lunes, 3 de noviembre de 2014

Resumen de un viaje relámpago


Sobreviví. Por los pelos pero sobreviví. Y PF volvió casa en perfecto estado de forma, y sin daños mentales aparentes. Gracias por las velas, los consejos y los ánimos, me vinieron muy bien. 

Cosas que salieron bien:

- El despegue del vuelo de ida, bebé a la teta sin llorar, y poco después se durmió durante unos 45 minutos. 

- Ponerme y quitarme el Mei Tai sola 500 mil veces sin que se me caiga el niño o sacarle un ojo a alguien

- El paracetamol que me pasó el azafato del vuelo de ida. 

- Los taxis. PF no lloró en NINGUNO. Teniendo en cuenta que en último estuvo más o menos una hora (de Basel a Zürich) es todo un milagro. 

- Sacarme la teta de mil formas y maneras y que nadie se sorprendiera o comentara. 

- El hotel. PF fue feliz jugando en el suelo de moqueta. Yo conseguí ducharme no una si no 2 veces mientras el dormía plácidamente, e incluso me sequé el pelo con secador por primera vez en 6 meses. 

- La cena. Me lo pasé genial, PF jugó en su trona, y aunque se despertó varias veces en general se portó estupendamente. La verdad es que se adapta a todo, bendito niño. 

- El paseo de ida y vuelta al hotel, no me perdí y me encantó lo que vi. Pasear por ciudades que no conozco es una de las cosas más chulas de esta vida.

- El pedazo de desayuno que me subieron a la habitación. 

- PF tranquilo durante casi todo el día, paseando de mano en mano, en el Mei Tai, en el carro... Incluso se durmió media conferencia. 

- Lo estupendamente bien que me quedaba el vestido que me puse. 

- La charla que Helen, autora del blog The flaky fashionista dio sobre el día a día de un paciente con psoriasis. No pude parar de reir. 

- Rick Guidotti de Postivie Exposure, y Louise de Novartis. Gente maravillosa de la que ya os hablaré. 

- Volver a una reunión de Social Media 3 años después. 

- La señora que me paró en el aeropuerto de Zürich y se ofreció a ayudarme con el enano. Incluso jugó con el un rato para que yo descansara los brazos, y me ayudó con las bolsas. Un monumento le ponía, que cielo de mujer. 

- El señor que iba a mi lado en la vuelta y que rechazó un cambio a primera porque "el también tiene hijos y sabe lo duro que es viajar con ellos". Finalmente si que se cambió, pero para dejarme el asiento de al lado libre y tener más espacio. 

- Que PF se durmiera a mitad del vuelo de vuelta, y se despertara al día siguiente. 

- Los pasajeros que, ante mi cara de "me quiero morir del cansancio" vinieron a decirme lo bien que se había portado PF aunque llorara al principio. 

- Tarek y SantaMadre en el aeropuerto. 

- La sensación de haber hecho una actividad para adultos aunque fuera solo durante 36 horas. 


Echaré de menos Basel...

Cosas que salieron como el culo:

- Salir pitando y que se me olvidara el sandwich para comer algo en el avión.

- Que pudiendo tocarme al lado cualquier señora mayor que me contara todas sus batallas de cuando sus hijos eran pequeños (creo que en esta situación me hubiera tragado todas), me tocara un pobre hombre que iba en viaje de negocios (y que le echó mucha filosofía, educación y paciencia al asunto) y una rubia oxigenada que tardó exactamente 3 segundos en pedir un cambio de asiento. Mi mirada suplicante fue lo que acabó ablandando al azafato. 

-  Cual es el mejor momento para que un bebé cague? Da igual, siempre y cuando sea antes de aterrizar. Cambiar un pañal de caca en un avión debería considerarse deporte olímpico.

- PF llorando a voces al aterrizar. No quiso teta.

- Salir tarde del hotel y que no me diera tiempo a bajar a ver el río antes de ir a la cena. 

