéis Tarek y tu, no creas que es fácil de encontrar algo tan puro. Estoy segura que si hubiera sido al revés, habrías hecho lo mismo. No sabemos que os deparará el futuro aunque está claro que estará lleno de decisiones difíciles pero unidos será más fácil. Mucho ánimo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas que no hemos tenido mil broncas al respecto. Supongo que hubiera hecho lo mismo, lo haría ahora... pero no se, es complicado, ya veremos donde acabamos. Besos!

      Eliminar
  15. me suele pasar esa sensación de estar en medio de dos aguas y sentir que no sabes nadar del todo bien, por suerte es solo por momentos! :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es que estás bien aquí, yo no acabo de ver claro ni un sitio ni el otro. Besos!

      Eliminar