- Distraerme con la ducha, el desayuno, y la maleta (porqué coño deshice la maleta el dia anterior??? En que estaba pensando????) y salir tarde del hotel. 

- Verme fuera de algunas conversaciones, y tener la sensación de que el motivo es el bebé que llevo colgando. 

- Que PF se pusiera a llorar como si le fuera la vida en ello 5 minutos antes de que llegara mi turno en la conferencia. Un monumento a Rick y Louise por encargarse de él. 

- Perder el tren a Zürich porque ningún taxi tenía asiento para PF. Finalmente encontramos uno que me llevó al aeropuerto directamente (1 hora de viaje), pero teniendo en cuenta lo que vino después, casi fue lo mejor. 

- La amable señorita de Iberia que facturó mi equipaje en el aeropuerto y que no solo me obligó a facturar el carrito (en ese momento yo estaba agotada y PF necesitaba sentarse y jugar, no ser porteado), si no que no tuvo mejor idea que sentarme en el centro de una fila de 3. Los azafatos fliparon cuando lo vieron. 

- Quitarme y ponerme el Mei Tai n-mil veces, una de ellas en el servicio (mojado) para cambiarle el pañal a PF. Yo ya no tenía paciencia ninguna. 

- Salir del baño y encontrarme, en un lateral de las facturaciones, a 4 tios y una azafata dando vueltas al rededor del chasis de mi carro. Descubrir que son tan listos que lo han abierto y ahora no saben como cerrarlo. Fui a solucionarles la papeleta por la cuenta que me trae, pero me gustaría saber que narices hubieran hecho si no llego a pasar por allí. Si no me hubieran obligado a facturarlo, eso no les pasa...

- Acabar sentados en el suelo delante del embarque porque no hay fuerzas para ponerme a buscar la zona familiar del aeropuerto. 

- La más de media hora de cola que me tragué para sentarme en el avión. Y el pobre PF pegando voces porque tenía hambre. 

- El IMBÉCIL REDOMADO que me soltó eso de "espero que el niño no se tire así todo el vuelo"

- PF protestando porque quiere dormir. Yo intentando tumbarle, calmarle, que no le diera la luz en la cara... Y la señora de detrás haciéndole monerías el niño, que obviamente acabó tan pasado de vueltas que parecía que alguien le había dado cocaína. Los azafatos me salvaron la vida mandándome a la parte de atrás del avión con las luces apagadas, pero... sin Mei Tai no hay huevos de dormirle. Volví corriendo a por él, y para atármelo tuve que dejarle en el suelo porque no había otro sitio. Quiero una emeibaby ya. 

- Esa sensación de querer sentarme en el suelo y llorar

- El pedazo de moratón que tengo en la pierna y que desconozco como narices me hice

- Las agujetas que todavía arrastro en espalda y brazos. 

39 comentarios:

  1. Pues dejando de lado los impertinentes, que siempre los hay, parece que todo te fue bastante bien.
    solo me indignan las cosas relacionadas con el vuelo y el embarque.... 1. lo de facturar el carrito por qué???? si te TIENEN que dejar llevarlo hasta la puerta del avión, y ahí ya viene un señor que lo baja a bodega y luego lo vuelven a sacar y colocar en la puerta del avión para cuando sales!!!! y encima van y lo despliegan? por qué??? 2.) Que tuviste que hacer cola para entrar al avión????.. qué pasó con eso de familias con niños primero??? y 3.) en qué cabeza de chorlito cabe que te pongan en una fila de 3 en medio???? Has citado a Iberia por ahí y flipo...
    Lo demás, sobre todo lo de PF llorando son cosas normales, es un niño, y claro, llora... la gente que pretende que se queje diciendo mamá cuando llegamos que tengo hambre, o mamá me duelen los oidos... en fin.
    Me alegro de que resumiendo todo saliera y bien y sobre todo que lo hayas disfrutado. Un besazo guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con lo de familias primero lo que pasó es que me negué a pasar ni un minuto más de lo necesario dentro del avión. Y obviamente, la cagué. Para la siguiente ya lo se.

      Todo lo demás, totalmente de acuerdo contigo.

      Besos!

      Eliminar
  2. TE VOY A REGAÑAR.
    Con el pedazo de post que te habría salido con las cosas buenas solo. ¡Tacha ahora mismo la lista de cosas que salieron "mal"! Alégrate de las que salieron bien, y da gracias por ellas. Ea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sara, ya sabes que quejarse es un gran desahogo y si no me quejara no podríais reiros imaginando la que pasé cambiando un pañal en el avión. Que hasta de lo malo hay que reírse :-P

      Eliminar
  3. Oye cuantas cosas que salieron bien! Tenias que haber puesto las malas primero, y terminar con las buenas! Aunque no entiendo por qué demonios te hicieron facturar el cochecito....

    PD ¿Has dicho secador? Eso qué era?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las risas al final :-P

      Secador, si.. a mi también me costó reconocerlo después de tanto tiempo...

      Eliminar
  4. Yo al imbécil redomado le hubiera metido una buena insultada. Seguro que a él de pequeño lo tenían sus padres con los gochos en la piara, y así seguro que nunca molestó.

    Pero bueno, chica, ¿cómo sales de España? Si aquí hay un paraíso por conocer, yo es que no os entiendo a los que cruzáis las fronteras, con lo bonito que hubiera sido hacer un congreso en Bollullos Par del Condado xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hizo falta ni insultarle. Hay miradas que matan, ya lo sabes.

      Oye, si el congreso hubiera sido en Bollullos voy encantada, pero ya ves, es que me tocó en Suiza :-P Besos!

      Eliminar
  5. Hay mas cosas buenas que malas ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Pues fue bastante bien, no?Lo de la caca explosiva en el avión es terrible...y lo del carrito...se supone que los dejan hasta la puerta de embarque,no? Basel es muy bonito, una de mis mejores amigas está trabajando allí desde hace tres años, está encantada de la vida.. Besos!! Ah, si quieres una emei ya sabes a quien se la tienes que encargar, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con un poco de suerte, a mi :-P

      Basel me encantó, si nos saliera trabajo me iba de cabeza. Y lo del avión.... tela. Menos mal que no había nadie esperando fuera. Besos!

      Eliminar
  7. Tuvisteis que hacer cola para embarcar??? Yo cambié el fular por la manduca por el lío de ponerlo y quitarlo y estoy contentísima. Me apanyo mejor sola que con ayuda...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hija, preferí esperar fuera hasta el último minuto y la lié. EL Mei Tai se pone fácil, pero cuando te lo tienes que quitar 3 veces seguidas es un coñazo. Besos!

      Eliminar
  8. Yo creo que el balance es positivísimo! Imbéciles haberlos haylos, pero por suerte no son mayoría. Enhorabuena, reto superado!!
    Muas!

    ResponderEliminar
  9. Piensa en todo lo que hiciste bien!!Que fue mucho.
    Entre Pozuelo y Madrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto. Lo haría de nuevo, pero teletransportándome. Besos!

      Eliminar
  10. Bueno, como experiencia no estuvo mal, no? Y a los tontos del aeropuerto les daba hasta en el DNi, ¡FACTURAR EL CARRITO!!!!!Donde se ha visto eso? Y la rubia oxigenada que se cambió de asiento, Grrr, qué repelente! Y el qué deseaba que el niño no se tirase así todo el viaje,¡a saber lo que tiene él en cas!!!!El caso es que disfrutaste y te ha servido como experiencia y desconexión. Enhorabuena. Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 3 idiotas que consiguieron fastidiarme bastante, pero en fin, sin duda el balance es bueno. Besos!

      Eliminar
  11. Pues suena todo divertido y aventurero y real como la vida misma xk imbéciles redomados los hay en todas partes

    ResponderEliminar
  12. Bueno, me alegro de que la cosa saliera mejor que peor... lo del carrito era de esperar, si no se pliega en forma de paraguas hay que facturarlo si o si... y lo de que te lo llevan a la puerta del avión al descender... será en según que compañías!! en Egyptair nos tuvimos que recorrer todo el aeropuerto de El Cairo para recoger el carro que sale en las cintas de equipajes y salir corriendo a la otra terminal para coger el vuelo a Luxor, teníamos dos horas de escala y nos vino justo llegar al avión de Luxor!! casi nos quedamos en tierra en Cairo por el dichoso carro y a la vuelta en Barcelona nos lo mandaron a una cinta de equipajes "especiales" tardamos dos horas en que nos dijeran donde estaba el puñetero carrito y para entonces habíamos perdido el AVE, el bus de Zaragoza a nuestro pueblo y todo el dinero que habíamos pagado por estos billetes... horrible!!!
    Ya verás como con el tiempo ésta se convierte en una anécdota más y que sólo te acordarás de lo bueno... y lo malo sólo para aprender para la próxima vez!! jejeje que seguro que la habrá ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Egyptair son la leche.

      Lo de que hay que facturarlo si o si, lo dudo. Y una madre de gemelos que viaje sola que hace? Su carro es más grande que el mío.

      Eliminar
  13. El balance creo que ha sido positivo. Enhorabuena, guapa, eres una campeona!!! Besotes.

    ResponderEliminar
  14. Vamos a quedarnos con las cosas positivas! La próxima vez será mejor :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro, la experiencia es un grado :-P Besos!

      Eliminar
  15. Bueno, leyendo lo primero parecía que todo 10 y luego veo que hay de todo, como en todos lados. Quedemonos con lo bueno y la experiencia.
    Eso sí, me falta la foto de tu vestido ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que haber de todo porque si no, sería mentira :-P Cuando saquen las fotos (parece que en enero) prometo que os las pongo. Besos!

      Eliminar
  16. valiente!!! jajaja menuda experiencia! un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos nos estrenamos con un vuelo corto y no las 4:30 horas a Cairo. Besos!

      Eliminar
  17. Hola Drew!
    Llegué a tu blog a través de otro blog. Creo que la primera entrada que lei fue la del porte y después de investigar un poco decidí empezar por el principio y leerlo todo (y no es algo que suela hacer). Me ha llevado unas semanas en las que he estado bastante enganchada y no me arrepiento: me he emocionado (yo que no soy especialmente amiga de los animales no pude evitar emocionarme con las entradas sobre Rei, Bas y Oso), me he indignado con los que os ha pasado a vuestra vuelta a España, me he reído ... en fin, que he disfrutado.
    En algunas cosas me he sentido identificada contigo (llevo 10 años viviendo expatriada en Alemania y tengo un peque de 7 meses) y en otras no tanto, en particular en cosas relacionadas con la maternidad, pero lo que tengo claro es que seguiré leyéndote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Libe, bienvenida!

      Hay que tener muchísima paciencia para leerse las 400y pico entradas, te lo agradezco de veras.

      Aquí también estamos para debatir así que ya sabes, tienes vía libre.

      Espero que te vaya muy bien en Alemania, yo tengo muchas ganas de volver de visita. Muchos besos!

      Eliminar
  18. Despues de leer las cosas buenas he pensado... que bien le salio todo de forma estupenda.... pero luego con las malas... me he quedado mal sabor de boca.... Lo tenias que haber escrito al reves, y asi nos quedamos con la buena sensacion de las cosas buenas... Porque esas son las importantes!!!
    Me alegro un montón de que hayas sobrevivido a todo!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que hasta de lo malo hay que reírse y esto no iba a ser menos. Besos!

      Eliminar
  19. lo bueno sobrepasa con creces lo malo, y eso... es bueno! xD

    ResponderEliminar